BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Los malos comedores

Estábamos muy mal acostumbrados con el tema comidas. El peque fue siempre como un túnel de metro. Entraba casi de todo y en cantidades importantes. Es verdad que tardó mucho en masticar como es debido, pero ya está superado.

Pero su hermana no va por los mismos derroteros. Aún toma toda la teta que quiere, pero ya hace todas sus comidas: desayuno (cereales), comida (purés, arroz, macarrones en cachitos…), merienda (fruta espachurrada) y cena (cereales o purés).

Además lleva ya tiempo masticando estupendamente: aspitos, trocitos de galleta, pan, pasta, arroz….

¿Cuál es el problema? Pues por un lado las cantidades. Raro es que se tome la ración entera. A veces con tres cucharadas se da por satisfecha. Y es frecuente que no quiera más que probarlo. Por otra parte que no todo le gusta o le apetece en ese momento.

Además, lo suyo es comer con los ojos y con las manos.

Con los ojos por que quiere lo que hay en nuestros platos y no en el suyo. Y no siempre puede ser. Y con las manos por que cada vez más se niega a aceptar la cuchara. Pero tampoco quiere usarla ella. Quiere comer con sus manitas. Y no es que me importe en absoluto que se reboce (de hecho me divierte verla). Pero los purés y cereales son francamente difíciles de comer al estilo medieval..

Los casi cuatro kilos y el percentil elevadísimo que tenía al nacer se han quedado en nada. Ahora es un piojillo. Un comino que dice su padre. Pero su peso no me preocupa. Su enfermera de pediatría lo tiene controlado y es una niña sana y espabilada.

Lo que sí estoy descubriendo es esa inclinación oculta dentro de las madres de desear ver zampar a sus hijos como osos pardos.

21 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser PALOMA

    La verdad es que el mío come genial, a veces por demás. pero si que encuentro en otras madres que se preocupan quizás en exceso si no comen lo que ellas creen necesario, y la verdad es qeu pienso que cada niño come a su ritmo, y yo lo he vivido en mi casa, yo comía de todo y no dejaba nada y a mi hermano mayor no se levantaba de la mesa por no comía casi, y sigue así a los treintaytantos. besos

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Niñera

    jajajalas luchas a la hora de comer pueden acabar con los nervios de cualquiera, así que si quieres un consejo… no luchesque no quiere, le quitas el plato y ya está, ya tendrá más hambre a la hora de la merienda

    31 Enero 2010 | 22:02

  3. Dice ser Cris

    Uf, eso me suena…. hasta que cumplio un año mi niño practicamente solo tomaba teta. Ahora con dos años tendrias que verlo…. come de todo y en cantidades industriales!! Tu tranquila, todo llega….

    31 Enero 2010 | 22:54

  4. Dice ser Patricia

    HolaMi piojo come fatal, y lo mejor es armarse de paciencia. El mio no come muchas veces por pereza, le cuesta un monton abrir la boca pero luego se anima.No todos los niños funciona el quitarles el plato y ya comeran despues, mi hermano por ejemplo nunca tenía hambre, si por el fuera no comeria jamás , a base de tesón y paciencia fue saliendo adelante pero costo.Yo la verdad es q empleo cantidad de trucos y al final acaba comiendo , aunq cada uno tiene su medida, tampoco es cuestion de forzarlos mucho pero si de intentarlo.

    31 Enero 2010 | 23:21

  5. Dice ser antonio larrosa

    Antes los niños se comian hasta el pan duro. No sé que sucede ahora que son tan delicados. ¿No sera exceso de mimo? UN pequeñajo , si ve que puede controla a sus padres. hay que ponerlo en su sitio y no dejarse intimidar . yo tengo seis y ya tiene el menor 39 años . Sé de que va la cosa.Clica sobre mi nombre

    31 Enero 2010 | 23:29

  6. Dice ser Mazagón

    Muy bueno el final…Me recuerda a la madre de uno que conozco, que siempre le dice:”Fulano, hay que ver lo gordo que estás poniendo”… Y a los diez minutos… “¿No quieres comer más?, Come, come, come…”

    31 Enero 2010 | 23:38

  7. Dice ser LadyA

    Pues yo de pequeña era muy mala comiendo. Con el tiempo he ido mejorando un poquito, pero vaya, que sigo sin comer gran variedad de cosas, por lo que no puedo pretender que mi hija sea una devoradora…Respecto a las cantidades, creo que tenemos una imagen distorsionada de lo que deben comer. Debemos ser conscientes que su estomago es pequeño y que por mucho que queramos, cabe lo que cabe. Aparte, es importante no forzarlos a comer. Deben ser capaces de autoreconocer la sensación de plenitud. Si nos dedicamos a engordarlos como pavos, en un futuro, no tendran ese control…También es importante no excederse en la cantidad de proteínas que se les dan, ya que el exceso de proteína en niños se ha relacionado con futuros obesos.http://www.lamamavaca.blogspot.com/

    01 Febrero 2010 | 09:44

  8. Dice ser Vanesa

    Despues de leer tu articulo de hoy pienso que soy una mama afortunada porque Daniela es muy buena comedora pero te prometo que hay dias que me gustaria que fuera un poco menos “glotona” ya que muchas veces no podemos ni comer tranquilos delante de ella porque todo le apetece…En fin,que ya lo decia mi madre,ni tanto ni tan calvo!

    01 Febrero 2010 | 09:44

  9. Dice ser vivian

    Pues yo igual que Vanesa. Mi peque es una máquina de comer y lo ha sido desde que nació. Siempre le hemos tenido que dar más cantidad de la que le correspondía por edad. Yo tenía bien aprendida la lección: “no forzar, ofrecer y si no quiere más, retirar el plato”. Pero es que no me deja ni desayunar. Menos mal que ya puede comer bastante variado, que antes que no podía darle gluten, ni yogures… Me gustaría saber qué hay que hacer si el peque no dice que no quiere más. Cómo saber que no se queda con hambre

    01 Febrero 2010 | 10:04

  10. Dice ser blackspirit

    Lo de querer cebar a los hijos debe ser un chip que se les instala a las madres en el momento de serlo y que no se les pasa en la vida.Con mi suegra ya he tenido que poner las manos en el plato porque cada vez que me doy la vuelta para hablar con alguien aprovecha para echarme un cazo o dos más en el plato.Y no soy la unica. Con mi marido ya tuve que pararle los pies porque el pobre, por no decirle que no, estaba empezando a ponerse verde y su madre empeñada que casi no habia comido (despues de 4 platos) y que se cogiese una pata de cordero.Aunque claro, despues hay niños que no comen aún les maten y con ellos hay que tener una paciencia infinita.Luego esta el tema de los niños que solo quieren comer macarrones o arroz o lentejas… y los padres por que coman solo les hacen eso de comer.En resumen. De todo hay en este mundo.

    01 Febrero 2010 | 10:11

  11. Dice ser Zaragozana

    Bueno, la mía es buena comedora, siempre lo ha sido, tenía un percentil elevado, pero ahora, con sus tres años y medio está estupenda. Este no ha sido un problema para mi, la verdad. Eso sí, estoy con Larrosa, creo que una de las cosas que utilizan los críos, si ven que pueden hacerlo, es la comida, yo eso lo he visto y lo he vivido y aún tengo que tener mucho cuidado. A veces se niega o protesta ante alguna comida, sobre todo verdura, siendo que cuando era más pequeña no ponía ningún problema. Ante eso, le permito que coma menos cantidad pero no que no coma, sea la comida que sea.Otra cosa que he observado es que el comedor del cole les va muy bien en ese sentido, aunque creo que hay que tratar que el fin de semana no se convierta en “como lo que quiero”. Como decía Niñera creo que no hay que convertir el asunto en una lucha, (entiendo que no es cosa fácil para los padres que tienen este problema).Un ejemplo: anoche en la cena estaba en plan guerra, no quería ni a tiros sentarse bien a la mesa. Pues bien, me comí su plato de judías verdes, diciéndole lo buenas que estaban y le dije que ya había cenado, que no le daba nada más, (uff, que cabreo pilló..jejejeje). Pues al rato dijo que se iba portar bien, se sentó bien, se comió casi todo el plato, el 2º y etc. En fin…a veces hay que jugar fuerte, porque desdeluego ellos/as lo hacen muchas veces.

    01 Febrero 2010 | 10:41

  12. Dice ser Igoma

    Los míos también son buenos comedores, bueno más bien normalitos. Solo les obligo cuando es por cabezonería: el “esto no me gusta” de toda la vida. Ahí les dejo que coman menos cantidad, pero comen o no hay nada más. Relájate, que no se van a morir de hambre, si te mantienes firme se saltarán una comida alguna vez pero nada más.

    01 Febrero 2010 | 11:12

  13. Dice ser quospasa

    Holaaaa! Hace siglos que no pasaba por aqui!A mi me pasa un poco igual. El mayor comía, ahora pienso, que demasiado. Estaba super gordo. Nunca tomo teta. El peque tiene 13 meses sigue tomando pecho y de lo demás come mucha menos cantidad que su hermano. A mi no me preocupa porque es también grandote y se que con la teta está bien nutrido. Pero la diferencia fundamental es su actitud ante la comida: yo creo que el peque disfruta más de ella. El mayor era como un buzón de correos, abría la boca y se comia lo que le dieses. El peque sabe lo que le gusta y lo que no, y cuando no quiere más te lo hace saber claramente. Yo creo que es un poco por el estilo de crianza y la teta a demanda: el come cuando tiene ganas, yo no le fuerzo por lo que tiene una relación mas “sana” con la comida.En el cole siempre tienden a obligarles… yo me debato entre hacerlo o no. Como madre también me preocupa que no coman “lo suficiente” pero tampoco me gusta pensar en que le están obligando a comer algo que no le gusta (a los mayores tampoco nos gusta tooodo)Por cierto que tenemos que operar al mayor de anginas. Llevaba una temporada comiendo fatal y habia adelgazado mucho y es por culpa de las amigdalas que le dificultan tragar, no puede respirar bien, se cansa, etc… Si alguno de vuestros niños empieza de repente a dejar de comer “bien” (como lo hacía hasta ese momento) considerar esta posibilidad…Besos a todas.

    01 Febrero 2010 | 11:25

  14. Dice ser moi

    yo sigo la regla esa de ofrecer y si no quieren quitar el plato. luego no hay nada más hasta la hora de la merienda que será fruta o si es la cena lo que no quieren, leche antes de ir a dormir. y sobre todo variedad, si te limitas a lo que comen bien acaban con una dieta restrictiva. hay cosas que no quieren ni mirar la primera vez pero a la décima se lo comen.igual si le dejaras tomar leche sólo de postre, empezaba a comer mejor. por probar no pierdes nada.lo de la cuchara es complicado, jaja, mucho ánimo!

    01 Febrero 2010 | 11:30

  15. Dice ser asturiana

    a todas aquellas madres que esten desesperadas les recomiendo el libro “mi niño no me come” de carlos gonzalez, es el mismo escritor que “besame mucho” y “un regalo para toda la vida”, a mi me ayudaron mucho.

    01 Febrero 2010 | 22:01

  16. Dice ser AlmaDePollo

    Cuidado con los Aspitos, que tienen glutamato monosódico, y no hay nada peor en este mundo.Os dejo un link con todas las “bondades” de este potenciador del sabor.http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ciencia-y-tecnologia

    01 Febrero 2010 | 23:00

  17. Dice ser Noelisa

    Los aspitos no tienen glutamato. Acabo de mirarlo en el envase.

    02 Febrero 2010 | 10:52

  18. Dice ser Zaragozana

    Hola, Quospasa, saludos. Espero que se solucione pronto el tema de las amigdalas.Te comento una cosa: en el cole de mi hija, un colegio público, y creo que será así en la mayoría, NO les obligan a comer, ni mucho menos. ¿Qué algo no les gusta? Pues comen menos cantidad, pero comen, que eso es lo mismo que hago yo en casa, salvo excepciones, claro, si un par de cosas, (siempre que sean un par), las odia, pues vale, pero de eso a “si no le gusta que no se lo coma”, pues vamos listos, muchos/as comerían macarrones con tomate a diario y nada más.

    02 Febrero 2010 | 22:11

  19. Dice ser Zaragozana

    Por cierto, que esta misma tarde hablaba con una amiga de este tema: ella tiene uno de cuatro, otro de dos y uno de pocos meses. Pues el de dos no come nada, pero nada de nada, únicamente yogures y natillas, no hay manera humana de que coma nada. La pediatra le ha dicho que no le de yogures y natillas…pues bien, se ha pegado cinco días sin comer. La verdad es que no he sabido que decirle…aparte que busque ayuda y otro pediatra pero ya. Se os ocurre algo? (parece que no es un tema de celos, ocurrió a partir del año).

    02 Febrero 2010 | 22:14

  20. Dice ser xabi

    Yo pasé de ser un niño muy mal comedor -comía pocas cosas y en pequeña cantidad-, a seoyar una serpiente y comermela a la brasa en el ejercito. En realidad sigo siendo de comer en pocas cantidades pero he pasado a comer de todo y curiosamente, las pocas cosas que no me gustan, son las que mas me tiraban de niño. Yo aconsejaría a los padres a poner de su parte y darles cosas nuevas a probar antes de forzar con la cantidad. En mi caso me ayudó mucho el introducirme desde niño en el mundo de la cocina ayudandole a mi padre a preparar la comida del fin de semana y familiarizandome con los alimentos desde que salen del mercado. Como nota negativa recuerdo que jugó en mi una mala pasada la publicidad con su falsa percepción y los prejuicios que la aveces rezagada educación te crean desde muy niño.

    07 Febrero 2010 | 17:06

  21. Dice ser xabi

    *Con perdón de los presentes:”No esperes que tu hijo sea un gran comedor limitandote a poner en su mesa unos macarrones hervidos con tomate dia si, dia también”.

    07 Febrero 2010 | 17:10

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.