BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

La normalidad en el desarrollo

Quiero haceros partícipe de un debate que se ha desarrollado en otro blog: el de Amalia Arce, la mamá reciente pediatra.

Es un debate interesante, pero quiero traerlo aquí sobre todo por que creo que su difusión puede ayudar.

Os recomiendo leerlo entero, pero os dejo ya aquí el párrafo que me llamó la atención:

Con 2 años recién cumplidos hay bastantes niños que no hablan bien. En estos casos, y antes de alarmarse, siempre pregunto si los niños tratan de comunicarse (es decir se hacen entender aunque no sea con palabras), si entienden lo que sus padres o familiares les dicen y si buscan la interacción social. Si las 3 preguntas tienen por respuesta un SÍ, a los dos años yo creo que hay que dar un poco de margen al lenguaje.

Y aquí parte de mi respuesta:

Yo te hubiera respondido sí cuando mi hijo tenía dos años a tus tres preguntas.

Trataba de comunicarse: nos llevaba de la mano para obtener lo que quisiera. Entendía parte de lo que decíamos: hasta que no supe ver no me di cuenta de que entendía menos de lo que debería y muchas veces más por pistas comportamentales u horarias que por entender el lenguaje hablado. Interacción social: toda la del mundo. Eso nunca le ha faltado. No hay nada que le gusten más que los juegos motores, las cosquillas… Recuerda siempre que no hay dos casos con autismo/tgd iguales. Los hay incluso que hablan divinamente.

Yo haría otras tres preguntas: ¿Tiene juego simbólico? ¿Señala con el dedo índice? ¿Muestra interés y/o juega con los niños de su edad?

Una más: también preguntaría si ha habido un retroceso, una perdida de habilidades.

En cualquier caso, ante la más mínima duda, lo suyo sería que un experto lo valorase, alguien con experiencia trabajando a diario con niños así, ya tenga como formación psicología, logopedia…

Por otra parte yo a los dos años, cuando planteé que mi hijo había dejado de hablar y le quitaron importancia sin hacerme ninguna pregunta más, me alegré. Que le quitaran importancia me alivió, me tranquilizó rápidamente y me hizo seguir esperando otros seis meses. Seis meses en los que siguió alejándose cada vez más.

Conozco varias asociaciones de padres de niños con alteraciones en el desarrollo y/o autismo. Uno de los objetivos de todas ellas es lograr concienciar a la gente de la importancia de no tomarse a la liguera los signos de alarma, de no esperar.

Si se reacciona a tiempo se puede ganar un tiempo precioso. No es lo mismo comencar las terapias con un niño de dos años que con uno de tres. Y todas ellas (yo también obviamente) consideran preferible pecar de precavidos.

No se trata de pecar de alarmistas, simplemente creo que es preferible que haya niños que se valoren y sobre los que se trabaje unos meses para estimularlos con el disgusto aparejado de sus padres y que luego todo sea innecesario y resulte que los niños tienen un desarrollo normal ralentizado o un retraso simple del lenguaje a que haya niños que realmente tengan problemas y se pierdan tantos meses (a veces son años) de intervención.

La impresión que tienen la mayoría de padres de niños con autismo u otros retrasos en el desarrollo (no siempre es autismo conozco por ejemplo un caso que hasta que no cumplió los tres años no le hicieron una resonancia viendo que se habían producido daños en el parto) es que los pediatras muchas veces han sido un freno más que una ayuda al obtener el diagnóstico y la consiguiente ayuda. Conozco a bastantes que han tenido que sortearlos e incluso amenazarlos para que les hicieran caso. La mayoría han tenido que acudir por su cuenta a sociaciones como Deletrea o a neurólogos infantiles privados.

E incluso para esos expertos el diagnóstico es difícil y necesitan más de un día de valoración y ver vídeos del niño en casa.

Cuando los padres van a la consulta preocupados porque su niño de dos años no habla, o dejó de hablar, o habla poco, o no juega con los niños, o parece que no entiende bien lo que se le dice, o tiene unas rabietas y cambios de humor tremendos, o no juega con los juguetes como es debido… muchos pediatras le quitan importancia, creen tal vez que queremos que nuestro niño sea el más listo del mundo, o que somos padres primerizos e inseguros, o que estamos comparando al niño con otros más espabilados sin tener que hacerlo, que es una reacción al hermanito pequeño o que las otitis recurrentes han dejado huella pero pronto se recuperará.

Todas esas son explicaciones reales de pediatras a niños que conozco y luego resultaron tener autismo.

La impresión que tienen la mayoría de padres de niños con autismo u otros retrasos en el desarrollo es que los pediatras se preocupan mucho de la parte física, ponen vacunas preventivas, se les hacen ecografías de cadera, análisis de sangre del talón, se introducen los alimentos con las posibles alergias siempre en mente, se les deriva al especialista en cuanto físicamente hay la menor duda de problema para curarse en salud.

Pero cuando se habla del desarrollo del lenguaje, cognitivo o psicomotor las cosas no funcionan así de preventivamente.

Yo creo que es bueno que los padres miren las tablas de desarrollo, que conozcan los hitos importantes y se preocupen si sus hijos no los alcanzan sin obsesionarse.

Ojalá alguien me hubiera dicho a mí, cuando mi hijo dejó de hablar, que cualquier pérdida de habilidades es para salir corriendo a que lo valore un especialista.

Ojalá hubiera sabido mucho antes qué mirar para saber que las cosas no iban bien. Yo no me había dado cuenta de que pasados los dos años no existía juego simbólico, ya no señalaba con el dedo (esa es otra habilidad que perdió) o los intentos comunicativos eran instrumentales (nos tomaba la mano y llevaba esa mano a lo que deseaba, ya fuera el grifo de agua o la puerta de la calle).


37 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser LadyA

    Creo que es un tema muy delicado….Como ya te comenté, tengo una conocida en una situación similar, pero que no quiere darse cuenta de que a su hijo le pasa algo…El problema es que es un tema que no puedes tratar con ella, porque se lo toma muy mal…
    Por ahora, parece que el niño ha mejorado un poco y empieza a mirar a la gente un poco y a sonreir…pero si tiene diagnóstico o no, no lo ha compartido con el resto de amigas…
    Creo que tu post va a ser muy útil para muchas mamas…

    http://www.lamamavaca.blogspot.com/

    17 enero 2011 | 10:44

  2. Dice ser Zaragozana

    Sí, yo también creo que puede ser muy útil. Y también que los pediatras se ocupan mucho más de la parte física, no hay duda de eso.
    Y en cuanto a tu amiga, LadyA, creo que somos muy dados en general a no ver o no querer ver según que cosas…

    17 enero 2011 | 12:52

  3. Dice ser Lo que hay que leer!

    Claro, los pediatras son todos tontos y tú eres muy lista. Cualquier madre o padre que lea tu blog sabe mas de autismo que cualquier pediatra… y ante la duda vamonos a una asociación o a un neurologo privado, que los de la Seguridad Social son todos unos ineptos. Vamos vamos, Madre Reciente, no eres más ridícula porque no te entrenas.

    17 enero 2011 | 13:00

  4. Dice ser Martola

    Pues creo que tienes mucha razón en eso en que muchos pediatras por no parecer alarmistas lo dejan pasar.
    Mi niña cumplió 18 meses sin saber andar. Andaba cogida de la mano y con pasos muy inseguros, tenía problemas para levantarse y sentarse solita. No era capaz de levantarse sola de la cuna, etc…
    Cuando cumplió 13 meses, le comentamos al médico que le costaba moverse… no le dio importancia, cuando cumplió los 15, más de lo mismo. Y al cumplir los 18, por pesados nos dio un volante para visitar el fisioterapeuta.
    En fisioterapia, la chica que nos atendió nos dijo que creía que tenía algo en las cervicales (y nos dio cita para otro médico). El médico en cuestio la palpó y sí, que efectivamente tenía una contractura (de nacimiento) en las cervicales, y tras unos movimientos con su correspondiente “crack!”, nos envió a casa y nos dijo que volviéramos en unas semanas. Desde ese día la niña empezó a andar, por supuesto con horas de fisioterápia, pero ya se mueve sola.
    Hay análisis y pruebas sencillas que no llevan tanto tiempo a las que los pediatras deberían poner más atención, porque como dice MR son fallos que cuanto antes se descubran, mejor.
    Un saludo.

    P.D: Esto que tuvo mi hija es más común de lo que parece, tiene sintomas distintos, y la mayoría de las veces se descubre antes (el bebé llora mucho, no duerme y tiene movimientos rítmicos), pero que mi hija no tuvo (pero ella tenía deficiencia en la movilidad). Aquí en Alemania lo llaman “Kiss syndrom”, pero tampoco lo tienen uy claro.

    17 enero 2011 | 13:01

  5. Dice ser Martola

    Aclaración:
    Yo no quiero decir que los pediatras sean incompetentes, ojo!

    Pero que hay muchas cosas que a simple vista no se ven y que a veces incluir algunos análisis sencillos en todos esos controles a los que debemos ir, ayudarían a diagnosticar precozmente muchos problemas serios.

    Y que conste que es mi opinión, nada más.

    17 enero 2011 | 13:04

  6. Dice ser Logopeda

    Yo soy logopeda y hay un numero demasiado alto de casos en los que los pacientes llegan a nosotros con seis / doce meses de evolucion en los que se podia haber empezado el tratamiento pero no se hizo porque la derivacion llega tarde.

    El problema que hay con el lenguaje es parecido al del futbol. Me explico, todos creemos saber sobre el. Los pediatras a menudo por ser medicos se ven capaces de desarrolar un transtorno o una variacion de la normalidad. Pero hay muchos casos en los que la visita al especialista acabaria con una opinion diferente. Los transtornos de la comunicacion a esa edad se determinan en signos sutiles que al pediatra en una visita de 5 minutos o a los padres por estar cada dia con su hijo, se hacen dificiles de ver.

    Que hacer? Un cambio de mentalidad, mayor acceso a los logopedas y centros de atencion temprana, mayor claridad en los protocolos de derivacion, mayor difusion de los signos de alerta… queda mucho trabajo por hacer.

    Desde que soy madre, a nivel personal pienso que lo que se puede hacer cuando se sospecha que “algo no va bien” en el desarrollo de tu hijo es insistir sin miedo a ser vista como una pesada, mejor eso que meses de atraso en un diagnostico que requiere atencion precoz.

    17 enero 2011 | 13:07

  7. Dice ser mari mar

    Pues yo lo estoy pasando francamente mal, hay una persona muy cercana a mí, que creo tiene Asperguer……….lo estoy pasando mal, no se lo he contado a nadie.

    17 enero 2011 | 13:29

  8. Dice ser Carmen

    Tienes toda la razon pero tambien conozco casos y se dan mucho que muchos papas que son avisados por otras personas en su entorno de algunas alarmas ponen los ponen a parir, de disgustan y hacen caso omiso que a su hijo le pasa algo pero estan tan ciegos por no verlos ellos mismos que pasan de que valoren a los niños
    Por tanto hay que concienciar a toda la poblacion tanto padres como pediatras

    17 enero 2011 | 13:35

  9. Dice ser Bea

    Si los padres ya han percibido que algo no va bien, y el pediatra no hace caso (parece que los pediatras en este país son todos unos carniceros, inútiles y despreocupados y los padres son tan listísimos), ¿no se puede pedir cita directa con un especialista, ir tu por tu cuenta?.

    17 enero 2011 | 13:58

  10. Dice ser Martola

    @ Bea.
    Bueno, en mi caso concreto, no fui al especialista, porque confío en el pediatra. Le preguntábamos si era normal, y él decía que todavía estaba dentro del intervalo de la normalidad. Hasta los 18 meses que nos dio el volante para el Fisio.

    En mi caso concreto, no digo que el pediatra actuara mal en ningún momento. Lo que digo es que si en los controles periódicos, incluyesen algunos análisis más, que no son tan complicados, pues probablemente, ciertos problemas se arreglarían antes.
    En nuestro caso, le valió coger en brazos a nuestra hija con la barriguita hacia abajo para ver que algo no iba bien.

    17 enero 2011 | 14:24

  11. Dice ser auri

    La estimulación temprana es muy importante, pero es cierto que el que un niño con dos años no “hable bien” no tiene por qué conllevar ningún trastorno. Creo que los profesionales debemos estar más involucrados, cada uno desde su campo, y lamentablemente no es hasta que los papas “notan” algo que podemos trabajar. Pienso que deberían organizarse más campañas de información, estar más pendientes desde el ámbito profesional y no alarmar por nada.

    17 enero 2011 | 14:30

  12. Dice ser Bea

    Pues ciertamente es lamentable que, unos por otros, se pierda tiempo. Yo creo que es mejor ser una pesada, que el pediatra te vea y piense”aquí está la insoportable”, a callar y perder tiempo, y más si ves que no pone mucha atención, que no levanta la vista de la receta y al niño ni lo mira. Lo mismo que si hay que pagarse una consulta privada para quedarse a gusto, no habría dinero mejor empleado, si te dicen que eres una alarmista, pues “he comprado” tranquilidad y si hay algo, pues se va ganando tiempo.

    17 enero 2011 | 14:34

  13. Dice ser Eldelbar

    Hoy en día los padres tenemos que entender de medicina. Con los médicos no puedes ir a ciegas.

    17 enero 2011 | 14:58

  14. Dice ser AnaMG

    MR totalmente de acuerdo contigo.
    Y en mi caso ha sido quiza mas facil, porque fueron los pediatras y enfermeras del centro de salud, ademas de la tutora de la guarderia, los que a los dos años nos avisaron de que el niño no hablaba ni se comunicaba como deberia para su edad. Yo pensaba que era que aun era pequeño, no tenia donde comparar y pensaba que solo era que iba mas despacio.
    La verdad es que por las preguntas y la imagen que has puesto, el mio iba directo a un TGD o autismo. No señalaba con el indice, no miraba a los ojos practicamente, no hablaba y de juego simbolico, poca cosa.
    Año y medio despues, mi niño habla que no parece el mismo y aunque aun cuando le hablamos mira para cualquier lado y se despista con una mosca, yo diria que esa sombra que se nos puso encima se ha ido alejando.
    Reconozco que sigo con miedo, porque no es sociable en el cole, sigue mirando para todos los lados cuando le hablamos, es muy maniatico, pero si que ha captado el juego simbolico, ahora habla y se comunica muy bien, hasta hace bromas con las palabras y las letras.
    Yo estoy tranquila porque va con su logopeda y se que si viera cualquier cosa, enseguida se le empezaria a estimular, tratar o lo que fuera. Asi que, yo considero vital el diagnostico temprano y para eso deben colaborar, pediatras, papasymamas y centros escolares.

    17 enero 2011 | 15:05

  15. Siempre hay que tener en cuenta que cada niño tiene su tiempo y depende de muchas cosas, por lo tanto, debemos observar constantemente a los niños e informarse.

    17 enero 2011 | 16:35

  16. Dice ser Miriam

    Gracias por escribir este post, le va a venir muy bien a una buena amiga.

    Un abrazo, tu blog me encanta.

    Miriam.

    17 enero 2011 | 18:24

  17. Dice ser Tia de Sobrino

    Bueno pues el tema de hoy es complicado porque no siempre sabemos bien los rangos de normalidad del desarrollo que son muy amplios, pero si estoy de acuerdo en que cualquier cosa que nos parezca extraña la debemos observar, informarnos y preguntar al medico y si el medico no nos deja conformes ir a un centro especializado.

    A veces pienso que si algun dia soy madre no leere nada sobre lactancia, ni sobre metodos de crianza ni nada de nada porque te vuelven loco pero si tratare de tener bien claro cual debe ser el desarrollo cognitivo, motriz, emocional que debe seguir un niño segun su edad y que habilidades debe presentar porque eso es independiente de si toma teta, hace colecho o no lo hace y a mi me parece mas importante. Esta claro que teniendo en cuenta las diferencias individuales de cada niño.

    Saludos

    17 enero 2011 | 19:43

  18. Dice ser Zaragozana

    Tía de Sobrino: no bien nada mal leer de todo, luego ya te formarás tu propia oponión o harás lo que te parezca más oportuno.

    Yo no es que piense que los pediatras son unos ineptos, faltaría más, (parece que aquí cada uno cree leer lo que nadie ha escrito!)`.

    17 enero 2011 | 21:39

  19. Dice ser Anna

    Lady A, si empieza a sonreir…ya es algo.
    La hija de mi mejor amiga (diagnosticada finalmente de Aseperger) jamás lo hace.
    O si lo hace…es cuando hay motivo aparente para que lo haga. Tiene 8 años y he seguido su evolución desde que nació. Yo tengo un hijo de su misma edad y van al cole juntos.
    Se tarda en aceptar que tu hij@ es diferente…aunque todos lo vean y tú seas la primera en darte cuenta.
    Yo a mi amiga jamás le comenté nada de su hija…y estabamos juntas a diario.
    Si todos veíamos que su hija no jugaba…no se relacionaba…no sonreía…como no lo iba a ver ella?
    Le costó contarmelo…y cuando finalmente lo hizo…lloramos juntas.
    Primero le diagnosticaron autismo…y finalmente Asperger.
    No hay que pensar que es un drama, solamente son niños con necesidades especiales y que hay que trabajar bastante con ellos…sólo eso.
    Mi marido es profesor de ESO y tiene diagnosticados de Asperger en Bachiller y con buenas notas.
    Cada uno sobresale en un área….unos en idiomas, otros en matemáticas etc.
    Sólo son…diferentes.

    17 enero 2011 | 22:15

  20. Dice ser ffff

    lo que hay que leer, si, tu el que ve insultos a los pediatras donde no los hay, que sepas que el inútil eres tu por decir estupideces, solo porque estas de mal humor o sabe dios porque, que nada tienen que ver con el contenido del texto, y como yo tambien estoy de mal humor pues lo pago contigo igual que tu lo pagaste con mama reciente.

    17 enero 2011 | 22:27

  21. Dice ser Juan

    Tengo un hijo de 3 años con retraso simple del lenguaje. En la guardería nos tomaron el pelo de mala manera, no nos decían absolutamente nada si no preguntábamos nosotros, que ya estábamos con la mosca detrás de la oreja. Nos vio la psicóloga, que no se mojó absolutamente nada, simplemente “vigilarlo”, a ver qué tal empieza P3, etc. El niño no tenía entonces más de diez palabras (2 años y medio), no se relacionaba con niños, rabietas, inmadurez, etc.

    Ahora veo escritos rasgos TGD (que no TEA) y digo “coñ…, es mi hijo este verano” Su pediatra no vio nada “grave”, pero se quedaba más tranquila si le valoraban en un centro de AT y nos derivó. Como tardaban en llamarnos, nos buscamos la vida por privado.

    18 enero 2011 | 10:30

  22. Dice ser Juan

    Al final ha sido empezar P3, el colegio de mayores, aún sin tener los 3 cumplidos y el cambio ha sido brutal. Todo queda en un retraso del lenguaje, logopedia semanal y esperemos que normalización ya el curso que viene.

    Pero las castañas del fuego, en el gabinete privado y el neuropediatra privado. Descartaron TGD y cualquier trastorno del espectro autista, diagnosticaron tel leve y a correr.

    Hay quien todavía nos dice que nos han sacado el dinero, que era cuestión de madurez que el niño hablase, etc., etc. Pero para nosotros ha sido el dinero mejor gastado de nuestra vida, sabemos que nuestro hijo tiene capacidad cognitiva, adaptativa, social, pero tiene un trastorno o retraso en el lenguaje. Sigue con mucha estimulación, que sigue dando infinitos frutos. Algún día sacará todo lo que lleva trabajado y no habrá quien lo pare…

    Hay que concienciar más a las familias y médicos de familia…

    18 enero 2011 | 10:34

  23. Dice ser Anonimous

    Hola a tod@s, perdonar la intromisión pero nos surgió una cuestión en otro blog y creo que este es el más indicado para hablar sobre el tema, tiene que ver con la normalidad en el desarrollo pero centrado en tu tema concreto, los niños y los videojuegos.

    Manitu, yo no estoy en contra de los juegos ni de los videojuegos, no trato de dar una imagen peyorativa de los mismos, entiendo perfectamente que los juegos son para parte importante del desarrollo de un niño, pero no creo que sea así con los videojuegos.

    Aunque es cierto que existen videojuegos infantiles educativos no son la mayoría ni a los que los niños desean jugar.

    Está ampliamente demostrado que los videojuegos son peligrosamente adictivos y esto puede influir muy negativamente en el desarrollo de un niño, ¿Por qué un niño iba a salir de su casa a hacer deporte o a relacionarse con niños de su edad si toda la diversión que necesita la tiene en la consola?
    El problema de no llegar a los excesos es que los niños no son adultos y es raro que sepan controlarse, si te aburres con un juego siempre puedes poner otro y vuelta a empezar y entonces tienen que ser los padres los que con su escaso tiempo estén pendientes de que el niño no juegue demasiado a la consola.

    Precisamente en japón es donde se dan una serie de conductas inusuales en el resto del mundo por el abuso de videojuegos como es el fenómeno de los hikikomoris o los neets, similares a los ninis de España.

    Obesidad, aislamiento social, bajo rendimiento escolar…

    Creo que los videojuegos solo deberían consumirse por jovenes y adultos responsables, creo que es mucho más beneficioso para un niño estimularle para que descubra la lectura, los deportes, la naturaleza…

    18 enero 2011 | 13:13

  24. Un saludo 😉 y un clic 😉 en mi nombre 😉

    Larrosa Style ;D

    18 enero 2011 | 14:35

  25. Dice ser María

    Yo confío en mi pediatra, pero son humanos y a veces muy preocupados por el tema físico, mi hijo mayor cogio tantos celos cuando nació la pequeña, tenía 4 años que no paraba de vomitar, no retenía ni el agua, el Pediatra le quiso hacer todo tipo de pruebas, yo recién parida destrozada, y mi hermana me dijo “son celos”,cosa que yo también intuía, intentamos darle esa opción al médico y no nos hizo caso.
    Fuimos a un Psicólogo, seguimos sus pautas y en una semana mi hijo dejó de vomitar.
    Sigo confiando en él, pero oigo otras voces, cuando se trata de la salud de mis hijos, también hago caso de mi intuición

    Un saludo.

    18 enero 2011 | 15:06

  26. Dice ser Manitu

    Anonimous

    Me ha costado encontrarte 😀

    Creo que podríamos abrir un debate muy amplio sobre este tema porque no está todo dicho, pero por resumir y no abusar de este espacio que hemos “robado”, te contestaré que estoy parcialmente de acuerdo con tu comentario.

    Efectivamente los juegos de consola o pc pueden ser adictivos y efectivamente en el caso de los niños debe haber una supervisión paternal.

    Pero el que sean adictivos no tienen tanto que ver con el juego en sí como con la persona que lo usa. Las personas adultas no están más libres de caer en esa adicción que los niños porque precisamente “el elemento” adictivo de los juegos es que en ellos puedes conseguir “logros” que no obtienes en la vida real.

    Con esto quiero decir que un determinado tipo de personas serán más propensas a engancharse a los videojuegos que otras, al igual que ocurre con las drogas.

    El ejemplo que me pones de los japoneses creo yo que justamente ilustra mejor esto que digo yo que lo que me quieres decir tu.

    Si los japoneses tienen ese tipo de problemas no es porque juegen mucho y lo hagan sin control. Si te paras a pensar en como es la cultura japonesa te darás cuenta que la clave está ahí, no en los juegos en sí.

    Los japoneses, por cultura, son personas muy competitivas y con un alto sentido del honor.

    Por ejemplo, el ser despedido de un empleo es un alto deshonor. Un ejecutivo que es despedido puede acabar abandonando a su familia para no deshonrarla y le puedes ver en la calle como mendigo.

    Esta presión tan grande hace que los niños muchas veces se refugien en un mundo de fantasía donde las cosas “sean más fáciles”.

    Al final no fue tan breve mi comentario, perdón a todos.

    18 enero 2011 | 17:02

  27. Dice ser AnaMG

    Juan, tu caso es parecido al nuestro, solo que vosotros tuvisteis que buscar la ayuda fuera, nosotros tuvimos la suerte de que tanto la pediatra de la SS como la profe de la guarderia (y nosotros) estabamos deacuerdo con que algo pasaba. De igual forma, antes de los 3 años exploto con el lenguaje y ahora va avanzando a pasos rapidos, como queriendo recuperar el tiempo perdido, aunque aun le quedan cosas por mejorar, como el contacto visual, pero vamos subiendo escalones.
    Ahora lo que nos preguntamos es, es normal que tardara en soltarse a hablar o hay algun motivo que aun no sabemos?. Por lo pronto, cada nuevo avance, lo celebramos por todo lo alto.

    18 enero 2011 | 22:24

  28. Dice ser Tia de Sobrino

    Zaragozana, si ya se que esta bien leer pero hoy en dia hay opiniones muy enfrentadas en cuanto a muchas cosas que todos sabemos y todas defendidas por “reputados” especialistas. Por eso digo que al final te vuelves loco y mas en momentos donde puedas no tener un criterio formado o dudes.

    En fin cada dia y por paradojico que resulte porque siempre leo este blog tengo menos ganas de ser mama y es que me parece muy muy dificil, yo al no serlo solo le veo los problemas y preocupaciones y no las satisfacciones.

    Saludos

    18 enero 2011 | 22:24

  29. Estoy muy de acuerdo con lo que has escrito y creo que puede ser de gran ayuda.

    El cuidador principal siempre tiene una intuición especial con el niño. Si alguien cree que su hijo puede tener algo, aunque sea un mínimo signo, hay que moverse y buscar ayuda. Es mejor pecar de alarmista que lamentarlo después, más cuando hoy en día hay tan buena estimulación temprana y se pueden conseguir tantos avances.

    Creo que los pediatras pecan de fijarse en lo físico, sí. Pero es que esa es una tendencia muy actual, en los adultos me refiero. Parece que si te rompes una rodilla y estás de baja, es todo muy normal pero si resulta que tienes depresión o ansiedad es que eres un cuentista, un flojo o qué se yo.

    Ánimo!.

    18 enero 2011 | 22:42

  30. Dice ser rei

    Si Amalia Arce la mama pediatra donde entre una vez en su blog y comento que la fibromialgia no existe que era todo psicologico.
    con esa falta de educacion y consideracion por una enfermedad tan dura en la cual hoy en dia no hay cura ya tube bastante.
    Entonces el autismo tambien es spicologico vamos que un niño no habla porque no quiere.
    Hay medicos que si no ven algo muy fisico como un bulto o algo a simple vista o un analisis rutinario pues no existe o es psicologico.
    Y gracias a dios que el autismo hoy en dia ya esta reconocido que hace un par de años se pensaba que eran niños raritos nada mas.

    19 enero 2011 | 02:27

  31. Dice ser Incomprendida

    Ya sé que no es lo mismo, que seguramente a vosotras os parecerá una tontería, pero es MI problema, y cada uno nos preocupamos del nuestro. Yo con mi hija notaba que algo no iba bien, ya con tres años la llevamos al psicólogo, pero no nos dijo nada concluyente. Con cinco años en el colegio le hicieron pruebas (una hora de visita de una logopeda, a seis niños a la vez), y dijeron que no era nada. Al año siguiente, otra vez psicóloga, le diagnóstico “trastorno auditivo”, y le mandó unos ejercicios rarísimos. Por fín, al comentárselo a la pediatra, me dijo que eso era muy raro, pero que ella como mucho podía mandarnos a salud mental infantil. Y gracias a Dios. Allí le diagnosticaron un TDAH, pero sin hiperactividad. Así que mi lucha desde entonces ha sido con las profesoras, porque como en clase no da la lata… “solo es que es muy despistada, hay que repetirle muchas veces las cosas para que las haga”. ¿Y cuáles creen que son precisamente los indicadores de un déficit de atención?.
    En lo que respecta al TEA, o TGD, estoy con las que prefieren adelantarse, más vale pecar de pesada, que te diagnostiquen a un niño con cuatro años, y haber perdido un tiempo importantísimo. Uf!, cómo me he enrrollado…

    22 enero 2011 | 11:29

  32. Dice ser Madre esperanzada

    Estoy completamente de acuerdo en este tema, y aunque no debieramos muchas veces no nos queda otra que como padres tenernos que adelantar muchas veces a los médicos, no deberiamos pero yo tb he descubierto con mi experiencia que es así.
    En nuestro caso nuestro bebe incluso antes de nacer teniamos un diagnostico inicial (que no un pronostico porque con su tema parece que el abanico de posibilidades es tremendamente amplio y abarca desde multitud de problemas hasta llevar una vida completamente normal), pero incluso sabiendolo los médicos se muestran tremendamente cautos antes de proponer iniciar algun tratamiento con los peques, ya se verá como va, dónde llega, hay que esperar y ver, y a mi eso de esperar con los brazos cruzados lo siento, pero no va conmigo. Esperando se pierde un tiempo precioso y vital.
    Nosotros vamos a atención temprana porque mi marido y yo nos empeñamos en empezar cuanto antes, los neuropediatras (tanto de la seguridad social como privados nos decían que aun no hacía falta) los pediatras (tb ambos igual, que el niño va estupendamente y que ya se vería si su diagnostico le afectaba en algo al desarrollo, siempre le veían estupendo), pero yo veía que el niño iba un poquito más lento de lo que creía normal (y eso que al ser madre primeriza me es muy dificil saber y las comparaciones con niños tan pequeños son tan dificiles porque hay tanta variedad…). Los únicos que nos han dicho que efectivamente el niño va un poco retrasado en el desarrollo han sido los profesionales especializados en desarrollo infantil (hemos consultado varios). Yo al principio no podía entender como el pediatra o incluso el neuro no podía detectarlo tan pronto o si lo detectaban no le daban importancia y no me instaban a empezar con alguna estimulación.
    Un día hablandolo con el médico que nos atiende en la atención temprana me dijo algo que creo que tiene razón. Los pediatras son generalistas, saben un poco de todo pero cuando hay algo específico derivan al especialista, al dermatologo, al oftalmologo, incluso al neurologo (aunque esto les cuesta mas y no lo hacen hasta que lo tienen muy muy claro y no por si las moscas como con otras especialidades). El problema es con respecto al desarrollo se han marcado una serie de hitos con unos plazos máximos y solo cuando el niño incumple varios de esos hitos y se ha salido bastante de los plazos es cuando ven el problema y entonces se actua, y el problema es que los hitos a veces son largos y se podía haber empezado mucho antes cuando existe la sospecha.
    Ojo que no quiero decir que cualquier padre que tiene un niño que vaya un poquito mas lento en el desarrollo tiene que volverse loco de preocupación y pensar que tiene un problema y correr a A.Temprana, probablemente no será nada y se quedará en un susto pero en ocasiones el no querer ver no ayuda.
    Yo lo que tenía muy claro es que no quería “esperar” como me decían y que un día alguien me dijese que si hubiera empezado antes las cosas serían distintas por eso me puse en manos de especialistas en desarrollo infantil que mes a mes saben ver y orientarme para saber ver. Hay cosas que no se pueden ver pero que se intuyen y el saber mirar es fundamental, la verdad es que estoy aprendiendo tanto en el proceso que a veces me sorprende.
    Otra cosa, hay que tener mucho cuidado con las tablas de hitos del desarrollo que se publican en muchos sitios, algunas están desfasadisimas o son de paises distintos en los que las culturas diferentes en cuanto a crianza hacen que los niños hagan antes o mas tarde ciertas cosas. Yo me he llegado a volver loca mirando en internet versiones muy contrapuestas de que cosas tiene que hacer un bebe de 6 meses.
    Uf que rollo he metido, solo una cosa más, ante mas de una duda mejor pecar de alarmista y consultarlo que arrepentirnos en el futuro por no haber actuado a tiempo.

    25 enero 2011 | 12:25

  33. Sorry for the huge review, but I’m really loving the new Zune, and hope this, as well as the excellent reviews some other people have written, will help you decide if it’s the right choice for you.

    30 enero 2011 | 22:03

  34. The Zune concentrates on being a Portable Media Player. Not a web browser. Not a game machine. Maybe in the future it’ll do even better in those areas, but for now it’s a fantastic way to organize and listen to your music and videos, and is without peer in that regard. The iPod’s strengths are its web browsing and apps. If those sound more compelling, perhaps it is your best choice.

    01 febrero 2011 | 17:35

  35. Wow, I just watched this video and it was quite inspiring. You have an amazing blog, keep up the good work!

    04 febrero 2011 | 11:42

  36. Dice ser Gustavo Dost

    Un saludo, a todos.
    Siempre la mejor estimulación y educación empieza en casa, así cuando los bebes llegan a grandes, y estas situaciones se presentan, pues con mas facilidad podemos detectar si algo anda mal, por que los conocemos muy bien y desde temprana edad, nos esforzamos por estimular sus sentidos y que se adaptaran al medio que los rodea.
    Buen día!

    04 febrero 2011 | 12:52

  37. Dice ser María R.

    Hola a todos!
    Me ha alegrado leer los posts de Juan y Ana MG. Nuestro hijo ha sido diagnosticado a los 2 años y 3 meses por un gabinete privado de un transtorno del lenguaje (también ha habido apoyo de la sanidad pública pero en el CAIT iban muy lentos).

    Aunque digan que no es autismo estamos realmente muy asustados porque no es sólo el lenguaje, nuestro hijo no mantiene contacto visual, ni señala espontáneamente (sólo cuando se le requiere y porque le han enseñado en atención temprana), no juega con niños y muestra menos afectividad que una lechuga.

    Leer vuestros posts nos da esperanza de que sea sólo un transtorno del lenguaje como nos han dicho, pero es durísimo esperar y esperar a que todo vaya mejorando, por mucha logopedia y atención temprana que tenga.

    Yo realmente veo a mi hijo muy raro y encaja en muchísimas características del TGD y leer que vuestros hijos tampoco miraban a los ojos, ni jugaban con esa edad me da esperanza de que mi hijo algún día sea algo más normal.

    Un abrazo,
    María

    16 febrero 2011 | 01:28

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.