BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

La importancia de transmitir tolerancia a nuestros hijos

Un comentario a una vieja noticia de Público decía:

Hay que enseñar TOLERANCIA a los niños desde que tienen uso de razón, y que sepan que a lo distinto no tiene por que ser mejor que lo que ellos creen habitual o normal.

Y no puedo estar más de acuerdo. Los padres recientes tenemos una responsabilidad tremenda en ese sentido.

Yo intento transmitir tolerancia. Por eso entre otras cosas no consiento en nuestro entorno insultos como “maricón” bajo ningún concepto.

Para entender de lo que estoy hablando hay que saber a qué noticia me refiero, en la que un activista homosexual rememora lo dura que fue su infancia por culpa de otros niños.

Os dejo aquí un fragmento.

“Aún hoy cuando me encuentro por Talavera con determinadas caras se me hiela la sangre. Ellos ni se acordarán de cómo le hicieron pasar su niñez a un chaval cuyo único delito era ser demasiado femenino a mediados de los ochenta. Arcadio, Paquito, Serafín, Santi… Ellos, sin ser conscientes, intentaron que ese niño inocente fuera gregario, como los demás, y no se saliese de esa sociedad uniforme.

Ese Rubencín que no entendía nada, sólo que no era igual que los niños de su clase, se iba aterrado a la salida del colegio. Los golpes, las patadas y las burlas en grupo eran una pesadilla. Maricones no, yo no comparto pupitre con seres como tú’, eres una niña’. Una pesadilla que era una vergüenza contar en casa, que mis padres supieran que su hijo era el maricón del colegio.

Un día Serafín cogió un cigarro y mientras me lo apagaba en la mejilla me mandó que no fuera tan maricón’. Y recuerdo mi ignorancia el día que murió Rock Hudson (1985, yo tenía 6 años) y se habló de que era gay y yo pregunté que qué era eso. Mi madre me respondió que era un hombre que se iba con hombres. ¡Qué equivocados están los niños de mi colegio!’, le contesté a mi madre, porque yo siempre estaba con chicas y me llamaban maricón.

No ya por que nuestro precioso niño de dos, tres o cuatro años pudiera ser el acosador de un niño. Es que hay que pensar que nuestro precioso niño también podría ser el diferente (gafotas, bajito, malo en deportes, con granos, simplemente demasiado listo…) y por tanto acosado.

Y esto ya es muy mío, pero de verdad os digo que creo que me sentiría peor si mi hijo resultara ser un acosador que un acosado.

Para acabar os dejo con un vídeo espléndido que ya había sacado hace bastante en el blog.

51 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gema

    Gran post y gran video, realmente los niños solo imitan lo que ven a sus adultos más cercanos, y si les enseñamos violencia, desprecio y les inculcamos que lo diferente es malo, los niños lo harán igual, porque cuando son pequeños no se dan cuenta, ni siquiera es una opción posible el que sus padres estén equivocados o estén haciendo algo mal. Si todos educaramos en valores, en el respeto y la tolerancia, no estarían pasando muchas cosas que estamos viendo ahora en adolescentes; palizas, desprecio a los compañeros, a inmigrantes o profesores, adolescentes asesinos o violadores… mucha culpa de estas conductas, la tienen los padres y la educación que se da a los hijos.

    26 junio 2011 | 13:52

  2. Dice ser Metamorfosis

    Mis hijos ya son mayores, y me siento orgullosa de haberlos educado en la tolerancia, no solo en lo general, sino en casos particulares y cercanos. Uno de los mejores amigos de mi hijo, y también de mi hija, a quien yo quiero como si fuera de mi propia familia, es gay, y ellos jamás le han insultado, le han apartado ni mirado mal. Muy al contrario. Ese chico es lo más simpático que puedes echarte a la cara, y nos encanta hablar con él, bromear con él, es mejor persona de lo que muchos heteros podrían llegar a alcanzar. Si en algo hay que distinguir, distingamos entre buenas y malas personas, y apartémonos de los que nos obligan a hacer lo que no queremos hacer, no de las buenas personas, independientemente de que le gusten los de su mismo sexo o los del otro.

    26 junio 2011 | 14:01

  3. Dice ser Superwoman

    La pena es que no solamente aprenden en casa… SG ya me ha venido un par de veces del colegio con comentarios que desde luego no ha escuchado de sus padres y que me han dejado con los ojos como platos y reflexionando sobre como se puede ejercer esa influencia sin enfrentarte a ellos cuando son algo mas mayores…
    Por desgracia, creo recordar de un libro que lei hace algunos años (Genoma, de Matt Ridley… lo recomiendo bastante si os interesa la ciencia divulgativa) que se ha demostrado que la mayor parte de la influencia que se ejerce sobre la personalidad del individuo no la ejerce su familia, sino los colegas que elige durante su adolescencia… Pero bueno, espero que si tienes una familia positiva, tolerante y que te apoya, tienes tambien muchas mas posibilidades de caer en el grupo de amigos adecuado.

    Un supersaludo

    26 junio 2011 | 17:48

  4. Dice ser badass

    ¿Todavía por aquí madrereciente? Y yo que creía que habías muerto…

    26 junio 2011 | 19:32

  5. Dice ser Martola

    Totalmente de acuerdo con el post de hoy.
    Una cosa que me llama muchísimo la atención, es el poco respeto que se tiene a las personas mayores.
    Cuando yo era pequeña, a una persona mayor se le dejaba pasar antes, se le trataba de usted y jamas se le menospreciaba, por no hablar de detalles como cederle el asiento en el autobus. Hoy por hoy he visto autenticas barbaridades en falta de respeto. Si no nos respetamos unos a otros, cómo vamos a inculcarlo a nuestros hijos?

    Lo que más rabia me da, es que en esta sociedad, es el acosador el que se sale con la suya.

    27 junio 2011 | 08:23

  6. Dice ser Martola

    Para ejemplo el comentario de “badass”.

    Por cierto totalmente de acuerdo con Superwoman! A veces se les queda más un detalle que observan en sus amigos que años de ardua educación familiar.

    27 junio 2011 | 08:25

  7. Muy bueno el artículo

    27 junio 2011 | 08:45

  8. Dice ser vivian

    “Y esto ya es muy mío, pero de verdad os digo que creo que me sentiría peor si mi hijo resultara ser un acosador que un acosado”.

    Estás segura? Has pensado en qué puede ser crecer aterrorizado por un enjambre de energúmenos que no buscan más que reirse de ti mientras te pegan e insultan? Sabes qué puede ser ir a la escuela sabeindo que hoy unas cuantas pesonas se pondrán en fila para pegarte, y tú no puedes escapar de esto? Sabes la huella que puede dejar esto para toda la vida? Sabes que puede significar un cambio de dirección sin vuelta atrás en la personalidad del acosado?

    En cambio para el acosador no son más que chiquilladas y de mayor ya ni se acuerda. Pero por qué? Porque fue así desde que nació o así lo criaron, lo tiene interiorizado.

    Claro que tampoco me pongo del lado del acosador, por supuesto. Pero no te decantes por el acosado tan a la ligera si no sabes lo que significa.

    27 junio 2011 | 09:53

  9. Estoy de acuerdo con lo que se ha dicho en otros comentarios sobre que muchas veces los niñoa aprenden de lo que ven en otros niños, y lamentablemente por muy buena educacion que se les de en casa lo que ven en el cole tanbien les afecta. Por eso siempre se ha dicho que las amistades hacen mucho en un niño…
    Los mios aun son muy pequeños para darse cuenta de las cosas, pero espero que cuando sean mayores sean respetuosos con todos, da igual que sean niños,personas mayores… por lo menos eso es lo que intentaremos inculcarles en casa, y espero que en el cole sigan esa misma linea…
    Respecto al post, yo no prefiero que sea acosado, y tampoco quiero que sea acosador, unicamente pretendo que sean dos niños normales, que hagan tranquilamente su vida y dejen hacer su vida a los demas.

    http://mismellizosprematuros.blogspot.com

    27 junio 2011 | 09:57

  10. Dice ser Gema

    Vivian, no estoy de acuerdo contigo, yo de pequeña fui una niña acosada, bueno, dentro de los límites de hace unos años que por supuesto que sé que no son los de hoy, yo era la niña gordita y con gafas, así que imaginate la sarta de menosprecios e insultos que tuve que soportar, es muy duro de recordar, pero voy a ponerte algunos ejemplos: intentaba portarme mal en las clases o no llevar los deberes hechos para que me castigaran sin patio, porque era un verdadero horror que llegara ese momento, ver que se formaban grupos para cualquier juego, y que siempre eras la última en ser elegida, e incluso escuchar al grupo que no le quedaba más remedio que elegirte decirle al otro que no les importaba jugar con uno menos y que si me querían que me fuera con ellos, o hacerme esguinces intencionadamente para no tener que hacer la clase de gimnasia, porque se reían de ti, incluido el profesor, que hace unos años no estaba mal visto, y porque sacaba mejor media de curso haciendo trabajos que las actividades físicas. Fue una época muy dura en la que rocé la bulimia por hacer caso a mis supuestas amigas que decían que así estaría más delgada y querrían jugar conmigo. No te voy a negar que fue una etapa durísima, que lo pasé realmente mal, y tampoco te voy a decir que se olvide o que no te deje huella, pero en ti y en tu familia que son los que de verdad te quieren, está el que esa huella sea para bien o para mal.

    Ahora, unos cuantos años después, yo tengo dos carreras enfocadas a la ayuda y la educación: maestra de educación especial y educadora social, elección que hice seguramente influida por esa niñez, de los niños y niñas que me acosaron en su día, poco sé de ellos, no me interesa, pero mi ciudad es pequeña, y de vez en cuando te los encuentras, puede que como dices, ellos olvidaran lo que te hicieron, porque ahora te ven y están deseando hablar contigo; Una, no terminó el bachillerato y está estudiando un módulo tras otro sin terminar ninguno mientras lo compagina trabajando en una fábrica, a otra me la encontré el otro día sirviendome el refresco que pedí en una terracita, otra, si sé que estudió una carrera, la que le gustaba a los padres y que estaba renegando porque no le gustaba su trabajo y que quería volver a empezar a estudiar, para hacer lo que a ella le gustara… Otros, seguramente por su puesto que harían sus estudios como yo y les irá la vida genial y tendrán todo lo que puedan desear, pero me imagino que como yo, habrán salido de nuestra ciudad de origen, porque a esos, no me los he vuelvo a cruzar.

    Así que sí, mi pasado fue horrible, mi niñez y adolescencia, para olvidar y no querer que se repita con nadie, pero no la cambiaría, porques es lo que me ha hecho ser como soy, porque seguramente esa experiencia me ha convertido en la mujer que soy ahora, con los principios que me rigen y con el respeto y tolerancia que inculco y transmito a todos los que se dejan aconsejar por mí. Ahora, visto desde la distancia del tiempo, tengo claro, que yo también prefiero ser acosada que acosador.

    27 junio 2011 | 10:26

  11. Dice ser Gema

    Y antes de que alguien se adelante, no menosprecio para nada a la gente que trabaja en fábricas, que compagina estudios y trabajo, o que trabaje como camarera en un bar, todos los puestos de trabajo son dignos, y necesarios, y tengo amigos que trabajan en todos esos lugares, igual que tengo amigos que tienen estudios y formación muy superiores a los mios, valoro a las personas por su calidad humana y no por su puesto de trabajo.

    27 junio 2011 | 10:29

  12. Dice ser educando

    Totalmente de acuerdo. Como todas las actitudes que tenemos ante la vida, la tolerancia se aprende por imitación y si queremos enseñarles a nuestr@s hij@s debemos practicarle; por eso en ocasiones es más complicado porque se nos escapan frases que tenemos en nuestro subconsciente. En todo caso si nosotros somos tolerantes también lo serán ell@s y lógicamente al reves.
    ¿Y que hago con mi hij@? ¿Cuantas veces te has hecho esta pregunta?
    Por eso hemos creado este blog, para ayudarte en el complicado proceso de educación de los hijos. Puedes tanto leer los artículos, como hacer preguntas y compartir opiniones con otros padres.
    http://yquehagoconmihijo.blogspot.com/

    27 junio 2011 | 10:49

  13. Dice ser mari mar

    Totalmente ceacuerdo, ” HAY QUE INCULCAR TOLERANCIA A NUESTROS HIJO”.
    El vídeo buenísimo.

    MR, no entiendo bien lo de …..”que a lo distinto no tiene por qué se mejor que lo que ellos creen habital…”

    Y sí, yo también (aunque los míos son pequeños) he preferido en ocasiones que les mordieran a a que mordieran éllos……….ésto aveces me ha hecho sentir mal, pero así lo he sentido.

    27 junio 2011 | 11:39

  14. Dice ser antimoñas

    Difíciles tiempos para inculcar tolerancia, pero sobre todo EDUCACIÓN y RESPETO, que últimamente, con estos padres “tan modernos” la cosa anda justita. Nunca vi tan mala educación y tan poco saber estar como en estos tiempos que nos ha tocado vivir. A veces, echar una miradita atrás viene bien.

    27 junio 2011 | 13:38

  15. Dice ser antimoñas

    No me gustan los tópicos: “…yo de pequeño era gordo y con gafas…”y la del remate”….yo tengo amigos gays….”. Para echarse a llorar y no parar. Y vivian tiene razón. Hay que educar a los niños para que no peguen, pero si les pegan, también es buena enseñanza el defenderse. No es lo mismo pegar que devolverla. No seamos tan “formales” y tan conformistas. La defensa es un derecho, qué carajo.

    27 junio 2011 | 13:45

  16. Dice ser Annie74

    A mi me da mucho miedo el no saber hacerlo bien. Desde luego que intentarlo lo intentamos, y claro que hay que inculcarles tolerancia.
    El video muy bueno.. son pequeños imitadores, y muchas veces no nos damos cuenta.

    http://lascosasdemipitufo.blogspot.com/

    27 junio 2011 | 13:46

  17. Dice ser Gema

    Igual es un tópico para ti, que debes ser alto y atléticos, pero sí, en los colegios, siempre había el alumno gordo y con gafas, y sí, en mi caso si era yo, de pequeña me dolía este hecho, ahora, estoy muy orgullosa de mi misma, admito los errores que cometí para intentar parecer más moderna e intentar encajar, pero me alegro de no haber seguido por ese camino y haber admitido mis diferencias y quererme con ellas, que no me costo poco, ahora, sigo estando gordita, y sigo llevando gafas, pero la autoestima la tengo por las nubes. Y sí, aunque antes no lo dijera, también tengo un amigo gay… será que algunos tópicos se cumplen….

    27 junio 2011 | 13:53

  18. Dice ser antimoñas

    Tópicos no, topicazos. Y me parece muy bien que esas cosas se superen. Y vamos a dar más normalidad. Me parece una tontería decir que alguien tiene un amigo gay. Es una demostración de tolerancia con reservas, la verdad. Yo no digo que tengo un amigo gordo, vaya. Empecemos por nosotros mismos a ser tolerantes y más “normales”.

    27 junio 2011 | 14:03

  19. Dice ser Tia de sobrino

    En el mundo de los adultos falta mucha tolerancia, respeto, educacion, civismo, etc etc, asi es imposible inculcarselo a los menores

    Me parece bien q lo intenteis con vuestros hijos pero para eso habria casi q aislarlos del mundo, de la television, del parque, de la ciudad, de los centro comerciales y el consmismo q enseñan el tanto tienes tanto vales…

    De nada sirve q cada uno en nuestra casa les digamos la “teoria” q todos nos sabemos si luego salen a la calle y esa teoria no se pone en practica por la inmensa mayoria de la sociedad….

    No se yo estoy muy desencantada con la sociedad q me ha tocado vivir tan poco humana.

    27 junio 2011 | 15:16

  20. Dice ser Ali

    No creo que te sintieras peor si tus hijos fueran los acosadores, no dudo que te avergonzase, no es para menos, pero siempre es peor que tu hijo sea el blanco de todas las burlas, que recuerde su infancia como algo horrible. El acosador lo recordará, si es que lo recuerda, como una chiquillada, sin traumas. Pero ponte en el caso de montones de niños intolerantes y maleducados a los que tú no puedes controlar metiéndose con un hijo tuyo que es como es y no va a cambiar, está claro. Como no todo el mundo sabe educar a sus hijos, sería luchar contra todos y desesperarte.
    “Metamorfosis” tu comentario es lamentable, ¿te crees tener una familia maravillosa, incluído/a tú, por haber “permitido” tener a un gay como amigo y no haberse metido nadie con él?, despreciable el simple hecho que comentes lo que es un amigo tuyo, despreciable que tengas que decir que es “lo más simpático que te puedas echar a la cara”, ¿sólo se puede ser simpático, buena personal, genial, divertido si eres heterosexual?, ¿y qué pasa si es antipático, es porque es gay?, primero se es persona, con todos los defectos y las virtudes y, después, se tiene una condición sexual u otra, no hay que “aclarar” que, aunque es gay, es simpático o buena gente. No eres tolerante, no mides a todo el mundo por igual, encasillas y aceptas con reservas.

    27 junio 2011 | 16:05

  21. Dice ser Bea

    Nosotros intentamos inculcar a nuestros hijos educación, respeto y tolerancia hacia los demás, pero creo que es cierto que, desgraciadamente, a veces toman ejemplo de otros niños y éste no resulta el más adecuado. Asimismo, estoy totalmente de acuerdo con Annie74: a mí también me da miedo no saber hacerlo bien.

    Es el post que más me ha gustado de todos los que tienes MR.

    27 junio 2011 | 16:27

  22. Dice ser Niñera

    Me sorprendería mucho que tus hijos fuesen acosadores, ya no sólo por la educación, sino porque cuando hay una persona en casa con necesidades educativas especiales se ven las cosas de forma muy diferente.
    Tu hija crecerá queriendo a su hermano y sabiendo que todos somos diferentes y por lo tanto no encontrará motivos para reírse de nadie en particular dentro de esa gran diversidad.

    27 junio 2011 | 22:05

  23. Dice ser Una madre

    “Es que hay que pensar que nuestro precioso niño también podría ser el diferente (gafotas, bajito, malo en deportes, con granos, simplemente demasiado listo…) y por tanto acosado.”

    MR, si me permites una corrección: Cuando utilizas el término “gafotas”, es despectivo en sí mismo. Por favor, tenlo en cuenta la próxima vez, porque no puedes estar defendiendo la tolerancia y mientras utilizar esos términos para describir a quien tiene gafas. Por experiencia te digo que esa palabra también hace daño a los niños.
    Un saludo

    28 junio 2011 | 10:16

  24. Dice ser A. H. A.

    Explicar a los hijos que deben respetar a todo el mundo está bien, dar ejemplo los padres ante los que son diferentes está bien, pero yo creo que la verdadera base de la tolerancia estriba en ser tolerante con tus hijos y con tu pareja. Que los niños vivan el respeto, el cuidado y la aceptación, como lo normal.

    28 junio 2011 | 14:43

  25. Dice ser A. H. A.

    Por otra parte, es posible que ciertos casos de intolerancia sólo sean el reflejo de una serie de malos hábitos de crianza, que han fracaso en la implantación de la empatía en la criatura. Simplemente, falta el software y el individuo es incapaz de reconocerse en el otro.

    Hay que tener en cuenta que nuestra cultura dificulta mucho la implantación de la empatía: separamos a menudo a los bebés de la madre nada más nacer, les negamos los brazos y los pechos, los mantenemos separados de nuestro cuerpo, en cunas, carritos, en otra habitación, a menudo se evita hablar con ellos, mirarles, comunicarse con ellos, a menudo los enviamos a la guardería muy pronto, nos aterroriza que nos salga un niño tirano, proyectamos nuestras propias neurosis sobre ellos, y más cosas. La verdad es que nos solemos saltar las necesidades del desarrollo neurológico (cosas que en realidad ya se conocen), y eso tiene consecuencias.

    Cuando se juntan una combinación de condicionantes ambientales que atentan contra su desarrollo neurológico, es imposible que el niño no acabe por tener problemas de una y otra índole.

    28 junio 2011 | 14:57

  26. Dice ser mari mar

    A.H.A, me ha guatado tu comentario

    28 junio 2011 | 17:58

  27. Dice ser Pero qué bonito

    Preciosa manera de promulgar tolerancia, no se consiente decir “maricón”, pero sí “gafotas”, ¿te parece bonito tildar así a alguien que utilice gafas?, vas de perfecta y se te ve el plumero, qué palabra tan feísima y tan utilizada para insultar y hacer daño, sobre todo, a los niños cuando se juntan con otros. Tus hijos no dirán “maricón”, pero sí llamarán “gafotas” a todos los compañeros que usen lentes porque su madre lo dice. y conseguirán acomplejar a otros. ¿Es menos dañino decir “maricón” que gafotas?, ¿por qué, porque “gafotas” lo dices tú?. ¿Y pretendes dar lecciones?, ¿de qué?.

    28 junio 2011 | 18:29

  28. Dice ser clara

    Gema, no sé que respeto y tolerancia “inculcas a quien se deje aconsejar”, para empezar no creo que seas nadie para aconsejar a nadie y, por otro lado, no respetas tú y no te comportas bien, te alegras de que a tus antiguos compañeros les vaya “mal”, o lo que a tí te parece “mal”, das a entender que les está bien empleado que no estén conformes con sus estudios y trabajos por haberse portado mal contigo. Sigues teniendo rencor hacia ellos, no has superado nada, que tengas algún estudio no significa que seas mejor que nadie ni que hayas “triunfado” en la vida, también es un poco entendible después de lo mal que lo pasaste, pero no te pongas como ejemplo de nada porque se nota que superado no lo tienes.

    29 junio 2011 | 10:02

  29. Dice ser Gema

    Lo primero, dar consejos es gratis y voluntario, todo el mundo puede darlos y está en los demás ver si esos consejos son beneficiosos o malévolos, y bueno, a pesar de que puedas llamarme egocéntrica, no me considero tan mala persona como para dar consejos malos, antes que eso, prefiero callarme y no opinar. Por lo tanto, permite que me siga considerando una persona capacitada para dar consejos.

    Por otra parte, soy una persona bastante respetuosa, lastima que no me conozcas y sea tan fácil opinar a través de un blog anómino. No me alegro ni me alegraré nunca de los males y las desgracias ajenas, una de mis filosofías de vida es no desear para los demás lo que no quiero para mí, y para mí he tenido las suficientes malas experiencias como para no desearselas a nadie. Como ya dije en mi anterior comentario, considero que todos los trabajos son dignos, que lo que nos vuelve indignos no es a lo que nos dedicamos, sino el tipo de personas que somos, y por eso, tengo amigos sin ningún estudio y amigos con estudios bastante superiores a los mios, incluso, tengo entre mis amigos, a algunas de las personas que me hicieron la infancia tan dura y difícil (pocos, pero alguno todavía se mantiene) porque siempre he creído que los niños pueden ser muy crueles, pero que la madurez es una etapa necesaria para ponernos a cada uno en nuestro sitio.

    Te agradezco tu valoración psicológica, pero yo si creo que lo tengo superado, y el poder hablar de ello es una muestra, lo que quería decir en mi comentario, era que a mí, esa etapa de mi vida me marcó, y creo que tengo bastante claro, que me marcó tanto como para decidir el rumbo de mi futuro, si las cosas hubiesen sido de otra manera, si yo hubiese pertenecido al grupo de acosadores, en lugar del de acosados, igual hubiera acabado en el mismo sitio, igual hubiese estudiado lo mismo y me hubiese dedicado a lo mismo, no lo sé, pero seguramente, no tendría la misma percepción y sensibilidad que tengo hacia los grupos marginados y desfavorecidos; creo que el trabajo que he elegido es difícil y que hay que estar muy preparado, y también creo, que si mi vida hubiese sido otra, igual no habría estado preparada para encontrarme con muchas de las cosas que me he encontrado en mi vida laboral y también hubiese preferido, como algunos amigos míos, trabajar en una fábrica, (que no te llevas el trabajo a casa).

    29 junio 2011 | 16:21

  30. Dice ser María

    GEMA, ABURRES MUCHOOOO. “…TENGO AMIGOS DE TAL Y CUAL MANERA, AMIGOS GAYS, GORDOS, CON ESTUDIOS, SIN ESTUDIOS, CON PELO LARGO, CON ONDAS, QUE HABLAN ARAMEO, QUE TIENEN DOS HIJOS, TRES, QUE MIRAN A LA DERECHA, A LA IZQUIERDA….”MUY SUPERADO CREO, FINALMENTE, QUE NO LO TIENES. TE QUEDASTE EN LA EDAD INFANTIL. QUÉ ROLLO DE CHICA, OYE.y A LO QUE TE DEDICAS, NO LE DES TANTO BOMBO, QUE NO ES PARA TANTO. POR DIOSSSSS. NI QUE ESTUVIERAS DE BOMBERO VIENDO ACCIDENTADOS TODOS LOS DÍAS.ESO SÍ ES DURO, NO LO TUYO.

    29 junio 2011 | 17:26

  31. Dice ser antimoñas

    Ni que lo digas, María. Que persona más prepotente esta tal Gema. Leyendo sus comentarios, al principio creía que era ingeniera aeronaútica, y luego resulta que se dedica a los niños. Hombre, un poco de cordura.Hay trabajos que no requieren una inteligencia superdotada, como la tuya, y que son cien veces más duros que tu ocupación, Gema. Médicos, policías, bomberos, en funerarias etc…Ahí sí que muchas veces se requiern tragaderas y una mentalidad muy fuerte, pero tú….dejémonos de tontadas. No lo tienes superado. Pide ayuda a tooooodooos esos amigos que tienes de todo tipo, reina.

    Y la tolerancia, repito, no se demuestra en tener “amigos de todo tipo y mundo” e irlo pregonando. Da más normalidad a todos estos asuntos.

    29 junio 2011 | 17:33

  32. Dice ser antimoñas

    Ah, y muy tolerante, Gema, con lo del trabajo de cada uno no eres. No te importa que la gente “sea camarera o trabaje en una fábrica”. A qué viene eso???’pero qué te crees que eres por tener esa ocupación que tienes?. Ya ves, los estudios superiores.De qué?Sólo demuestran que te gustan los críos, poco más.

    29 junio 2011 | 17:36

  33. Dice ser mari mar

    Pero….qué os pasa?.
    Vale ya de tanto desprestigiar las opiniones de los demás.

    No habéis leído el enunciado del blog?……..debía de haber sido otro: “hay que ser tolerante para transmitir la tolerancia a nuestros hijos”.

    29 junio 2011 | 17:41

  34. Dice ser Mama de 7

    ¿Cuantas veces nuestro hijos supuestamente perfectos tendrán que defender a sus hermanos para algunos imperfectos?, pues desgraciadamente muchas, porque el mundo esta lleno de cabestros llenos de complejos.
    Pero nuestros hijos verán que la tolerancia es el camino, porque ellos entienden desde el principio que lo diferente es igual que los demás.

    29 junio 2011 | 21:47

  35. Dice ser Gema

    Lo único que he hecho ha sido compartir con vosotros un pasado y unas experiencias bastante dolorosas, tanto, que si os lo he contado, ha sido gracias al anonimato que da internet, ya que ese pasado no es algo de lo que suela ir hablando y alardeando, pero que había supuesto que en un post sobre padres, educadores y personas interesadas en el respeto y la educación podría ser interesante y que podría aportar una visión de primera mano sobre lo que se siente, al ser un niño acosado, y lo que ese niño puede llegar a ser y a sentir al convertirse en un adulto. Siento haber estado equivocada, y que mis sentimientos sean los equivocados, pero sobre todo, habeis conseguido que sienta muchísimo el haberlo contado, porque hasta hoy, pensaba que este post estaba lleno de buenas personas, dispuestas a dar sus opiniones, y a escuchar desde el respeto las opiniones de los demás, exceptuando a algunos que solo vienen a esta página a dejar mensajes ofensivos; y hoy, me he sentido atacada y dañada en lo más profundo, en algo que no puedo cambiar, mi pasado y mi historia.
    Si en algún momento he nombrado mis estudios y mi profesión, no ha sido por alardear de ellos o intentar parecer superior a nadie, lo he hecho porque MR tiene un niño autista, y ha sido mi forma, tal vez errónea, de decirle que conozco el tema, que he trabajado con niños autistas, y que estoy aquí si necesita cualquier cosa, ha sido mi forma, seguramente equivocada, de que me conozcan el resto de madres que visiten el post, y que sepan que aunque de maternidad todavía no puedo aportarles nada, si hay algo que mi limitada experiencia pueda ayudarlas, me gustaria poder servirles de ayuda; pensaba, que podía intercambiar, mis conocimientos educativos, por sus conocimientos vivenciales, mis experiencias por las suyas, porque quiero ser madre, estoy buscando quedarme embarazada, y me hubiese gustado muchísimo compartirlo en este post con mucha gente que he ido conociendo desde que entré por primera vez a comentar en él.

    No vais a conseguir que deje de visitar este blog, porque lo considero buenísimo, tanto por lo que nos enseña, como por como nos ayuda a expresarnos, pero seguramente, lo que sí habeis conseguido, es que a partir de ahora, me guarde mis experiencias y mi pasado para mí, y aquí hable solo desde la teoría, no creo que vuelva a tener fuerzas ni ánimos como para volver a compartir algo tan duro e íntimo como mi vida.
    De todas formas, es bueno ser agradecido, y tengo que daros las gracias: muchas gracias, por enseñarme que siempre queda gente mala, y que no hay que atreverse a bajar las defensas del todo, por si acaso te encuentas con una de ellas y me alegro de que este golpe haya sido por internet, con gente desconocida que me da totalmente igual lo que piensen sobre mí.

    30 junio 2011 | 01:30

  36. Dice ser Mariaje

    Gema, no hagas caso, que es muy difícil poner las palabras apropiadas para que la gente entienda lo que quieres transmitir, no solo poner las palabras sino que la percepción del otro en sí, que está marcada por sus propias experiencias, valores, etc. descodifique el mensaje de la forma que tu quieres expresar.

    Y opino que me gusta los blogs de compartir experiencias, sin ataques y críticas fáciles, pero siempre hay los que en vez de quedarse con lo positivo están a la que salta para pillarte en un renuncio.
    Me alegro de que hayas intentado superar lo que te pasó, y espero que tengas un hijo, el mero hecho de que te preocupes para obtener información de otras madres para en un futuro intentar hacerlo bien, ya habla bien de tí.
    Y si quieres contar algo, hazlo, es liberador, creo que es una de las cosas adictivas de internet, habrá gente que lo entienda o no, pero piensa lo bien que te quedas y puede que otros saquen alguna buena lectura de todo ello.

    30 junio 2011 | 09:45

  37. Dice ser antimoñas

    Gema, malinterpretas del todo. Llamas gente mala a la que opina que no eres tolerante, pues nombras de forma despectiva, tal vez sin darte cuenta, a los camareros y la gente que trabaja en una fábrica. Después creo que te diste cuenta, y tuviste que explicarte. Tan sólo eso. Y mari mar, el tema era tolerancia. Y yo hablaba de eso con respecto a lo que he dicho de Gema con el tema trrabajos y estudios. Os aventuráis y os estrelláis.

    30 junio 2011 | 10:14

  38. Dice ser mari mar

    Gema, no te quedes sólo con lo malo.

    30 junio 2011 | 10:16

  39. Dice ser Martola

    Un niño/a acosador/a se convierte en un adulto/a acosador/a.
    Hagamos lo que esté en nuestras manos para que nuestros hijos/as no se conviertan en acosadores/as!

    Como bien explica Gema, ser acosado es una experiencia horrible, que por desgracia sufren muchos niños.
    Un problema grave ahora mismo (bajo mi punto de vista) es que muchos profesores se lavan las manos ante estos casos y tienen muy poca autoridad y credibilidad a la hora de castigar a un alumno acosador (no digo que todos sean así, pero hablo bajo el punto de vista de que los profesores no tienen autoridad apenas para encararse a un alumno con total falta de respeto). Lo más probable es que la (el) acosadora (acosador), tenga un padre (o madre, entiéndase) también acosador. Cómo enfrentarse a esto? Educo a mi hija para que no acose pero que sepa defenderse (teniendo en cuenta que algunos profesores harán oídos sordos) o nada de violencia bajo ningún concepto?

    30 junio 2011 | 13:00

  40. Dice ser mari mar

    Creo que tienen que defendense, pero ésto no tiene nada que ver con la violencia.

    Existen otras herramientas.

    30 junio 2011 | 13:14

  41. Dice ser Una madre

    Gema,
    Si me permités tú a mi un humilde consejo: no pierdas el tiempo en contestar a quienes te provocan o intentan hacerte daño porque sólo buscan eso, así que no dejes que se salgan con la suya. 😉
    A mí (y seguro que a un montón de gente, la mayoría!) sí me gustó escuchar tus aportaciones, me parecen muy interesantes y valiosas, y aunque no te conozca me alegro sinceramente de que consiguieras superarlo!

    30 junio 2011 | 14:12

  42. Dice ser María Elena

    Martola, la autoridad a los profesores se la han quitado todos esos padres marisabidillos que no saben educar, que no permiten que a sus hijos se les llame la atención, que critican las decisiones del profesor delante de sus hijos y les quitan la razón, los de “a mí ese me va a oir, ¿qué es eso de castigarte sin recreo?, o “mi niño no era para suspender, que se sabía todo de maravilla que yo se lo pregunté”. Como el que cuando llegan a casa están como potros, se les deja hacer todo, para no ocuparse de ellos o porque como no se les ve en todo el día, pues pobrecitos, no los voy a regañar para un ratito que estoy con ellos. El ver que tu hijo está maltratando la ciudad, pisando el césped, tirando papeles al suelo, pateando el mobiliario urbano y, como mucho y con ninguna gana, se oye a la madre o al padre “estate quietooo”, pero ni se acercan a ellos a retirarlos y explicarles contundentemente que eso no se hace. El no enseñar a respetar a los ancianos, hablando en las casas de “viejos” y no dando valor a las personas por ser ancianas, y tantas y tantas cosas más, el no enseñarles a que se vive en sociedad y que no todo vale, que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, en fín, eso que nos han eseñado siempre, que son normas básicas de educación y convivencia y que hoy, para algunos, han perdido todo el valor y están maleducando asnos para el futuro.

    30 junio 2011 | 14:12

  43. Dice ser antimoñas

    Maria Elena, toda la razón. No me gusta el rol que han cogido los padres de ir de colegas de sus hijos. Hay que marcar cierta distancia, disciplina, educación(donde entra la tolerancia), cultura y cariño. Pero no colegueo. Ahí está el fallo.

    30 junio 2011 | 14:21

  44. Dice ser antimoñas

    Y por favor, no da lugar el defender a Gema, pues no ha sido atacada. Aquí expresamos opiniones, y creo que no debe sentirse ofendida por los comentarios que se vierten. Yo estoy en desacuerdo en muchos puntos con ella, pero de ahí a tener algunas personas que “protegerla”. Creo que no es una niña, y la vida está llena de desacuerdos. Pero creo que habéis exagerado.

    30 junio 2011 | 14:26

  45. Dice ser Amayy

    Totalmente de acuerdo con Antimoñas… Yo tengo un niño de cuatro años y me hierve la sangre cuando le quitan los juguetes, se le cuelan en los columpios o le empujan y le sueltan un bofetón sin merecérselo. Yo siempre le digo que no se pega a nadie pero que si le pegan que devuelva el cachete o el empujón, que aprenda a hacerse respetar porque los niños son crueles y cuando ven que uno de sus amigos siempre es el centro de las burlas y golpes más se ceban con él… A todo esto, están las madres que les importa tres narices si sus hijos pegan a otros niños… A esto tampoco doy crédito pero claro, si no lo dicen ellas pues lo digo yo… y más de una vez he tenido que coger a un niño por banda y decirle que no se pegaba a los amigos y blablabla… y más de una vez he tenido que oir de esas madres que en las cosas de niños no hay que meterse, quizá pensara distinto si su hijo fuese el que siempre se lleve los golpes, verdad?

    Mi hijo es tímido y tan bueno que todavía no es capaz de devolver los tortazos pero de verdad os digo que el día que le vea devolver el primero voy a llorar de alegría porque ver que siempre es él el que sale perdiendo me duele.

    30 junio 2011 | 15:05

  46. Dice ser Gema

    Una madre, mariaje, mari mar….
    muchas gracias por vuestros consejos, normalmente no dejo que estas cosas me afecten tanto, pero este es un tema delicado. Y además llevo unos días un poco sensible, todo me afecta mucho. Muchas gracias por vuestro apoyo, gracias a vosotras y a otros comentarios muy positivos, creo que voy a volver a cambiar de idea, y volver a opinar libremente en este blog, sin ponerme trabas a mi misma.

    30 junio 2011 | 16:25

  47. Dice ser mari mar

    Antimoñas, pienso igual que tú con respecto a que los padres deben de ser padres y ejercer como tal, no son amigos ni colegas.

    Con respecto a Gema, transcribo literalmente algunas cosas que has comentados:
    – prepotente ésa tal Gema….
    -pensé que eras ingeniera aeronáutica y resulta que te dedicas a los niños………..
    -hay trabajos que no requieren una inteligencia superdotada como la tuya………….
    -ah¡ y eres muy tolerante (con ironía)…………..
    Ésto desde luego no es estar en desacuerdo (yo lo estoy en algunas cosas que ha comentado), ésto es atacar…………….es otra forma de llamar gorda o gafotas, pero entre adultos.

    Y sí, la he apoyado (más apropiado que defendido).

    30 junio 2011 | 18:34

  48. Dice ser Martola

    María Elena, eso mismo es a lo que me refería.

    30 junio 2011 | 21:36

  49. Dice ser antimoñas

    Perdona, mari mar, las frases fuera de contexto es una trampa barata. En ningún momento la he atacado. Si lees a Gema en todos sus comentarios, se ve cierto aire de superioridad cuando dice que ella es tal o cual cosa, y cuando se refiere a los camareros y gente que trabaja en fábricas, ha tenido que explicarse posteriormente porque algunas persona han visto lo que yo, y a lo mejor tú no te diste cuenta de esos detalles. Y por favor, tratadla como adulta, que me responda ella. Le hacéis flaco favor con vuestro “apoyos” que no “defensas”. Y sí, soy tolerante, lo máximo que puedo, COMO TODOS. y no tengo esa perfección que vosotros decís que tenéis, y de la que yo desconfío, puesto que el ser humano es imperfecto totalmente.

    Y no puedo consentir a nadie que diga que yo la he insultado u ofendido. Son opiniones, así que dejad de manipular.

    01 julio 2011 | 18:11

  50. Dice ser María

    de acuerdo con Antimoñas. Ahora vosotros también atacáis, y os consideráis mejores por ello???. El ser humano tiene muuuuchas esquinas. Vosotros y yo, no lo olvidéis. Entro poco en los blogs, pero me he fijado en todas las opiniones, y yo me percaté del detalle de alarde de superioridad sutil de Gema, y no quiero entrar en polémica, tan sólo doy mi opinión. A lo mejor ella con su comentario también ha herido a alguien, y por ello no es un monstruo, pero que se dé cuenta que todos, en un determinado momento, podemos fastidiar, sin pretenderlo, si quieres. Y no hace falta la defensa a ultranza de los demás. Creo que no es para tanto. Somos gente adulta, creo, y todos sabemos replicar.

    01 julio 2011 | 18:19

  51. Dice ser mari mar

    Lo siento antimoñas, pero apoyo a quien me parece, adulto, adolescente o niño.

    y no encuentro en mis comentarios ninguna frase (fuera o no de contexto), ni literal, ni tácita ni que deje entrever que soy perfecta.

    Y no, no todos somos igual de tolerantes, unos lo somos más y otros los somos menos…….

    04 julio 2011 | 12:17

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.