Cómo ayudar a una madre reciente y cómo no hacerlo

29 enero 2009

Este post no va dedicado a madres futuras y recientes, sino a todas aquellas personas más o menos bienintencionadas que quieren ayudar durante sus primeros días en casa. Lo que se conoce técnimamente como puerperio y que es la fase más dura de todo el proceso.

Y si vais a ser padres o madres recientes, podéis enviárselo a quien consideréis oportuno para que se pongan las pilas.

Es relativamente frecuente que durante esos primeros momentos aparezcan por casa madres, suegras, padres, suegros, cuñados…

Quieren hacerte compañía y ayudarte dicen. Pero muchas veces lo que entienden por ayudarte es quedarse arrullando al bebé para que tú tengas tiempo de planchar, sacar al perro, ir a hacer la compra, preparar la comida…

Pues no. El bebé ya tiene una madre. Y esa madre probablemente estará molesta por los puntos, superando una cesárea que es una cirugía mayor, cansada, mal dormida, agobiada por la nueva rutina que se está estableciendo…

La mejor manera de ayudar es llevarte comida hecha a casa, hacerte la compra, plancharte o sacar al perro…

Los que de verdad desean ayudarte y te quieran probablemente lo entenderán. De hecho es muy posible que salga de ellos.

Y a los que se enfaden cuando se les plantee que si quieren ayudar bajen por papel higiénico y huevos al súper de la esquina, que les den.

También son importantes las horas a las que quieran ir a ayudar. Conozco un caso en el que la suegra dijo “Yo vendré a ayudarte todos los días de 15:00 a 17:00 cuando salga de trabajar”. A esa hora lo que quería la madre reciente en cuestión de la que hablo era echarse la siesta aprovechando que su pequeña solía dormirse un rato.

Pues si te viene mal. Dilo. Explícale amablemente que estarás encantada de que venga. Pero que a esa hora no te viene bien.

Un último consejo: dejaos ayudar. A veces cuesta. Ya sea porque nos gusta sentirnos independientes o por que te puedas sentir incómoda viendo planchar a tu suegra mientras tú estás en el sofá dando el pecho, pero viene bien relajarse y permitir que nos mimen un poco esos días.

61 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Mar

    No digo que sea con mala intención porque suele ser por desconocimiento. Pero cuando nació mi enano, él fue el primer nieto de mi suegra y las visitas eran una locura para mí.Venía a última hora de la tarde rodeada de amigas suyas y familiares para ver al pequeño. Se me podían juntar tandas de diez personas cada vez que venía y no era para ayudar. La gente venía a ver al niño y tomar de paso la merienda-cena. Y mi marido no decía nada, porque como era su madre todo tenía que ser así.Yo agotada por mi cesárea, mis pezones abiertos y la falta de sueño me pasaba todas las tardes preparándo comiditas para todo el mundo.Además como siempre coincidia con alguna toma o baño del niño, todo el mundo encima mía para ver como daba el pecho o todos soplándome detrás de la nuca para ver como bañábamos al niño.A los quince días de esto, dije a mi suegra que le agradecía “su ayuda” pero que ya no me hacía falta.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser isa

    pues en mi caso mi madre se vino a casa 5 dias y nos vino genial porque´la pobre limpiaba, hacia la comida , la compra y todo lo demas y mi suegra venia un rato por la mañna pero el resto de la familia no venian con lo que era un alivio… casi lo he llevado peor despues cuando a todas horas me llamaba mi suegra para pasear porque a la niña le venía muy bien el aire… que agobio por dios! yo lo que llevo fatal es el ¿ venís a comer? ¿ por qué no venís a tomar café? joder es que no entienden que los fines de semana son para descansar ??? yo luego me siento culpable porque si no, no ven a la niña pero es que es un horror. POdrías comentar tambien el tema ” ver a los nietos” en otro post madre reciente…. que tambien da para mucho…

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Blanca

    Bueno, tomo nota… Aranchita, una lasaña? :D

    29 enero 2009 | 08:31

  4. Dice ser Arancha

    Jaja, muchas gracias. Pues si, en raciones individuales para meter en el congelador… Y por favor, organizame a la familia en la puerta que se me va a liar una…Madre reciente, casi prefiero que se lo digas tu a mi madre y a mi suegra… yo no me atrevo…

    29 enero 2009 | 08:49

  5. Dice ser An

    Mi suegro venia a ver al peque en su descanso del trabajo, que por desgracia coincidia con la siesta que me dormia yo mientras el bebe dormia la suya.A la segunda vez que me vino yo estaba medio dormida, amablemente dejo de venir a esas horas.Como comprendia su falta de tiempo para poder visitarme en otro horario, acostumbre a ir a su lugar de trabajo paseando un par de veces por semana, aparte de las visitas del fin de semana.La verdad es que tampoco tuve muchos problemas con eso, todo el mundo respeto mi descanso y por suerte, el del bebe. Nada de ir de brazo en brazo, el nene en su cuna durmiendo, que ya tendrian tiempo de verlo.Vaya, que tuve suerte y me tuve que ahorrar sacar la mala leche.

    29 enero 2009 | 09:05

  6. Dice ser gemma.a

    Cuánta razón tienes con este post. Es difícil decir “no” cuando sabes que la otra persona te quiere ayudar aunq en esos momentos te esté molestando. También es complicado dejarse ayudar en muchas ocasiones. A mi me molestaba bastante que viniese la familia más cercana a ayudarme, sentía que por ser madre en ese momento, todo el mundo tenía derecho a entrometerse en la intimidad de mi hogar. Lo que me vino genial fueron las visitas, alguna vez participaron del momento del baño o de unas risas por nuestra inexperiencia, que no viene mal. Ciertamente, los primeros momentos tras el parto y el alta en el hospital son difíciles ya que hay que adaptarse al nuevo miembro de la familia y a la nueva situación. Ánimo a todos los nuevos padres!

    29 enero 2009 | 09:24

  7. Dice ser pequeñita

    Que gran tema!! la piedra angular de la vuelta a casa…Yo con mi gran cesarea no podía ni ir al baño sola y mi marido no pudo dejar de trabajar, asi que se vino una tía a casa los primeros días. Mi suegra medio enfadada por esto, pero ella trabaja 3 horas que yo no podia quedarme sola. Con mi tia estupendo,ella buscaba los medios para arreglarse, pero mi suegra siempre venia a la critica hora (ultima de la tarde) y.. ¿Que te hago?¿como lo hago?¿donde esta?…. es decir, que tenia que estar yo pendiente, y asi ni te relajas ni descansas, si no todo lo contrario. En fin…

    29 enero 2009 | 09:44

  8. Dice ser Mar

    Yo resido en los Países Bajos y aquí a pesar que el seguimiento del parto por parte de los ginecólogos es casi inexistente (el embarazo lo llevan las comadronas), lo cierto es que tienen un sistema muy bueno una vez que das a luz, ya que dependiendo de tu seguro médico, te envían a casa de 5 a 10 días a una puericultora que trabaja en casa desde la hora que se marcha el marido hasta la hora que regrese a casa. Cuida al niño a la vez que enseña a la madre primeriza a cuidarlo, a hacer biberones, a bañarlos, etc. Y además te recoge la casa, pone la lavadora, pasa la aspiradora, quita el polvo…y lo más genial de todo, se convierte en secretaria de la familia regulando las horas de visita, con lo que si la suegra (o alguien más) llega a una hora inesperada o la madre está echando la siesta con el bebé, la chica en cuestión no se corta un pelo en mandar a la suegra con educación por donde ha venido y que llame para informarse a qué hora es mejor que vuelva………Yo quedé encantada!!!!!!!!!!!

    29 enero 2009 | 09:55

  9. Dice ser Amayya

    Yo tuve (y tengo) la inestimable ayuda de mis padres que me hacían compra, comida, mi madre se llevaba la ropa en bolsas y me la traía planchadita, los primeros días incluso me limpiaba la casa de arriba a abajo (es que con una cesárea no está una para agacharse a limpiar la bañera y a barrer debajo de las camas… jeje)… En fin, un lujo y además como mi madre tiene mucho sentido común para estas cosas siempre venían en las horas perfectas y avisando antes por si las moscas.A mi suegra la tengo a 400 kms. pero seguro que tampoco habría tenido problema con ella.Saludos!

    29 enero 2009 | 09:56

  10. Dice ser vivian

    Yo no quiero ni imaginarmelo. Voy a tener a 4 abuelos novatos en casa babeando por el bebe. Creo que voy a cerrar la puerta de mi habitación con cerrojo y que se apoderen del resto de la casa. Uff!”Sabes que pasa? Que tu eres una madre novata y no tienes ni idea. Menos mal que estan ahi las abuelas para saber si el niño tiene caca, hambre, calor…” De eso nada! No pienso permitir que alteren más a mi hijo mas de lo que ya estará el pobre por encontrarse en un medio distinto al de sus anteriores 9 meses. Yo creo que podre aguantar la invasion pero al bebe, ni tocallo. Ah y por supuesto, me voy a hacer la debil si lo veo necesario para que me dejen en paz.Dios, es que estoy temblando ya!

    29 enero 2009 | 09:59

  11. Dice ser LuisFe

    Bueno, en mi caso ha sucedido como dices, y es muy cierto que en los primeros días se agradece la ayuda muy mucho, el problema viene cuando esos primeros días pasan y la gente sigue pensando que si vienen es para ayudar y no se dan cuenta de que efectivamente al inicio hace falta mucha ayuda pero cuando el chaparron pasa lo que en mi caso queriamos es que la gente viniese e hiciese compañia, no que trabajase. Y les ha costado entenderlo… es cierto que al principio el quitar la labores a la madre fue un lujo pero luego despues cuando ya hemos tenido algo mas de control sobre la situación lo que se agradece es eso, que si vienen hagan un poco de compañia que el resto de cosas de las casa ya las iremos haciendo a nuestro ritmo :).

    29 enero 2009 | 10:02

  12. Dice ser almenaradegadir

    Qué gran verdad es este post!!!!

    29 enero 2009 | 10:05

  13. Dice ser Sus

    Pues si, creo que lo mas peligroso no es una madre novata, sino 4 abuelos novatos..Mis padres van a venir para cuando nazca la niña, ya que viven fuera, y me apetece compartir esa experiencia con ellos….. y a la vez me aterrra… me veo a mi madre cambiandome las cosas de sitio para que “sean mas cómodas (para ella…)”.Y me veo a mi suegra, fresca como una rosa despues de sus siestas a ver que puede hacer para no ser menos que mi madre….Eso si, los que mejor lo van a pasar son mi padre y mi suegro, libres por un tiempo y con sus cosas… jejeje.Creo que la idea del cerrojo en la puerta de la habitacion me está pareciendo cada vez mas atractiva…. ya veremos.. Espero equivocarme…(que miedo¡¡)

    29 enero 2009 | 10:09

  14. Dice ser Amayya

    Vivian, tampoco es eso, mujer! Entiende que los abuelos quieren muchísimo a los nietos y que les encantará cogerle y achucharle y no pasa nada… Otra cosa es que esté el pobre todo el santo día de unos brazos a otros mareado perdido… jeje Yo alucino con cómo quieren los abuelos a los nietos… (cuenta de cómo se puede querer asupongo que esto sería para otro tema). Son los hijos de sus hijos y son otro cachito de su carne, no sé… yo hasta que no he tenido a mi hijo no me he dado de lo que se quiere un nieto y supongo que, algún día, si dios quiere, yo experimentaré la misma sensación con mis nietos que mis padres y mis suegros con mi hijo y antes con mis sobrinos.

    29 enero 2009 | 10:09

  15. Dice ser Amayya

    Por dios qué post tan mal escrito!!!! jajaja se me han movido todas las frases!!

    29 enero 2009 | 10:11

  16. Dice ser Rosilla

    Totalmente de acuerdo con Pequeñita en lo de “¿Qué hago?¿Dónde está esto?” Es muy estresante. Cuando nació mi hija, estuvo mi madre en casa una semana, y como vienen de vez en cuando (viven a 300 km), sabe dónde está todo, y hace las cosas como le parece (ya que viene, yo no le voy a discutir si limpia con más o menos lejía).Otra cosa que no ayuda es que venga alguien a echar una mano y que se traiga a un crío de tres años. Prefiero estar sola que pendiente del niño mientras su madre limpia/cocina/plancha…Lo que cuenta Mar se lo podían apuntar aquí en España, jeje.

    29 enero 2009 | 10:14

  17. Dice ser Noelia

    Yo creo que una forma tambien de ayudar a una madre reciente es limitar las visitas, eso de que se te llene la casa de gente es agobiante. El primer mes es el mas dificil, y es cuando madre e hijo/a comienzan a conocerse, es muy importante la intimidad!! Vosotras que opinais?

    29 enero 2009 | 10:18

  18. Dice ser Zaragozana

    Desde mi experiencia, que tomen buena nota las futuras mamás de lo que comenta madrereciente, creo que no se puede decir más claro.

    29 enero 2009 | 10:29

  19. Dice ser Yolanda

    En mi caso,aún espetó que me pregunté alguien d mi familia si estoy bien …

    29 enero 2009 | 10:33

  20. Dice ser Elmorea

    ;) Entonces lo he hecho bien….je,je

    29 enero 2009 | 10:35

  21. Dice ser esa

    Yo por suerte, mi marido se pudo coger vacaciones despues de los dos partos.En el primero, nos apañamos muy bien porque él era el que hacia todo: limpiaba, cocinaba, etc…. hasta que yo me curé los puntos y empezé a establecer una rutina.Con el segundo igual, pero lo pasamos peor porque fue en pleno agosto y teniamos al mayor (3 años) en casa dando la tabarra.Y mi suegra, si te he visto ni me acuerdo. Siempre espera a que la llamemos para pedirle las cosas, cosa que a mi no me gusta, en vez de venir por si misma.Cuanto echamos que se viniera a entretener al chavalin!!.En fin, fue un mal mes hasta que comenzo el colegio. Ahora lo tengo todo bien organizado y por suerte no necesito la ayuda de nadie, salvo casos excepcionales.Y no por eso me creo supermama ni nada. Simplemente es cuestión de organización y prioridades.Hasta me da tiempo a escribir en los foros!!

    29 enero 2009 | 10:36

  22. Dice ser GEMA

    MI GRAN DEPRESIÓN POSTPARTO FUE PROVOCADA POR ESTO MISMO. La familia de mi marido todo el día metida en casa, a cualquier hora y para estorbar, s siquiera para ayudar. Y yo, ala, encima a dar buena imagen y solícita, que si quieres tomar algo… con los puntos, los pezones en carne viva, en pleno agosto con la calor, la matrona que te dice que estés el mayor tiempo posible desnuda para la cicatrización… ¿pero quien puede con visitas cada 10 minutos? pero de eso no se dan cuenta, solo de que ellos quieren ver a la niña y eso es lo primero que cuenta. Mi hija tiene ya cuatro años y seguimos igual, organizandote la vida y los pocos ratos que se tiene para estar tranquilos en casita, solitos… con el segundo no me pasa!!!

    29 enero 2009 | 10:39

  23. Dice ser Ángeles

    Yo añadiría algo más: los primeros días en casa, si cuentas con la ayuda de tu pareja la mejor forma de ayudar para cualquier visita en general es… NO VENIR A VISITAR AL NIÑO O LA MAMÁ, que ya bastante tienen con aprender a conocerse y a tratarse, además de todas las molestias que las mamás tenemos esos días, como muy bien se comentaBA (puntos, dolor de pechos, sueño, …). Mi matrona nos decía el las clases de preparación al parto que esa labor (la de “espantar” cariñosamente a las visitas correspondía al papá).

    29 enero 2009 | 10:44

  24. Dice ser Selvas

    Totalmente de acuerdo. Y aprovecho este comentario para desearte lo mejor en el parto, estoy seguro que todo saldrá fenomenal. Disfruta mucho de los primeros momentos, ya sabes que son mágicos.Un abrazo

    29 enero 2009 | 10:48

  25. Dice ser Una madre

    Yo no tuve problemas cuando nació la niña. A la vuelta del hospital estuve un par de dias en casa de mis padres y descansando mucho y luego cuando llegué a casa si necesitaba algo llamaba a mi madre.Luego tuve problemas con una amiga que hace poco tuvo una niña. Cuando la niña nació no quisieron visitas en el hospital y yo que se lo cansada que se acaba lo entendí y como había confianza la dije que me avisara cuando quisiera visitas.El caso es que después de 2 meses la pregunté si ya podía ir a conocer a la niña y muy enfadada me dijo que eso lo decídia yo, que el resto de los amigos ya habían ido. Y encima me quede con una cara de tonta que no os imaginais.En fin, que nunca sabe una como acertar.Besos

    29 enero 2009 | 10:53

  26. Dice ser una mami

    lo mio no se ni como explicarlocuando nacio mi chiquitin que porcierto ahora tiene 17 años, mis suegros han estado viniendo a diario , menos las temporadas largas de verano que pasaban en el pueblohasta el año pasado.porque un dia una cuñada de mi suegra hablando con ella le conto que nos visitaba todos los dias, la cuñada horrorizada le dijo que nos dejara un poco en paz que lo que hacia no era muy normal.mi suegra me lo conto .como si su cuñadano tubiera razon, y me dijo ¡ TU TE CREES LO QUE ME HA DICHO MI CUÑADA QUE OS MOLESTO¡yo no sabia que contestarle, porque ha todo eso son muy buenas personas y siempre estan dispuestos a ayudarte,pero pesadisimos yo incluso alguna vez ,han llamado a la puerta y me he hecho la loca para no abrir, en fin asi es la vida

    29 enero 2009 | 11:03

  27. Dice ser Yolanda

    Yo he tenido suerte, la verdad.. Desde que salí del hospital quería empezar mi vida sin ayuda, pero mi madre venía de visita y lo único que hacía era plancharme, recoger la casa, preparme la comida y se iba.. sin arrullar al bebe, sin nada más.. Y mi suegra no hacía nada de lo anterior, pero alguna vez trajo la comida… Yo estoy agradecida por ello.. no hubiese podido soportar que alguien viniera y empezara a “manejarme” al bebe.. y más cuando estás recién parida, que como animal que eres, estás nerviosa cuando te separan de él.. En fin, que mis experiencias en mis dos partos han sido extraordinarias.. será porque tengo una madre extraordinaria??? Creo que sí!! y bueno, la suegra tampoco está mal… :)

    29 enero 2009 | 11:12

  28. Dice ser Papanovato

    La verdad es que hasta que uno lo pasa no se da cuenta de lo que molestan las visitas los primeros días. Coincido plenamente en lo de ayudar a hacer la comida, sacar al perro, etc Al bebé lo tiene que atender la mamá o el papá. Y lo ques más importante: tienen que aprender solitos. Algún consejo biene bien, pero todo el santo día que si cogelé así, que si dejalé, que si tiene hambre, que si tápale, que si destápale… aaaaaggLas familias deberían hablar y quedar para no ir de visita todos a la vez, sobre todo al hospital.Fascinante lo de los países bajos.

    29 enero 2009 | 11:20

  29. Dice ser Marisa

    Yo tuve la suerte de salir como una rosa del Hospital (no me tiraban los puntos, no estaba cansada…) y no quise ni por un momento que viniese nadie a ayudarme. Mi madre no podía y si ella no estaba no quería que estuviese mi suegra tampoco. Me gusta hacer las cosas a mi manera y sobre todo en la cocina me molesta bastante la gente. Mi marido y yo nos apañamos muy bien desde el principio y la nena hasta nos dejaba dormir bastante. A veces no queda otro remedio, pero si se puede evitar es mejor estar solos en casa e ir adaptándose poco a poco. Y si no se limpia el polvo, que le den morcilla al trapo. No me importa que cojan a la peque cuando viene alguien de visita, eso sí, siempre y cuando esté despierta. Si está dormida no permito ni que la toquen.Los cuatro abuelos ven a la niña casi todos los días y he tomado la determinación de que no se va a comer a ninguna casa de los abuelos los findes si no es por cumples. Asi que han dejado de decirnos “¿Venis el domingo a comer?” porque saben que la respuesta va a ser siempre no. Asi estoy con mi familia y podemos comer y hacer lo que nos de la gana sin tener que andar con prisas. Ahora que la peque tiene 8 meses veo que eso que dicen muchas madres de que se les viene el mundo encima en cuanto se quedan solas con el bebé a mi no me afectó en absoluto. Trabajo en dos sitios, voy a clases un par de veces por semana y atiendo mi casa (esto último lo justito) aparte de atender a mi hija y a mi marido. Y todos tan a gusto.

    29 enero 2009 | 11:40

  30. Dice ser mar

    Yo por desgracia, pase los primeros dias de la vida de mi hijo llorando desconsolada por que mi suegra me puso tan nerviosa diciendome que la leche (le daba el pecho) no le era suficiente, que termino por no subirme más; Aparte de no dejar descansar al peque dando palmas y silbandole como cuando se llama a un perro en la calle.Desde luego cuando llegue el proximo os puedo asegurar que no me pasa esto, animo para las que lo estais pasando ahora y no dejeis que os agobien!!

    29 enero 2009 | 11:49

  31. Dice ser ARANCHA

    Pues yo acabé hasta el gorro literalmente. Como tuve episiotomía y cesarea estaba llena de puntos y casi no podía ni moverme y mi madre estaba atendiendo a mi padre, convalenciente de una operación, tuve la ayuda de mi suegra.Llegaba todas las mañananas a las 9 y se dedicaba a ver como mamaba el niño, me hacía la cama , cuando era la hora del paseo salía conmigo , traía un taper de comida para mi y mi marido y cuando este llegaba ella se iba, me tenía loca, yo estaba echa polvo y no paraba de contarme cosas de su familia, de las vecinas, tenía que estar con buena cara, aguantando la visita, lo que me solucinaba era la comida que traia, pero ella se iba a las 6 y sin comer, por que decía que ya comería en su casa. Yo no estaba nada cómoda con esa situación y en vez de ayudarme o servir para descansar, tenía que estar ahí con ella. Justo al mes, cuando ya me pude mover un poco más, dije que me quedaba yo sola ,se mosqueo un poco, pero yo lo que necesitaba era cualquier rato de sueño del niño para tumbarme en el sillón a descansar. A partir del mes, sus vistas pasaron a ser a las 6 y venía con el suegro, sobre esas horas el niño siempre tenía cólicos y aquello era para echarse a temblar………el drama que montaban, yo quería morirme………no hacían más que angustiarme, estaba deseando que se fueran……… Lo harían con buena intención, pero yo lo llevaba fatal…….. Estaba deseando que llegara el finde para que no aparecieran. Qué 4 primeros meses y como era pleno invierno por las tardes al final no salíamos, estaba deseando que llegara la noche para que pasara otro día.

    29 enero 2009 | 11:54

  32. Dice ser susi

    Con mi primer hijo mi gran problema fue en el hospital, ya que tuve un problema con la hemoglobina y no me podia mover de la cama, el día que nació mi habitación parecia el metro en hora punta, hasta una enfermera se lo dijo a mi suegra, que no hizo el menor caso. Luegoen casa mi madre si vino unos dias para ayudarme, compra, casa, y todo lo que necesitaba. Cuando nació mi sobrino llamé a mi cuñada que vive en otra ciudad bastante lejos para preguntar que tal, y mi suegra cogió el telefono y me dijo que no se la podía molestar porque habia tenido un bebé, y que estaba descansando con su marido y su hijo…Debió ser que yo tuve un elefante…porque esa consideración no la tuvo conmigo..Y solo me quejo de otra cosa…ahora mi hija tiene 4 años y tengo otro de 2, y susabuelos vienen todos los dia s cuando les estoy bañando…mi suegra me ha llegado a decir que cuando llega ella no la hago caso que si me pasa algo…no se si se hadado cuenta que durante toda la tarde estoy copn ellos y pueden venir, que luego toca baño, cena y a dormir…

    29 enero 2009 | 11:56

  33. Dice ser miriam

    Mis padres y mis suegros tambien fueron abuelos primerizos, pero no me ayudaron igual unos que otros ni de coña!Mi madre la pobre venía cuando tenía un rato a plancharme, hacer la comida o para que pudiese poner la cabeza quince minutos en la almohada. A mi padre le daba la lista de la compra, o cuando yo estaba muy cansada me paseaba a los niños hasta que volvían a piar por hambre. Además de todo esto me hacían de filtro para un montón de visitas que, no es por nada, pero…que c*ñ* pintaban en mi casa recién parida y con dos niños prematuros que lo que menos necesitan es que les lleguen microbios y bacterias de todo bicho viviente?Mis suegros por el contrario, venían “de visita”, a la antigua usanza. Les tenía que poner el refresco en la mesa, y cuando se iban, quitarles el vaso y llevarlo yo a la cocina. Sí es verdad que a veces los paseaban por la calle un ratito, pero la verdad es que poniendo en una balanza lo que me solucionaban y lo que me perjudicaban, mejor que hubiesen venido una vez a la semana unicamente.Me identifico con un comentario que hay un poco más arriba que dice que la ponían nerviosa sus suegros porque enseguida montaban el drama con el cólico, que si la caca es muy blanda, que si no han echado bien el aire despues de la toma…jejeje.De todas formas, según ha pasado el tiempo mi perrpectiva de aquellos días tan duros ha variado bastante. Entonces me daba la impresión de que me molestaban casi de continuo, y ahora veo que sin ese plus de ayuda lo habría pasado francamente mal, porque mi marido no tuvo días de vacaciones y trabajaba a destajo tanto de día como de noche, y yo primeriza, con la cesarea y mellizos no se cómo me las hubiera apañado.

    29 enero 2009 | 13:36

  34. Dice ser Lila

    Pues yo preferí que todo el mundo viniera al hospital porque, aunque es un agobio, al menos no se quedan 4 o 5 horas, cosa que sí suele hacer la gente cuando viene a tu casa.Mi suerte fue que como no me hicieron episiotomía me recuperé enseguida, así que yo sí fui de las que aprovehaba para limpiar mientras las visitas tenían a la peque en brazos, pero bueno, fue sobretodo la primera semana en casa, luego fue bajando el ritmo. Lo que llevo mal son las visitas de mi suegro, sea a casa o cuando vamos nosotros, porque el hombre se echa el bote entero de perfume y hay que bañar a la niña enseguida porque la pobre apesta a Brummel, jajaja!!!

    29 enero 2009 | 13:36

  35. Dice ser RICKY MARTIN,THE PROPHET

    Qué tipico de las mujeres:si releeis los comentarios,siempre se da la casualidad de que son los padres de él los que son un coñazo,nunca los propios.Qué casualidad.¨Lo que llevo mal son las visitas de mi suegro¨¨Mi madre la pobre venía cuando tenía un rato(…) Mis suegros por el contrario, venían “de visita”, a la antigua usanza¨¨Me identifico con un comentario que hay un poco más arriba que dice que la ponían nerviosa sus suegros ¨¨pues en mi caso mi madre se vino a casa 5 dias y nos vino genial (…)y mi suegra venia un rato ¨¨cuando nació mi enano, él fue el primer nieto de mi suegra y las visitas eran una locura para mí¨¨Pues yo acabé hasta el gorro literalmente(…) tuve la ayuda de mi suegra(…)estaba deseando que se fueran……… Lo harían con buena intención, pero yo lo llevaba fatal…….. ¨¨cuando nacio mi chiquitin que porcierto ahora tiene 17 años, mis suegros han estado viniendo a diario(…)pero pesadisimos yo incluso alguna vez ,han llamado a la puerta y me he hecho la loca para no abrir, en fin asi es la vida¨¨La familia de mi marido todo el día metida en casa, a cualquier hora y para estorbar¨¨Y mi suegra, si te he visto ni me acuerdo. ¨¨Mis padres van a venir para cuando nazca la niña, ya que viven fuera, y me apetece compartir esa experiencia con ellos….. (…)Y me veo a mi suegra, fresca como una rosa despues de sus siestas a ver que puede hacer para no ser menos que mi madre….¨¨Mi suegra medio enfadada por esto¨¨Mi madre no podía y si ella no estaba no quería que estuviese mi suegra tampoco ¨¡Y alguno que me dejo porque me aburrí de cortar y pegar!Resumen:mis padres sí,los de él,no.Si ayudan,porque agobian,y si no ayudan tanto como me gustaría,ni te cuento.Los suegros lo hacen siempre todo mal.Ya es casualidad.Ahí tenemos otra vez la teoría (sexista) del ¨es sólo mío porque yo lo he parido¨,extendida a los abuelos.Los míos sí,los de él,no.

    29 enero 2009 | 15:34

  36. Dice ser Ishtar

    Hola Madre Reciente y futura! Después de muchísimos días sin poder leerte, estoy aquí de nuevo y me encuentro que ya estás en la recta final. ¡ Qué deprisa se pasa el tiempo!Respecto al post de hoy, se puede decir más alto pero no más claro. Para mi segundo embarazo tuve la ayuda de mi madre durante 1 mes y desde luego fue una ayuda de verdad. La tareas de limpieza se las repartía con mi marido . Además se encargó de cocinar y mi marido de comprar. El reparto quedo claro desde un principio y sin problemas. Así pude yo reposar y atender a mi hija sin problemas. Una gozada!Para las futuras mamás: nos os cortéis en pedir ayuda – que la váis a necesitar- y tampoco en decir a quién os “molesta” qué es lo queréis. Muchas suegras y madres quieren ayudar pero no saben cómo, pues decidles cómo hacerlo y qué queréis que hagan.

    29 enero 2009 | 15:58

  37. Dice ser Ali

    Nunca se sabe que puede pasar en un futuro, pero por suerte, cuando tenga un niño (aún no), no creo que me vayan a molestar demasiado. Tanto mis padres como mis suegros trabajan hasta tarde y por eso no tengo miedo de que vengan y nos “ayuden”.Sin embrago, mi suegra (que, ojo, es super simpática) es de esas abuelas posesivas que coge a su nieto en brazos y no lo suelta ni a la de tres. El otro día celebramos el cumpleaños de mi cuñado y nadie pudo coger ni una sola vez a mi sobrinita de 2 meses, no la soltó en todo el rato! A parte, ella no va a venir a casa, le tendré que llevar a mi hijo día sí día no a verlos, eso les pasa a mis cuñados.Espero que no sea demasiado…

    29 enero 2009 | 15:59

  38. Dice ser vivian

    Me estais poniendo la carne de pollo con vuestras historias! Cuanto egoismo y desconsideracion hacia la parturienta!RICKY MARTIN,THE PROPHET: Vete a tomar… un refresco, anda.

    29 enero 2009 | 16:41

  39. Dice ser cris

    Marisa, veo que te has apanyado muy bien y me alegro, pero hay que tener mucha comprensión por las que se encuentran mal o tienen bajones o no sabe cómo organizarse porque si se descansa no se come, si se come no se limpia, si se limpia no se puede estar ese ratito con el bebé y así sucesivamente. Lo digo porque a mi al principio sí que no me daba tiempo de hacer nada. Yo del parto salí como una rosa, vamos que no era el problema por mi condición física. Era que el bebé durante los primeros meses mamaba mucho tiempo por sesión y las primeras semanas más de una hora, no había otra manera. Luego hay que anyadir que lo hacía cada dos horas, como un reloj. Estonces cada dos horas tenía que estar una hora con él sin hacer otra cosa. Puedes imaginarte que las primeras semanas hasta que me adapté estuve más confundida que la isabel preysler en una tienda de los chinos. Y encima el mío no dormía apenas que yo veía a los otros recién nacidos y se me caía la baba viéndoles dormir de tan seguido, pues ya entonces apaga y vámonos. Y yo sin familia porque lo parí bastante lejos. Asique lo que más agradecí era cuando una amiga mía venía a verme y me traía pizza de los italianos del restaurante de abajo :-) Y me acuerdo que el primo de mi marido que como ya eran padres y sabían, llegaron con comida para que congeláramos. Y fíjaros el detalle que ántes nos llamaron para decirnos que venían en coche y que si paraban en el super a traernos algo. Luego descubrí el portabebés con anillos que me salvó de mucho, lo llevaba colgado y ahi se quedaba dormido casi al instante y yo hacía más cosas de la casa. Más tarde todavía descubrí que también se les puede dar de mamar en el portabebés asique la siguiente vez ahi lo voy a llevar metido mucho tiempo. Asique yo si que estoy de acuerdo con madre reciente en que si se necesita ayuda se puede pedir. Si una por cualquier razón no se puede apanyar al principio o cuando se hay que decir cláramente lo que se necesita porque si no la gente hace lo que les viene a la cabeza y puede que sea quizás lo que no necesites para nada. Yo al estar sola al final pues tienes que aprender rápido y menos mal, porque con mi madre medio llorando por teléfono porque le daba la teta y no el biberón y ella estaba segurísima de que el crío se quedaba con hambre, el tenerla en vivo y en directo no se lo que me hubiera provocado…PD: Para las embarazadas por primera vez no os asusteis de lo de que mamaba por una hora entera porque luego eso va cambiando y de repente lo hacen en tres o cinco minutos y una se te queda la cara de pocker alucinando ;-)

    29 enero 2009 | 17:05

  40. Dice ser cris

    Oye es verdad que también me extranyó leer tantos comentarios sonando negativamente con respecto a los suegros. No se, como que nuestras madres no son suegras… Hombre está claro que madre no hay más que una, pero jolín eso también cuenta para la madre de nuestro marido! ja ja ja! Y si molesta pues se intenta decir algo con delicadeza. Yo creo que la diferencia es que a nuestras madres les decimos: anda mami estate un rato ahí sentada tranquilina que no paras y no me dejas descansar un rato. Y va la madre y lo hace claro. Pero seguro que a la suegra no le decimos nada y luego se va y decimos: puff mi suegra, no para de meterse en todo y no puede echarme ni una siesta tranquilamente… Me equivocaré pero si que me llamó la atención de tanto comentario sobre suegras…

    29 enero 2009 | 17:10

  41. Dice ser ABUELA

    Mirad me estais poniendo negra.Pero que pasa que no quereis que vayan a visitaros, yo voy a ser abuela y si me dice mi hija que no quiere que vaya a verla no se, pero creo que no me pareceria muy bien porque hay visitas y visitas y la mia creo que me la iba a agradecer, en fin yo os comprendo pero hay mucha gente que no

    29 enero 2009 | 17:22

  42. Dice ser ali

    ABUELAtu te salvas no ves que eres la madre de la parturienta.es la suegra la que molesta un poco.tu hija quiere que estes alli, pero tu nuera no tanto.un beso

    29 enero 2009 | 17:47

  43. Dice ser Rosilla

    Respecto a lo de las suegras, yo eché de menos a la mía, porque mi niña tiene dos abuelas y una de ellas, por circunstancias que no vienen al caso, sólo pudo estar el día siguiente al nacimiento y volverse zumbando a su casa. Seguramente hubiera echado una mano como la que más.ABUELA, efectivamente hay visitas y visitas. Si las visitas vienen nada más nacer la criatura y pretenden que los padres (por lo general, agotados) les pongan picoteo en la mesa, yo personalmente preferiría que no vinieran. Ahora, si son de confianza y se van a la cocina, y ponen y quitan ellos el picoteo, ¡bienvenidos!Y sí, sí me gustó que la gente me visitara, pero me agradaron más las visitas que tuvimos cuando yo ya podía moverme con soltura y estaba más adaptada a mi “nueva vida”.Evidentemente a la familia no le pedí que viniera a las tres semanas, ellos vinieron en cuanto se enteraron de que estaba de parto.

    29 enero 2009 | 17:50

  44. Dice ser Dan

    A Ricky, lo que cuenta buen hombre, es que la parturienta es la que esta 24h en casa y por tanto tiene derecho a decidir con quien estar. Y la pura realidad es que una maneja mejor a su madre que a la suegra. Que por muy maja que sea, es tu madre y tu te vas a trabajar tan agustito, pocas horas estas en casita (y es una pena)…..muy bonito lo pintas majete.

    29 enero 2009 | 18:45

  45. Dice ser Glo

    Bueno, es cierto que la mayoria de nosotras preferimos a nuestras madres antes que nuestras suegras. Aunque ellas sean lo más majo… preferimos a nuestras madres porque si tenemos un mal dia podemos mandarlas a la porra y a los cinco minutos charlar con ella como si no hubiera sucedido nada. O sea, la confianza.Yo tendré suerte en el sentido de que cuando yo tenga un hijo, mi suegra estará lejos… pero sé que se instalará en mi casa en cuanto digamos que ya viene (de aqui a que venga de verdad… queda mucho jajajaja). Y no sé… desde que murió mi suegro hace casi un año se ha vuelto casi insoportable, no administra bien su dinero, mete en su casa caprichos que no cabe en la misma, y además, teniendo a sus hijos con alergias a los animales, va y mete un perro que me lo tendré que tragar yo el dia que viva en mi casa cuando ella venga a visitarme, y me repatea un montón porque no lo está enseñando a hacer sus cosas en la calle, sino como los gatos pero en plan marranada, con periodicos en el suelo, y cuando le cierras la puerta por el frio el perrito va y se mea donde le place.Aún así, se preocupa por los demás, se la pasa la mayor parte del tiempo cuidando de su anciana madre, pero, claro, hay detalles.Además es muy impredecible… lo mismo te pone buena cara como si te pone mala con cualquier chuminada. Además es muy cansina. Por como actúa con el perro, así será con mi hijo, y así ha sido con todos los niños con los que se ha relacionado… no para de llamar al perro cada dos segundos… de este modo es capaz de hacerte aborrecer un nombre que siempre te ha gustado, no sé si me explico.Reconozco que mi madre es mi madre y no la cambio por nada del mundo, pero creo que tiene “más derecho” que mi suegra a disfrutar de un futuro nieto por el hecho de que mi suegra ha disfrutado de todos sus hijos durante su nacimiento, infancia, adolescencia y parte de la juventud de los dos mayores (ya que la tercera es adolescente aún), y mi madre, sin embargo, no ha podido disfrutar de su única hija desde que nací, ya que ella no ha sido ama de casa como mi suegra, sino que ha sido autónoma y llevando su negocio incluso recién operada o enferma. Si hubiera sido al revés, obvio que habría sido al contrario, pero…Perdón por la parrafada!, pero yo ya lo tengo claro…

    29 enero 2009 | 20:23

  46. Dice ser Sus

    A ver… es lo que tiene… una tiene confianza con su madre… al fin y al cabo has estado con ella desde chiquitita.Con la suegra, pues mucho menos.Yo cuando digo las cosas de mi suegra las digo con “conocimiento de causa”, pero tambien he reconocido que mi madre va a ponerme la casa a su gustoLuego está el tema “como vais a dejar que el perro esté en casa con la niña¡¡¡ (añadir miradas de terror)” que es algo en lo que las dos estan de acuerdo..Puede parecer egoista, o como dice aquel discriminamos a los maridos (que va a ser que no, por lo menos en mi caso), pero mira, si mi madre vive a 2000 km y viene, quiero que se aproveche de ver a su nieta todo lo que pueda, que la otra abuela ya considera (ejemmm) que la va a tener toooodos los dias…De todas maneras, tanto en el hospital como los primeros dias, cuanta menos gente mejor… ni por parte de unos ni por parte de otros

    29 enero 2009 | 20:52

  47. Dice ser Zaragozana

    Aparte del tema de suegros y padres comentado, me parece un tema fundamental, sobretodo al principio y poco sopesado. Te encuentras con las hormonas desatadas, falta de sueño, (con ésto, no se necesita nada más para sentirte mal), y lo que te faltaba es tener a gente alrededor diciendo lo que no debe o molestando. Las visitas sobran al principio, eso está claro, lo mejor creo que es dejarlo bien claro, (quedad siempre cuendo os venga bien a vosotros, nos los primeros días. Por otra parte, no es bueno para la salud del recién nacido que vaya de mano en mano, precisamene. En cuanto a los consejitos, una cosa es comentar algo, o sugerir algo, y otra cosa es juzgar y sembrar dudas, (que bastantes nos surgen ya al principio). Creo que como en todo, decir un no a tiempo es muy acertado, eso, por experiencia propia.

    29 enero 2009 | 22:59

  48. Dice ser RICKY MARTIN,THE PROPHET

    ¨tu te vas a trabajar tan agustito¨Sí,trabajando diez horas al día,más dos de viaje,se está tan a gustito.Lo duro es darle a ¨on¨ en el lavavajillas y ver a Maria Teresa Campos,oye.¨una tiene confianza con su madre… al fin y al cabo has estado con ella desde chiquitita.¨Si,ya,y el padre confianza con la suya,así que asunto zanjado.Y si no os gusta,teneis los hijos con una donación de semen y se acabó el problema de las suegras.Ahora,que sin suegra tampoco hay Visa.Ah,y si vosotras vais al banco de semen,nosotros a una madre de alquiler,por supuesto.¿Que os cansa la suegra?No problem,os retirais al dormitorio mientras el padre enseña a su madre a su hijo.No teneis porque estar encima del bebe las 24 horas.Ni que fuera vuestro.

    29 enero 2009 | 23:27

  49. Dice ser saudade

    Hasta ahora he estado de acuerdo con la mayoría de los comentarios en que las visitas las mínimas y para ayudar. Sin embargo, no puedo dejar de estar de acuerdo con Ricky en su último comentario:””¿Que os cansa la suegra?No problem,os retirais al dormitorio mientras el padre enseña a su madre a su hijo.No teneis porque estar encima del bebe las 24 horas.Ni que fuera vuestro.””A veces las madres se apropian del niño. Y sí, vale, que es la madre y tiene que establecer vínculos y estar con su pequeño, pero, como siempre, olvidamos al padre. Y eso tampoco está bien.Los suegros y los padres si son pesados se mandan a paseo todo lo cariñosamente que se pueda, lo principal es el bienestar de la madre, que acaba de dar a luz y se ha llevado la peor parte, pero también del padre, que la mayoría de las veces se pasa todo el día trabajando sintiéndose culpable por no estar con su mujer y su bebé y que sólo se tiene que en cuenta (al menos en vuestros comentarios) en relación a las tareas de la casa. También el padre se queda sin dormir por las noches y luego tiene que madrugar para irse a trabajar, y encima, ayuda todo lo que puede. Por favor, no os olvidéis de él. Al menos yo no lo hago.

    30 enero 2009 | 01:21

  50. Dice ser Din

    Ricky que razón tienes:¿Que os cansa la suegra?No problem,os retirais al dormitorio mientras el padre enseña a su madre a su hijo.¿Te refieres a que tu madre vendrá de visita cuando tu estés, y no se asentará en casa una temporada? eso es estupendo.

    30 enero 2009 | 08:34

Los comentarios están cerrados.