BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

El plato que absorbe calorías

Absorb-plate-02

¿Cómo va la operación bikini? Si a estas alturas del verano ese sigue siendo el tema, posiblemente la respuesta sea un contundente “mal”, así que bienvenida sea cualquier idea o plan alternativo por absurdo que parezca. ¿Un plato que puede absorber la grasa y las calorías de la comida? Por ejemplo.

Por muy extraño que pueda sonar, la idea se basa en el mismo principio que se usa a diario en miles de hogares utilizando el papel de cocina para absorber el exceso de aceite de los fritos, por ejemplo. Incluso los más optimistas comercializan este papel de cocina como medio para reducir las calorías.

Ahora, este sistema se traslada directamente al plato para dar lugar a Absorbplate que, gracias a sus decenas de orificios, asegura ser capaz de recoger hasta 7 mililitros de aceite de cada comida, lo que según sus creadores equivaldría a unas 30 calorías.

El proyecto es parte de la campaña de la Thai Health Promotion Foundation contra los problemas de obesidad que cada vez sufre un mayor porcentaje de población en el país. Las grasas y aceites de muchas de las recetas de la cocina tailandesa son señaladas como uno de los causantes de esta epidemia del siglo XXI.

Lee el resto de la entrada »

Receta de verano: sorbete de mango y plátano

Sorbete-mango-platano-03

Con estos calores sólo apetece comer cosas refrescantes e hidratantes. Y la receta de hoy, además de estar muy rica, cumple con estas dos condiciones veraniegas. Además, ahora que ya somos casi unos expertos en tema de helados, toca animarse y hacerlos también en casa.

Aunque pueda sonar complicado lo de hacer helado, ésta es una de las recetas más sencillas que hemos hecho nunca. Sólo necesitamos tres ingredientes, un congelador y una batidora o robot de cocina. A medio camino entre un sorbete y un helado, en apenas 5 minutos -congelando antes los ingredientes, claro- conseguiremos un postre refrescante, delicioso y muy saludable.

Y para los que se animen a subir el listón, os proponemos una sopa fría de piña con nueces caramelizadas para acompañarlo.

Lee el resto de la entrada »

Los restaurantes también quieren apuntarse a la fiebre Pokémon

Pokemon-Go_01Con el mundo dividido entre los fans de Pokémon Go y quienes detestan este juego y toda la fiebre desatada a su alrededor -la tercera opción es que alguien viva en una galaxia paralela y no le suene de nada el tema-, todos los sectores quieren apuntarse a la que, sin duda, es la moda del verano. Incluidos los restaurantes, claro.

Aunque de entrada pueda parecer difícil unir la caza de estos bichos virtuales y sus batallas con la gastronomía, todo es cuestión de echarle un poco de imaginación al asunto. Sin ir más lejos, la imagen de una niña que ha montado en la calle su propia tienda aprovechando que quedaba cerca una denomina Poképarada -sí, el juego tiene su propio lenguaje y suena bastante absurdo- ha sido la sensación durante las últimas horas en las redes.

Pokemon-Go_03Pokéstop Shop, así ha bautizado esta pequeña emprendedora a su puesto con patatas fritas y limonada, al más puro estilo americano. Está por ver el éxito de ventas, pero de momento ha salido en todos los medios del planeta.

En Estados Unidos, donde el juego se estrenó hace ya unas semanas y el nivel de histeria es mayor que en Europa, muchos bares y restaurantes han optado por comprar Pokémons para convertirlos en un señuelo que atraiga a clientes a sus locales. Según recoge The Guardian, una pizzería que usó este sencillo truco vio como su clientela aumentaba en un 75% durante el fin de semana.

Pizarras que anuncian la presencia de estos animalillos en vez del menú del día, o promesas de descuentos a quien cace algo y lo comparta en las redes sociales se están convirtiendo en algo habitual al otro lado del Atlántico.

Tal y como explica este mismo medio, muchos locales se han dedicado a repetir por las redes sociales que cerca del restaurante en cuestión, o dentro, hay Pokémons, para que los cazadores acudan hasta allí. Incluso los propietarios de un restaurante comentaban sorprendidos que entre las críticas que habían recibido en los últimos días, un cliente protestaba porque no había Pokémons.

Lee el resto de la entrada »

10 pistas para reconocer un buen helado

Helados-delacrem-03

¿Sabrías distinguir un buen helado artesano de uno industrial? ¿Cómo tiene que ser la textura o el sabor de un helado en condiciones? ¿De verdad son italianas y artesanas todas esas heladerías que presumen de serlo en su cartel? ¿Hay que desconfiar de esas montañas de helado de colores intensos y coronados por alguna fruta que tanto se llevan en algunas zonas turísticas? ¿Barquillo o tarrina?

La lista de preguntas sobre el mundo del helado podría ser infinita, pero hemos seleccionado una decena de ellas para que uno de los heladeros de más prestigio del país nos saque de dudas y, sobre todo, nos ayude a identificar un buen helado artesano este verano.

Y es que Massimo Pignata no sólo ha conseguido convertir  la heladería Delacrem de Barcelona (Enric Granados, 15) en un referente del sector -las colas son habituales y despachan hasta 200 kilos al día- sino también contagiar su pasión por el buen helado.

Fruta, leche, azúcar y poco más. En realidad, el helado artesano no tiene ni mucho misterio ni necesita más que unos pocos ingredientes de máxima calidad y una elaboración casi diaria. De estos y otros detalles charlamos con él mientras visitamos su pequeño obrador -situado en la misma tienda- y probamos, claro, algunos de los estupendos helados que elabora.

Helados-delacrem-06

1. Vitrina o pozos. Lo habitual son las vitrinas de cristal donde se muestra el helado, aunque algunas se atreven con un sistema menos vistoso pero que ayuda a conservar mejor la temperatura: los pozzeti. No es que el helado de vitrina sea peor y el de este sistema de pozos típico de Italia mejor, pero las posibilidades de que el helado sea bueno se multiplican con este segundo método.

Helados-delacrem-15

2. Color natural. Directamente relacionado con la forma de exponer el producto está el color del helado. Aunque proliferan las heladerías en las que los sabores se traducen en colores intensos y casi fluorescentes, en realidad eso poco tiene que ver con el color natural que tendría sin colorantes. ¿Alguna excepción? Sí, las frambuesas -en la primera imagen- aportan un color bastante intenso.

3. Mejor huir de las montañas de helado. Está claro que antes incluso de probar un helado ya es posible hacerse una idea de lo que vamos a encontrar. Normalmente relacionado con esos colores intensos, otra pista para saber que es mejor cambiar de heladería es encontrarse con una de esas montañas de helado que, además, se coronan con una piña, un coco o la fruta que sea.

Lee el resto de la entrada »

¿Por qué se bebe tanto zumo de tomate en los aviones?

Zumo-tomate-avion

Jamás pides un zumo de tomate ni lo bebes en casa, pero es subirte al avión, ver el carrito de las bebidas, y tener antojo de zumo de tomate. Si eres de los que sufre esta curiosa manía, no estás solo.

“Es verdad, parece raro pero a bordo se suele pedir bastante zumo de tomate”, nos confirman desde Iberia. Así que no es sólo una leyenda urbana, sino que es algo más o menos habitual y sabido por la tripulación de los aviones.

Se trata, por cierto, de un zumo normal, igual que el que se puede comprar en cualquier supermercado. “No existen versiones especiales para las aerolíneas”, nos aseguran desde Iberia. Así que la teoría conspiranoica de que se trata de algún zumo especial capaz de fomentar la adición al tomate queda descartada. Sí, suena absurdo, pero también lo de las estelas de los aviones -los llamados chemtrails– y hay mucha gente que se lo cree.

Desde la compañía aérea española aportan otro dato que, este sí, nos deja un poco descolocados. Resulta que hay rutas en las que el consumo de este zumo es especialmente elevado: “En algunos vuelos, como por ejemplo a Moscú, hay una demanda muy alta, superior a la de cualquier otro vuelo de Iberia”.

Aunque, más allá de los gustos particulares de los que viajen a Rusia, no esté muy claro este punto, al menos la ciencia sí ha conseguido dar respuesta al misterioso entusiasmo general que existe en los aviones respecto al zumo de tomate. Algo que, por cierto, lejos de ser nuevo, se remonta a los primeros años de la aviación comercial.

Lee el resto de la entrada »

El restaurante que inventó el mítico postre ‘Pijama’

Pijama-7Portes-02

Es uno de los ejemplos más entrañables de la llamada cocina viejuna: platos que en su momento no podían faltar en ninguna carta pero que con el tiempo han ido perdiendo gran parte de su atractivo o, al menos, de aquel glamour de antaño. Hablamos, efectivamente, del mítico Pijama, ese postre a base de flan, helado, fruta en almíbar y nata -en realidad admitía cualquier cosa- que durante la década de los 80 y los 90 era un clásico de muchos restaurantes.

Aunque ha ido desapareciendo y cada vez cuesta más encontrar lugares con suficiente valor como para mantener este baluarte de los postres que, por sí solos, podrían alimentar a una familia completa, hemos encontrado uno que no sólo lo mantiene en su carta sino que puede presumir de haberlo inventado.

Así nos lo confirman desde 7 Portes, uno de los restaurantes más clásicos y emblemáticos de Barcelona. Fundado en 1836 a imagen de los grandes cafés europeos, y convertido en restaurante en 1929, a lo largo de los años ha sabido mantener su esencia -algo difícil en un ciudad tan turística- y sigue siendo un lugar de visita obligada para locales y visitantes.

Y fue aquí donde en 1951 nació nuestro querido Pijama. Los oficiales de la VI Flota Americana, atracada en el puerto de Barcelona, eran clientes asiduos del restaurante 7 Portes, y el Pêche Melba uno de sus postres favoritos. Este plato, creado por el cocinero francés Auguste Escoffier en el hotel Savoy de Londres en honor a la cantante de ópera Nellie Melba, a base de melocotón cocido, frambuesa y helado de vainilla, no sólo fue versionado en 7 Portes, sino que también se adaptó su nombre para hacerlo más fácil de pronunciar.

Lee el resto de la entrada »

Pasta fría, la receta perfecta para el verano

Pasta-fria_04

“Una ensalada de pasta, menuda novedad”, estarán pensando algunos. Y la verdad es que si combinamos pasta fría con algunas verduras, vegetales y un aliño, el plato resultante perfectamente podría pasar como una ensalada más.

En realidad el nombre es lo de menos, porque lo importante es que este plato frío se ha convertido desde hace unas semanas en nuestro preferido para el verano: sencillo, colorido, muy refrescante y fácil de hacer. La mezcla de ingredientes muy comunes con otros un poco más exóticos -el pepino macerado con vinagre de arroz o el bonito seco- y el toque final de cilantro son la clave.

Tampoco es que hayamos inventado nada. La idea es una adaptación casera de un plato que probamos hace unos días en la cocina-taller de Grupo San Telmo y que está ya en la carta del restaurante nikkei Kokka, en Barcelona. Así que preparad vuestra pasta favorita, una escapada a la tienda asiática de turno para comprar algunos de los ingredientes que necesitaremos, y a cocinar.

Lee el resto de la entrada »

Una pulpería para dar la vuelta al mundo

Pulpin-10

Como ocurre en las mejores series, este restaurante es algo así como un spin-off. La mascota de Cañota -uno de los clásicos de las tapas de Barcelona- ha conseguido ser la protagonista de este nuevo proyecto del Grup Iglesias al que pone nombre (Bobo Pulpín) y plato principal: el pulpo.

¿Neo-pulpería? El palabro suena bastante abofeteable, así que mejor nos quedamos con lo que realmente es este local ubicado en uno de nuestros rincones favoritos de Barcelona (Frenería, 5), justo detrás de la catedral y en pleno barrio gótico: la historia de un pulpo que ha dado la vuelta al mundo.

Y es que los clientes de Cañota empezaron a enviar fotografías de este pulpo de peluche en diferentes lugares del mundo -sí, como en Amelie– y de ahí surgió la idea de crear una pulpería con recetas inspiradas en todos esos países visitados por Pulpín. Sin Bobo, que ha viajado mucho más que nosotros.

Pulpin-02

Lee el resto de la entrada »

Este año también buscamos el #clavazoveraniego2016

Clavazo2016

El año pasado el detonante fueron unos pintxos en Donostia y una cuenta un tanto desorbitada en Formentera. En realidad no era nada nuevo ni que no ocurra cada verano, pero la noticia saltó a los titulares, y la caza de lo que por aquí bautizamos como el clavazo veraniego se convirtió en uno de los deportes más divertidos del verano. Al menos para quienes no sufrieron esos precios de Noruega con sueldos españoles, claro.

A la espera de que alguien se anime a estrenar la temporada con alguna caña a 6 euros en el chiringuito de turno, o una ración de paella lamentable a 50 euros -tampoco demos ideas-, hay algo de lo que podemos estar seguros: este verano también habrá clavazos.  Y como el recurrente tema de Gibraltar cada verano resulta ya un poco cansino, nos hemos propuesto convertir estos pequeños atracos de terrazas a la caza del guiri despistado en otro clásico estival.

Así que mientras llegan las primeras señales de alarma desde Formentera o desde algún restaurante con vistas espectaculares y precios a millón, por ahora podemos conformarnos con un ticket que merece una categoría propia: con recargo por listillo. El de la carne muy hecha del año pasado o aquel que incluía un Gelocatil en la factura no nos hacían mucha gracia, pero éste nos parece una auténtica genialidad que habría que empezar a importar ya mismo.

Lee el resto de la entrada »

El arte del espeto malagueño

Espeto-02

Un chiringuito en la playa y unas sardinas asadas. Pocas combinaciones funcionan mejor que ésta en verano. Y si además se le suma Málaga y espeto a la ecuación, estamos ante una de las fórmulas magistrales para disfrutar de esta época.

Aunque muy conocido, por si queda algún despistado, el espeto no es más que un sistema para asar el pescado sobre brasas insertándolo en unas cañas. El espeto de sardinas se considera uno de los platos más representativos de Málaga, donde incluso hay un monumento al espetero.

Su invención se le atribuye a Miguel Martínez Soler, quien a finales del siglo XIX tuvo la feliz idea de aplicar en su merendero La Gran Parada (en El Palo, Málaga) el sistema de asado que había visto usar a algunos pescadores en la playa, colocando las piezas de descartes -el pescado que nadie quería comprar- pinchadas sobre unas brasas en la arena. Originalmente se hacía directamente en el suelo, pero después a alguien se le ocurrió hacerlo más cómodo para el cocinero usando alguna de las barcas abandonadas de la orilla, llenándolas de arena.

Espeto-15

Hace unas semanas estuvimos por allí durante las primeras jornadas Marbella All Stars, que buscan -y seguro que consiguen- dar un empujón a la alta gastronomía local asociada con algunos de los mejores hoteles de la zona. Aunque desde fuera se tiende a asociar esta localidad sólo con el lujo desmedido de hace algunos años, desde el punto de vista gastronómico hay  restaurantes a los que seguir la pista –Fernando Alcalá en Kava– y otros que, como Diego del Río en El Lago, con una Estrella Michelin, hace ya tiempo que destacan en el mapa.

Espeto-11

Pero volviendo a la playa y los espetos, aprovechando aquella escapada, nos acercamos por Trocadero, uno de los restaurantes de playa -da reparo hablar de chiringuito- donde se mima mucho esta técnica del espeto.

Buen producto y buena brasa son, según su cocinero y espetero Fran Mateo, el único secreto de esta preparación. Pese a que tradicionalmente se asocia con sardinas, en realidad muchos otros pescados -dorada y lubina son los más habituales- son buenos candidatos para cocinarse así. Pero son las sardinas las más habituales y populares.

Lee el resto de la entrada »