BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Las niñas tienden a adoptar el papel de cuidadoras más que los niños?

En el post de ayer yo comentaba lo siguiente:

Ella cada vez más imita nuestro modo de actuar con él: le coge de la mano, le lleva de un sitio a otro, si coge cables se los quita de las manos, nos quiere ayudar a vestirle, lavarle la cabeza… probablemente el que sea niña influye en que esté adoptando ese papel de cuidadora.

Y en los comentarios un lector con el nick ‘Educación no sexista, por favor’ comentaba:

Vaya, por lo visto el sexismo sigue presente en la educación que algunos padres y madres recientes dan a sus hijos.
Las niñas no nacen siendo “cuidadoras”, imitan a las madres que asumen ese rol. Si los papás son también cuidadores, los niños aprenden a ser “cuidadores” como ellos. Si los padres se sientan a ver la tele y pasan de todo, los niños aprenden que cuidar a los demás “es de niñas”.

A lo mejor eso es lo que le pasó a Madre Reciente.

Y aquí está lo que le contestó Martola:

Antes de nada quiero que sepas que mi comentario no pretende para nada criticar tu opinión.

Tengo una niña, tiene dos añitos y 4 meses y desde el principio me propuse educarla “en la igualdad”, pero también en dejarla expresar su personalidad.
Le gusta el rosa, no le gusta, le encanta! Cada vez que le dejo escoger ropa, va a la más cursi.
A pesar de que tiene coches, trenes y muñecas, juega con una delicadeza increíble. La primera vez que la llevamos a un centro de juegos, mientras su amiguito gritaba y saltaba en la piscina de bolas, ella corrió como loca a una cocinita de juguete a poner la mesa y “cocinar”. Ahora es su juguete preferido. Le encantan las pincitas del pelo, a pesar de tenerlo muy corto y fino. Y mil cosas más que podría contarte.
Nosotros seguimos siendo imparciales con ella, por supuesto.

Yo no creo que seamos iguales, y los niños y las niñas, también son diferentes, pero desde luego ninguno es inferior a otro y comparto contigo que no se debe estereotipar o imponer roles, pero por todo lo que veo a mi alrededor, salvo excepciones raras, los niños son niños y las niñas, niñas. No sé si me explico 😉

Pues aquí va mi respuesta. Mi santo para nada está sentado viendo la tele y yo asumo el papel de cuidadora. Ambos tenemos el mismo horario y estamos a las 16:00 de la tarde en casa, y teniendo una niña de dos años y otro con autismo, lo de sentarse está descartado. Los dos somos cuidadores de nuestros hijos en la misma proporción, los dos trabajamos y jugamos con ellos, cuando por las tardes salimos al parque o a pasear vamos ambos, cada uno con un niño de la mano. No podría ser de otra manera. Al menos sería muy difícil.

Y no es el único hombre al que mi hija ve ejerciendo de cuidador: ya sea su abuelo, su tío o un amigos de la familia, en nuestro entorno los hombres están muy implicados.

En casa hay todo tipo de juguetes y a mi hija le gustan algunos que se consideran erróneamente propios de su sexo como la cocinita y otros que no como los coches. Y muchos que no tienen connotación sexual alguna y que son los que realmente abundan en mi casa, como las construcciones, los puzzles, los intrumentos musicales o los cuentos.

No ha salido nada “princesa”. Al menos de momento. Que no es nada malo, en absoluto. Y tampoco creo que ser “princesa” o no serlo implique nada del otro jueves. Pero imagino que sale a su madre: yo siempre preferí disfrazarme de vaquero y subirme a los árboles.

Pero sí que creo que las niñas tienen una tendencia mayor que los niños a ejercer de cuidadoras, igual que creo que tienden a ser más suaves.

Eso no quiere decir que no haya muchísimos niños varones muy dulces y con esa misma tendencia a proteger y cuidar, por supuesto.

Os voy a contar algo que creo que es representativo:
Jaime tiene un retraso madurativo obvio respecto a sus compañeros de clase. Y en su clase casi desde el primer día hubo una niña que adoptó el rol de protectora/cuidadora. Ahora, en su segundo año, son varias las compañeras que le ayudan y cuidan, también algún niño, pero mayoritariamente son las niñas.

Hablando con otros padres con niños con problemas escolarizados y también con los profesores y terapeutas, me aseguran que es un fenómeno que se repite. En las niñas parece aflorar de manera mucho más natural y con más frecuencia esa inclinación.

Los profesores también te pueden decir que las clases en las que hay mayoría de niños tienen una dinámica completamente diferente de las clases con mayoría de niñas.

También podría argumentarse que todas esas niñas están viendo en sus casas a las mujeres ejercer de cuidadoras y a los padres otros roles. Pero yo no estoy tan segura de que sea así.

En todos los mamíferos superiores hay ciertas inclinaciones naturales diferentes en machos y hembras. Y ahí no hay educación sexista que valga. ¿Tan diferentes somos de ellos?

Asumir diferencias innatas no implica asumir que uno u otro sexo sea superior al otro.

Sobra decir que eso no implica que no haya que tomarse muy en serio luchar contra estereotipos dañinos y asegurarse de que nuestras niñas se valoran a sí mismas y crecen sintiéndose capaces de hacer cualquier cosa que se propongan. A mí me educaron así, esa suerte que tuve.

Creo que es un debate interesante. ¿Cómo lo véis vosotros?

45 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Yo creo que las niñas lo hacen de forma natural, es decir les sale ese papel, mis mellizos son todavia muy pequeños para contarte mi experiencia, pero tengo una sobrina de tres años que desde que nacieron les cuida, les pone el chupete si se les cae, esta pendiente de ellos siempre, y su hermano tiende mas a jugar con ellos. No creo que sea un tema de educacion ( en algunos casos si lo sera), ni un tema de hacer lo que ven porque como en tu caso en mi caso su padre, sus tios, sus abuelos, todos ya sean hombre o mujer, los cuidan, les dan de comer, los cambian…
    Es un tema de personalidad y de caracter y las niñas tienden a ser mas cuidadoras de los otros que los niños… Lo que no quiere decir que no haya niños que tambien lo hagan

    http://mismellizosprematuros.blogspot.com

    10 junio 2011 | 09:31

  2. Dice ser Gema

    Yo también pienso que es innato, en el colegio la mayoría de las veces es a las niñas a las que les sale de forma natural el ayudar al compañero con alguna necesidad, mientras que a los niños hay que animarles a ello o pedírselo expresamente. y en el colegio tampoco se trata de una educación sexista, normalmente, cada día se pide a un compañero distinto que sea el que acompañe o ayude al niño con necesidades, y cuando para algo hacen falta voluntarios, en el 95% de los casos es una niña la que lo hace. Y creo que la explicación de que esto sea así es porque cuando les pides que te cuenten, o que dibujen o que actuen como uno de sus papás, normalmente, las niñas imitan o dibujan a su madre y los niños a su padre, y es en casa donde normalmente se marcan más los roles, quiero decir, que aunque se intente educar en casa en la mayor igualdad posible y que el padre participe lo máximo posible, todavía (esta demostrado estadísticamente) es la madre la que asume la mayor parte de las tareas domésticas y la que sacrifica (y entender este sacrifica como un gesto voluntario de entrega hacia los hijos, y no como un gran esfuerzo) su vida laboral por los hijos, con esto me refiero a que muchas madres dejan de trabajar cuando tienen hijos para cuidarles, pero también me refiero a que si el niño está malo, o hay que llevarle al médico o cualquier actividad o circunstancia que se produzca en horario laboral, suele ser la madre la que falte al trabajo, pida salir antes o busque excusas para ausentarse. Y todo esto lo ven los niños, y las niñas aprenden de su madre este sacrificio y entrega.

    10 junio 2011 | 09:50

  3. Dice ser mamadeparrulin

    Tengo un hijo de tres años que es muy “cuidador” como tú dices, protege a los niños más pequeños, va a ver por qué lloran, les deja sus cosas… En el metro pregunta a desconocidos por qué están tristes!
    Y yo creo que en primer lugar depende del carácter del niño, que este es muy dulce por naturaleza, pero también de cómo haya sido educado en casa en cuanto a atender las necesidades de los demás y los sentimientos.
    Estoy segura, por el tiempo que llevo leyendote, que Jaime sería igual de cuidador si pudiera expresarlo. Y si Julia fuera niño también sería igual de cuidador.

    10 junio 2011 | 09:57

  4. Dice ser Comina

    Hay de todo, pero yo creo que sí que hay más niñas con tendencia a cuidar que niños. Y no es por roles sexistas o no, es porque hombres y mujeres nos diferenciamos en algo más que en la anatomía.

    Quiero educar a mis hijos en la igualdad, porque me parece maravillosa, pero también sé que las diferencias de las que hablaba antes, son maravillosas también, porque son lo que nos definen también.

    Sé que he soltado un tochazo, y que es posible que no se me entienda muy bien. Si fuera así, mil perdones.

    Un saludo a todos.

    10 junio 2011 | 10:04

  5. Dice ser isabel

    Hay mucha parte de genetica….Nuestro adn es muy parecido al de los chimpaces y para ellas es innato el papel de cuidadiras…pues yo creo que tambien pasa con nuestr@s pequeñ@s..Mas adelante la educacion marca y todo se aprende

    10 junio 2011 | 10:30

  6. Dice ser Ciara

    Tengo una prima de tres añitos que se lleva siete con su hermano mayor. A pesar de que en su casa ambos padres trabajan y se reparten su cuidado casi por igual, mi prima siente una fascinación casi maternal hacia su hermano. Si le das algo a ella, quiere otro para su hermano. Si mi primo se hace daño jugando, ella deja lo que esté haciendo para correr a ‘curarlo’… Creo que a veces denoninamos ‘rol sexista’ a cosas que no son más que expresiones del carácter del niño, caracter que, por otra parte, evidentemente está condicionado por el sexo del que se trate.

    10 junio 2011 | 10:36

  7. Veras, yo tengo 2 hijos y cuando nacieron estaba con el tema de la educación no sexista, hasta que me di cuenta que hay un instinto natural en ellos. Mis hijos han tenido “comiditas”, muñecas, cosas de limpieza…y yo en mi empeño que que jugaran…terminé desistiendo, ya les obligaban en el cole y en casa preferian jugar a otras cosas, en mi caso la pelota. En mi casa mi marido y yo lo compartimos todo, el cuidado de los niños, la limpieza, la compra…ellos lo ven normal y les educamos pensando en que algún día se tendrán que hacer sus cosas, ya se hacen sus camas, ayudan en las labores de casa, colaboran con todo…tienen 8 y 11 años. Creo que el ejemplo es lo importante, no a que les guste jugar o esas tendencias de las niñas a ser “cuidadoras” y de los niños a ser , con perdón “mas brutos” (hablo de los mios, que nadie se sienta ofendido).

    No hay palabras mal dichas, si mal entendidas, creo que hay cosas que no requieren tantas explicaciones si uno tiene hij@s.

    Un saludo

    10 junio 2011 | 10:38

  8. Dice ser Mawi

    Mis sobrinos se llevan 11 meses, el mayor es el niño, los dos comparten la misma educación y se cuidan el uno al otro, juegan con los mismos juguetes. Yo creo que cuando sean mayores seguirán cuidandose uno al otro, no porque uno sea niño, o niña, sino porque tienen esa tendencia natural o porque se quieren. No creo que la educación o el sexo tengan siempre que ver con estas cosas, hay algunos niños más cariñosos o con mas tendencia a la precupación que otros.
    Tambien es verdad que para algunas cosas los niños son niños (un poco más brutos, más trastos) y las niñas son niñas (mas tranquilas, delicadas)

    10 junio 2011 | 10:53

  9. Dice ser Lola

    Creo que es un instinto normal en las mujeres, otra cosa es que se eduque de forma sexista. No dejamos de ser animales, racionales, y el instinto está ahí para salvaguardar nuestra especie.

    10 junio 2011 | 11:13

  10. Dice ser mari mar

    El otro día ya comentaba algo de esto ésto en otro blog.

    Creo que la igualdad de derechos, no se enseña, se lleva a cabo y de forma natural.
    No repetimos a nuestros hijos que el bibi es para llevarlo a la boca, ni explicamos que el pañal es para el culete, ni que los juguetes son para jugar, no lo repetimos porque es obvio y evidente, no tenemos ninguna duda……..pues con la igualdad debería de ser igual.
    Si lo maman, y se educan en éllo, lo entenderán como algo natural y no impuesto.
    Todo partiendo de que la educación es responsabilidad de los papís y mamis en un gran porcentaje, lo comento por si alguien piensa que la sociedad no está preparada.(que desde luego no lo está).

    Sin duda somos distintos, no solo entre sexos, cada ser es único e irrepetible, pero tenemos (o al menos bebemos tener) los mismos derechos.

    Por lo demás, creo que aparte de la carga genética influye la educación y crianza. Lo adquirido y lo aprendido.

    Y ya por último , la primera persona que opina en el tittular, utiliza el término “cuidadora” de forma despectiva y peyorativa, digamos como si fuera sinónimo de ” esclava”, y desde luego no tiene por qué ser así, en mi casa, papi y yo, somos cuidadores de nuestros peques y no nos sentimos ni abducidos ni esclavizados.

    10 junio 2011 | 11:16

  11. Dice ser Carla

    Ambos factores influyen, el genético y el cueltural. El cultural también influye en el resto de los mamíferos. Muchas conductas las aprenden por imitiación. Pero el efecto de la genética en el cuidado de la prole seguro que es determinante.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    10 junio 2011 | 11:21

  12. Dice ser Mami

    Eso va en el caracter de cada uno

    10 junio 2011 | 11:23

  13. Dice ser anabel

    No entiendo por qué a todas las mujeres os escucholo mismo “yo era muy chicazo, me subía a los árboles, prefería los camiones”, pareciera que fuera bochornoso haber jugado con muñecas o cacharritos cuando se era pequeña. Yo lo oigo y no me lo termino de creer, he jugado con muchas niñas cuando era pequeña y todas hemos jugado a todo, incluído las muñecas, también hemos jugado a churro va, al rescate o habremos trepado una tapia, pero no hay por qué ridiculizar los juegos con las muñecas, sin embargo, si ahora decimos que los niños juegan con muñecas está muy bien visto, ya vislumbramos el tema igualdad y nos parece perfecto. Creo que ahora lo que se pretende es que las niñas jueguen con coches y los niños con cocinitas (no tengo nada en contra, ni mucho menos), pero no lo entiendo, creo que exageramos la nota de la igualdad.
    Independientemente a que somos iguales ante los derechos y oportunidades, eso no admite debate bajo mi punto de vista, no sé por qué no se quiere admitir que somos diferentes, es así por naturaleza, nos atraen los sexos opuestos y tenemos gustos diferentes en muchas cosas, las mujeres tenemos el instinto maternal desarrollado de otra forma y no por educación, que a mí en mi casa no me enseñaron a preparar biberones ni al cambiar pañales, su preocupación era llevarme al colegio y a la facultad. Creo que sería tremendo ser todos iguales, alineados, a mí me atraen cosas del carácter de los hombres que nos sólo de ellos, como supongo que les pasará a ellos con nosotras. Que una mujer sea femenina, tenga gusto por la ropa, la decoración, por arreglarse, que le guste la decoración, que se embelese con un pequeño y quiera atenderle, cuidarle…no creo que se criticable, no creo que haya que decir que es una actitud sexista y que ha recibido una formación en su casa de “maruja” (mira que me pone negra la palabrita), si al final todas, aunque tengamos parejas súper involucradas, hacemos de todo, desde poner un lavaplatos a colgar un cuadro, ¿qué más da?, entre otras cosas cada uno en su casa se organiza como quiere, hace lo que le apetece, plancha, lava o arregla la batidora sin pensar en si es cosa de chico o de chica. Yo, personalmente, hago muchas cosas en mi casa porque me gusta, porque me apetece y porque las quiere hacer a mi gusto, no cuento si yo he hecho tres y él dos, no anoto cuántas veces he hecho yo la compra, no repartimos tareas como en un cuartel. Con mi hijo disfruto infinito atendiéndole, no tengo ningún problema en hacer todo yo en algún momento, es algo que me llena y satisface y no tendría problema en no compartirlo si se diera el caso.
    Estamos confundiendo la igualdad con el perder y en nuestro empeño de ser iguales a los hombres estamos dejando muchas cosas por el camino. Además de que hemos creado una guerra de sexos, para mí esto no es una competición, es un ir todos juntos por la vida, ¿por qué si decimos que hemos planchado, por ejemplo, dos horas nos miran con cara de “pobrecita” que vida lleva y si plancha él no pasa nada, “que se jorobe” y causa gracia?, ¿por qué lo que hemos querido ir rechazando para nosotras se lo queremos endosar a ellos como una venganza?, eso es rabia contenida, sentimiento de inferioridad. Yo no me siento ni más ni menos por hacer las cosas de mi casa o ir a la compra o bajar al parque sola. No olvidéis que tenemos hijos varones y tampoco les querremos a ellos cuando sean mayores “esclavos” de nadie, no hay que pasarse.

    10 junio 2011 | 11:49

  14. Dice ser clica aqui

    Es lo natural y típico, mientras no cambie la sociedad.

    10 junio 2011 | 11:49

  15. Dice ser Epitafio

    La naturaleza no es sexista. La mujer tiene el sitial que le corresponde; la evolución toma su tiempo para corregir errores.

    10 junio 2011 | 11:59

  16. Dice ser anonima

    Desde hace casi tres año que lo sigo y este tema la verdad que me ha motivado a escribirte, más que nada, para comentar una cosita. El comentario que te añadieron ayer decia:

    “Las niñas no nacen siendo “cuidadoras”, imitan a las madres que asumen ese rol. Si los papás son también cuidadores, los niños aprenden a ser “cuidadores” como ellos.”

    Los niños con 1 año o 2 años, saben diferenciar de que sexo son y a quien tienen que asemejarse? Lo dudo…..Si es la madre la que se queda en el sofa y el padre el que actua, la niña también se quedará en el sofá? y porque no el niño?

    Mi madre siempre me hace el mismo comentario, los hombres y la mujeres tenemos atuaciones diferentes (aunque haya excepciones): cuando mi hermano era pequeño y se miraba en el espejo me decía que se ponia rector, sin más sentido. Cuando lo hice yo, me miraba de manera diferente. Quizá sea por ser más o menos coqueto/a, y repito hay casos de todo, pero las chicas tenemos actuaciones diferente de los chicos y a la inversa, los chicos de la chicas.

    Saludos

    10 junio 2011 | 12:24

  17. Va en los genes. No olvidéis aque no somos más que grandes primates evolucionados; y en ellos está muy marcado el rol de que la hembra asume el cuidado del retoño pegado a ella hasta que se vale por si mismo y más allá. Mientras, el padre, se desentiende o ejerce de padre sólo de manera ocasional o desde la distancia. Y esa marca genética la combatimos con convencionalismos sociales, pero no podemos borrarla; la modificamos con la educación, pero lo que nos dicen los genes es eso, que hay una diferencia muy marcada de roles entre sexos. ¿Es que nadie ha leído a Desmond Morris?

    http://corruPPto.elbruto.es

    10 junio 2011 | 12:33

  18. Dice ser República Tercera

    Por mucho qu en casa se les dé una educación igualitaria l@s niñ@s siempre se verán influenciad@s por otros factores externos, ya sea la TV, las madres florero de sus amigos, etc.

    10 junio 2011 | 12:34

  19. Dice ser Ángel

    Está cientificamente demostrado que las niñas tienden a jugar con juguetes de niñas y los niños con los de niños.

    10 junio 2011 | 12:37

  20. Dice ser ruma

    ¿Las niñas tienden a adoptar el papel de cuidadoras más que los niños?

    desde luego, así es la naturaleza humana, bueno no solo humana, sino de todos los mamíferos.

    no intentes ver machismo donde no lo hay.

    10 junio 2011 | 12:44

  21. Dice ser Niñera

    En el cole donde yo hago prácticas hay un aula específica de educación especial.

    Todos los niños de esta clase son muy queridos en el cole y a la hora del recreo hay un grupo de los de quinto y sexto que voluntariamente bajan para recogerlos y pasar el recreo cuidando de ellos. La mayoría son niñas, creo que sólo hay un niño.

    Las niñas adoptan ese rol de cuidadoras y no es porque los niños no les quieran, ellos también se acercan a jugar pero a tatos y en menor cantidad.

    A las maestras les gusta bromear diciendo que desde luego en ese cole no se pueden quejar de discriminación ya que a veces hay que pararlas y todo porque se pasan con los achuchones y los besos o quieren cogerlos todas a la vez.

    Los más pequeños sobre todo tienen mucho éxito.

    10 junio 2011 | 12:49

  22. Dice ser Enrique

    Por suerte somos diferentes
    Cada uno tenemos nuestra manera de ver las cosas, con sus ventajas e inconvenientes, venimos de una evolucion natural donde los machos tienen un papel y las hembras otro.
    Lo cual no quiere decir que unos y otras sean inferiores o superiores, somos iguales en derechos y deberes pero somos dos sexos distintos y nos debemos complementar

    10 junio 2011 | 12:55

  23. Dice ser lontra

    Es complicado, influyen muchos factores, (tus padres, tus familiares, la tele…)
    mis padres son los tipicos (ama de casa y trabajador) y de pequeña jugaba tanto con dos primos dos años mayores, como con las princesas de mi clase. Pues tenia alguna muñeca pero no jugaba con ellas les hacia una cabaña o la hacia para esconderme yo, y si iba a una tienda de juguetes queria una pistola. Aunque mi juego preferdido era el lego. Asique creo que va mucho en los niños, lo que se dejen influenciar por el entorno y si quieren ser iguales al resto o diferentes.

    10 junio 2011 | 13:01

  24. Dice ser indignada

    creo que depende de la persona y sobretodo de la educacion, no se trata de que jueguen con muñecas o cocinitas sino que se les enseñe a que son iguales y deben hacer las mismas cosas, para empezar no hay que regalarle cocinitas ni cosas de la limpieza porque eso las condiciona y a los niños tambien porque sus juguetes van destinado a la violencia, pero por mucho que se trate de educar despues llegan los anuncios de juguetes ¿y qué vemos? a niñas cuidando de bebés y cambiandole el pañal y a niños jugando con coches, castillos y superhéroes…

    10 junio 2011 | 13:03

  25. Dice ser ELENA

    Yo también creo que es innato. Recuerdo que cuando mi niño era un bebe de meses, cuando paseabamos por la calle muchas niñas pequeñas se volvían a mirarlo e incluso se paraban e intentaban acariciarlo y hacían comentarios. Eso nunca lo hizo ningún niño ni pequeño ni menos pequeño.

    10 junio 2011 | 13:16

  26. Dice ser Martola

    Yo estoy totalmente de acuerdo con Anabel.

    Si en lugar de emperrarnos tanto en proclamar igualdad, lo hicieramos más en que se cumplan los derechos humanos y se condene el considerar inferior a alguien por su sexo (hoy por hoy todavía se considera inferior a la mujer), la vida nos iría mejor.

    Mucha gente dice que sus hijos juegan con coches y muñecas. Y sí! Pero de qué forma?? Mi hija cuando juega con coches o trenes, lo que le interesa no es el tren en sí, sino el muñequito Lego que va dentro, su amiguito de la guardería presta más interés en el movimiento de la locomotora. Cuando mi niña juega con muñecos, les da de comer, los sienta en el orinal, los acuna y los mima, cuando su amiguito juega con los muñecos, los coge por los pelos, los lanza, les pinta la cara, etc…
    (por poner ejemplos con personas concretas, conozco muchos más). Esto demuestra que las percepciones que tienen son distintas, el desarrollo emocional es distinto, ni mejor ni peor. El instinto para cuidar está más arraigado en las niñas y esto no quiere decir que los niños sean egoístas y las niñas no, es biología y punto.

    Al final se trata de que dispongan del material para expresarse, desarrollarse jugar y aprender sin truncar instintos naturales. Mal que nos pese somos animales y hay cosas que la educación no debería refrenar.

    10 junio 2011 | 13:16

  27. Dice ser lontra

    Niñera, tambien hay una cosa que se llama envidia, que la he visto de cerca, y es que cuando aparece el primo mas pequeño (de 6 años) y una de mis primas va a cojerlo, las otras van detras, pero si estan ocupadas o ninguna va, no va nadie. Todas quieren demostrar que les hace mas caso. y ala que tiene 4 años mas que el peque (antes era ella la chichi a la que iban a achuchar) ya no le hacen tanto chiste y ella tambien se apunta a lucha de por la atencion del peque. No te puedo decir si tuviera otro primo de entre 10 y 15 que haria que el siguiente chico tiene 19. y otra de 23 tambien se apunta pero eso es otro tema ya jaja. Si alguna se va aburriendo se van todas y si no se quedan todas…

    10 junio 2011 | 13:16

  28. Dice ser mari mar

    a indignada:”para empezar no hay que ragalar cocinitas ni cosas de la limpieza, pues condiciona……….”, a ésto me refería cuando decía que la igualdad hay que practicarla para que se transmita de forma natural. Mi niña si tiene cocinitas, simplemente porque le gusta, tan natural como ésto.Igual que mi niño tiene un carrito de bebés y un camión de bomberos, simplemente por que también le gusta. Tan simple como ésto.

    10 junio 2011 | 13:21

  29. Dice ser isabel

    Te lo comentan cuidadoras de niños, profesoras de parvulario…aunque se intenta educar en igualdad en general las niñas tienden a unos juegos y olos niños a otros….( de todo hay en la vida por eso )

    Que se le va a hacer…Despues las cosas cambian racionalizamos, elegimos, nos formamos y disfrutamos…

    Oye y porque un niño juegue a castillos y la niña prefiera muñecas pues genial..que el niño prefiere jugar a cocinitas pues igual te sale un Ferran Adria…

    No es machismo ni femenismo, en nuestros genes esta lo que hay pero tambien somos “racionales ” y adultos tod@s podemos ser cuidador@s , sin duda

    10 junio 2011 | 13:33

  30. Dice ser Alanna

    Estoy de acuerdo con que las cosas van con el carácter y no hay que exagerar ni en un extremo ni en otro. En este caso concreto dejar a l@s cri@s que hagan lo que les apetece. ¿Que quieren jugar a peluqueros, cocinitas o ser power rangers? Pues estupendo. Si es cierto que en el caso de mi hija con una educación no sexista (me negué al rollo pendientes cuando nació por que no le veía que por ser chica había que “marcarla” como ganado) es extremadamente “cuidadora”, sobre todo de otras niñas más pequeñas o excluidas. Pero eso va en su caracter, no es un rol. Seguro que hay niños igual. Y eso si, le gusta el rosa y Hello Kitty por que si 😛

    10 junio 2011 | 13:49

  31. Dice ser Fran

    Aunque no lo queramos ver, la genética nos marca y nos hace diferentes a hombres y mujeres.

    Debemos ser iguales en derechos y obligaciones, de eso se encarga la ley y el aprendizaje pero nuestra carga genética marca inexorablemente lo que somos.

    Es por eso que se ve al niño como más brusco y a la niña como más suave. Al niño como más independiente y a la niña como más atenta, la niña será mujer y desarrollará el instinto maternal. Puede haber niños más suaves y niñas más bruscas (término coloquial) debido probablemente a una mayor o menor exposición a hormonas femenina o másculina (más o menos aromatización) en el periodo perinatal.

    En una asignatura de 2º de psicología teniamos el ejemplo del siguiente caso:

    http://www.foro-cualquiera.com/informes-frikis/161526-nino-fue-criado-nina.html

    En definitiva viene a decir que un bebe (niño) por accidente quirurgico se le extirparon los organos másculinos, fue criado como niña puesto que se pensaba que ser niño o niña depende de la crianza. Pero esa niña no era igual que las demás y esto se acentuó cuando llego la adolescencia.

    Eramos distintos cuando estabamos en las ramas, somos distintos ahora y seremos distintos cuando surquemos los cielos en busca de nuevos hábitas que colonizar porque el nuestro ha llegado a su fín.

    10 junio 2011 | 14:02

  32. Dice ser Fran

    Efectivamente, Alanna. Yo soy un varón adulto y heterosexual, y me encanta el rosa. Uso bastante los tonos pastel de esa gama en diseños, decoración, páginas web … pero lamentablemente está estereotipado y provoca en la gente asociaciones de género incorrectas. ¡Coñe, que solo es un color!

    10 junio 2011 | 14:05

  33. Dice ser Lidia

    Es en parte “innato y genético” y en parte “aprehendido”: la hembra tiende a cuidar al ser más pequeño y desvalido; el macho tiende a luchar y competir.

    Pero eso no tiene nada de discriminatorio ni de inferior cuando se ha producido un punto de inflexión en la historia de la humanidad: ahora la hembra “cuidadora” puede acceder a un trabajo remunerado como enfermera, pediatra, profesora de infantil, monitora de guardería,,,,etc, etc; infinidad de trabajos en los que una mujer puede demostrar su verdadera naturaleza y su valía.

    Otra cosa: las mujeres y los hombres somos diferentes, es cierto, al igual que cada persona es distinta y única, pero las mujeres NO somos complementarias de nadie, tenemos nuestros defectos y vistudes, pero que quede claro:no hemos venido a este mundo a ser el “complemento” de nadie.

    10 junio 2011 | 14:06

  34. Dice ser Annie74

    Pues yo soy de la opinion de que el niño es diferente de la niña, lo tengo comprobadisimo con mi pequeño y mis sobrinas. Jamas he visto jugar a mis sobrinas ni a ninguna niña como juega mi pitufo.. es un bruto, como la gran mayoria de sus amiguitos niños. Lanzamiento de lo que sea.. patadas, brutotes. Las niñas son mas tranquilas.

    http://lascosasdemipitufo.blogspot.com/

    10 junio 2011 | 14:09

  35. Dice ser CCC

    Mi caso es curioso: soy la pequeña de cuatro niños. Siempre me he criado con coches i juguetes más “propiamente” masculinos, como todo el mundo los divide. Pero siempre he jugado también a crear familias en el Playmobil, hacer yo las casas.

    Una cosa muy triste de mi es que al ser la pequeña, mis primos y primas también lo son y me costaba mucho relacionarme con mis compañeros de pequeña, cuestiones de timidez. Y hoy en día, si estoy con un niño no se cuidarlo porque nunca he tenido esa sensación de cuidar a alguien en persona, porque nunca floreció este sentimiento y ahora si me ponen un niño en brazos no se que hacer y me desprendo de él. Es algo incómodo para mi, una pena.

    10 junio 2011 | 15:57

  36. Dice ser MARA

    Por supuesto que es asi. Las nenas tienen un instinto maternal de naturaleza muy fuerte. Ayer justo lo hablaba con mi hermano. Al llevar a mi sobrina Marta de 10 meses al parque los chicos no le hacen ni caso e incluso le retiran los juguetes cuando se acerca, pero las ninas se acercan, como se acercan a una muneca, y les gusta ayudarla a andar y le dan besitos, le cantan canciones y les ponenn los juguetes para que los coja, la diferencia es evidente. Y muy natural.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de animales en adopcion.

    10 junio 2011 | 18:57

  37. Dice ser Sefora

    Hola,
    soy bióloga, durante mis años de estudio (endocrinología, biología del desarrollo….) he podido claramente ver cuan influidos estamos en las hormonas que recibimos cuando estamos en la panza de nuestras madres. Es decir, una hormona hará que cierta parte del cuerpo forme el sistema reproductor masculino o femenino, ¡partiendo de un mismo órgano! Lo mismo ocurre con el cerebro, partiendo de un mismo órgano la cantidad de hormona recibida hará un “cerebro de mujer” o un “cerebro de hombre”. Como somos muchos humanos no todos reciben el 100% de hormona, unos el 90% otros el80%, hay todo un rango que hará que haya “hombres con características menos masculinas” y “mujeres con características menos femeninas”
    Con todo ello no quiero ofender ( cada vez que se debate esto siempre alguien se molesta ampliamente) pero a veces nos olvidamos que somos animales y que la carga genética es muy fuerte. En ciertos aspectos arraigados poco tiene que ver la educación, yo que miro la vida con otros ojos, si a mi hijo le regalo una barbie, con la caja se hace una espada!!
    Me encanta este blog en el que aprendo muchísimo y que da la opción del debate sano y ver otras ideas también se aprende mucho.
    Altamente recomendable el libro “porque los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas”, te explican científicamente y con humos y muchos ejemplos porque somos lo que somos, después entendí a mi marido mucho mejor!! (te explica, porque no encuentran nada en la puerta de la nevera, las diferencias en su visión, comprensión de mapas….) nos queda aún mucho por aprender. Y al final del libro hay un test “orientativo” para saber, cuanto de “hombre” o de “mujer” tienes.
    besos

    11 junio 2011 | 08:32

  38. Dice ser Sefora

    El libro no explica con humos, perdón sino con humor!!

    11 junio 2011 | 08:34

  39. Nosotros debemos educar en igualdad de derechos y obligaciones, pero la Naturaleza manda y también el carácter de cada uno. A mi hijo le encantan las cocinitas y eso ha salido de él. Pero creo que no podemos luchar contra millones de años de evolución: las mujeres son las que están preparadas por esta evolución para el cuidado de los demás. Eso no significa que sea algo “obligatorio” para nosotros ni que ellos no tengan semejante capacidad. Lo dicho, cada uno de nosotros somos el resultado de la evolución, de nuestro propio carácter y de aquello en que nos educan.

    11 junio 2011 | 09:45

  40. Dice ser Buttercup

    Si, en la teoría en todas las casas el hombre y la mujer se reparten al 50% las tareas y hay igualdad total, claro, pero como han dicho antes, si los niños tienen que ir al médico ¿quién los lleva?, si el profesor quiere hablar con uno de los padres, ¿quién va?, si uno de los dos padres tiene que renunciar a su trabajo o pedir reducción de jornada ¿quién es?

    Todas esas cosas influyen directamente en los niños, y si se dice aquí que las niñas “por naturaleza” son más cuidadoras…Pues sí, les gusta más serlo porque se lo ven hacer a su mamá, y ellas como niñas en con su madre con la que se identifican. En una situación de igualdad real (no hipotética) que por desgracia tan sólo se da en el 1% de los casos, hay niñas cuidadoras y niñas brutas y egoístas, y lo mismo con los niños.

    11 junio 2011 | 14:54

  41. Dice ser alberto

    Esta es la transcripción de parte del programa Redes titulado “El cerebro masculino”:

    Eduard Punset:
    Hay otra observación conductual que tiene que ver con el papel de los juguetes y la manera en
    la que los niños y niñas juegan con ellos. Lo que sostienes es lo que todos observamos: y es
    que las niñas pueden jugar, si se da el caso, con juguetes que podrían considerarse «para
    niños», mientras que los niños no juegan con juguetes (como muñecas) que se consideran de
    niñas. Lo que me fascina es que afirmas que no tiene nada que ver con la educación que
    reciben, sino con la estructura cerebral, con los circuitos cerebrales.

    Louann Brizendine:
    ¿A que es interesante? Los científicos querían saber si la elección de juguetes en los niños se
    debía a algo relacionado con el aprendizaje o a un estereotipo cultural sutil o a la influencia de
    los padres. Así que decidieron ver qué pasaba con otra especie de primates no humanos, para eliminar la posibilidad de una influencia social en la selección de juguetes. Y les dieron a
    monitos y monitas a elegir entre jugar con un juguete con ruedas o bien jugar con una muñeca
    de felpa y las hembras de mono jugaron tanto con el juguete de ruedas como con el juguete de
    felpa, a las monitas no les importaba, pero los machos, los monos macho solamente (el 100%
    de las veces) quisieron jugar con el juguete con ruedas.
    Si les daban la muñequita de felpa, la agarraban y la lanzaban lejos. Solamente querían jugar
    con lo otro. Y los científicos no entienden por qué hay esta especificidad; por qué los niños
    quieren jugar con objetos que se mueven o que llamamos “juguetes para niños”.

    Eduard Punset:
    Y no tiene nada que ver con lo que se suele pensar, decimos que es la educación, que a los
    niños se los ha educado para jugar con juguetes con ruedas, como dices, y a las niñas con
    muñecas. Y no es eso.

    Louann Brizendine:
    ¿Sabes? Formé parte del movimiento feminista de la universidad de Berkeley en la década de
    1970 y, cuando tenía 18 ó 19 años, todas nosotras hablábamos de cómo, cuando tuviéramos a
    nuestros hijos, los criaríamos con juguetes sin marca de sexo y sin armas, sin ninguno de esos
    juguetes masculinos que los vuelven más violentos… por supuesto, cuando tuve a mi hijo,
    intenté regalarle por Navidad una muñeca y…

    Eduard Punset:
    No funcionó…

    Louann Brizendine:
    No, mi hijo agarró a la muñeca del torso ¡y empezó a utilizar sus largas piernas como si
    fueran una espada! Ahí me dije: “vale, desisto”. Hay que dejar que un niño sea un niño, y creo
    que las madres tienen que apreciar, simplemente, la masculinidad de sus hijos.

    12 junio 2011 | 01:20

  42. Dice ser Superwoman

    Creo que hay muchisimo de biologico y otro tanto de aprendido. Biologicamente no somos iguales, pero creo que las diferencias interpersonales son mucho mas marcadas que las diferencias entre los dos sexos (para entendernos, dos personas son muy diferentes entre si, independientemente del sexo del que sean). Pero lo que esta claro es que hay diferencias de rol que se aprenden tan pronto como en la guarderia. Y lo del rosa es una convencion social europea, a mi unos amigos indios me regalaron un precioso pijama de ese color cuando nacio el ninyo.

    A SB le encantaba bailar y disfrazarse de “princhecha” como decia el. Desde que va a la guarde dice que no se va a apuntar a ballet en el colegio porque “eso es de chicas”… obviamente la diferenciacion de la conducta no es porque no le guste bailar, porque antes lo asumia como algo normal, sino por lo que le dicen otros companyeros… Y no es poco masculino, siempre ha tenido tendencias mas masculinas que su hermana, a pesar de irle el “travestismo infantil”. En fin, que no es tan evidente como parece y que como ha dicho Martola, en realidad nos tendriamos que concentrar en que se cumpliera la igualdad de derechos y deberes para todos y dejar que la gente eligiera luego tranquilamente lo que le corresponda…
    Ah y a mi me ha encantado jugar toda la vida con munyecas… y con las herramientas de mi padre. Creo que lo genial es poder tener la oportunidad de poder hacer las dos cosas, ?no?

    Un supersaludo

    12 junio 2011 | 18:47

  43. Dice ser Lidia N/R

    Aunque hace ya cinco días del post no quiero quedarme sin contestar.
    Julia está creciendo en una casa-familia en la que ve, aprende y sabe, que a su hermano hay que cuidarlo. Y ve hacerlo a su padre y a su madre, y como es pequeña, imitará cualquier cosa que ellos hagan. Si ve que todos cuidan a Jaime, ella también lo hará, se llame Julia (niña) o Julio (niño).
    Los pequeños siempre aprenden lo que ven que los mayores hacen.

    15 junio 2011 | 12:49

  44. Dice ser Yolanda

    Tal vez ni todos los niños sean iguales entre sí ni todas las niñas lo sean.
    Hay una enorme preocupación por definirse, por encajar dentro de una definición o descripción. Creo que cada ser humano es un mundo, hay que dejarlo ser, acompañarlo a expresar su propio interior a medida que crece, y alentarlo a que explore en sí mism@ su propio mundo interior y lo desarrolle hacia afuera, sin condicionarlo con nuestros conceptos acerca de lo femenino y lo masculino, y sin preocuparnos tanto por encasillar a alguien dentro de un conjunto de conceptos.
    Tal vez sean mucho mayores las diferencias entre un individuo y otro que entre un sexo y otro.
    Déjenlos ser y déjense ser.

    22 junio 2011 | 02:56

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.