BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Euskal burger (ideas para un Mac Talo)

Como todo buen vasco sabe, dos de las mejores cosas del mes de agosto son la temporada del bonito y de los pimientos de Gernika. Así que nada mejor para despedir definitivamente el verano que recuperar una receta perpetrada hace ya algunas semanas aprovechando el momento de esplendor de estos dos manjares.

Si hace un tiempo nos dio por experimentar con el talo -tortas de maíz- para reconvertirlo en sushi, ahora queremos reinventar la hamburguesa en versión vasca a base de chistorra, talo, pimientos de Gernika y queso Idiazabal. ¡Con un par!

Incluso estamos dispuestos a vender tan genial receta a cierta cadena de comida rápida. Ya tenemos pensado el nombre: Mac Talo. Simplemente genial.

Ingredientes:

  • Para el talo: harina de maíz, agua y sal (ver aquí elaboración)
  • Carne picada (si es de buey, mejor)
  • Chistorra
  • Pimientos de Gernika
  • Queso Idiazabal, Ronkal o similar

Preparación:

Lo primero es preparar los talos, que harán aquí el papel de pan de la hamburguesa. Se trata de un tipo de torta bastante densa y contundente, así que mejor moderarse con el tamaño y el grosor si queremos conseguir acabarnos la hamburguesa y no dejar por los suelos la reputación de vascos glotones. Harina de maíz, agua templada, sal, se amasan y un par de vueltas en una plancha bien caliente. Reservamos.

Preparar las hamburguesas es todavía más fácil. En un recipiente mezclamos la carne picada (puede ser de lo que queramos, aunque en Euskadi se usa bastante de buey, con un sabor bastante pronunciado). Quietos con la sal, que la chistorra es bastante fuerte y tampoco hará falta demasiada. Extraemos la carne de la chistorra del plástico (tripa en el mejor caso) y mezclamos. La cantidad variará dependiendo del gusto, pero mejor moderación porque el plato ya es suficientemente potente.

Mezclamos bien con las manos y convencemos a algún carnívoro radical para que pruebe el mejunje y poder rectificar el punto de sal. Para intentar que darles forma no sea demasiado dramático, podemos añadir un huevo y algo de pan rallado, en plan filete ruso. Formamos las hamburguesas y con cuidado de que no se desmonten demasiado, a la plancha. Al punto, eso ni se pregunta.

Y ya solo queda montar la hamburguesa: talo, el filete bien humeante, láminas de un buen queso (Idiazabal en nuestro caso) para que se funda un poco y rematamos con unos pimientos de Germika que hemos frito (unos 20 segundos en aceite bien caliente) y a los que habremos quitado el rabo. Opcionalmente se acepta lechuga y cebolleta, piparrak (guindillas) y cualquier otra cosa del país que se nos ocurra.

Sólo el que se la acabe recibirá el auténtico carnet de vasco. Avisados estáis.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.