BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Archivo de la categoría ‘Bebercios’

Icebergs convertidos en agua de lujo a 90 euros la botella

Si la idea de “agua de lujo” ya es un concepto bastante discutible por sí sólo, cuando en la historia intervienen icebergs derretidos y botellas vendidas a precio de oro, la cosa se complica. Y es que, mientras en el Día Mundial del Agua -que se celebra hoy 22 de marzo- se cuestiona la sostenibilidad y lógica del agua embotellada y se defiende el suministro público para todo el mundo, parece que en Svalbarði van por otro camino.

Hablamos de una de las agua más caras y exclusivas del mundo. Concretamente, la supuesta pureza polar de cada una de estas botellas noruegas se vende a más de 90 euros. ¿Por qué es tan cara? Ojo que aquí llega la parte más preocupante de la historia, al menos para muchos ecologistas: el agua Svalbarði proviene de icebergs que son recogidos por el barco de esta empresa y fundidos para embotellarlos.

Aunque pueda sonar al penúltimo capricho para millonarios excéntricos, desde la firma aseguran que se trata de agua que se congeló hace miles de años. Según explica su máximo responsable a The Daily Mail, este origen asegura que se trata de agua libre de cualquier tipo de contaminación que, de hecho, ni siquiera necesita ser filtrada antes de pasar a la botella y consumirse.

Lee el resto de la entrada »

Revuelo en Asturias por el amago de subir el precio de la botella de sidra

Dos cosas sorprenderán al que llega por primera vez a un bar de Asturias: la sidra se pide por botellas y no por vasos, y por lo que en cualquier otra ciudad apenas llega para un vino o una caña, allí puedes escanciar una botella completa. Mejor dicho, posiblemente te la vaya escanciando el camarero a culines.

Y es que el precio de la botella de sidra en Asturias es casi un tema de estado. No sólo porque casi el 90% de la producción de sidra se queda allí, o porque en las bodegas lo tradicional es comprar por cajas, sino porque cualquier amago con tocar el precio de esta bebida suele acabar en polémica.

“En San Sebastián se paga por una botella de sidra entre 5 y 7 euros. Aquí 2,5”, protestaban algunos productores y hosteleros hace unas semanas, según recoge La Nueva España. Un tema que, en realidad, se arrastra desde hace tiempo, y que repiten muchos de los implicados en el negocio de la sidra: es demasiado barata.

Aunque hay variaciones dependiendo de la localidad y el tipo de local, el precio está bastante estandarizado en todo Asturias, y anda entre los 2,5 y 3 euros por botella. En Madrid o Barcelona esa misma botella -protestan algunos- andaría entre los 5 o los 6 euros.

¿Pagarías 5 euros por una botella de sidra?, preguntaba poco después el mismo diario. Más del 90% respondió con un contundente no. El revuelo generado en las redes por esa amenaza de subida de precios fue tal que la patronal Hostelería y Turismo en Asturias tuvo que salir al paso y asegurar que la intención es mantener la sidra en “precios populares”.

¿Qué significa eso? La pregunta sigue en el aire, aunque muchos están convencidos de que, al menos por ahora, la frontera de los 3 euros no se superará.

Los bares de Madrid y Barcelona donde beben los mejores cocteleros

Si para elegir un restaurante los consejos de un cocinero siempre pueden ser útiles, quién mejor que un bartender para dar con las mejores coctelerías de la ciudad. Con esta filosofía, la editorial Phaidon ha sumado un nuevo volumen a su colección de guías gastronómicas y ahora, además de saber dónde comen los mejores chefs del mundo y qué pizzerías eligen los mejores pizzeros, también podemos asomarnos al mundo de la mixología con Where bartenders drink.

Editado en inglés y con la misma estética y diseño que los libros anteriores de esta serie -perfecto no sólo para consultar, sino para que luzca también en la mesa del salón-, hemos echado un vistazo a las recomendaciones de esta obra que recorre el mundo y sus mejores coctelerías a lo largo de más de 400 páginas y 700 locales.

Organizado como una guía geográfica, la sección de recomendaciones de los colaboradores, incluida al final del libro, es un índice rápido y sencillo de las principales localizaciones: “de madrugada”, “hoteles”, “barrios”, “visitas obligadas”, “merece la pena ir” y “ojalá lo hubiera abierto yo”. El libro también está organizado por tipos, países y bares.

Perfecta para viajeros, ¿qué recomienda en Madrid y Barcelona? Le hemos echado un vistazo, y hemos recopilado media docena de locales de estas dos ciudades -para Madrid sólo hay 3 y uno de ellos es Le Cabrera, que ahora mismo está cerrado, ojo- que cuentan con el visto bueno de los mejores expertos y cocteleros. Así que parece que podemos fiarnos.

Lee el resto de la entrada »

¿Y si pudiéramos elegir el vino como las cápsulas de café?

Le tenemos miedo al vino. No es ningún secreto que, entre los variados motivos que explican las modestas cifras de vino consumido en España en comparación con la cerveza, la aparente complejidad del mundo del vino merece un puesto destacado. ¿Para qué pasar el mal trago de ojear la carta de vinos y no entender nada, con lo fácil que es pedir una cerveza? Puede parecer una tontería, pero es un problema real del que las bodegas son muy conscientes.

Además, teniendo en cuenta que la mayoría elige el vino por la etiqueta, si eliminamos esta información, la pregunta del sumiller del restaurante se convierte en un complicado examen que muchos prefieren no pasar. ¿Qué vino tomarán? Silencio en la mesa, miradas entre unos y otros para ver quién se arriesga, tenso silencio a la hora de probarlo para no decir una tontería…

Simplificar el mundo del vino y su elección. Eso es lo que proponen desde bodegas Raimat con un sistema que recuerda mucho al usado por las cápsulas de café y que, guste o no, tan bien funciona y tan útil resulta a la hora de escoger uno u otro café. Por supuesto, los expertos del tema pondrán el grito en el cielo al reducir todo a un número, sin indicar temas como origen, tueste… Pero para la mayoría, ese número que indica la intensidad es de gran ayuda.

Una idea que se traslada ahora al mundo del vino con este nuevo sistema de etiquetaje que Raimat ha estrenado para sus 12 referencias. Así, cada vino aparece identificado con un número del 1 al 10, siendo el 1 el más suave y el 10 el más intenso en boca.

Lee el resto de la entrada »

La cerveza artesana también es cosa de mujeres

Camisas de cuadros, gorras, barbas, chistes sobre hipsters… Es la imagen recurrente cuando se habla de cerveza artesana pero, más allá de los tópicos y la estética, es verdad que sigue siendo un negocio muy vinculado a la imagen masculina. Y eso pese a que siempre suele decirse que fueron precisamente las mujeres las primeras fabricantes de cerveza hace miles de años.

Es verdad que en el panorama internacional, donde la cerveza artesana tiene un recorrido de más años, el papel de la mujer está más instalado. De hecho, ya en 2014, la británica Sara Barton fue la primera mujer elegida como la elaborada de cerveza del año en Reino Unido.

Pese a ello, por aquí la cerveza sigue en cierto modo asociada con los hombres y la masculinidad. “No es fácil deshacerse de moldes y estereotipos, pero nosotras trabajamos para luchar contra estos prejuicios y demostrar al mundo que podemos ser maestras cerveceras”, apuntan Ainhoa Ocio y Jone Conde, creadoras la nueva cerveza Gastheiz.

Por supuesto, no son las primeras ni las únicas. La Cervecera Libre, de Mérida, es otro de los nombres que nos vienen a la cabeza al hablar de mujeres y cerveza artesana, por ejemplo. Pero qué mejor día que hoy 8 de marzo para reivindicar este papel aprovechando la llegada de esta nueva cerveza.

¿No hace falta? Teniendo en cuenta que, desgraciadamente, lo habitual es que mujeres y cervezas compartan titular sólo cuando un anuncio se pasa de frenada sexista, o cuando una variedad más suave -ocurrió el verano pasado- se presenta como ideal para mujeres, parece que sí sigue haciendo falta. Y mucha.

Pero volviendo a Gastheiz, como los más observadores ya habrán deducido, se trata de una cerveza hecha en Vitoria, que rinde homenaje al primer nombre de la capital alavesa, allá por el año 1025. No es el único homenaje de esta cerveza artesana a la ciudad, porque estamos ante la primera que cuenta entre sus ingredientes con patata.

Lee el resto de la entrada »

La mayor estafa en la historia del vino

Mouton Rothschild, Romanée-Conti, Ponsot Clos de la Roche… Nombres que a la mayoría no les dirán mucho pero que seguro que a los entendidos en el mundo del vino les habrán puesto los dientes largos. Y es que hablamos de algunas de las bodegas francesas más exclusivas del mundo y por cuyas botellas se llegan a pagar auténticas fortunas.

Estos vinos y sus añadas más codiciadas son también las protagonistas de la que muchos consideran la mayor estafa de la historia en el mercado del vino. O, mejor dicho, del coleccionismo del vino.

Un relato en el que hay otro nombre propio: Rudy Kurniawan. Convertido hace una década en una auténtica celebridad entre los apasionados del vino en Los Ángeles, este joven de origen asiático y de familia aparentemente adinerada -poco más se sabía de él- no sólo presumía de tener una nariz privilegiada para identificar cualquier vino, sino también presupuesto para hacerse con los más exclusivos del mundo.

Durante unos años compró y pagó más que nadie por algunos de los vinos más deseados del mundo. Después -con los precios por las nubes y con una clientela repleta de millonarios con más dinero que criterio- comenzó a vender.

Las subastas de sus botellas se convirtieron en todo un acontecimiento en el que no sólo se descorchaban vinos muy caros, sino también se movían cifras astronómicas. Todo iba bien hasta que alguien en las bodegas de Borgoña comenzó a hacer preguntas sobre fechas, formatos y añadas que no cuadraban.

La historia tiene su propio documental: Sour Grapes (Uvas Amargas) que, por cierto, puede verse en Netflix y es muy recomendable. Quienes tengan intención de hacerlo y prefieran no conocer por ahora el fin de la historia, mejor que dejen de leer. Vienen spoilers.

Lee el resto de la entrada »

Cómo gastarse 30.000 dólares al mes en vino

Acostumbrados a hablar siempre de vino con una estupenda relación calidad-precio, cuesta imaginar una factura de miles de euros en botellas de vino. Al menos a nosotros, porque por lo visto Johnny Depp no tenía ningún problema en gastarse una media de 30.000 euros mensuales en su afición enológica.

Parece que el tema del vino no es el único vicio del actor, cuya capacidad para fundirse auténticas fortunas lleva unos cuantos días ocupando los titulares. Pero de esos 2 millones de dólares que Depp se gastaba cada mes, sin duda es la cuenta del vino lo que más nos ha llamado la atención.

En realidad, su afición es bastante conocida. Prueba de ellos es –según leemos en Munchies– que en el brazo lleva tatuado Wine Forever (vino para siempre), aunque se trata de un apaño sobre un tatuaje anterior en el que lo que era para siempre no era el vino, sino Winona Ryder. En cualquier caso, bien pensado el arreglo.

Además, las cajas de carísimo vino francés son un clásico en los rodajes del actor y, por lo visto, su papel en Piratas del Caribe le habría llevado a construir una bodega temática dedicada a la película en su finca del sur de Francia. ¿Quién quiere ron pudiendo tener algunos de los mejores vino del mundo?

Lee el resto de la entrada »

Una botella de madera para que el vino malo parezca mejor

¿Te gusta el vino con un toque de madera? ¿Echas de menos los tostados en ese vino de marca blanca que has comprado por menos de 1 euro en el supermercado? ¿Te gustaría poder levantar la copa, observarla pensativo y decir eso de “redondo en boca” pero el presupuesto no te llega para vinos dignos de tanta redondez?

En realidad, hay estupendos vinos a precios muy ajustados, y por aquí hemos enumerado unos cuantos por menos de 10 euros que merecen mucho la pena. Con o sin madera, por mucho que algunos relacionen envejecimiento en barrica con vinos buenos o más caros.

Por lo visto eso es lo que han debido de pensar los inventores de Oak Bottle, una botella de madera de roble que no es nueva -lleva desde 2015 cabreando a algunos enólogos-, pero que acabamos de descubrir y nos ha dejado bastante fascinados. La idea es sencilla: simular y acelerar el proceso de envejecimiento del vino en la barrica de madera de tal manera que lo que allí se consigue en meses o años, en esta botella se pueda lograr en sólo 24 o 48 horas.

Lee el resto de la entrada »

La máquina que convierte la fruta en alcohol

Dicho así puede sonar casi a milagro bíblico pero, pensándolo bien, la mayoría de bebidas alcohólicas son fruto de un proceso de fermentación a partir de frutas o cereales. ¿Qué tiene entonces de especial esta máquina bautizada como Alchema? Que simplifica y automatiza el proceso de tal forma que todo el mundo pueda montar en su cocina una especie de destilería.

Es bonita, pequeña y limpia -prometen sus creadores-, y la verdad es que parece un electrodoméstico de diseño más que una máquina capaz de hacer sidra en una par de semanas a partir de agua, manzana y levadura. Si hay una máquina para hacer el pan y otra para hacer el café, ¿por qué no una capaz de prepararte una jarra de vino, sidra o hidromiel?

Como suele ocurrir siempre con este tipo de aparatos, todo parece terriblemente sencillo. Al menos sobre el papel y en el vídeo de presentación lanzado para recaudar fondos y conseguir la financiación necesaria para que Alchema llegue a ser un producto real. De hecho, el aparato se puede controlar desde una aplicación en el móvil con lo que, literalmente, una vez añadidos los ingredientes se puede preparar esta sidra casera sentados en el sofá.

Agua, fruta, azúcar, el fermento más adecuado para el tipo de bebida que estemos preparando -en la aplicación hay varias rectas, explican- y listo. En un par de semanas la bebida estará lista y, en todo caso, la propia aplicación te avisa cuando ya pueda beberse.

Lee el resto de la entrada »

‘Flat white’, ‘cold brew’, ‘stumpy’ y otros nombres que todo cafetero debería conocer

Solo, cortado o con leche. Excepto si estás en Málaga -¿hemos dicho ya lo que nos gusta su particular sistema?-, con estos tres nombres puedes conseguir un café más o menos a tu gusto en casi cualquier lugar del país. Que sea bueno o malo, ya es otro tema. El americano, el expreso, el capuchino, y el expreso macchiato (un expreso con espuma de leche) también forman ya parte del lenguaje habitual de algunas cafeterías.

Pero desde hace unos años y de la mano de la creciente moda del café de especialidad, hay unas cuantas nuevas denominaciones que deberías conocer a la hora de pedir un café. Al menos si estás en uno de esos sitios modernos, llenos de mesas de madera y sillas desparejadas donde -reconozcámoslo- las posibilidades de tomarte un buen café son algo mayores. De que sea bastante más caro también.

Pero dejando a un lado modas y precios, hemos hablado con los amigos de La López -el mejor lugar para tomar un buen café en Tarragona- para poner al día nuestro diccionario cafetero. Toma nota si hoy domingo has decidido ir a tomar el brunch fuera y quieres lucirte a la hora de pedir el café. O, al menos, saber de qué hablan si te preguntan si quieres un flat white.

StumpyLo cierto es que por ahora no es muy conocido, y sólo lo hemos escuchado en un par de sitios. Se trata de un café corto y potente inventado, por lo visto, en una cafetería londinense, y que se prepara con 3 ristrettos (expresos cortos) y un poco de leche texturizada (calentada con presión). Vaya, un cortado bien hecho.

Lee el resto de la entrada »