BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

De cumpleaños

Hoy hemos estado en el segundo cumpleaños de mi sobrina. Como viene siendo habitual en nuestras grandes urbes, en un parque de bolas. Lote completo: bolas, merienda, tarta, y regalito a la salida. Se lo han pasado realmente bien los dos.

Julia y sus dos primas que también tienen dos años, encantadas con la atención y ayuda para avanzar por el parque de bolas de otras dos niñas de ocho y nueve años. Es bonito ver a esas niñas les gusta y se divierten responsabilizándose de las pequeñas y a las de dos años felices con sus amigas mayores. Dentro de no mucho, cuando unas tengan 13 años y las otras 5 o 6 dudo que suceda igual.

Jaime también ha disfrutado. Sensorialmente es muy estimulante para él el entorno de un parque de bolas, lleno de sitios por los que trepar, lanzarse, reptar y delizarse. Y además también disfruta de la cercanía de otros niños. Aunque a veces se tapa los oídos o busca un refugio tranquilo si el barullo le abruma, la mayor parte del tiempo está triscando tan contento, sonriendo al cruzarse con otros niños. Hace dos años apenas aguantaba media hora en un parque de bolas, menos incluso si había mucho jaleo.

La verdad es que Jaime no acude a muchos cumpleaños al año: el suyo, el de su hermana, sus dos primas y dos de viejos amigos nuestros que tienen niños pequeños. Seis en total. Me consta que otros niños de su edad, que ya van al cole, tienen celebraciones constantemente. Sobre todo si tienen cierta popularidad en el cole y son invitados con frecuencia por sus compañeros.

Por lo que he visto y oído es habitual que los padres impongan a los niños un número tope de invitados a su cumple: 6, 8, 10… y ellos deciden a quien invitar de sus 20 o 25 compañeros de clase.

A Jaime no le han invitado nunca. Algo que no me preocupa ni molesta, me parece lo más normal. Probablemente yo tampoco hubiera invitado a los cinco años a un niño de mi clase con autismo. Los hay más divertidos, no vamos a engañarnos. Además, como no vamos a llevarle ni a recogerle tampoco tengo una relación especialmente íntima con los padres de los niños que van co Jaime al cole. Y nosotros, dado que su cumpleaños es en agosto nunca hemos invitado a ningún compañero.

Pero siempre recuerdo un foro en el que participaba y eran varios los padres y madres de niños con autismo que llevaban fatal que a sus hijos jamás les invitasen, sobre todo si ellos estaban invitando a niños del cole. Me acuerdo de alguno que celebró la primera invitación recibida con una ilusión enorme.

Tengo curiosidad, sin perder el sueño por ello, por saber qué sucederá con Julia cuando comience en el cole al año que viene. Y lo que pasará con Jaime cuando pase a estar escolarizado en un centro específico para niños con autismo.

36 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Marta

    Seguramente el año que viene, sea el propio colegio el que haga un dia especial para celebrar el cumpleaños de sus alumnos (todos a la vez, o cada día uno), es una buena forma de ver como van evolucionando y reaccionando los niños. O quizas podrías hacerlo tú, ya que tu ves que él va disfrutando cada vez más de los parques infantiles.

    Aunque no reaccione igual que la niña, creo que no hay que hacer diferencias entre ellos.

    17 noviembre 2011 | 08:53

  2. Como dice Marta, igual en el cole de Jaime lo celebran el dia de su cumpleaños haciendo en clase algo especial. Yo conozco algunos colegios que el ultimo dia de mes celebran el cumpleaños por la tarde de los niños que han cumplido años ese mes y me parece muy interesante, los papas de esos niños se ponen de acuerdo para llevar la merienda y los niños se lo pasan estupendamente. Asi lo celebran todos juntos, no hay discriminacion de si me han invitado o no me han invitado, y lo hacen en el mismo cole, asi los papas de los niños no los meten a todos en una casa, que en los tiempos que corren hay que reconocer que las casas no son muy grandes.

    http://mismellizosprematuros.blogspot.com

    17 noviembre 2011 | 09:27

  3. Dice ser una madre

    En mi humilde opinión, es mejor no pensar demasiado en el futuro. Sobre todo si te preocupa. No merece la pena sufrir por algo que, si finalmente ocurre, te hará sufrir en ese momento otra vez, y si no llega a ocurrir, te habrá hecho pasarlo mal en balde…
    Claro que es muy fácil decirlo, pero luego ponerlo en práctica (hablo por mi misma).

    Respecto a los cumpleaños… Eso depende de cada niño. En nuestro caso te puedo contar que mi hijo no tiene deseo de montar una gran celebración. Simplemente no lo disfruta. No lo echa de menos. Así que yo he dejado de sufrir por ello. Lo celebramos con la familia y él también lo celebra en su clase con sus compañeros. Si eso es lo que él quiere, ¿por qué obligarle a hacer otra cosa, aunque sea lo que hacen la mayoría de los niños?

    Como madre de un niño con SA, he aprendido (o estoy aprendiendo) a asumir y respetar la forma de ser de mi hijo. Por supuesto que intento integrarlo, animarlo,que juegue… pero sin forzarlo demasiado. Él tiene su manera de jugar, su manera de expresarse y relacionarse. Y creo que debe crecer sabiendo que nosotros (sus padres) aceptamos, respetamos y apoyamos todo lo que él es (y que además no puede evitar ser) y, sobre todo, que estamos orgullosos de él…. ¿Por qué te cuento este rollo tan largo? Mira, he visitado muchas veces los foros de chicos ya más mayores con Asperger, para ver cómo se sienten, qué piensan, para tratar de entenderlos mejor. Y muchas veces he leído que les dolía mucho que sus padres (con su mejor intención) les recriminaran continuamente sus manías o sus estereotipias, y les obligaran a hacer demasiadas cosas que ellos no deseaban simplemente porque era “lo normal”…

    Y es que ser madre (y padre) es complicado… Pero cuando se tiene un hijo con dificultades, lo es aún más…

    Perdona si me he extendido demasiado… Un saludo.

    17 noviembre 2011 | 10:38

  4. Dice ser marta

    Se me han saltado las lágrimas con tu artículo de hoy, no me puedo creer que haya padres con una crueldad tan extrema como para no invitar a otro niño por algo así…..

    17 noviembre 2011 | 11:37

  5. Dice ser Cris

    Soy madre de una nena de poco más de 3 años y estoy esperando otro. Mi cumpleaños es en Agosto y creo que la primera vez que lo celebré de verdad, en mi día y con mis amigos, fue cuando hice los 21. Mi hija los hace en Julio y hasta que no cumplió los 2 años no me planteé ningún tipo de celebración (antes de tiempo, por supuesto). El caso es que, dado que iba a la guarde y tenía cierta relación (aunque no demasiada) con algunas mamás, me decidí a hacer una fiesta que pude organizar en un parque de los de toda la vida, con mesas plegables, tortilla, sandwiches, chuches… Fueron unos 7 amiguitos, con los que ella más relación tenía y, aunque al principio mi marido me dijo que era un poco “arriesgado” porque los papis apenas se conocían entre ellos, resultó ser un éxito. A partir de entonces, las mamis hemos establecido un vínculo muy bonito que se ve apoyado, por supuesto, por el que tienen nuestros hijos entre ellos.
    Cuando Lucía hizo los 3 años, su fiesta fue mayor (también en un parque) porque vinieron más amigos pero al final los que quedamos somos los de siempre.
    Digo todo esto porque creo que son ellos mismos quienes al final eligen sus vínculos y tarde o temprano se integran e integran a los demás.
    En el caso de Jaime, estoy convencida que tarde o temprano (más pronto de lo que imaginas) encontrará su grupo de amigos, al igual que lo hará Julia. Porque los niños son muy honestos y no hacen distinciones entre ellos por las dificultades de los demás, se rigen por algo mucho más bonito que es el cariño que se tienen, y miran las virtudes y no los defectos. Tienen una pureza que les hace ser sanos de alma.

    17 noviembre 2011 | 12:14

  6. Dice ser Elmorea

    Alegrate. Yo veo a mis sobrinas, y tienen una agenda más apretada que el Rey y ademas salen por una pasta a sus padres, que tambien tiene la agenda igual para llevarles y traerles. Esa costumbre es absurda. Antes llevabamos una bolsa de caramelos al cole y a correr. Mas sensato.

    17 noviembre 2011 | 12:34

  7. Dice ser isabel

    En la escuela de mi hijo , si pretendes que repartan invitaciones para un cumpleaños tienes que pensar en invitar a todos los niños de la clases sin excepcion, porque sino no se reparten.
    En la escuela de mi hijo casi cada año hay un niño , que a veces no acaba ni el curso, que viene de un centro cercano donde tienen niños que no pueden vivir con sus familias por mil causas.solo faltaria ya discriminarlos mas .Casi todas las madres que organizan cumples lo hacen asi , tanto si lo celebran en casa en un chikipark o en un mac donnalds

    Otra cosa es que las mamas o papas , lo hagan de forma mas particular llamado o enviando un correo…que lo hacen.

    Yo no he celebrado de momento el cumple del niño con los amiguitos porque dispongo de poco espacio en mi casa y en un chiquipark para tantos es un dineral.

    Se de escuelas que los padres lo organizan quedando una vez al trimestre para celebrar “los cumples ” y cada uno se paga el chiquipark y entre todos se hace un regalito a los afortunados: un cuento, unos colores….

    Tambien conozco padres de otras escuelas , que segun cuando cae el cumple o el tiempo que hace lo celebran con una merienda en un parque publico o en la playa una mañana , cosa bien barata y ellos disfrutan un monton ( aqui pueden acudir un monton, porque unas bolsas de patatas y ganchitos , y unos zumos, con un bizcocho casero no es una ruina )

    En el caso de mi hijo tiene un amiguito con el que se lleva muy bien que hace los años antes de empezar la escuela en septiembre y siempre celebra su cumpleaños yendo al zoo con varios compañeros de clase.El amiguito desea invitara mi hijo y este desea ir muchisimo pero…es la mama quien decide quien va en funcion de la buena o regular amistad que mantiene con algunas madres o padres…

    Que lastima que discriminen a tu hijo de esa forma…Los padres somos a veces tan bobos….

    17 noviembre 2011 | 12:41

  8. Dice ser mari mar

    Creo que has dado en la clave al comentar que mantenéis poca relación con los otros padres.
    Por lo que he podido comprobar, nuestras “relaciones” con los adultos de su alrededor, son ,si no determinantes , muy influyentes para sus “compromisos sociales”.

    Lo que sí me parece un poquito cruel, cuando los niños reparten en clase las invitaciones típicas de los cumples, delante de las narices de otros niños a los que no van a invitar………están los pobres, ahí, esperando…..ay¡, me la dará o no?……………En fin, creo que nos compite a mosotr@s, hacerlo de forma natural,pero con un pelín de confidencialidad.

    17 noviembre 2011 | 13:02

  9. Dice ser Massima

    Pues me parece muy mal por parte de los papás de la clase de Jaime. Mi hija acaba de cumplir 5 años, le hicimos el cumple e intentamos ponerle un tope, que al final ha quedó en 17 niños. La verdad es que ella quería que viniese toda la clase así que al final hemos sido los papás los que hemos tenido que descartar. En clase hay un niño con necesidades especiales y te aseguro que desde el principio estuvo en la lista y, por supuesto se sentó junto a mi niña en la merienda y en la tarta.

    17 noviembre 2011 | 13:03

  10. Dice ser Massima

    En los cumples de mis hijas las invitaciones nos las damos entre los padres, nunca delante de los niños para que ninguno se sienta mal.

    17 noviembre 2011 | 13:05

  11. Dice ser isabel

    ya Massima eso esta muy bien…

    pero quiza por infraestructura , espacio fisico y gasto quiza no se pueda invitar a 25 niños ( son la media mas o menos por clase en una escuela publica )..pero piensa que al dia siguiente o al lunes siguiente seguiran unos cuantos sintiendo excluidos sin saber muy bien porque…

    Mi opinion es que normalmente son los adultos los que deciden quien va o no, cuantos niños, si se celebra con amiguitos , en familia o yendo al cine…Mas a edades tan tempranas…

    Seguramente el afortunado prefiriria una bolsitas de patatas y unos zumos, aun cuando estuvieran todos de pie o sentados en el suelo una horita y que pudieran venir todos.
    Ellos son muy generosos , y muy cabales

    17 noviembre 2011 | 13:32

  12. Dice ser vero

    Marta, que ingenua eres (con todo respeto eh?) como no van a discriminar a un niño con autismo si todavía hay padres que no invitan a ciertos niños porque son extranjeros (claro si son latinos o africanos porque si es alemán o británico le hacen ovaciones) o morenitos de áfrica , lo he visto con mis propios ojos, la gente es mas miserable de lo que puedas imaginar, como siempre ocurre con las cosas malas, la realidad supera la ficción.

    17 noviembre 2011 | 13:34

  13. Dice ser mari mar

    Si yo tuviera un niño con necesidades especiales, CREO, (y digo creo,por que es muy difícil meterse en la piel de estas madres), que preferiría que lo tratasen como a los demás, ni mejor ni peor.

    17 noviembre 2011 | 13:38

  14. Dice ser cómo?

    Esto…cunado habl’ais de dar las invitaciones…os referís que se hacen invitaciones con tarjetitas y todo? hasta eso ha llegado la estupidez? yo estoy con elmorea, la bolsa de caramelos y no más tonterías, por favor…

    17 noviembre 2011 | 13:44

  15. Dice ser isabel

    PUES CLARO QUE HACEN INVITACIONES¡¡¡¡¡¡…

    no tanto los niños pero las niñas , pues claro que si, unas tarjetitas con imagenes de personajes y princesas…Me imagino que la mama decide quine vendra y despues se reparten en el cole…

    Como digo en la escuela de mis hijos si se pide repartir invitaciones dentro de la escuela se invitan a todos…

    Al niño con la piel oscura , al que han adoptado y viene de fuera, al que esta en un centro de acogida, y al que tiene una necesidad especial., al timido o al trasto..Me parece una gran forma de hacer las cosas..

    como a la hora de repartir caramelos para sus cumples , una chuche por niño sencilla y facil, si se llevan bolsas solo se repartira una cosa por niño..y como dicen no es obligatorio.

    Viva la sensatez

    17 noviembre 2011 | 13:53

  16. Dice ser Wewe

    Mi ópción es llevar un detalle a cada niño o una merienda mañanera para que todos de esa manera el cumpleañero pueda disfrutar con todos los niños de su clase el cumple.
    Mi hijo tiene cuatro años.
    ¿El problema? Este año ya le han empezado a invitar a cumpleaños en casa, parque de bolas… y él ha visto la mecánica de recibir regalos y demás. Ahora pregunta continuamente por su cumpleaños porque quiere ser el protagonista de todo ese tinglado.
    Me resulta un problemón ya que no me veo con ánimo (económico, anímico…) de invitar a casa, bolas o lo que sea a 24 niños (y sus respectivos padres) ya que a estas edades no están definidos los mejores amigos y no es cuestión de discriminar así por así.
    Realmente no sé que haré cuando llegue su cumple.

    17 noviembre 2011 | 14:10

  17. Dice ser familia viajera

    Con experiencia de tres hijas ya algo mayores, opino que cuando los niños son pequeños “mandan” mucho las relaciones entre los padres pero cuando crecen hay que dejarles libertad para escoger sus amistades.
    Con los cumpleaños lo mismo: al crecer es lógico que elijan a los invitados pero siempre con educación y discreción. Con los compañeros de clase hay que saber convivir pero no tienen que ser amigos del alma todos. A los adultos tampoco nos caen bien todos los vecinos que nos han tocado o todos los compañeros de trabajo. (Más que obligar a que nuestros hijos inviten a todos de la clase a una fiesta, hay que animar a que se aproximen y que conozcan a todos y que den una oportunidad a la amistad.)
    Una historia sobre Aspergen: En la clase de mi hija de 14 años hicieron un intercambio con Inglaterra y vino un chico con el síndrome. Fue complicado pero, a mi parecer, valiente por parte de la familia y muy educativo para los chavales. Con voluntad se puede con muchas cosas.

    17 noviembre 2011 | 14:10

  18. Dice ser antonio larrosa

    Me encantan los cumpleaños , sobre todo los de los pequeños, los de mis nietos que son admirables y divertidos.

    Clica sobre mi nombre

    17 noviembre 2011 | 14:28

  19. Dice ser Inés

    En el cole de mis hijos los profes solo reparten invitaciones si se invita a toda la clase (lo cual me parece muy razonable).
    ¿Pero qué termina ocurriendo? Que muchos padres invitan a toda la clase con tal de no molestarse en enterarse de quiénes son los padres de los amigos de sus hijos y darles la invitación.

    Yo no creo que las relaciones de los padres deban “mandar” a estas edades. Los niños tienen preferencias, ¡vaya si las tienen!. Lo que hay que hacer es enterarse de quiénes son los amigos de tus hijos y quiénes son sus padres. En fin, lo lógico.

    Y me parece muy razonable lo que dice MR sobre las no-invitaciones a Jaime. No se le puede imponer a un niño que invite al niño “diferente” (en cualquier sentido, raza, color, discapacidad,…) si no es su amigo. Hay que normalizar las relaciones desde pequeños. No puede ser que todos los alemanes te caigan bien, ni que todos los ecuatorianos te caigan bien, ni que todos los ciegos te caigan bien. Algunos te caerán mal y otros bien. A tus hijos, también.

    17 noviembre 2011 | 14:28

  20. Dice ser cómo?

    Inés, los niños pueden tener todas las preferencias que quieran pero ahí deben estar los padres para moderar. Evidentemente a un niño con 10 años no le vas a ‘obligar’ que le guste e invite tal o cual niño, pero niños pequeños, preescolares, no pueden ni deben ir imponiendo su criterio.
    Por otra parte, me extraña que los únicos invitados sean los del colegio según comenta aquí la mayoría, es que no hay amigos fuera del colegio?
    Los parques de bola los veo lógicos y prácticos, pero son una horterada, no sé si todos son iguales pero los que conozco yo dejan muy deslucidos los cumpleños pues, siempre hay siempre varios nenes celebrándolo a la vez, al final invitados de unos se mezclan con los de otro y llegado el momento de cantar cumpleaños feliz no sé sabe a quién corresponde. No me gustan nada.
    Tendré que preguntar a mis padres pero yo no les recuerdo con tanta ansiedad al celebrar mis cumpleaños y desde luego guardo muy gratos recuerdos de aquellas celebraciones y sin necesidad de tanta parafernalia.

    17 noviembre 2011 | 14:51

  21. Dice ser isabel

    yo celebraba el cumpleaños en casa , en el comedor.Unos bocatas de nocilla , unos de jamon , en plan bimbo una fanta , unas patatas y el pastel..Lo empece a celebrar con 8 años mas o menos y ya tenia mis amigas.Iba a un cole solo de niñas ….

    mis padres jamas me dijeron a quien invitar .Venian 6 o 7 niñas a la salida del cole.Una me regalaba un cuento, la otra unos colores, alguna una muñeca…….Merendabamos , poniamos unos casetes , bailabamos y a las 7 y media cada una a su casa.

    En tres dias celebramos cumples dos amigas y cada una hacia su fiestecita en casa….Mi amiga Olga ponia membrillo en su merienda , que ami no me gustaba nada pero a ella si.

    No solia hacer grandes fiestas con abuelos, primos, ni tampoco recibia grandes regalos pero recuerdo los besos de muchas compañeras y los estirones cariñosos de mi padre en mis orejas..

    Quiza todo era mas sencillo……….o no

    17 noviembre 2011 | 15:04

  22. Dice ser maria

    Cuando yo era pequeña lo mas que se hacia con 3 4 años era dar caramelos en clase, y como yo cumplo en verano ni eso. Ni siquiera recuerdo mis cumpleaños hasta los 7 u 8 años asi que ni se si me hicieron fiesta o no, como ves no tiene mucha importancia, si es probable que ni lo recuerdes. Ahora la gente celebra los cumpleaños hasta a niños de 2 años de una forma exagerada y gastandose un dineral.

    17 noviembre 2011 | 15:19

  23. Dice ser Bea

    El colegio al que van mis hijos cede las instalaciones (el comedor y el patio) para la celebración de los cumpleaños y la empresa que prepara la comida se hace cargo igualmente de la merienda, así que por poco dinero todos los niños de la clase están invitados a los cumpleaños y el que no quiere no acude.

    Por lo demás, estoy de acuerdo con Marta.

    17 noviembre 2011 | 16:28

  24. Dice ser Cristina

    Hola, yo soy una niña de 15 años y recuerdo perfectamente mis cumpleaños de cuando era pequeñita.
    Me acuerdo de los primeros, de cuando estaba en preescolar y lo que hacía era llevar una tarta a clase y todos me cantaban cumpleaños feliz, luego la profe nos pintaba la cara o nos hacía alguna tontería. Mi madre le daba la cámara de fotos a mi profesora y ella misma nos hacía alguna que otra foto. (creo que esto es lo mejor a estas edades, porque es económico y participa toda la clase)
    Luego cuando pasé a primaria, los primeros años invitaba a toda mi clase a los cumples, puesto que te llevas bien con todos, sueles ir más con las niñas (si eres niña) o más con los niños (si eres niño) pero igualmente invitaba a todos, solíamos ir a un parque de bolas y tengo unos recuerdos impresionantes de mis cumples. Pero jamás decidió mi madre a quien tenía que invitar.
    Si que es verdad, que conforme me iba haciendo mayor y se iban definiendo mis amigos invitaba solo a esos. Y en cuarto de primaria dejé atrás los parques de bolas e invité a mis 6 amigas a dormir a casa, y la verdad es que eso es lo que más me gusta y sigo haciendo. Unas pizzas, buena música, colchones por el suelo y toda la noche hablando.
    En cambio, mi hermano con 17 , cumple en verano y ha celebrado muy poquitos cumpleaños.
    Con esto quiero decir que no es igual en unas personas que en otras lo de los cumpleaños, que cada uno es de una manera y pienso que los padres no son los que deben decirdir, si no los hijos.

    17 noviembre 2011 | 16:43

  25. Dice ser Sandra

    Sí que es triste que tu hijo nunca sea invitado, te lo digo porque estoy viviendo con el mío lo mismo que tú. Tú intentas que le quieran y le traten como a cualquier otro niño pero cuando llegan estos momentos compruebas que no es así. Y duele. Mucho. ¿Sigues pensando en escolarizar a Jaime el año que viene en un centro especial? ¿No merecería la pena intentar en otro cole ordinario con aula de TGD?

    17 noviembre 2011 | 17:35

  26. Dice ser Inés

    como?,tienes hijos? Deduzco que no por tu comentario y me “encanta” que gente sin hijos dé consejos y siente cátedra.
    Para el próximo cumple,si te parece,invito a todos, menos a los amigos de mis hijos. Lo que hay que leer…

    17 noviembre 2011 | 21:55

  27. Dice ser anonimo

    Es un tema muy desagradable que no inviten a tu hijo a cumpleaños porque tiene un problema. yo lo he pasado mal viendo como delante de mi hij@ (necesidades educativas especiales) repartían invitaciones de cumpleaños a la salida de la escuela.
    Sólo en tres ocasiones l@ han invitado, y lo he agradecido muchísimo.
    A los padres no les gustan los niños “diferentes”, es así, lo de la integración no me lo trago. Lo sé por experiencia. Ahora ya es algo más mayor, está en primaria y las cosas van mejor. Pero no olvidaré su paso por educación infantil, por el mal recuerdo que me dejó. Hizo educación comnpartida con escuela especial en 2º y 3º de infantril, y en la escuela especial, encontré un ambiente mucho más familiar, de padres que vivían lo mismo que yo. Estuvo en compartida hasta 1º de primaria, y dejó en la EE amig@s de los que aún se acuerda. Un saludo

    18 noviembre 2011 | 07:30

  28. Dice ser Sara

    En el colegio demis hijso nos e reparten invitaciones las tienes que dar tú fuera. La clase de mi hija mayor celebra ls cumpleaños por trimestre en un parque de bolas, cada uno ponemos 10 euros y se les hace un regalo y lo que sobrap ara ayduar al os padres apagar la merienda. Participan todos los niños de su clase sin excepción. A mi personalmente mep arece que elr galo sobra, con al merienda especial y el aprque es suficiente, pero cuando mi hija empezó en ese colegio el sistema ya estaba instaurado en esa clase por descisión de los padres. Yo no puedo meter en casa a los 25 niños ni pagar yo sola un parque así que esa opción em aprece buena. Tampoco em parece mal que sean los niños los que decidan a quién invitar, al fin y al cabo si recordamos nuestros años mozos no hubiéramos invitado a toda la clase a nuestro cumpleaños no? yo entonces lo veía dsde lojsode niña y tenía mis amigas dentro de mi clase, ahora lo veo con ojos de madre y me crea desazón invitar a unos sí y a otros no.

    18 noviembre 2011 | 09:21

  29. Dice ser Dora

    Probablemente yo tampoco hubiera invitado a los cinco años a un niño de mi clase con autismo. Los hay más divertidos, no vamos a engañarnos.

    Esto no lo dirás en serio? o te refieres solo a Jaime porque esta más afectado? conozco muchos niños de 5 años con autismo que son mas divertidos que ninguno, bien integrado con sus compañeros y a los que invitan a sus cumpleaños.. Por favor no generalicemos que por ahi vamos mal.

    18 noviembre 2011 | 13:26

  30. Dice ser c

    Madre reciente, te dejo un enlace de un proyecto que con mucho empeño ha puesto en marcha una conocida mía:

    http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1002712

    18 noviembre 2011 | 13:47

  31. Dice ser Cris

    Discrepo en algunas cosas de las que he leído… De acuerdo que cuando nuestros hijos son pequeños, por supuesto que influyen las relaciones que tenemos los padres pero yo hablo de mi caso particular. Cuando mi hija cumplió los 2 años invitamos (o invité, como queráis) a sus “amiguitos”. Porque aunque ella era pequeña, sabía distinguir perfectamente sus preferencias. Como dije en el comentario anterior, la relación entre los padres era muy poca pero yo sabía que con esos niños ella congeniaba muy bien porque me he preocupado siempre de hablar mucho con su tutora de la guarde. Y ella los tenía presentes siempre. A partir de esa primera celebración de cumpleaños, es cierto que la relación entre nosotros los adultos se afianzó mucho.
    Este año, cuando ha cumplido los 3, al ser más mayorcita, tenía más amiguitos en la guarde y quiso que vinieran muchos más niños. Creo que al final fueron unos 17 ó así (más luego los papis). Os recuerdo que dada la fecha (Junio) lo pude celebrar en un parque público, mejor dicho, en un merendero público. Yo no tenía mucho trato con muchos de los padres, el justo de vernos por la guarde, y aún así invité a quien mi hija quiso, independientemente de mis afinidades.
    Hay que ser realistas, no podemos pretender que los niños se lleven bien con todo el mundo. Coincido con quien ha dicho que lo que tenemos que intentar es que ellos se abran y conozcan a los demás niños sin discriminaciones, pero como todo en la vida, ellos congenian mejor con unos que con otros, y no creo que tengan que ver las discapacidades o dificultades (por lo menos, de momento siendo tan pequeños). Mi hija por ejemplo, es muuuuy tímida pero sus amigos la adoran. Los niños se hacen querer y da igual si hablan más o menos, juegan más o menos, etc.

    18 noviembre 2011 | 14:56

  32. Dice ser Renting coches

    muy chula la tarta

    18 noviembre 2011 | 16:39

  33. Dice ser mari mar

    pues claro que “filtran”, pero desde muy muy pequeños.

    Todos lo hemos hecho.

    18 noviembre 2011 | 17:08

  34. Dice ser Taramasalata

    Pues yo, que todavía no tengo hijos (tengo 24 añitos) sólo puedo dar la visión de cuando yo hacía mis cumpleaños. Y la verdad, es que era todo un poco más sencillo de las vueltas que se le está dando en post anteriores (como dice isabel, a lo mejor menos sencillo). Mientras fui pequeña, una tarta, con mis padres y algunos amigos de mis padres con niños de mi edad (es decir, mis amigos de fuera de la guardería) con los de la guardería no tenía “amistad” sino relación de compañeros, no los echaba de menos en algo que para mí era muy familiar. Cuando empecé el cole, invitaba a unos poquitos, a mis amigos, a los mismos con los que salía al patio, o con los que me pasaba todo el día, y les daba invitaciones (me ha hecho gracia lo de que se piense que las invitaciones son una complicación de ahora… yo aún recuerdo el olor de las invitaciones, en paquetes de 10, super característico, normalmente con una ilustración de tipo fábula, un conejo con una cesta, o un pato con un sombrero), yo llevaba las invitaciones al recreo, las repartía, y muchos de los niños ni se enteraban de que no los invitaba, no creo que sea tan horrible no ser invitado a un cumple con 6 o 7 años… ah, y por cierto, entre esos amigos, tuve, durante 3 años que estuvo en mi clase, a una niña discapacitada, que era encantadora, y a la que le caí en gracia, y siempre venía conmigo. mis amigas no le tenían mucho cariño, pero era mi amiga, y estaba invitada a mi cumple todos los años. A esos niños de clase (5 o 6?) se les añadían mis amiguitos de fuera, sobre todo hijos de amigos de mis padres, pero sólo aquellos a los que yo quería invitar.
    Y hacíamos fiesta de bocatas de nocilla y mediasnoches de jamón y queso, globos, y correr por el pasillo (ni siquiera los vecinos eran tan pesados como ahora). Tengo muchas fotos de esos cumpleaños, y los recuerdo con mucho cariño, y estoy segura de que ningún niño que no invité se acuerda de que no lo invité, creo que ahora se sobre protege un poco más de la cuenta (y lo veo en primos y sobrinos pequeños) y antes era todo un poco más fácil… o no?

    20 noviembre 2011 | 11:15

  35. Dice ser Zaragozana

    Pues en la clase de mi hija se hace un cumple trimestral, con todos los que han cumplido años ese trimestre y van todos, o casi, que afortunadamente se llevan bien y se lo pasan genial. Suele ser en un parque de bolas de esos, pero en todo caso, los padres de los que cumplen años lo organizan a su modo.
    Cada padre/madre paga la entrada a su hijo y los padres de los cumpleañeros compran un detalle para sus hijos/as, para todos lo mismo.
    Y estupendamente, me parece una buena opción.

    21 noviembre 2011 | 22:00

  36. Dice ser zonausuario

    Mi hijo cumplirá 5 años en diciembre y lo celebraremos en el Mac Donalds con toda la clase. No sé si se la lleva bien con uno o si menganito le ha pegado, hemos pedido la lista a la profe. Compartirá con todos y esta muy felíz. Yo trabajo de 9 a 6 y no conozco a las madres y/o padres de ningún niño y problema de ellas si quieren llevar a susu hijos al cumple. Nunca me he enterado de las fiestas de los demás niños y solo lo han invitado a un cumple de un niño que también lo hizo para toda la clase, solo una vez que he ido por él, X nño que no distingo y en este momento no recuerdo, dijo en voz alta a su madre ¨Y Samuel?¨, supuse que era algo de una fiesta y que su madre le diría que no :D, pero hicimos caso omiso y salimos para la casa. Y por este echo, no se nos ha pasado por la mente no invitar a este niño, además que ni lo recuerdo 😀 :D..vamos que no lo podemos omitir.

    Mi hijo aún no se entera muy bien de los grupos y a veces comenta que tal niño ha invitado a no se quien a su cumple, pero como que nos da igual porque la conversación no se extiende a mas. Y

    Igual pienso que es culpa de los padres, que diferencia hay entre invitar 17 e invitar 25?, o por los menos tratemos de ser un poco discretos. En el cole no se permite entregar invitaciones a unos niños y a otros no Llegará el año en que el niño empezará a mostrar preferencia por unos compañeros si y por otros no, pero hasta el momento no. Además es que no me veo, como vieja ridicula en la puerta del cole con unas invitaciones y filtrando a quien invitaré y a quien no, y que mi hijo me diga a X niño y yo le tenga que decir que no. Vamos!!!!que hay muchas formas de comunicación y no hay necesidad de generar envidias y desilusiones entre los niños.

    El día que no podamos permitirnoslo, seguro compartiremos unos chuches con todos los niños y si llega el momento de invitar a solo un grupo, seguro lo haremos discretamente.

    Es que no se le debe hacer a nadie lo que no nos gustaria que nos hicieran a nosotros. Y es verdad que a toda madre le molesta que le hagan a un lado a sus hijos, pero no es cuestión de preocuparse son cosas que los fortalecerán y los ayudarán a crecer y seguro encontrarán sus mejores amigos, porque los amigos no se los imponen los padres.

    24 noviembre 2011 | 13:36

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.