BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Las visitas de los primeros días

Ayer unos muy buenos amigos, sobre cuyo embarazo he hablado en ocasiones, tuvieron a su primer hijo.

Sobre las cuatro de la tarde nos enviaron un mensaje en el que comunicaban que habían comenzado a empujar. Cerca de las siete llegó otro en el que comunicaban el nacimiento, decían que madre y niño estaban bien, enganchado a la teta sin problemas, y pedían que no llamáramos por teléfono.

Hoy por la tarde nos acercaremos al hospital a conocer al pequeño. Seremos rápidos y prudentes, si hay mucha gente, esperaremos lo que haga falta, y nuestros amigos no nos verán el pelo por su casa hasta que ellos decidan y a la hora y de la manera que mejor les venga. Hay confianza para hablar las cosas afortunadamente.

Uno de los grandes inconvenientes de esos primeros días, en los que descubres lo que es la maternidad (y la paternidad), es la afluencia de visitas.

Es normal que la familia y los amigos quieran dar la bienvenida a este mundo al recién nacido y cotillear si se parece a papá o a mamá, y la mayoría se comportan como es debido, pero siempre los hay que arman alboroto en el hospital, que se plantan en tu casa horas esperando que les des de cenar, que se presentan a horas poco apropiadas o pretenden despertar al niño para conocerle.

Mi matrona nos contaba en la clase de preparación al parto que la principal labor de los papás recientes esos primeros días es hacer de escudos humanos, lidiando con las visitas y poniendo orden y límites para que el bebé y la madre recientísima no se vean demasiado afectados.

También nos decía que era mejor ir al hospital cinco minutos que plantarte en su casa, que molestaba menos. Y estoy de acuerdo.

En el hospital, que era público (el mismo en el que lo ha tenido mi amiga), las enfermeras de la planta decían que se trataba de la sección que más satisfacciones daba pero también la que más problemas causaba con las visitas.

Yo tuve suerte. Prácticamente todas las visitas supieron comportarse. Además, nosotros pusimos unos límites de horas muy claritos. A las ocho de la tarde no nos dolían prendas si habría que echar al personal a la calle.

Pero sobre todo, mi suerte fue tener al peque en pleno agosto. Había tanta gente de vacaciones que las visitas llegaron con cuentagotas, me libré del aluvión inicial que tantos padres recientes padecen.

Menos mal, que con la cesárea que me hicieron tampoco estaba para aguantar muchas tonterías.

¿Cómo te fue a ti con las visitas?

40 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Glo

    Yo recuerdo cuando fuimos de visita a la maternidad por el nacimiento de la niña de unos amigos. Estaban solitos, hacia un dia que habia nacido la bebita y solo nos quedamos un ratito. Mi mamá, que tiene muy buena mano con los bebés, calmó enseguida a la bebita en sus brazos mientras la madre descansaba un ratín, el ratito que nosotros estuvimos. Lo agradecieron mucho. Pero no agobiamos ni nada, la verdad es que nos agradecieron mucho que viniéramos y cogiéramos a la niña (ella habia estado tooooda la noche con el bebé en el pecho a ver si dormia, pero no, la nena era de las lloronas :S).

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Susy

    Yo avisé a todos mis amigos y familiares que no quería visitas en el hospital, que ya me vinieran a visitar a la casa, pensando en que estaría agotada en el hospital, y que en mi casa, en caso de necesitar amamantar o que la visita se pusiera pesada, me podría refugiar en mi dormitorio con el bebé. De esa forma pude descansar yo, y el bebé también.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser ana

    Por favor madrereciente, deja de poner la tilde a “ti”, que no lleva.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser Noelia

    es verdad lo mas importante es estar solos y tranquilos, ya le he dicho a mi marido que cuando nazca, ese mismo día que traiga al nene para que se conozcan pero ya me peleare con quien sea para que por lo menos ese momento estemos solos los cuatro que creo que es como debería ser. Eso de ver que sensación le causa al nene tener una personita mas con nosotros! aunque aun es pequeño para en ese momento darse cuenta de lo que realmente estara pasando, sera en casa cuando vea como va la cosa, pero me hace ilusión que su primer contacto lo tengan con los papas ( y no con toooda la familia). Gracias a las dos por darme ideas e intentar ayudarme, este tema me supera, aunque creo que esta vez (según este de ánimos) no dudare en echar a la gente.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  5. Dice ser Paula

    Ufff, para mí fue abrumador el tema de las visitas. En primer lugar, creo que los bebés se desorientan muchísimo con tanta gente alrededor. En el hospital donde yo di a luz conviven tres madres con sus tres bebés en cada habitación, así que aquello es una verbena por pocas visitas que tenga cada una.Yo estaba deseando llegar a casa para descansar, porque además la recuperación de la cesárea fue lenta y me quedó una anemia tremenda. Pues no, ya la primera tarde se me llenó la casa de gente. Como encima tenía problemas con la lactancia, todo el mundo daba su opinión…A veces pienso que la tristeza post parto que padecí tuvo mucho que ver con todo eso.

    19 junio 2008 | 09:16

  6. Dice ser Zaragozana

    Hola!Estoy completamente de acuerdo contigo. Yo intento ir al hospital, si voy de visita, y si no, quedo, siempre respetando al máximo cuando a ellos les venga bien.En mi caso, mis visitas la verdad es que se comportaron, vinieron escalonadamente a la maternidad y en casa no molestaron mucho, (genial, vamos).No puedo decir lo mismo de las visitas de la compañera, (que era estupenda, así como su marido y sus padres), pero las visitas…era imposible descansar, igual tenía a ocho o diez personas en la habitación, y no se quedaban diez minutos, no, entraban y salían constantemente, fue una pesadilla.Creo que en general no somos conscientes de cuando molestamos, tenemos muy poco tacto. Bien es cierto que no era un planta de enfermos, pero necesitamos descansar, el rato que podemos, como agua de mayo.

    19 junio 2008 | 09:21

  7. Dice ser mamitaloli

    Lo mio fue mucho mejor.Los padres de mi marido estuvieron en mi casa (de 39 m2) desde que yo estaba de 5 meses. Aparte de no colaborar nada la perdida de intimidad, solo tenia las noches para estar sola conmigo misma y con mi niño.El dia que nacio mi hijo era domingo de madrugada y ademas le llevaron a la incubadora por que nacio con unos problemilla para respirar, que no fue nada, pero que me permitio descansar bastante por que el nene no estuvo conmigo en la habitacion. Yo estaba sola en la habitacion por que nada mas llegar yo le dieron el alta a la chica que estaba alli. Y las tres horas se nos lleno la habitacion de gente. Mis amigas, mis primas, mis hermanos, mis sobrinos y por supuesto mi madre y ademas mi suegros. Yo me encontraba fenomenal con lo que no me molesto nada las visitas que ademas despues de darme un beso y poco mas se iban prudentemente a los pocos minutos. A la una del mediodia se podia ver al nene, con lo que todos se fueron a verlo y me dejaron sola con una amiga, y segun iban bajando me decian lo bonito que era mi nene. Como mi marido tenia que ocuparse de sus padres de dia no me dejaron sola. Entre todos se pusieron de acuerdo para que no estuviera sola en ningun momento y como tenia que ir cada 3/4 horas a darle el pecho al nene pues me ayudaban con la silla y todo esto.Por la noche fue peor. Se quedo mi marido conmigo y cuando estabamos empezando a dormirnos llego un chico con un nene que acababa de nacer y la mama estaba la pobre recuperandose de una cesarea. Dejanto al chico alli solo con un niño que lloraba como un fenomeno y le tuve que cojer yo por que el papa no sabia ni que hacer el pobre.El resto de dias fue bien. Mi niño no estaba conmigo pero el bebe de la otra chica no se agarraba al pecho y el pobre tenia mas hambre que los pavos de manolo, asi que se pasaba casi todas las noches llorando.Lo de las visitas es muy relativo. Mi familia es tipo clan, y cuando pasa algo somos un poco “gitanos”, sin ofender al nadie. Nos presentamos corriendo y todos en mogollon. Nadie se queda solo en ningun momento, nos hacemos cargo de los niños de los demas, acoplamos los horarios y no molestamos por que siempre ha sido asi y lo vemos tan normal. Tambien es cierto que si hay que decir que no se vaya pues se dice y no pasa nada. Y con mis amigos tambien. Y si la persona no es de mucha confianza yo se lo pregunto y ya esta.

    19 junio 2008 | 09:48

  8. Dice ser Aydiosmio

    Tenerlo en agosto fue tu suerte!yo la tuve en diciembre, una semana antes de navidad y en sábado con lo cual el domingo llegué a contar 20 personas en la habitacion. te sabe mal echarlos, pero ya llegó un punto en el que tuvimos que decir que fueran saliendo porfaplis!fue agotador. tenerlo en fin de semana es lo peor, seguro que si nace un martes, no te encuentras 20 personas en la habitacion.Y menos malque fue todo bien, porque si encima te ha n hecho una cesarea, es que es para perder los nervios.en casa, pareciamos médicos dando horas para las visitas. La primera semana quisimos estar los tres solos, amoldandonos los unos a los otros a esta nueva situación. fue muy bonito.besos

    19 junio 2008 | 09:50

  9. Dice ser Elektroperra

    Yo salgo de cuentas el 1 de agosto, con lo que si no se adelanta la nena, me pasará como a ti; no tendré tantas visitas.Nosotros esperamos que al hospital sólo vayan los familiares y amigos cercanos, el resto amigos que vayan a vernos a casa una vez nos amoldemos a la nueva vida (es lo que hicieron unos amigos y me pareció genial).Yo creo que la gente no se da cuenta de que puede llegar a molestar, pero está claro que muchas veces hay que pararles los pies!!

    19 junio 2008 | 10:09

  10. Dice ser Zaragozana

    Creo que las visitas, pasando de un límite, es de las peores cosas que te pueden pasar en esos días, es lo que menos se necesita y lo que más te puede molestar, (ya me lo imaginaba y ahora, con la experiencia, lo ratifico), con lo cual, mejor “dirigir el tráfico”, creo que lo tienes muy bien pensado, Elektroperra.

    19 junio 2008 | 10:44

  11. Dice ser moi

    para mi fue tremendo en casa cuando las niñas no cogían el pecho y yo me pasaba diez minutos con el pecho fuera e intentando convencer a las niñas de las bondades de la leche materna. acabé optando por irme con la niña que tocara a mi cuarto para poder estar tranquila y no estresarme y dejando a las visitas con mi marido y la otra niña en el salón.en el hospital recuerdo que odiaba a mis amigas a las que la enfermera les había dicho que no me dejaran dormirme (tuve cesárea con anestesia general y no sé por qué extraña razón estaba contraindicado mi descanso).

    19 junio 2008 | 11:12

  12. Dice ser MAITE

    Yo tuve a mi pequeñaja hace ahora 18 días.Antes del parto dejamos claro a los amigos que no queríamos que fueran al hospital y que les avisaríamos para que vinieran a casa pasadas por lo menos 2 semanas que es el tiempo que estimamos que íbamos a necesitar para adaptarnos.Al hospital solo vino la familia más cercana, porque no podíamos evitarlo. Y el tercer día no vino nadie, algo que agradecí profundamente porque tuve un parto muy difícil, aunque sin cesárea y no estaba para muchas gaitas.Ahora estamos tan ricamente empezando a recibir las visitas de amigos y familiares menos cercanos.

    19 junio 2008 | 11:21

  13. Dice ser xeliba

    … entonces Agosto es un buen mes para nacer en lo q se refiere a visitas en el hospital no??? jejejej Yo tb cumplo en Agosto, el 18 y espero q esté tranquilita la cosa. Aunque no quiero q me agobien con el tema de visitas, si q quiero q vayan a visitarnos.. xq por mi parte, las visitas esos dias en el hospi no iran (yo vivo en Zaragoza, pero soy de Asturias) y toda mi gente está alli… eso si, espero q mi mami llegue cuando aun yo este en el hospital..jejejeCon mi niña , las visitas estuvieron bien, aunque no recuerdo muy exactamente..fue ya hace 5 añitos.. pero vamos, no tngo esa sensacion de haberme agobiado por la gente …(ainss q ganas q llegue Agosto!! jejeje)

    19 junio 2008 | 11:30

  14. Dice ser madre reciente

    Arreglado Ana. Gracias!

    19 junio 2008 | 13:32

  15. Dice ser Lidia N/R

    Es que hay usos sociales que llegan a ser así de molestos.Yo no tengo planes de ser mamá todavía, pero ya lo he apreciado varias veces en mi vida. Hoy, sin ir más lejos, me está dando por saco que todo el mundo me llame para animarme e interesarse minuciosamente por qué tal tengo preparado mi examen de oposición de mañana, cuando la semana pasada creí haberles dejado muy clarito que me dejaran trabajar sin complicarme la vida. Y me dicen “bueno, bueno, pues ya te dejo, a ver si te relajas, que te tienes que relajar para el examen” y siguen con un discurso sobre la relajación que no están dejando tener…Pero como son parientes y amigos pues sonrío aunque no me vean por el teléfono y les doy las gracias de un forma un poco impertinente porque me cuesta fingir.

    19 junio 2008 | 13:53

  16. Dice ser gemma.a

    A mi las visitas de los amigos me vino de perlas, así podía contarles con toda sinceridad mis sensaciones al ser mamá primeriza, estando ellos en casa me sentía acompañada y me gustó que conociesen al peque y le tratasen con tanto cariño. Pero lo de las visitas de la familia! puf, tuve visitas en el hospital incluso durante la dilatación. Por circunstancias, el nene no coronaba y se alargó la cosa durante un día, y allí estaban mis tíos y mis padres, “colándose” cada 40 minutos en la habitación preguntando: Bueno, ¿qué? ¿sale o no sale? ¿pero todavía no tienes ganas de empujar…? Que por poco no se me ponen los cuatro a hacer de ginecólogos!!!Después de esta experiencia, que no deja de ser algo anecdótico, tengo que decir que, si se me presenta otra oportunidad de ser mamá, no voy a avisar a nadie de que estoy en el hospital y después, voy a poner horarios.

    19 junio 2008 | 14:40

  17. Dice ser miriam

    Mis niños nacieron a mediados de Julio por cesarea, y fueron directos a la incubadora tres semanas. La semana que me pase yo ingresada, solamente me visitó la familia más cercana y algunos amigos, que pasaban más rato viendo a mis hijos por los cristales de la unidad de neonatos que a mí.Pero cuando ya los tuve en casa…bufff. Y eso que la recomendación de los médicos fue que cuanta menos gente estuviera en contacto con ellos mejor, al ser prematuros y poder ser más propensos a pillar alguna infección.En la habitación de los niños solamente entrabamos los padres y las abuelas, que fueron las que realmente nos echaron una buena mano. El resto de las visitas ni siquiera entraban en la casa (tengo la suerte de tener un cacho de jardín en mi casa) y allí “recibía” (que mal suena).Por supuesto cuando explicabas la situación a la gente lo entendían enseguida…pero allí estaban y aunque fuera poco tiempo había que saludar y charlar un poquito con ellos.No se, supongo que alguna vez me vino bien charlar con las visitas…pero otras veces lo que necesitaba era descansar.

    19 junio 2008 | 17:19

  18. Dice ser Alicia

    Una amiga mía tuvo un bebé en Abril, directamente me dijo que prefería que no fuera nadie al hospital y que a los amigos lo recibiría en casa.Yo le dije que por mi mejor, tarde un tiempo en ir a verla y cuando la vi estaba totalmente recuperada y adaptada a la niña.Un familiar ha tenido un niño hace unas dos semanas, y la verdad no tengo previsto ir a verlo hasta Julio, además el parto fue por cesárea y no creo que a su mujer le haga mucha gracia, aún estará incómoda aún.Creo que se debe respetar mucho al bebe y a la mamá, es una nueva vida con todos los cambios que eso conlleva.

    19 junio 2008 | 17:21

  19. Dice ser Musica

    Muy curioso y muy buenos los consejos que dais para los primeros dias post-parto!Un saludo.

    19 junio 2008 | 17:21

  20. Dice ser Superwoman

    Vivir en el quinto pino tiene muchas cosas malas… y algunas ventajas (a buen entendedor…) ;)Un supersaludo

    19 junio 2008 | 18:27

  21. Dice ser Noelia

    Cuando nació mi hijo antes de subir al quirofano (fue cesárea) ya tenia en la habitación a mis padre, mis suegros, un primo, mi abuela y el papa de la criatura, cuando me bajaron a quirofano mientras me preparaban las enfermeras ya me estaban diciendo que les dijera a las visitas que no se pasara. La misma tarde del nacimiento tuve visitas de tooodo tipo no me dejaban ni comer tranquilamente, imaginaros como fue en casa!! El niño no se cogía a mamar y era porque no me dio subida, pues allí tenia a todos opinando y diciéndome que era lo que tenia que hacer y que no ademas todo el mundo encima de mi y del niño, lo pase fatal, les decíamos que por favor nos dejaran un poco de intimidad y pasaban de nosotros y los que no se enfadaban fue horrible!!esos ademas el día que peor estaba cuando se fueron las visitas aparecieron los amigos también todos en grupo y pagaron ellos el pato pero es que eran las 11 de la noche y ye era demasiado por parte de todos. Ahora estoy de cuatro meses y me han dicho que tengo que tener a la criatura en otro sitio que no es donde vivimos por el tema de que soy diabetica y se que aunque lo tenga fuera las visitas no cesaran les da lo mismo ocho que ochenta voy a poner un horario pero falta que lo cumplan, eso es lo que mas agobia esos días y ya lo estoy temiendo.

    19 junio 2008 | 19:18

  22. Dice ser Zaragozana

    Y una leche, Glo, (con perdón), las enfermeras, pasan, (tendrían que pelearse con más de uno/a y no es su trabajo, supongo)…aunque algo de órden y cumplir las normas si podrían hacer. En una maternidad pública es así. Se te llena la habitación de gente y nadie mueve un dedo.

    20 junio 2008 | 08:41

  23. Dice ser Noelia

    gracias a Glo y a Zaragozana, tenéis razón las dos, depende de que enfermeras me toque pienso que me podran ayudar o no. Bueno veremos como sale todo

    20 junio 2008 | 11:08

  24. Dice ser Glo

    Bueno, pues si no, a aguantar o yo que se… yo no sé que pasara cuando me llegue la hora XDD porque sé que voy a tener a to dios en mi habitación, y mira que me gustan las visitas, pero cuando lo único que quieres es descansar…Cuidao que tengo un genio…, seguro que lo saco na más ver la primera veintena de personas en mi habitación XDDYo pondria alguna excusa para que las visitas se vayan esfumando… jejeje.En fin! Yo sólo barajaba una posiblidad…

    20 junio 2008 | 11:12

  25. Dice ser Zaragozana

    Mira, Noelia, lo más importante es que descanses y puedas estar traquilamente con tu bebé y el padre de la criatura…no hay nada como saber decir no a tiempo.Y si no, como ha hecho una amiga mía en sus dos partos, no avisó a nadie hasta que llevaba en casa varios días, (tal vez un poco radical, pero tranquila consiguió estar, que tiene multitud de cuñados pesados y no puede ser, jejeje…).

    20 junio 2008 | 11:55

  26. Dice ser Glo

    Noelia… diles entonces a las enfermeras que, llegado el momento, eviten que entren determinadas visitas a determinadas horas y ya está. Ya verás como a las enfermeras les harán caso.

    20 junio 2008 | 12:18

  27. Dice ser Zaragozana

    De nada, guapa, que te vaya muy bien.Tantos temas parece que “nos superan” a veces…

    20 junio 2008 | 14:07

  28. Dice ser pituskaya

    Pues yo debe ser un bicho raro, porque estaba encantada conque viniesen los amigos a verme. Cierto que tuve un parto excelente, y cuando salí del paritorio estaba toda mi familia, la de mi pareja (son poquitos 4) y mi mejor amiga, y me senti tan contenta que se me saltaban las lagrimas, un poco aturdida si, pero de contenta. Como lo tuve sobre las 9, algunos se quedaron hasta poco antes de las 11, y luego los tres tranquilos en la habitación chiquita pero para nosotros solos, no dormimos casi nada en toda la noche pendiente del niño. Al día siguiente me encontraba fenomenal y cuando venían los amigos me decían que parecía que no había parido, molestias si, por el sangrado los puntos, pero una energía enorme. Después le dije a mis amigos que podían venir a casa cuando quisiesen, por suerte no tengo compromisos, y a todos tenia ganas de verlos y que conociesen a mi niño, aunque si dormía desde luego que no lo despertaba, al ser a principios de verano, pasamos los días en el patio de casa con los amigos que nos visitaban y muy a gusto.Mi suerte, un buen parto, no tener visitas de compromisos y amigos que se comportan con tacto y buenos detalles.

    23 junio 2008 | 20:03

  29. Dice ser noelisa

    Es que la gente no tiene cabeza…

    27 enero 2009 | 18:31

  30. Dice ser Nefer

    Buffff este temita tela…. porque yo creo que es una de las cosas que peor voy a llevar… si estoy cansada y por lo que sea no puedo dormir o descansar se me pone un genio… y no kiero ser grosera con la gente… asi que no se como hare… en serio es un tema que me tiene preocupada.

    27 enero 2009 | 21:38

  31. Dice ser Rosilla

    No sabía que tenías un post sobre este tema…Nosotros en el hospital nos hacíamos una seña y mi contrario se llevaba a las visitas a tomar café. A otros les dijimos directamente que queríamos descansar y que nos apetecía estar solos.En casa tuvimos que concertar días de visita, jeje. A los únicos que les dimos preferencia (aparte de la familia) fue a unos amigos que casualmente tenían planeado venir el finde siguiente a que naciera la niña, y evidentemente ellos vinieron pronto a conocerla.Y antes de parir siempre le decía a la gente que prefería que vinieran al hospital porque allí no les tenía que poner cervezas. Se reían, pero la mayoría pillaban la in-directa.

    28 enero 2009 | 11:54

  32. Dice ser Mamá de un niño de 4 meses

    Mis días en el hospital fueron super tranquilos, sobre todo porque pase desde mi sexto mes de embarazo fuera de donde yo vivia en un lugar nuevo con mi marido. Asi que me pillo lejos de toda mi familia, solo tuve una visita, una prima de mi marido. Y por un lado lo prefería así, porque puede disfrutar de la tranquilidad, descansar, y, disfrutar mucho los primeros días de mi nueva familia, con mi marido y nuestro chiquitin.

    28 enero 2009 | 20:51

  33. Dice ser visitas?

    Buff… a mi aun me quedan 3 meses y medio, pero ya estoy agobiada con el tema de las visitas…Yo vivo fuera de mi ciudad, y tengo un pánico terrible, porque sé que vendrá mi familia en cuanto nazca el niño, y me está dando miedo pnsar tenerlos 15 días enteritos a mi lado (papas y abuelos), en casa metidos las 24 horas del día, junto con las visitas que hagan los familiares de mi marido…Pero tampoco puedo decirles a mis pades que no vengan…no sé pero me estoy estresando ya!!!

    29 enero 2009 | 18:26

  34. Dice ser Hinata-sama

    Yo es que directamente le diría a mi madre o suegra que no pueden meterse en mi casa 15 días, que durante miles de generaciones se han tenido hijos y cada uno en su casa y Dios en la de todos… Las quiero mucho a las dos, pero una cosa es visitar, otra ayudar, y otra instalarse en casa de la recién parida.Me gustan las visitas pero cuando puedo atenderlas. Supongo que tendremos que poner horario y hablar claro. Los que se enfaden, es que no serían tan amigos… porque cualquiera que haya pasado por eso, lo comprende, ¿verdad? 🙂

    30 enero 2009 | 10:41

  35. Dice ser visitas?

    Soy yo otra vez… la verdad es que tienes razón Hinata-sama, pero no sé cómo decirselo porque viven a 600 km, y mi madre está con depresión, si le digo que espere 1 par de semanitas para venir a verlo va a empezar con lo de siempre (que para mi son un 0 a la izquierda, que si no pueden preocuparse por su hija…)eso sí, al resto de las visitas (no tengo suegra, y mi suegro no sé si vendrá mucho a ver al niño…) les diré que se esperen y que con horarios…

    30 enero 2009 | 14:13

  36. Dice ser Linchi

    Lo recuerdo como una mala experiencia: Pedí a la gente que no viniera hasta no ser avisados y hubo mucha gente que lo respetó. Sin embargo muchos otros se lo pasaron por el forro, entre ellos mi familia política. Y allí estaban, molestando a todas horas, presentándose en casa sin avisar a la hora que querían y diciendo inconveniencias mientras yo lloraba impotente en mi habitación.Para mí las visitas indeseadas, constantes y forzadas fueron la causa fundamental de mi depresión postparto.Creo que hay una falta de entendimiento en este tema por parte de nuestra sociedad. Yo por mi parte no he vuelto a visitar a una recién parida a no ser que me lo haya pedido expresamente.

    04 mayo 2009 | 14:25

  37. Dice ser madrecita

    Sí que es cierto que a veces las visitas son un agobio. La gente que vaya a casa de unos padres recientes debería avisar antes de ir y comprender que a veces no es buen momento. A mi me tocó abrir la puerta en pijama, aun sin dormir y sin desayunar a una familiar que se presentó en casa sin avisar, pese a haber tenido relación con ella en BBC (Bodas, Bautizos, Comuniones). Cuando tengo hambre tengo un humor de perros, mi hija parece que ha heredado esa característica y en esa época pasábamos una crisis de lactancia. Si no me hubiera contenido, habría sido la primera persona que volaba sin cohete.Hay mujeres que me han comentado que durante su estancia en el hospital no querían recibir ninguna visita. Para mi eso era lo mejor. A la gente con la que no teníamos tanto trato nos aseguramos de que se enteraran enseguida de que había tenido a mi hija, así se veían obligados a hacer la visita de rigor al hospital, venían, nos veían y antes de que pasaran 30 minutos ya se habían ido.A pesar de esto, tengo que decir que disfruté mucho de las visitas de mis amigos y de la familia más cercana. Fueron muy cariñosos y cuidadosos con nosotras. Me encantó que quisieran compartir algunos ratitos conmigo y con mi pequeña.

    05 mayo 2009 | 19:17

  38. Dice ser Yo tambien

    Pues yo soy de la opinión de que hay que dejar en paz a los recientes papas durante al menos 15 dias, yo he ido pero solo ha dejarles comida, una ensaladilla, una tortilla de patatas…., dejarlo y salir pitando, luego cuando se han encontrado mejor, siempre han sido ellos los primeros en llamar para que fueramos a visitarlos y hemos disfrutado de lo lindo pues ya están más centrados y hay espacio para las risas, primera anecdotas así que solo es cuestión de tiempo…

    06 mayo 2009 | 11:24

  39. Dice ser Linchi

    Todo esto está muy bien: preverlo y organizarse dejándoselo claro a los demás.El problema es que luego la gente hace lo que quiere, y tú, recién parida, no estás en la mejor situación del mundo para imponer tu voluntad. Dependes de cómo maneje a la gente tu marido y de la política del hospital.De forma que no puedo entender por qué los hospitales no ponen los medios necesarios para asegurar el descanso y recuperación de la madre y el bebé. Por ejemplo: si en la Paz en teoría sólo pueden pasar 2 visitas al tiempo, ¿por qué luego todo el mundo se cuela y entran en tropel?Me gustaría saber si alguien conoce una clínica u hospital en la que se tome esto más en serio. Han pasado 7 meses desde que di a luz y aún guardo rencor a las personas que invadieron mi intimidad de esa forma. Sólo de pensar en ello me pongo nerviosa y me altero.

    21 mayo 2009 | 11:14

  40. Dice ser eva

    Mira lo de las visitas, es algo personal, hay a quien les gusta estar acompanyada en esos primeros dias y a quien no.A mi si que me gustan las visitas, pero lo unico que me fastidio cuando nacio mi hijo, y mi hija tenia 4 anyos, fue que practicamente todo el mundo la ignoro, muchos la decia pero que hermano mas guapo, y que suerte y atienes alguien con quien jugar, y la pobre se puso a llorar, porque ella creia que ya no era guapa, y que porque todos traian regalitos a su hermano y a ella no, por mucho que durante 9 meses la estubimos explicando y preparando para el nacimiento de su hermanito, fue algo muy dificil de asumir los primeros dias.Por eso pido, que por favor si algun dia vais de visita a ver a una madre reciente que tiene otros hijos pequenyos no os olvideis de eloos que tambien necesitan sus mimos.

    22 mayo 2009 | 01:28

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.