BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Txikito, el vaso de Bilbao

Por Iker Morán

Los de Bilbao, además de nacer donde nos da la gana, también bebemos donde queremos. Y, normalmente, cuanto más grande mejor. “En vaso ancho” es una de esas frases que ayudan a identificar a un bilbaino -vasco en general- a la hora de pedir en la barra de cualquier bar del universo conocido.

txikito_02

Pero es verdad que, lo mismo que el otro día hablábamos de esa copa especial para los “asiáticos” de Cartagena, en el botxo también tenemos una especie de vaso oficial a la hora de practicar el noble deporte del txikiteo. Es decir, ir de bar en bar bebiendo vinos -vinos pequeños, de ahí lo de txikito- con la cuadrilla.

Un vaso enorme y pesado que los de más de 30 años es posible que recuerden vagamente pero que hace ya años que está desaparecido de los bares. Ahora, la gente de Txikito.es se ha propuesto recuperarlo. De momento en plan souvenir bilbaino, aunque esperamos volver a verlo pronto en las barras.

Cada vaso cuesta unos 14 euros, pero antes de que nadie se eche las manos a la cabeza -barato no es, cierto- hay que tener en cuenta dos cosas: pesa más de medio kilo y su producción es casi artesanal, hasta el punto de que no hay dos exactamente iguales. ¿Por qué pesa tanto? Básicamente porque está hecho a base de vidrio prensado y porque toda la base (que ocupa buena parte del vaso) es maciza, dejando sólo la parte superior con la medida perfecta para un txikito de vino.

Según explican, para recuperar la producción de estos vasos se ha rescatado una prensa de 1917. Y es que estamos hablando de un vaso con mucha historia y que incluso, cuenta la leyenda y una canción, tiene un origen casi monárquico. Dice una de las teorías más divertidas sobre su origen que para la visita de la reina consorte Victoria Eugenia a Bilbao se engalanó la ciudad con muchas lámparas de vidrio.

¿Qué hacer con estas lamparillas tras la visita? Exacto: reconvertirlas en vasos macizos que, además de ser pesados y bastante irrompibles, resultan perfectos para ejercitar los músculos y el pulso en la barra del bar.

Así que si a partir de ahora si no bebes como uno del mismísimo centro de Bilbao, será porque no quieres. ¡Salud!

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.