BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

¿Qué lleva el sándwich del amor?

Sandwich-del-amor

La semana pasada tuvo lugar en Madrid una curiosa gastro-iniciativa para celebrar el día de San Valentín. La gente de Bimbo decidió juntar a 100 personas solteras en una especie de speed-dating masivo.

La cosa consistía en crear por parejas el sándwich del amor perfecto, las tres parejas ganadoras pudieron disfrutar de una cita romántica, ni más ni menos, que en el restaurante Dassa Bassa ¿Y quién decidía cuál era el ganador? Pues precisamente el Chef del restaurante, Darío Barrio.

El propio Barrio creó, también para la ocasión, su propia versión del sándwich del amor. Sus ingredientes simbolizan las características que una buena relación de pareja debe tener. Así, para Barrio “El sándwich del amor” el alter ego culinario del respeto es el jengibre, la pasión está representada por la guindilla y el toque de romanticismo lo pone la canela.

Marcas de pan de molde a parte, lo cierto es que el sándwich tiene una pinta estupenda. Tomen nota.

Ingredientes para 2 personas

  • Dos rebanadas de pan de molde (Evidentemente Barrio recomienda Bimbo Oroweat)
  • 4 muslos de pollo
  • 2 cebollas
  • 1 rama de canela
  • 1 guindilla
  • Aceite
  • Harina
  • Jengibre
  • 200 ml de vino blanco
  • 400 ml de leche de coco
  • 1 cuchara sopera de Jengibre
  • 1 huevo duro
  • Zanahoria en láminas
  • Tomate en rodajas
  • Aguacate
  • Rúcula
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de amapola
  • Pimienta rosa

Elaboración

Salpimentar los muslos de pollo, pasarlos por harina y freírlos a fuego fuerte. Por otra parte, cortar las dos cebollas en juliana y rehogar con un poco de aceite, una rama de canela, una guindilla y una cuchara sopera de jengibre, hasta que quede pochada.

Incorporamos los muslos de pollo y el vino blanco. Dejar reducir, para luego añadir la leche de coco. Tapar y dejar cocer a fuego medio durante una hora, hasta que el muslo esté tierno, la salsa se haya reducido y la cebolla quede cremosa. Deshechamos la piel y el hueso del pollo y dejar la mejor carne.

Sobre la rebanada de pan, colocar el pollo y acompañarlo, al gusto de cada persona, de la zanahoria en láminas, el tomate en rodajas, el huevo duro, el aguacate y la rúcula. Añadir las semillas de sésamo y de amapola, y un poco de pimienta rosa. Cerrar el sandwich con la otra rebanada de pan.

Los comentarios están cerrados.