BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Bacalao con coliflor, una receta diferente para Navidad

A estas alturas del mes, pocos son los que no tienen decidido ya el menú de Nochebuena. Si sois de los rezagados – como nosotros – esta semana os proponemos una receta tradicional para la víspera de Navidad.

Se trata de un guiso robado del recetario de la abuela. Una que vivía en Galicia y para la que la Nochebuena no era Nochebuena si no había Bacalao con coliflor en la mesa. Es un plato viejuno, sí. Por eso, hoy os ofrecemos la receta tradicional y mañana os enseñaremos cómo utilizar estos mismos ingredientes en una preparación un tanto más moderna. Tomen nota.


Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 coliflor
  • 1 cebolla
  • 4 patatas
  • 4 trozos grandes de bacalao salado (también puede utilizarse fresco)
  • Sal

Para la allada

  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • Pimentón dulce

Elaboración

La preparación de este guiso es de lo más sencilla, la única complicación – si es que puede llamarse así – es que hay que acordarse de poner a desalar el bacalao 24 horas antes e ir cambiándole el agua cada 12 horas.

Listo el bacalao, en una olla con abundante agua salada – con cuidado de no pasarse con la sal – ponemos a cocer las patatas cortadas en trozos grandes y la cebolla partida por la mitad.

A mitad de cocción, aproximadamente 10-12 minutos, añadiremos la coliflor que habremos troceado previamente. Dejamos pasar un par de minutos, hasta que el agua empiece a hervir de nuevo, y añadimos los trozos de bacalao.

Cuando las patatas estén hechas, retiramos del fuego y escurrimos los ingredientes. Lo ideal es sacarlos del agua con la espumadera y ponerlos directamente en la fuente de servir. Se trata de un plato rudo, por tanto no pasa nada si nos cae algo de líquido de la cocción en la fuente.

Antes de servir debemos aliñar el plato con la allada. Para hacerla cortaremos en láminas los dos dientes de ajo, pueden ser más o menos en función de vuestro gusto. En una sartén con abundante aceite de oliva, freiremos los ajos hasta que estén dorados. Dejamos enfriar el aceite y los ajos durante unos minutos. Cuando estén templados, añadimos una cucharadita de pimentón dulce y removemos con un tenedor.

Aliñamos el hervido de bacalao y coliflor con la allada y el plato está listo para comer. Si queréis darle un toque final, la abuela le ponía huevo duro rallado por encima. Os aseguramos que, aunque la mezcla es un tanto extraña, el resultado es más que satisfactorio.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.