BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Archivo de la categoría ‘resumen’

Enorme cabreo de los concursantes contra Milá y ‘Gran Hermano’

Toda la gala muriéndonos del asco y resulta que fue al final cuando llegó lo más noticioso.

Y no es que sea el descubrimiento del tesoro de los templarios escondido en El dorado en una plaza de la Atlántida, pero es lo más destacable de una gala que van a empezar a recetar los médicos como alternativa al Valium.

Primero os resumo lo que pasó en la gala y luego os cuento la movida que ha cabreado a los concursantes como monos con plátanos de plástico.

Lo primero que dejó claro Milá al empezar la gala es que esto no es Gran Hermano. Que lo sepáis. Aquellos que os hayáis sentidos decepcionados y se os haya roto el corazón, llamad al teléfono de la esperanza.

Se pasó la gala entre opiniones de ex concursantes de GH. Todos ellos piensan que estar en GH les convalida la carrera de psicología y además les da categoría de catedrático. Sí, Punset es gilipollas, estudiando y mierdas de esas, cuando metiéndote en GH te conviertes en sabio en unos días.

Y luego pasa lo que pasa. Me encantó la cara de Saray cuando dijo su frase lapidaria y no le aplaudió ni dios. Por cierto, alguien debería decirle a Saray que deje los rayos uva. Empieza a parecer una chuleta refrita.

“Ya están todos en el foro, como senadores romanos“, dijo Milá al conectar con la casa. En ese momento se retorcieron en su tumba desde Augusto en adelante.

De lo más interesante fue ver a Dani en el apartamento intentando seducir a Mary Joy. Usó la técnica del masaje.

Pero a Dani no le funcionó, porque el canelo se puso a preguntarle a Mary Joy con cuántos se había liado tras salir de GH y claro, la muchacha se ha liado “con dos o tres”, lo que supera en dos o tres las tías con que se ha enrollado Dani.

Y al final Mary Joy dijo que llegado el caso podría liarse con él. Y claro a Dani le dio un subidón que se le fue la sangre de la cabeza. Digamos que el muchacho nunca ha visto a su guerrero de pies peludos tan cerca de las puertas de Troya.

Pero Mary Joy, no se engañe Dani ni nosotros, pasa de Milhouse como de amputarse un pie.

Hay que destacar que Chari es fan de Algo pasa con Mary y para ir a la gala usó medio litro de… bueno, de laca natural para su flequillo tupé.

Y vamos con la hora sin cámaras. “Esto a ver cómo va“, dijo Michael. Para mi que este chaval es virgen. Los dos pusieron tanta pasión en los preliminares como un oso perezoso con retortijones.

Y luego oímos la preceptiva ración de gemiditos, con frases de película para adultos: “Así, otra vez, otra vez”. Todo dicho por Ariadna, porque Michael era como si no estuviera. Ese chico no usa sangre para las erecciones, usa horchata.

Y por cierto, que alguien le diga a Ariadna que no hace falta que diga “Cari” cada dos palabras.

Vimos a la forma de vida conocida como Zerhio más salido que el pico de una mesa, lanzando la caña a todas y cada una de las hembras de la casa. Sobre todo a Berta. Pero con sistemas de ligoteo de hace seis siglos.

¿Os acordáis de Gastón, de La Bella y la Bestia? Pues así: que fuerte soy, mira mis músculos… Todo muy intelectual.

Lo más raro es que Berta se deja querer. Y claro, la cara de asco de la Milá al regreso del vídeo fue de traca. Como si tuviera delante un retrete de esos de plástico portátiles tras seis días al sol en una feria de laxantes.

El caso es que se fueron a la calle Dani, Sindia y Mary Joy.

Y entonces llegó el movidón.

Milá en la última conexión les dijo que fuera la gente estaba muy cabreada por las decisiones o sea, por las expulsiones, que estaban tomando.

Por si eso fuera poco, dejaron que los de la grada de ex concursantes opinaran sobre el tema, y Javito (GH3) dijo que estaba mal que hubieran pactado entre tres o cuatro para repartirse la pasta.

Y se armó la de Dios es cristo.

Los concursantes se cabrearon por tres motivos principalmente:

1.- Dijeron (sobre todo en la casa en directo) que a qué cojones se enfadaba la gente con ellos, que ellos no han puesto las normas de cómo se expulsa, que ha sido el programa.

2.- Que a qué venía decir eso, que el hecho de resaltar la inconveniencia de las expulsiones implica que ellos son unos segundones que estaban de relleno y que una vez expulsados los favoritos ellos no pintan nada.

3.- Reprocharon mil y una veces a Milá que no les defendiera, sobre todo de la acusación de Javito.

Ya os digo que cuando acabó la gala en la casa en directo estaban todos indignadísimos, renegando del programa, de Milá y de una novia que tenían cuando iban al colegio.

Y así de alteradas están las cosas.

Resumen de la gala en que se expulsó a la chiflada de la pinza

Hola a todos.

Para nuestra desgracia, las galas de GH: La Re-vuelta son tan aburridas como esperábamos. Yo lo único que puedo decir es que ayer me bajó la presión arterial de lo mucho que me relajé viendo la gala. Y con relajado me refiero a que me tuvieron que reanimar con descargas eléctricas porque se me había parado el corazón.

 Milá nos anunció al principio de la gala que esa noche saldrían varios expulsados. En las fincas, cuando hay mucho conejo se hace una batida y se cazan unos pocos. En GH hacen más o menos lo mismo y anoche le dieron plomo a unos pocos, para aligerar la población de concursantes.

La cosa comenzó con los vídeos de la convivencia en el apartamento de Sindia y Zerhio. Fue una convivencia como la que tendrían Alien y Predator repartiéndose un humano.

¿Les ha servido para algo el reencuentro? ¡Sí, para mucho! Para cogerse más asco, para chillarse, para ponerse a parir… En fin, que han aprovechado el tiempo. GH es a la conciliación lo que el laxante al control del esfínter.

Y tuvimos visita al polígono de moda, gracias a Chari, que salió a defender a Zerhio. Sí, amigos, es una clara representante de las mujeres liberadas e independientes.

Y entonces se lió parda. Pero no parda como un oso pardo de mierda, no, parda como el puto Gobi cuando llueve.

Milá, le pidió opinión a Amor, diciéndole “Tu sabes cómo son las dos formas de vivir, como hombre y como mujer”.

A eso, Amor contestó: “Yo nunca he vivido como un hombre“.

A lo que Milá alegó que “No vamos a negar tu realidad”.

Y para qué queremos más. Amor dijo “ahora no digo nada… y me voy“. Y se levantó y se fue como alma que lleva el diablo, a pesar de que Milá intentó hacerle un placaje en medio del plató para evitar la huida.

Milá se dio de inmediato cuenta de la metedura de pata y en cuanto llegó la publi salió corriendo detrás de Amor, para pedirle perdón y que volviera al plató.

“Sabe que la adoro y que no tengo ninguna mala intención“, dijo la presentadora.

Pero ah, amigos, cuando no has hecho nada en la vida, cualquier conflicto puede servirte para hacerte un Ana Rosa Quintana o un Sálvame, aún a pesar de dejar mal a alguien que te ha ayudado más que nadie.

Sí, Amor se permitió el lujo de decirle a Milá “espero que no vuelvas a meter la pata“. Sí, Milá metió la pata, pero decirle eso es de prepotente, de sobrada y de impertinente.

El caso, volviendo al tema que nos ocupa, es que Zerhio, liberado del seductor influjo del tangalforja de Sindi, se dio a la caza y captura de otras víctimas.

Su objetivo principal fue Berta. Pero claro, la muchacha pasó de Zerhio como de comer deconstrucción de mierda en espuma de zurullo con guarnición de cagarrutas.

Sus técnicas para ligar son sutiles como operar un apéndice a guadaña. Y modernas, oye, modernas, que ya las usaban los caballeros del siglo XII para seducir a la hija del molinero.

Sindi, por su parte, no se encuentra a gusto en la casa. Debe ser más que nada porque no está su Pepe amado y porque no ha ganado GH, cuando para mi que ella se veía ya a lo Pretty Woman por la calle Serrano comprando vestidos caros. Pues anda que no es moderna y cosmopolita ahora ella ni nada.

Ayer se estrenaron las votaciones para la expulsión.

La cosa funciona así: cada uno tiene una ficha con su foto (les han puesto la foto porque si les ponían el nombre la mitad no sabía cuál es su ficha). Debían coger esa ficha y dirigirse a una cabina hecha de terciopelo rojo a lo reservado de puticlub caro, donde les esperaban unos buzones también con la cara de los concursantes.

Y debían meterle la ficha al concursante, mejor dicho, al buzón, del concursante que quisieran que se fuera.

A todo ésto, había un sobre luminoso a lo puticlub de carretera barato, en el que había el número de personas que esa noche abandonarían la casa, de entre las más votadas.

Joder. Indhira estaba en el plató, opinando, claro, porque si está mucho rato callada le pasa como a los roedores cuando no desgastan los piños, que se los pueden clavar en el cerebro. Yo la oigo y es como escuchar un tenedor rayando por un plato. Que tirria.

“Dani ha encontrado el amor, y no es un caracol“, dijo Milá. Eso ya dice mucho del chaval, que haya que especificar que no se lo monta con un caracol. si alguna vez veis una babosa en una comisaría ya sabéis quién la ha violado.

El caso es que el muchacho ya tiene en quien pensar cuando está solo y toca la novena sinfonía con su zambomba muda: Mary Joy.

De hecho, le hicieron la pillada padre cuando miraba a la muchacha con ojos de “cómo me gusta la espeleología y cómo me gustaría explorar esa cueva”.

Y Mary Joy a todo esto, hace con el muchacho como las muchachas que están buenas y no tienen reparos en hacerle arrumacos a los feos dándoles esperanzas pero sin querer nada.

Sí, me ha pasado muchas veces. Angelina Jolie, Jessica Alba, Jennifer Aniston… todas ellas me hicieron arrumacos y no querían nada conmigo.

Pudimos ver a Ari dándose una alegría al cuerpo debajo del edredón con su amado policía. Tras el magreo, Michael sacó la cabeza de debajo de las sábanas como un perrillo de la pradera después de echar un quiqui.

¿Para qué se desloma la gente cortando caña y remolacha para obtener azúcar cuando pueden sacarlo poniendo un cazo debajo de estos dos? Ay, que pastel.

Y amigos, ha regresado. El octavo concursante: el orzuelo de Ari. De hecho, creo que GH va a permitir que se le vote como un concursante independiente.

El registro civil le va a hacer un libro de familia para él solo, para que pueda encontrar una orzuela y tener orzuelitos.

En cualquier caso, el mucho amor que se tienen, minado por otra parte por la desconfianza de Ariadna, les llevó a ir al confe a pedir una hora sin cámaras, que no sabemos si han llegado a tener.

Pudimos ver un vídeo en el que quedaba constancia de que las muchachas de la casa van dejando reguerillo cuando piensan en Alessandro. Digamos que en lugar de bragas se han puesto bayetas súper absorbentes.

Finalmente, Amor regresó al plató, con aires de superioridad y ser una víctima de mucha pena y lástima. Le faltó sacar una gorrita y ponerse a pedir por el plató.

La segunda parte de las votaciones consistía en que uno por uno los concursantes iban abriendo sus casilleros y viendo quién les había metido la ficha, que es lo mismo que decir que era informados de quién les había apuñalado a lo patio de Monipodio.

De hecho, cuando Zerhio vio la ficha que le había metido Sindi dijo “¿Un voluntario para quitarme el puñal de la espalda?”.

Marta, tenía colección de chapas: Hugo, Zerhio y Christian se la habían dado. Ella se puso en plan chulo y dijo de las chapas “me las quedo, para mi abuela”. Y Christian le respondió “lo mismo se las das esta noche“. JA JA JA JA

Pues sí. A estas horas, la venerable anciana ya tiene las chapas.

El caso es que cuando Sindia vio a su amiga del alma en peligro aseguró que si se iba Marta, también se iba ella.

Pues no. Que quien tiene una amiga tiene un tesoro, pero quien tiene 20.000 euros se compra amigas a pares.

Y dentro del sobre había…

¡2 EXPULSADAS!

¡¡A LA CALLE MARTA Y AZUCENA!!

 

Mientras las susodichas llegaban y no a Telecinco, en el foro se eligió a una nueva delegada: Ariadna.

Y mandaron al apartamento a Dani y Mary Joy, como el que hace un experimiento dándole viagra a dos hámsters y luego metiéndolos en una caja, a ver qué hacen.

Pudimos ver un vídeo de Dani llevándose unos calentones que ni el pico de una plancha mirando a Mary Joy. Y claro, el muchacho se moría de la vergüenza mientras los chicos de la casa le animaban como si saliera a cazar perdices.

Yo no creo que se haga a Mary Joy al espetón. Es posible que Dani sea el primero en pedir la primera hora sin cámaras de GH para sacar agua del pozo con el manubrio.

Pero como Dani quiere trinchar a la muchacha le enseñó nada más entrar en el apatamento dónde está el retrete. Sí, amigos, es una técnica ideal para ligar: enseñar el cagadero. Si huele mal, mejor.

No me quiero ni imaginar a Dani encendido. No sé si me explico. Con el ariete enfilado a las puertas de Troya.

La entrevista a las expulsadas fue un suspiro. Lo más interesante es que Marta ratificó las palabras de Amor y Carolina, que habían afirmado haber oído que un amigo le dijo al cuñado de la prima del pescadero que Hugo había empujado y agarrado por el cuello a la hermana de Marta, Constance, estando borracho en una discoteca.

Y así están las cosas, amigos.

Re-sumen de la Re-vuelta del nuevo Gran Hermano

Hola a todos.

Ayer comenzó un nuevo Gran Hermano. Con la misma casa. Con los mismos concursantes. Pero eh, que se llama GH: La Re-vuelta, así que no flipéis pensando que es más de lo mismo.

La cosa comenzó con Pepe, el hombre en cuyos ojos se inspiró el creador de Supermán para lo de los rayos láser en la mirada, bajando las escaleras del plató a lo Norma Duval haciendo una revista. Le faltaba una boa de plumas. El escote lo llevaba el tío hortera.

Milá le dijo a Pepe que estaba muy elegante. Madre del amor hermoso, pero si llevaba un estilo Torrente en Marbella que tira para atrás. Sólo a Milá y a Georgie Dann puede gustarle ese modelo.

De hecho, Milá le dijo que había personas a las que su mirada les daba miedo y Pepe dijo: “A mi cuando me dicen cosas malas me corta el rollo“. Pues a mi me corta el rollo que él mire como el de El Resplandor.

Nos  hicieron una panorámica de la casa. Parecía nueva, pero en realidad es que estaba limpia. En algunas estancias han tenido que limpiar con lanzallamas y realizar exorcismos para que la mierda se fuera.

Hay dos nuevas estancias.

Por un lado, la sala de tortura, donde se le dará tormento hasta la muerte a los expulsados y la caverna de las perversiones, donde los concursantes se darán al sado maso más intenso y desgarrador. Nunca mejor dicho.

¡¡Ah, no!! Perdón, esas son las salas que me van a poner en casa. Qué despiste.

En la casa de Guadalix lo que han puesto es un “Apartamento”, donde irán de dos en dos los concursantes que tengan que resolver sus problemas, y “El Foro”, o sea, la sala de pruebas pero con una grada, donde todos discutirán de sus cosillas.

Los primeros en encontrarse fueron Zerhio y Sindi. Fue un encuentro jovial, si jovial significara zurullo candente. Sindia iba vestida de zorrón poligonero. Una cosa es que te liberes y te pongas sexy y otra es que “Yo soy la Juani” sea tu referente de moda.

Oye, que alguien le mande un Whatsapp de esos a Sindia y que no hace falta que abra los ojos como las compuertas del canal de Panamá, que no se ve más por abrir más los ojos.

El caso es (ya me he despachado suficiente con ella) que los dos ex tortolitos de la mandarina estuvieron sentados cada uno en un extremo del sofá, en silencio. La tensión no se podía cortar. Ni con cuchillo ni con hacha de guerra.

Para alimentar el buen rollo entre estos dos, en el apartamento habían metido a las dos suegras. ¿Sabéis lo que hace Anne Germaine, que dice que ve seres que no están entre nosotros?

Pues eso les pasaba a las señoras, que compartían un par de metros cuadrados sin tocarse, mirarse y ni muchos menos, hablarse. Eso sí, se deben percibir en el plano metafísico, a juzgar por la cara de asco supremo de la madre de Sindia puso cuando vio a la madre de Zerhio. Como si le hubieran hecho comer vómito de gato. 

Y para que la cosa no decayera, también estaba por allí Azucena (en el confe). Recordad que ella le dijo a Sindia que se “rebozó” con Pepe y a eso Sindia reaccionó como si le hubieran mentado a la madre y a todos sus muertos.

Yo habría hecho una edición que se llamara ‘GH: Duelo a navaja’ y a tomar por culo. Como en los Inmortales: “sólo puede quedar uno”.

Milá conectó con ellas y les dijo que la Re-vuelta es una invitación a reconciliarse. Sí, se van a reconciliar como Bambi con la Asociación del Rifle. Antes se hacen amigos Fidel Castro y Obama.

Y GH, preocupado porque haya buen rollo, les puso un vídeo de Zerhio y Sindia peleándose, y de las dos madres poniéndose a parir en diversos programas. Eso es sembrar la semilla de la paz. Al lado de GH, Ghandi era un mierda.

“Vaya encerrona”, dijo la madre de Zerhio, que debía pensar que la iban a meter en la casa con George Clooney.

¡¡¡Y VIMOS EN EL PLATÓ A LA NOVIA DE BATMAN!!!

Ah, pues no, era Judith. ¿Por qué se puso un antifaz? ¿Venía de grabar en vídeo una orgía o qué?

Sindia se encontró en el confe con Azucena. “Hola”, se dijeron. El espíritu de Azucena era conciliador, pero la conversación se murió como un pez en lejía.

Y para animar la cosa les pusieron el vídeo en el que Azucena se metía con Sindia por rebozarse como una rodaja de merluza contra Pepe y de cómo Sindia reaccionó como un jabalí con almorranas.

Sindia, por mucho que te joda, SÍ, TE HAS REBOZADO CON PEPE. Y BIEN. HASTA ESTAR SÚPER CROCANTI.

¿No os parece que ahora Sindia no es la cándida e inocente muchacha que parecía ser en GH 12+1?

Milá nos contó que el Foro que es el lugar donde todos opinarán de lo que han vivido y que funcionará como un parlamento, donde los propios concursantes tomarán decisiones como las expulsiones, las normas y el ganador.

A todo esto, Milá le pedía su opinión a Pepe cada dos por tres y el muchacho decía cosas increíbles, lúcidas, iluminadas como el culo de un vampiro con el ataúd cerrado.

A Hugo, el hombre de la barba estilo loser-chic, le dieron a elegir, como antaño entre una puerta con el nombre de su madre, otra con el nombre de Julia y otra con una interrogación.

“A tomar por culo”, debió pensar. La otra vez dentro de la puerta de Julia no había nadie, detrás de la de su madre estaba la señora llorando histérica. Pues debió decir, “a por la del enigma, a ver si con suerte hay alguna zagala y pongo la trucha en escabeche”.

Y sí, estaba Arrazopordondepazo, el único ser pluricelular capaz de comunicarse diciendo sólo “qué fuerte” y “que guapo”.

Jhota y Liz contaron que Hugo y María hicieron anteanoche una twitcam juntos y en la cama. Una guitcam, según Pepe. Milá preguntó que qué es eso. Por si no lo sabéis, es un vídeo en directo en twitter.”Pero todo, ¿lo hacían todo?“, preguntó Milá yendo al meollo del asunto.

En el plató entre Judith vestida de superheroína drogadicta, Jhota, con su estilismo que podría matar a un daltónico, Carolina con el vestido azul tsunami e Indhira con el estampado hortera arcoiris, la grada de exconcursantes parecía un carnaval de psiquiátrico.

También entró Dani, perjudicadísimo, eso sí. Este chaval ha estado de juerga las últimas 48 horas y encima con Amor y con Carolina. Hasta mal tenía la voz. Dijo el jodío que es la alergia. JA JA JA. Eso que se lo cuente al juez.

El caso es que le mandaron al jardín. Allí había un helicóptero teledirigido. Dani lo miró como si fuera una motosierra a punto de asesinarle.

El helicóptero llevaba un pequeño compartimento donde estaba el caracol de Dani, Soraida. Así, sin cinturón de seguridad n nada. Además, había una carta del propio caracol. Y helicóptero se fue por donde vino. Todo muy emocionante. Tanto como ir a la nevera y confundir el supositorio con una piña.

Y le metieron a Berta, su cuenta pendiente. Por supuesto, les pusieron el vídeo de porqué comenzaron a llevarse mal. Más que nada porque Berta le apuñaló nominándole cuando habían pactado no hacerlo.

Son tan naturales que Berta dijo “hablamos ahora o esperamos a publicidad”.

El caso es que a Dani le hicieron reencontrarse con Christian en el confe. Dani se puso con un monólogo conciliador que sólo podía acabar con un buen beso en los morros a Christian y con un coito sobre el sofá del confesionario. Pero no se lanzaron.

Michael y Ariadna también entraron a resolver sus cositas. Michael entró por el jardín y Ari por el confe. Ariadna aplaudió. Con las manos. Él se puso en plan ñoño y le dijo “te he echado de menos, gordis“. ¿GORDIS? ¡¡SOBREDOSIS DE AZÚCAR!! ¡¡PALMO, PALMOOOOO!!

Aaaaag, este chico ha pasado de pasar de ella (valga la rebuznancia) como de los tactos rectales a ser un puto oso amoroso adicto a la burundanga.

A 8A, Vero y Mary Joy, como son tan importantes, las metieron casi a la vez y para hacer bulto. 8A se había probado ayer mismo su traje de novia. Se casa el 30 de junio. Ya verás como coja kilos en la casa. La veo casándose vestida con un saco de cebollas.

Marta, que al parecer ha estado pensándose si entrar o no hasta el último minuto, al final entró, para encontrarse a solas con Vero (a todo esto, a todos los iban mandando al foro).

Vimos de nuevo en los vídeos lo guay y buenrollera que es Marta, llamando a las demás zorras e hijas de puta. Sí, es una niña súper alegre y risueña. Excepto si tienes un problema con ella, momento en el que se transforma en doña Choni Queterajo.

Alessandro, el hombre seta, también entró en la casa, supuestamente para resolver sus problemas con Aridadna, que son ninguno, excepto porque se nominaban mutuamente.

Alessandro insiste en llevar sombrerito bajo techo. Alguien debería explicarse que eso es de gañanes, paletos y maleducados. Por si fuera poco, llevaba la camisa arrugada como si le hubieran echado encima un polvo dos gorilas. Se creerá moderno. Yo lo que veo es que es un guarro que no sabe planchar.

David también entró en GH: La Re-vuelta. Le pusieron una imagen suya en la pantalla de las expulsiones y se puso a darse consejos a sí mismo. Era de desquicie total. A punto estuvo de ponerse en plan Gollum: “me voooooy, no, me queeeeeedo”. “¡¡Compañeros malos, compañeros buenos!!”, y así todo el día.

A esas alturas las madres estaban el apartamento a punto de que se les parara el corazón del aburrimiento. Como me jode la actitud altiva y orgullosa de la madre de Sindia, que se piensa que es la madre de Malcom X y de la Madre Teresa de Calcuta.

Milá les dijo a los concursantes del foro que todas las decisiones están en sus manos: Las normas, la expulsión y el ganador. Lo único que tienen que hacer es ponerse de acuerdo.

De hecho, tuvieron que elegir quién es el delegado de grupo, que podrá decidir en caso de empate.

Marta se presentó voluntaria, pero no le hizo caso ni dios, así que propuso a Dani y no le hizo caso ni Buda.

Al final, como nadie dijo nada, se quedó de delegado Christian. Su mandato durará hasta la siguiente gala. Cualquier cosa que haya que decidir en común pasa en última decisión por Christian.

Pepe también entró en la casa, pero sólo de visita, porque ha decidido no participar en la Re-vuelta.

El caso es que Sindia y Zerhio son el primer reencuentro del apartamento y por eso entraron los primeros.

Sindia entró la primera y se encuentra con su ex suegra, a la que le dio dos besos. Le dijo “lo que tenga que hablar contigo no lo voy a hablar aquí”. Lo mismo se refería a una receta de magdalenas muy ricas.

Si me quieres no vengas a un plató a hacer Chow“, le reprochó Sindia a la madre de Zerhio, que se defendió diciendo: “A mi me han traído de encerrona” y “A mi me han traído sin saber nada”. O sea, que la han secuestrado.

Por su parte, a Zerhio lo metieron en el confe del apartamento con la madre de Sindia. Y cuando estaban allí abrió la puerta Sindia, que dijo “¿esto qué es?”, como si les hubiera pillado enrollándose.

Y así se quedó la cosa. Las madres sólo estarán unas horas, pero Sindia y Zerhio estarán al menos una noche juntos y solos.

Así están las cosas, amigos.

NOTA: No, Noemí no entró. Es más, ni se la nombró en toda la gala.

Resumen de la gala de Gran Hermano en que se lió la pelea de arrabal

“Toíto te lo consiento menos faltar a mi mare”. Esto se lo podría tatuar Sindia fácilmente, viendo cómo se pone cuando cualquiera se mete con su progenitora.

Creo que una vez el pescadero le dio mal el cambio a su madre y nunca nadie le ha vuelto a ver por el pueblo y ese mismo día se vio tierra removida en el monte y a Sindia con una pala.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final… En realidad estoy hasta la coronilla de esta frase. Hala, a tomar por saco.

El caso es que Milá fue a la gala haciendo un homenaje a MA Barracus, para lo cual se había llenado el pecho de collares y medallas que si se cae al mar se va al fondo directa y no lo cuenta. Le faltaba la barba y la cresta.

En uno de los primeros vídeos vimos a Sindia recordar cómo su madre había años que no podía regalarles nada por Reyes. Así están millones de familias ahora mismo. Así que aprovecho para recordaros que se puede ayudar a los demás con muy poco. Cada cosa que das de corazón, tarde o temprano, te la devuelve la vida.

Y dicho esto. Las fina-finalistas de la semi-semifinal fueron introducidas cual supositorio en la casa grande, donde se encontraron con las +1. Como las fina-finalistas de la semi-semifinal no sabían nada de lo de los +1 fliparon en colorines.

De nuevo María y Sindia necesitaron un esquema y varios power point con dibujitos para entender de qué va lo de los +1.

Pudimos ver a Hugo luciendo su pelo de estropajo, que tiene el mismo brillo que el pelo de plástico de las barbies. De hecho, no descarto que haya rapado a doscientos Ken para ponerse una cabellera que él cree que es moderna y yo creo que es un resort-spa de piojos.

Por algún motivo en el plató se habló del pene de Zerhio. Ya tengo trauma para un lustro. Pa qué.

Tuvimos con gran profusión de detalles vídeos de estos cuatro días de Noemí con Alessandro. Pudimos verla en el jardín, por ejemplo, tirada boca arriba y llorando como si eso fuera Memorias de África en versión Calandracas de Abajo. En realidad, si coges el sonido de ese vídeo y lo pones en uno que salga un ciclomotor que no arranque, cuela.

Y de nuevo fue Aless el que se acercó a ella a hablar. Pero Noemí es más pesada que andar con el dedo gordo del pie metido en el culo y no es capaz de razonar ni entender. A este chico le van a dar el próximo premio Nobel de la paz y en el cielo ya le han guardado un sitio entre Ghandi y la Madre Teresa de Calcuta.

Alessandro dio en el clavo: Noemí se quejó de que le metieran a Fael, pero ella se puso a hacer el holligan chochero cuando le vio, que le faltó cantarle el alirón con el tenor barbudo.

Al cierre de las líneas y de las curvas los porcentajes quedaron 51,6% y 48,4%.

Pero ahí no habían acabado los vídeos de la mujer que piensa que el octavo mandamiento es “No dirás la verdad así te torturen, desgraciá” y de Santo Aless de los Mil Perdones.

A tenor de una pregunta impertinente de Dani se produjo una conversación en la que Noemí le dijo a Alessandro que no había hecho nada importante en la casa. O sea, básicamente que sin ella no habría llegado a la final.

A la jodía le molestó que Alessandro dijera que ella le había traicionado, porque no tenían nada.

Y vemos a Alessandro entró en cólera y le dijo “sólo me querías para chuscar” y Noemí “si te sientes así estás despechado”. O sea, el mundo al revés de como suele ser.

Si alguna de vosotras me quiere sólo para “chuscar“, que no se preocupe, que yo se lo perdono, faltaría más.

El caso es que Noemí se puso en plan dramática, en plan víctima, pidiendo que la apedrearan, que solo faltó que apareciera Cristo para decir lo de las primeras piedras y las culpas.

Rafa en cinco días me pudo dar lo que este no me dio en tres meses“, dijo la jodía y luego se puso a reír.

Y una vez mantenida la bronca padre, con histerias varias, Noemí se dio a la tarea de tirarse de nuevo a Aless. Y ya os digo que si Noemí se propusiera con igual ahínco conquistar Marte, en un año había en el planeta rojo hasta McDonalds.

A mi lo que me sorprende es la paciencia de Alessandro. Yo habría mandado a la mierda a Noemí hace tiempo. Más que nada porque está desequilibrada. Esta mujer entra en un templo budista y acaba saliendo Buda desquiciado.

Y medio minuto después del broncón padre y de poner a parir a Alessandro, la chavala se puso en plan guay a hacerle carantoñas al italiano. Yo creo que en Noemí viven varias personas. Y todas están de frenopático.

Y para que Alessandro no volviera a dudar de su fidelidad, se dedicó a tocarle los huevos a Pepe, pero en el sentido literal, agarrándoselos como si no hubiera mañana, como si fueran un asidero y su vida dependiera de que los cojones de Pepe quedaran como huevos kinder en agosto.

Sí, esta chica es muy racional. Racional como el sombrerero loco hasta arriba de LSD. Es como un estropajo, la jodía, cómo se frota con Aless. La veo de mayor acosando a jovencitos en los parques:

– Señora, que no quiero nada, que no me toque.

– Ven aquíiiii, paaaapi, mosqueteeeeero.

– Policía, policíiiia.

Una cosa así, vamos.

¿Sabéis lo que os digo? Que el amigo de Pepe en plató, que por cierto, me gusta lo mismo que un bocadillo de cagarrutas de cabra, la cagó pero bien diciéndole a Pepe que cogiera a Noemí para la final. Menudo lastrecito le ha colocado.

Este fue el mismo que recomendó a la gente coger el Titanic para cruzar el océano o comprar acciones de Bankia.

El caso es que Milá mandó a todo el mundo al jardín, donde les dijo que la banda sonora de GH es de unos tal canis que cantan canciones de mucho amor. Y aparecieron los susodichos delante de una pantalla, en plan rueda de reconocimiento.

Eran un tal Cali y un tal El Dandee. Una especie de raperos pero con mucho azúcar y cariño. Como los Andy y Lucas del Hip Hop.

Creo que en la casa no gustaron, porque había varias concursantes llorando. Pobrecillas, que sufrimiento. Sería cosa del directo, pero sonaron como un karaoke de coreanos borrachos. Que me perdonen sus fans.

El disco de GH dijo Milá, es el más vendido en España. Claro que sí, que le den por el culo a Glenn Gould y esa gentuza mediocre.

En el plató dijeron que si Noemí quería el perdón y reconquistar a Alessandro debía dejar de tocarle el pepinillo juguetón (en el sentido literal) y hablar más con él.

¿Pero qué mierda es esa?

Mujeres de España, a mi, si no os apetece hablar, no me importa que me conquistéis atendiendo a mi pequeño amigo tuerto, ya si eso hablamos otro día.

Vimos un vídeo de cómo les han regalado una camisetas horteras de colores como de carta de ajuste y con la publicidad en grande, a lo TALLERES MANOLO, que deberían pagar por llevarlas.

Para decir quién era la finalista se llevaron a Sindia y María a la pecera del plató. Allí, cuando les abrieron la compuerta, se pusieron las dos a saltar que parecían monas en el zoo.

Como se quieren mucho, las dos se abrazaban como si fueran dos langostas el domingo a medio día en el estanque de una marisquería.

¡¡¡Y MARÍA FINALISTA!!!

NOOOOOOOO. La Arrazopordondepazo noooooooooooooooo.

Sorpresón, todo el mundo (yo incluido) pensaba que sería Sindia.

Hugo sonreía en el plató con cara satisfacción y según se ampliaba su sonrisa a mi se me abría una úlcera del tamaño de Australia.

Durante su entrevista Hugo le dejó claro sin embargo que “a María la conozco solo de dentro de la casa y la tengo que conocer fuera también”. Cretino…

Como María gane GH se va a tirar de los pelos, más que nada, porque como ganadora de GH le habrían dado el doble por salir en Interviú.

Y esa fue una de las cosas que más vergüenza le dieron, que le pusieron las imágenes del chaval de la barba mendiga viendo sus fotos en Interviú, que le faltó preguntar dónde estaba el baño más cercano y pedir un pañuelo de papel.

Al final Milá tuvo que echar a Hugo fuera de la pecera por soso. ¡¡OLE POR MILÁ!!

¡¡Y ELIGIÓ DE +1 A SINDIA!!

No sé si me gustó más porque Sindia entre de nuevo o porque Hugo se quede fuera. El chaval aplaudía y ponía cara de “muy bien, muy bien”, pero en realidad estaba más jodido que una muñeca hinchable en una despedida de soltero.

María dijo que elegía a Sindia porque “se ha portado muy bien con ella, porque ha sido una alegría en la casa y porque se lo merece”. Y añadió que su “corazón elegiría a otra persona, pero lo dejamos por más adelante”.

Sindia por su parte entró en el plató como un Miura dopado en la plaza, para cornear a su madre, a la que abrazó como lo haría el Último Guerrero a Hulk Hogan.

La pobre mujer no hacía más que levantarse el escote para no enseñar tetilla, no fuera que su Zerhio la repudiara por fresca. Aunque poco después vimos que eso iba a dar igual.

Sindia, que estuvo en la entrevista muy seca, llevaba unos pendientes inspirados en los escudos de los caballeros medievales. De hecho, estaban construidos a escala 1/1.

Milá le preguntó por sus zozobras con Pepe a lo que la chiquilla contestó que “ahí dentro me he liado”, y que “ahora estoy igual”. Chaaaan, chaaaaan.

Durante la entrevista abrió los ojos tanto que pensé que estaba bajando los toldos de la terraza. Madre del amor hermoso, en una de esas se le escapa el párpado y se le deja al descubierto el cráneo.

Zerhio intervino todo picado: Milá le preguntó a Sindia si Pepe es machista (por la bronca aquella que tuvieron) y Sindia dijo que no. Entonces Zerhio saltó y dijo con sorna “él no, pero yo si”.

Oigo a Zerhio y oigo la España profunda más rancia y revenida. No me extrañaría que en el pueblo de Zerhio aún quemen brujas.

Por cierto, Sergio, eres un machista, y tú, otro, Christian”, dijo Milá. Y claro, el muchacho montó en cólera y llamó a Milá “feminista”.

Y para qué queremos más: bronca Milá-Christian de las que si no las tienen, ni es gala ni es ná. “Eres tan perfecta y tan divina que tendré que aprender de tí“, terminó diciéndole Christian a Milá.

¡¡Y SE ARMÓ LA GORDA!! Y cuando digo armarse me refiero a que la tal gorda se hizo con un par de cabezas nucleares.

Zerhio se metió con la madre de Sindia diciéndole “estás más colgada que un chupete” (uuuuh) y Sindia saltó de la silla y yéndose hacia la grada chilló a su madre “no quiero un espectáculo aquí” y a Zerhio “y a mi madre la respetas”.

Nos enteramos de que Zerhio no ha perdido el trabajo, sino que pidió una excedencia. ¡Embustero! 

Sindia vio los vídeos de sus broncas con Zerhio y de las broncas de éste con la madre de Sindia y la muchacha sentenció mirando a su (ex) novio: “Para mi eras grande, pero esto que estoy viendo aquí me demuestra que eres esto (gesto de pequeño)”. Ahí faltó una música dramática y un plano alejándose entre la tormenta.

 Azucena dio el cante interviniendo para defender a Zerhio. Chaaaan, chaaaan. “Sergio es una gran persona y si yo veo a mi novio rebozándose con otra, reacciono igual”, dijo la muchacha, así, sin complejos y moderna como encender el fuego frotando dos palos.

¡¡Y SINDIA SE PUSO EN MODE ARRABALERA ON!!

“¡Anda cállate, rebozándose, que vienes ahora de entendida!”, le dijo.

Madre del amor hermoso. Creo que en los campos de mandarinas Sindia llega y dice “¡Abajo tóas!” y las mandarinas se cagan la pata abajo y se tiran al suelo solas.

Las cosas se tranquilizaron cuando Sindia vio que María la había elegido como +1. Sindia se puso a llorar como si la fueran a fusilar allí mismo.

Lo último bueno de la noche fue el regreso de María a la casa, ya como finalista. Lo mejor fue la cara de Noemí, como si acabara de tragarse un litro de bilis fresca. Ah, que últimos días nos esperan de buen rollo y amiguismo.

(No llegamos a ver la entrada de Sindia).

LA FINAL SERÁ EL LUNES QUE VIENE. El jueves van a hacer un especial finalistas con testimonios de familiares y cosas así (no lo seguiremos en el blog).

Y así se quedó la cosa, amigos. Decidme, ¿quién va a ganar GH 12+1?

Resumen de la gala de la falsa final de Gran Hermano 12+1

Hola a todos.

Lo primero que puedo decir de la gala de anoche es que fue un coñazo. Y es que no se pueden tener dos galas semanales con tan poca gente concursando, porque no da la cosa para llenar ocho horas semanales en directo.

Por cierto, y antes de empezar, lo mismo nos cambian las galas otra vez de día, del lunes al miércoles. A mi esto me parece ya un cachondeo.

Y si encima la entrevista de la noche es a Hugo, que es a la diversión lo que la cicuta a la salud, pues peor.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, primero llevaremos a cabo el coito y luego nos pondremos el condón y luego hay lloros.

La cosa comenzó con Milá diciéndole a los falsos finalistas (Hugo, Sindia y María) que tenían cinco minutos para hacer sus maletas y despedirse de la casa.

Yo no les acabé de ver convencidos de que esa era la final.

Peeero, en GH lo habían montado todo para hacer una falsa final, la “primera falsa final de GH del mundo“, que es un hito que queda muy cerca de la conquista de la luna o los trasplantes de órganos.

Para ir calentando la cosa, nunca mejor dicho, nos pusieron unos vídeos de Noemí subida encima de Pepe y luego de Dani y cabalgándoselos como si viniera de Bonanza.

Así es esta muchacha, pasa del llanto a la euforia como un pedo de dentro a fuera.

Noemí culpa de sus males a Gran Hermano, que según ella la ha usado de “conejillo de indias”. Bueno, ni sí, ni no.

Hay que decir que la primera que ha usado el conejillo ha sido ella y aún eso no es reprochable, sino que se inventa más trolas que el sombrerero loco.

Pero es también verdad que en GH no han dudado en enfrentarla a todos sus marrones, con Paolo, Fael, sus vídeos, sus mentiras… Vamos, que no le pusieron frente a frente con el de la matanza de Texas de puro milagro.

 A los falsos finalistas los mandaron a la saña de pruebas (no, no es una errata, eso no era una sala, era una saña) que estaba decorada como para una gran final.

Hay que decir que Sindia estaba con el paleto subido, gritando a cada rato, como poseída por el espíritu de Paco Martínez Soria en ‘El turismo es un gran invento’.

Y me da miedo cuando abre los ojos de par en par. Es como si estuviera viendo a la Virgen. Seguro que la mitad de las ermitas de España son culpa suya.

Allí se quedaron, esperando, mientras nosotros veíamos el vídeo de la conversación entre Aless y Noemí.

Alessandro se acercó a hablar con ella. Así, en plan muchacho noblote (o en plan muchacho que quiere transferir productos lácteos).

“No te lo conté porque no me atrevía, no quería perderte”, dijo Noemí sobre lo de su lío con Fael. Y claro Aless le dijo que sentía por él si en una semana se había liado con otro. “Sexo nunca hubo“, dijo Noemí. Al parecer, si no llegas al mete saca no pasa nada. Todo el mundo lo sabe.

Sólo es sexo si te lo montas en un columpio, vestido de cuero, con una fusta en la mano y en un parque público a la salida del colegio.

“Si podemos tener al menos una amistad, yo te la ofrezco“, terminó Noemí.

¡¡Y A LA CALLE HUGO!!

TOOOOOOMA El ego del chaval que parece que va permanentemente caracterizado de hombre de las cavernas se dio una hostia de las que hacen cráter.

Justo entonces vimos lo deportivos que son Hugo y su familia. Su hermana, que estaba en el plató, aseguró que “últimamente el programa no ha sacado vídeos divertidos de Hugo, ayer en el debate no se habló de él, es como si no existiera”.

A lo mejor eso es porque Hugo tiene la misma gracia que una declaración de la renta que salga a pagar.

Tan sólo el 10,2% de la audiencia votó a Hugo para finalista. Así que digo yo que el 89,8% restante algo vería en el que no le gustó…

Nos enteramos de que Juan no puede ir a más galas porque su congregación le ha dicho que se puede reincorporar a sus funciones de sacerdote. Toma ya. Le han quitado el castigo. El hijo pródigo regresa al rebaño.

Y llegó el momento de la verdad, nunca mejor dicho.

Milá conectó con las finalistas falsas en la sala de pruebas y con toda la pompa y la ceremonia de estos casos les dijo: “La audiencia ha decidido que debe ganar Gran Hermano 12+1 María o Pipi, Pipi o María“.

Y aparecieron al otro lado de la sala, en un montacargas, en lo alto, Aless, Dani y Pepe.

Y Milá añadió “o Aless, o Dani o Pepe“.

JA JA JA

 Las dos se quedaron con la boca abierta que si hacen eso en la calle la gente usa sus bocas para entrar al metro. Fueron los propios finalistas de verdad, a los que pudieron abrazar y besuquear los que les explicaron la dinámica.

La entrevista de Hugo se la prohíben ya los médicos a los pacientes con la tensión baja, porque fue tan trepidante que te puede llegar a parar el corazón.

Me llegó a mi pequeño corazoncito que Milá le dijera que “Gustas más que comer con los dedos, que pones a las tías”. Para qué queremos más. Ahora va a ser más fácil subir al Everest que subir al ego de Hugo.

Lo más destacable de su entrevista fue que le enseñaron el Interviú de la Arrazopordondepazo, que le hizo poner cara de Hiena ante un conejo muerto. Creo que se la ha llevado al hotel. Hoy lo mismo ni se pueden despegar las páginas…

Se notaba a la legua que Hugo estaba jodido como cuando se te cae el jabón en la ducha de la cárcel.

Y otra cosa que nos quedó claro es que lo mismo no gana el premio Nobel este año. Para mi que se fue del plató sin entender cómo funcionaba el rollo de los finalistas y los +1.

También cabe destacar la mala hostia que tuvo al despedirse de Noemí (le hicieron despedirse de todo Cristo): “Veo que hay un poco de distancia con Aless”. “Di las cosas un poco más claras, un consejo”. Lo dicho, de muy mala hostia.

 Que Hugo, que le puso los cuernos a su novia delante de toda España, que le hizo desprecios (llegó a decir que lo que hubiera fuera “le sudaba los cojones”) y que también ha jodido a María vaya luego dando lecciones de moral es como si Jack el destripador diera lecciones de seguridad ciudadana.

 La cosa ha quedado así: Las falsas finalistas, una vez informadas de que no son finalistas ni son nada, se quedan a vivir en la casa pequeña y a su vez, los finalistas de verdad y sus +1 han pasado a la casa grande, la original.

Y así están las cosas.

NOTA: Perdonad si no he estado muy brillante, pero es que estoy con un trancazo de cuidado. ¡Besos!

Resumen de la gala en que los tortolitos de la infidelidad se reencontraron

Madre del amor hermoso.

Las vueltas que da la vida y si la vida da vueltas, Gran Hermano centrifuga a cascoporro.

¿Pensabais que nunca más veríamos a Alessandro frente a Noemí? ¡Ilusos, claro, claro y los políticos piensan en nuestro bien!

Pero no voy a empezar por el principio, porque si empezamos por el principio, primero nos comeremos el pulpo y luego intentaremos cocerlo y puede cabrearse el bicho al primer mordisco.

La cosa comenzó con Noemí en el plató, recuperada (suponemos) de sus crisis de ansiedad. Peeeero no estaba Zulema, a la que le había dado un mareo.

Estos concursantes tienen la misma salud que una asociación de zombis leprosos.

He de decir que Milá estaba bastante apañada con el vestido rojo. Lo cual no deja de contrariarme porque meternos con sus atuendos es casi una tradición. Ah, donde quedaron aquellas ediciones de vestidos raros.

Nos han salido contestones. Sí, hay dos tipos de concursantes este año: los que sonríen aunque les estén arrancando un dedo del pie y los que protestan aunque les den oro.

Entre los segundos están Christian, cuya cruzada es que todas las entrevistas le parecen mejor que la suya y Vero, que es más de darse a las conspiranoias y piensa que la verdad está ahí fuera. Fuera de la casa de Guadalix, debe ser.

A quien menos entiendo es a Danonino. Se supone que está forrado, pero no deja de ir a las galas (podría hacerlo pagando la multa) y cuando Milá le invita (cabreada) del plató, el tío se queda.

Sí, él es muy de sentarse encima de un zurullo de perro en el parque y quedarse encima del zurullo, pa chulo él y pa zurullo el del perro.

Vimos un vídeo de publicidad de esos del baile que tiene nombre de verbo referido al fornicio. Lo podían haber llamado Trincha, o Taladra, pero no. En cualquier caso no fue una publicidad muy buena, con Sindia diciendo: “Ay, me duele la espalda, me duelen los brazos…”.

Y encima tuvimos que ver a Hugo bailar, que es como ver a un mandril sufriendo descargas eléctricas en los genitales. No se ha descoyuntado de milagro.

Pasaron la prueba semanal, a pesar de que Sindia movió el culo como si estuviera haciendo el casting para el musical de la niña del exorcista y María como si tuviera una vagina ariete y estuviera en pleno asalto al castillo.

Los primeros en salvarse de la expulsión (o sea, de joderse sin final) fueron María y Hugo.

Pudimos ver un vídeo en el que Marta, Ari y Dani le comían la oreja a Alessandro como si el italiano la tuviera hecha a la plancha con ajito y perejil. El tema era Noemí.

Todos intentaban convencerle de que la muchacha miente más que un banquero metido a política, pero que en el fondo es buena persona, no como un banquero metido a política.

La explicación final de Dani es que Noemí iba borracha en Brasil y que claro, pilló a Fael por banda e intercambiaron fluidos como el que intercambia cromos. Ah, el alcohol, cuántas buenas excusas ha dado.

Y llegó la decepción: Pepe se metió en la final. No dieron los porcentajes, así que no sabemos por cuánto, pero fue el elegido.

Bueno, mereció la pena aunque sólo fuera por ver el careto de Pepe y sobre todo el de Hugo, entre contrariado y flipado porque se pensó que era finalista. Cretino… (Sí, es mi adjetivo del día. Cretino. Qué sonoridad).

 María no pudo abrir más la boca cuando vio a Sindia regresar de la sala de expulsiones. Es como si se fuera a meter una hogaza de pan.

A todo esto, Milá les mandó a la sala de pruebas, donde se encontraron a un tipo llamado Juan Magán, así como un Pittbull de andar por casa y cantó una canción sobre una chica se mete no sé qué en la boca. Creo que caca. Y luego pide dentífrico y se queda idiotata o algo así. No sé, es que la voz estaba más distorsionada que la de Darth Vader.

El caso es que el muchacho le dio a cada uno un CD de Gran Hermano dentro de cada cual había un número de teléfono, supuestamente al que tiene que llamar la gente para cada concursante.

Y aunque ellos piensen que es para ganar GH en realidad es para… ¡¡QUE SALGA EL ÚLTIMO FINALISTA!!

Este año en la final hay más gente que en la guerra. Como se descuiden tienen que contratar extras para la final. Qué forma de acumular gente.

A esas horas Sindia estaba en la casa llorando por la pérdida de su Pepe. Y lo de llorando es un decir, porque como sabéis Sindia llora sin lágrimas, así que nunca sabes si es que se le ha metido algo en el ojo o si está apretando el peaje para no cagarse encima.

Y Pepe llegó al plató. (La NASA está estudiando cómo pueden los coches de GH atravesar la barrera del tiempo y el espacio).

¿Qué ha pasado? le preguntó Milá. “Algo habré hecho mal, ahora lo veré, eso es lo que me tiene más nervioso”, dijo.

Viendo sus vídeos a Pepe se le salían los ojos de las órbitas y en un tipo como Pepe eso supone que los ojos hacen las maletas y se van a pasar una semana a Torrevieja.

Menudos ojos bonitos tiene el jodío, que parece un hámster atropellado por el abdomen.

Milá le dijo que no se ha dejado ver, que no ha demostrado de verdad quién es Pepe Flores. Cierto es, es más frío que una cagarruta de pingüino.

Mientras Milá le hablaba, Pepe ponía cara de estar viendo a la Virgen bailando break dance en el más allá. Es como Anne Germain un día de tripi.

Nos pusieron un vídeo de Sindia y de cómo comenzó con ja ja, ji ji pegándose a Pepe y cómo acabó con el ven pacá moreno que te voy a reventar a mordiscos de conejo. Sí, eso es bruto hasta para mi. Que queréis que os diga, si queréis finura y erudición poneos Mujeres y Hombres y Viceversa.

Y como este año pusieron una pecera, pero en realidad querían un anfiteatro con fieras y todo, pues subieron al Zerhio para que pudiera estar presente mientras a Pepe le ponían los vídeos de los enamoramientos de Sindia.

Me pareció muy cobarde que Pepe se hiciera el sueco y dijera que él no se enteró de nada, que él no creía que Sindia sintiera nada por él. No, claro, la muchacha se ha pegado a él que no se sabía donde acababa Pepe y dónde empezaba Sindia porque a la muchacha le gusta mucho el baile flamenco.

Como no hubo navajazos ni nada le subieron a Christian, que le faltó darle una palmada de relevo a Zerhio, con el que tuvo más polémica, pero sin demasiado interés, excepto por las propuestas de regalo que se hicieron.

Christian propuso regalarle a Pepe un cortaúñas y Pepe contratacó diciendo que le iba a regalar el libro de Garbancito.

Y llegó la debacle: me eché encima la granadina con hielo que me estaba bebiendo. Sí, esto no tiene más interés, pero es que sé que muchas de mis lectoras (incluida Milá) disfrutarán imaginándome sexy con mis calcetines blancos, mi tanga de leopardo y lleno de granadina. No podía privarlas de semejante imagen.

Milá llamó a Juan a la pecera y Juan dijo que pasaba de subir como de que Hulk le hiciera un tacto rectal. Milá dijo que no se podía negar, pero sí, al parecer sí podía.

Como Pepe se puso chulo y dijo que Juan no subía por miedo, Juan dijo que no lo hacía por no “perder los papeles que no perdió en la casa”. Y Pepe le mentó la Biblia, con lo que Juan se puso farruco.

A punto estuvo de subir, pero para darle el cuerpo de Cristo. O sea, una hostia.

El caso es que Pepe se despidió de la casa como es preceptivo.

Tras eso,  Milá miró a la cara a Pepe y le dijo “tengo una cosa importante que decirte“. “¿Mala?”, preguntó el hombre.

Y cuando Milá le contó que es finalista dijo “¿¡Que dices, Mercedes, de verdad, Mercedes!?”. Pues sí, de verdad. Lo malo es que después de ver la reacción de Dani, todas nos van a parecer sosas.

¡¡Y ELIGIÓ DE COMPAÑERA DE FINAL A NOEMÍ!!

“Madre mía, la que se va a liar”, dijo Milá. Aquí la gala cambió completamente. Se comenzó a llamar “Gran Careto de Circunstancias”.

Milá inició entonces un rifi rafe con Juan, al que llamaba cobarde por no haber subido a la pecera a hablar con Pepe. Juan le dijo que no, que simplemente no le aportaba nada enfrentarse con Pepe.

Y como pasa con la gente civilizada, Milá acabó pidiendo disculpas por llamarle cobarde. Es una de las cosas que me gustan de Milá, que sabe pedir disculpas. Hay que ser muy grande para ser así de humilde (y no digo más, que me llamáis pelota y yo no soy pelota, que eso es de aficionados, yo soy lameculos).

Nos pusieron vídeo en el que, ante el peligro de que los concursantes se devoraran a lo Viven, les dio el súper qué comer: un par de pollos asados y ensalada.

La Arrazopordondepazo será muy fina, pero come como un pavo en pleno engorde, joder, si la meten en una piara arranca bocaos a los cerdos hasta que pille para ella sola el comedero.

“Medio pollo con una ensalada, que tenía aceitunas y tó“, dijo Sindia, que sabe reconocer el lujo cuando lo ve. Joder, con aceitunas. Madre del amor hermoso, la casa por la ventana.

A cada uno de los tres finalistas les pidieron que en el confe explicaran por qué deben ellos ganar GH. Destacó la Arrazopordondepazo, que se estuvo tres horas de charla capaz de aburrir a Fidel Castro.

Estos tres van a flipar en colores HD cuando sepan que no son finalistas.

Y claro, tanto Pepe como Noemí reentraron en la casa, en este caso a la de los finalistas.

Cuando entró Pepe todo fueron alegrías.

Cuando vieron a Noemí fliparon en colores. A Alessandro le dio la risa tonta al principio, pero luego hizo como si le hubieran puesto una orden de alejamiento para Noemí.

De hecho, tuvo que ser la chica la que se acercara a el a darle un par de besos de saludo. Esto, ya os lo digo, en una casa tan pequeña, va a traer cola. Y lo mismo es la cola de Alessandro, conociendo a Noemí.

Y no vimos mucho más, porque la casa en directo duró sorprendentemente poco.

¡El jueves sabremos los cuatro finalistas definitivos!

Resumen de la gala en la que el ‘friki’ se llevó una plaza para la final de Gran Hermano

Hola a todos.

Hoy no me voy a meter con el atuendo de la Milá, ni siquiera con el esqueleto de cuello camisero que llevaba. Pero como si no me meto con alguien me salen almorranas, me meto con la amiga de la Arrazopordondepazo que se fue con sus santísimos ovarios a la gala vestida de flamenca.

Ahí estaba ella, tan contenta con su flor de plástico de los chinos en la cabeza y embutida cual lomo en el vestido de topos. Eso es saber estar. A la próxima entrevista de trabajo que tenga me presento vestido de chulapo, pero sólo de cintura para arriba, al a serpiente ciclópea la llevo paseando.

A parte de eso… ¡¡MILHOUSE A LA FINAL, TOMA, TOMA, TOOOOMAAAAAAAAAAAAA!!

Pero vayamos por partes y empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, podemos cerrar primero la puerta del coche y después sacar los dedos, con lo que conseguiríamos unas preciosas y baratas amputaciones.

La cosa comenzó confirmando que Noe no estaba en el plató y que no estaba porque está de baja médica por un cuadro de ansiedad. Vamos, que aunque en la pasada gala tuviera una poker face que ríete tú de Lady Gaga, por dentro estaba como El Fary centrifugando en una lavadora.

Eso sí, Milá invitó a Noemí a llamar en cualquier momento para intervenir en directo si quería. ¿Llamásteis vosotros? ¡Pues Noe tampoco!

Al cierre de los teléfonos, al principio de la gala, éstos eran los porcentajes: 40%, 38,6% y 21,4%. O sea, bastante igualado.

¿Alguien puede explicarme por qué Alessandro lleva un gorro de lana dentro de la casa, cuando en Madrid hoy ha hecho 30 grados? ¿Quiere matar a los piojos de un soponcio o que?

Para mi desgracia y de la de muchos de vosotros, nos tuvimos que tragar una infinidad de vídeos sobre Alessandro y Marta.

Como Alessandro ha estado esta semana más jodido que una muñeca hinchable en una cárcel y Marta se ha dedicado a consolarle, Milá dijo que Marta puede montar un gabinete de psicología.

Sí, lo que le faltaba a alguien que necesite un psicólogo, encontrarse con una tipa que lleva una pinza en la mano 24 horas al día y que no lava el oso de peluche desde hace 15 años, y que duerme boca abajo, con la cabeza tapada y las piernas en alto.

Aunque lo mismo los pacientes sanan, sólo por compararse con ella: “Joe, pues no estoy tan mal…”, dirían.

El caso es que Alessandro se ha pasado estos días sintiéndose como un gilipollas, por el engaño de Noe. De hecho, lo que más le ha jodido no es que Noemí intercambiara cultura (y uso cultura como seudónimo de fluidos corporales) con Fael, sino que le mintiera a la vuelta y encima le declarara su amor.

Pues sí, Noemí es a la mentira lo que Velázquez a la pintura. Una genio en lo suyo. Lo que pasa es que a Velázquez no le daba la ansiedad cuando se veían sus cuadros…

En resumen, que Alessandro se ha pasado la semana cual abuela abandonada en gasolinera. A mi me da que el spaguetti tiene mucho teatro… Noemeshion Victim.

Milá, que siempre está a la gresca con Ari por su animadversión con Marta, a la que Milá adora, le regaló a la mujer de los tatuajes un collar muy hermoso.

Estoy muy regalona“, dijo. Bueno, pues ya que sacas el tema, Mercedes, yo necesito una casa más grande…

Y hablando de Mercedes. Uy, uy, ¿eran eso las puñaladas de los celos? ¿Eso que sentí cuando Milá nombró a otros blogueros? Der aquí a empezar a preocuparme porque la mujer empiece a enseñar mucho sólo hay un paso. Me estoy Zherhionizando. Horror.

Milá, ante los escaqueos de Ari y Michael sobre su relación, pasó a la pregunta directa: Que si han trazado línea de alta velocidad bajo el Canal de la Mancha de Ari, que si han abierto zanja para meter la fibra óptica, que si se han sacado el carné se espeleólogo, que si han trinchado el pavo, que si le han presentado al señor percebe a don mejillón… Pero ellos siguen haciéndose los suecos.

A lo mejor hablo mucho de Milá en este resumen, pero es que en una gala tostonera, llena de vídeos y de poco contenido, ella es siempre la que da más juego.

Uno de los pocos vídeos aprovechables fue el de Dani cortando el rollo a Hugo y María cuando los dos se meten debajo del edredón a repasar la tabla periódica de los elementos.

Junto a Pepe, los dos de mirones, y olisqueando luego las sábanas del delito. “Aquí huele a follisqueo“, dijo Dani. Madre mía que asco amigos. Sólo le faltó escabecharse la trucha del amor allí mismo.

A todo esto, en la sala de expulsión Milhouse estaba como si le hubieran quitado el inhalador del asma. Pero no tenía por qué…

¡¡DANI SEGUNDO FINALISTA DE GRAN HERMANO 12+1!!

Toooooma, toma Geroma pastillas de goma.

Recordemos que él pensaba que había sido expulsado. Es más, como escuchó aplausos en el plató pensó que eran porque la gente se alegraba de su expulsión. Para qué queremos más.

Vimos después un vídeo de esta semana, en la que Dani ejerció de mamporrero de la amistad, intentando que Pepe y Sindia se reconciliaran, tarea a la que se dieron también Hugo y María.

Sindia es la que siempre intenta arreglar las cosas. Pero el problema de Pepe es que cuando alguien va a pedirle perdón aprovecha para machacarles hasta la saciedad, les humilla y les desprecia y claro, así es difícil reconciliarse.

Los descendientes de Pepe, dentro de 500 años, aún recordarán la afrenta de Sindia.

Nos pusieron un vídeo de la cosa esa de bailar como si fueras John Travolta y hubieras mezclado refresco de cola del DIA con aspirinas caducadas.

Y Hugo, ese que decía que se arrepentía de lo que le había hecho a Julia, dijo que le molaba la profesora del baile ese. Y no tuvo problema en decirlo delante de la Arrazopordondepazo, con el consiguiente cabreo de la muchacha.

Sí, Hugo es experto en ir dejando amigas por donde pasa. Es el puto Atila de las amistades femeninas.

Y Dani llegó al plató. O mejor dicho, llegó a la pecera.

El animalito estaba más cabreado que Hulk esperando en la consulta del dentista. La entrevista con Dani ha sido la mejor de las que ha habido hasta ahora y eso que no hubo entrevista, porque él y Milá empezaban a descojonarse con sus vídeos y sus salidas y no avanzaban.

De hecho, Milá estuvo a punto de aliviar un poco la vejiga en un par de ocasiones. Es más, hubo un momento en el que la mujer se desmayó encima de la mesa y no se movía. A mi me dio un susto de muerte. Menos mal que volvió a moverse.

Lo que más me gustó y como resumen diré, que Milhouse ha sabido reírse y divertirse en la casa. Es un friki de cuidado, sí, y dice marcianadas como si fuera del mismo Marte, pero es curioso y aún se sorprende por las cosas, una capacidad que nadie debería perder jamás.

Y venga disparate del descojone. Llegó un momento en el que pensé que en la pecera esa había algún tipo de fuga de gases, o que les empezaba a faltar el oxígeno, porque Dani se reía como si estuviera rebuznando una burra preñada en pleno parto y Milá se convulsionaba como si le hubieran puesto electrodos.

Que me hago pis, cállate“, dijo Milá.

Dani se despidió de sus compis muy correctamente, deseándoles lo mejor a cada uno.

Y LLEGÓ LA DE DIOS ES CRISTO.

Milá le dijo que no era el expulsado, que era el finalista y que volvía a Guadalix.

¡MADRE DEL AMOR HERMOSO! ¿Habéis visto alguna vez a un gorila en época de apareamiento arrimar el badajo a un matojo de ortigas? Pues yo tampoco, pero seguro que debe hacer lo mismo que hacía Dani en la pecera.

Era como si se hubiera agachado a recoger el jabón en la ducha y se hubiera levantado con un manojo de guindillas metido en el asterisco.

“¡Buah, que subidón, tío!”, era lo único que acertaba a decir.

Al final sólo quedaban dos opciones: o que entraran en la pecera un grupo de antidisturbios y molieran a palos a Dani hasta que se pudieran hacer hamburguesas con él, o Milá se tiraba al suelo y le ordenaba al público que dejara de jalearle. Pasó lo segundo (aunque los antidisturbios estaban preparados por si acaso).

¡¡Y ENCIMA ELIGIÓ A ARI PARA VOLVER A LA CASA!! 

O sea, que guay del Paraguay, os lo juro por las bragas de Mafalda.

Sorprendentemente, hubo nominaciones. Pero el resultado no fue una sorpresa. TODOS ESTÁN NOMINADOS: PEPE, SINDIA, HUGO Y MARÍA.

O sea, que el lunes y al menos, habrá otro finalista.

Pudimos ver un vídeo de Marta y Alessandro lavando el osito peluchín de Marta. En Guadalix de la Sierra no quedan ratas. Han muerto todas en las alcantarillas al paso del agua que salió del puñetero oso, que llevaba 15 años sin lavarse.

Cuando Dani entró en la casa de los nominados Marta le abrazó y el hizo una llave de contorsión que acabó con los dos en una cama. Si no es en directo, lo mismo corren peligro de embarazo.

Y no más suave  fue el abrazo cuando el chiquillo se reencontró con Ari. Creo que la muchacha destiñó y ahora Dani es un hombre tatuado.

Y así han quedado las cosas.

NOTA: Sé que os lo digo muchas veces, pero me siento muy afortunado por todos y cada uno de los que leéis el blog, que, ojo, sois cientos de miles.

NOTA 2: Yo no pasé ayer por vuestro foro porno (no por falta de ganas, que las hay, sino porque no me da tiempo).

Resumen de la gala de la humillación por cuernos en ‘Gran Hermano 12 + 1’

Hola a todos.

Que movidón el de anoche. Sólo os diré que fue una gala de primeros planos, de elecciones de repesca frustradas y sobre todo, del marrón enorme de Noemí al enfrentarse junto a Alessandro a los vídeos de Brasil y viceversa con Alessandro.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, primero cruzaremos las vías y luego miraremos si viene el tren, y me ha dicho un colega que es médico que eso puede ser malo para la salud.

La cosa comenzó con Milá sin las gafas puestas y con el cue (la cámara donde leen los presentadores) puesta en Marruecos, con lo que Milá no veía tres en un burro.

Y ya puestos con Milá, ya echaba de menos un atuendo con el que nos pudiéramos meter alegremente. Ayer iba vestida de perroflauta fashion. O sea, que si le pones una cresta y la sientas en la Puerta del Sol, se saca una pasta en colaboraciones ciudadanas.

Der hecho, estuvo a punto de morir inmovilizada, cuando uno de los imperdibles que llevaba le dejó un brazo pegado al cuerpo. Que no os extrañe ver ese atuendo en la próxima película de Saw.

¿Os acordáis de las promos de GH 12+1, con una voz cavernosa diciendo que solo iba a haber una casa? Pues hay dos.

Y ojo, que yo encantado. Y no porque hayan cambiado las reglas, que sabéis que no me suele gustar un pelo, sino porque este cambio puede dejar fuera de la final a Pepe, lo que me haría más feliz que un banquero atracando a una viejecita.

La nueva casa, hecha con materiales reciclados de pruebas de esta edición (algunos lo llamarán ahorrar, otros homenaje y otros hacer el trapero) y en ella vivirán los finalistas y sus elegidos.

Hubo un momento de publicidad encubierta. Se trataba de un método para adelgazar a base de hacer el canelo bailando como si te picara el cuerpo y estuvieras hasta las trancas de LSD. Casualmente, esa será la prueba de la semana.

Ojo, que se vea el nombre del método y que se venda en la teletienda es puramente casual. Uno de estos días la prueba semanal va a ser tener pérdidas de orina, para promocionar compresas, o cagar bien y con puntualidad, por aquello de los yogures.

Visionamos sin asombro el enésimo vídeo que demuestra que Pepe es un hipócrita. Más que nada porque él se lleva las manos a la cabeza y no entiende por qué María se cabrea por ser nominada por él cuando el hombre de los ojos cual búho atropellado se ha permitido el lujo de crucificar a todo aquel que le ha nominado.

Que sepáis que en realidad el gobernador ese no se llamaba Poncio, sino Pepe Pilatos y Jesús acabó en la cruz por nominarle en el Sanedrín. O algo así.

A esas alturas ya habíamos podido comprobar que si Supermán vuela, Spiderman hace telas de araña y Hulk se hace verde, el super poder de Noemí es dejar la cara como la de un gato de escayola, o sea inmóvil absoluta.

Pero inmóvil de que si no le tomas el pulso puedes pensar que se ha quedado tiesa en el sitio. El Museo de Cera ya se ha interesado para que haga de ella misma en su local.

Sobre Dani, mi ahora amado y antes vilipendiado Milhouse, deciros que tuvimos la gran suerte, de eso que se lo contarás a tus nietos (para asustarles), de ver al muchacho meterse la mano en los huevos y luego olérsela a ver qué tal.

Qué puedo decir. Pues que menos mal que no se preocupó por si tenía limpio el ojal, porque le veo hundiendo en el exit door un par de falanges.

No menos llamativo fue su vídeo echándose agua oxigenada en una heridita del codo. Chillaba el cabrón como si fuera el próximo en degollar el día de San Martín. Eso lo oye un interrogador de la Inquisición y se acojona.

¡¡Y ALESSANDRO FUE EL ELEGIDO POR EL PÚBLICO PARA PRIMER FINALISTA!!

Y todos sabíamos lo que eso significaba… ¡Los vídeos de Noemí en Brasil, el desenlace!

Cabe destacar, antes de llegar a eso, que en la casa, incluso el propio Alessadro pensaban por entonces que se trataba de una expulsión. Esto, claro ha dejado a los concursantes fuera de lugar como una patata en una ferretería.

Sobre todo a Hugo y Pepe, que no entienden cómo se ha quedado Dani y han echado a su amado Alessandro. De hecho, al barbas legendarias le sentó como descubrirse una almorrana del tamaño de un coco.

Sobre las disputas entre Pepe y Sindia deciros que aún no lo han resuelto. Significativo fue que mientras estuvieron solos en la casa se sentaron cada uno en un extremo del sofá, sin mirarse ni dirigirse la palabra.

No entiendo es porqué Gran Hermano no ha instaurado aún un sistema de duelos para resolver estos conflictos. No sé, con pistolas, con espadas, con tampones usados… Que tampoco hace falta que se maten, vale con que sean a primera sangre (sí, soy un genio del humor asqueroso).

Y Alessandro llegó al plató, convencida la criaturita de que había sido expulsado y Milá le recibió para la entrevista en la pecera.

Lo gordo no se hizo esperar.

Primero nos pusieron vídeos sobre la relación de Alessandro y Noemí en la casa, sobre su follamistad y las pretensiones amorosas amén de carnales de la artista antes conocida como Noemí y ahora conocida como la efigie.

Para que a la cosa no le faltara ni un poquito de morbo, hicieron que Noemí subiera a la pecera. Eso sí, después de necesitar que un miembro del equipo del plató desatascase la puerta (para mi que era Noemí, que le había puesto silicona en la cerradura).

Milá le dijo a Noemí que si quería decir algo antes de ver las imágenes. Y Noemí miró a Alessandro y le dijo que le quería se “honesta”, ja ja ja ja, ahora. Es como si te pilla la policía robando una joyería y con las perlas en la mano decides ser honesto.

La muchacha le dijo al que fue y no será más su mosquetero que con Fael tuvo roces y cosas y que no se lo dijo porque le dio miedo y que comenzaba a tener un vínculo afectivo.

Ahí Noemí ya comenzó a llorar. Entre el rojo y el verde de sus ojos, su cara parecía una tienda de semáforos.

Y pusieron los vídeos. La cara de Noemí volvía a ser imperturbable como el devenir de las estrellas, petrificada como los fósiles, morena como si hubiera en lugar de darse rayos uva se los hubiera pinchado en vena.

A Alessandro se le podía ver el careto desencajándose por momentos, según iba viendo a Noemí con Fael, que si te como la oreja, que si te estrujo el mejillón en escabeche contra el pepinillo en vinagre, que si me meto debajo del edredón y te escurro la berenjena…

El caso es que como Noemí decía en un vídeo que quería enamorar a Alessandro y en otro que le daba su corazón a Fael, el italiano, allí mismo le preguntó: “¿Cuántos corazones tienes tú para dejarle por ahí a la gente?”.

Estaba cabreado como un mono, sobre todo, al parecer, por la mentira, más que porque Noemí le haya dado la oportunidad de presentarse al casting del musical de Bambi para hacer del padre del cervatillo.

Noemí usó la poca efectiva defensa de hacerse la sueca, como si nada fuera con ella y ver super lógico el cabreo de Alessandro.

Pero Alessandro lo soltó: “Ahora no quiero que siga nuestra amistad”.

Y le preguntó a la muchacha: “¿Ahora qué quieres?”, “Nada”, respondió ella, atribulada, “Pues mejor, no me hables”, respondió él.

La despedida fue fría. Tan fría que Aless pasó de darle dos besos a Noemí, que sí se los dio al italiano, pero como el que los da a un banco del parque, por la calurosa acogida…

Alessandro aún pensaba que era el expulsado, así que se despidió de la casa con una conexión corta y cordial.

Una vez hecho el trámite, Milá le comunicó que en realidad era finalista de Gran Hermano. Y concursante y presentadora se fundieron en un abrazo en el que era difícil decir quién de los dos abrazaba más… Teniendo en cuenta que Milá casi le pega un bocado en los oblicuos, pues imaginad.

Con la emoción, los cuernos y el visionado de su madre y su abuela, el muchacho se puso a llorar como un jubilado cuando se acaban las obras en su calle.

Y llegó el otro gran momento de la noche: Aless debía decidir a quién se llevaba como +1, como elegido, aquel que debía convivir con él en la otra casa y compartir su suerte en la final.

¡¡Y ELIGIÓ A DAVID!! Para mi fue una grata sorpresa que después de tanto tiempo Aless se acordara de su colega. Peeeeero, el godo de Aless y de David en un pozo, porque al haber abandonado, David no tenía derecho a entrar de nuevo.

 Creo que en Gran Hermano querían además marcarle a fuego en una nalga a David una A escarlata de Abandono, para su vergüenza y escarnio.

Así que Alessandro eligió de nuevo y escogió a…

NOOOOOOOOO

¡A LA NIÑA DE LA PINZA! Sí, amigos, Marta vuelve a entrar en la casa. En la nueva casa. Ya veréis como Alessa se arrepiente de haber metido a esta mujer.

El poco rato que les vimos juntos y solos en la casa nueva pudimos comprobar que a la jovencita se le hacía el tanga del Zara pesicola sin cafeína.

Por último, las nominaciones quedaron así: NOMINADOS: DANI, MARÍA Y HUGO. O sea, que Pepe se queda de nuevo y de momento fuera de la final.

¡Y así están las cosas! ¡El jueves expulsión falsa de nuevo!

NOTA: Querido Nemo. Cuando hiciste la pregunta yo llevaba puesto un tanga de leopardo, con los calcetines blancos hasta la mitad de la espinilla y una camiseta sin mangas de Talleres Ramirez. Sexy And I Know It.

Resumen de la gala en la que ‘Gran Hermano’ reinventó sus normas

Me encantaría estar un día en una reunión de trabajo de los guionistas y directivos de GH. Ver a quién se le ocurren las ideas y cómo estas son valoradas y moldeadas hasta que se ponen en práctica.

Porque si algo tiene Gran Hermano, es capacidad para crear y sorprender. Soy el primero que ha criticado algunas medidas que se han tomado en algunas ediciones, cuando me parecieron injustas para los concursantes o para los espectadores. En esta ocasión, me encanta.

Y como llevo tres párrafos sin hacer un chiste y no quiero adelantar nada, mejor empiezo por el principio, porque si empezamos por el final podemos comernos primero el bizcocho y luego los judiones estofados y eso no hay dios que lo aguante.

La cosa comenzó con un vídeo en plan épico, con música de esa que te entran ganas de vestirte de gladiador y derrumbar un par de imperios romanos, solo que en lugar de hazañas heroicas aparecían los caretos de los concursantes que aún están en la casa.

El caso es que hace unos días Alessandro le pidió a la boca de los deseos (que estaba entrando en fase de malnutrición por falta de cabezas) unos masajes para todo el mundo, pero aconsejado por Pepe y Hugo (que es como si te aconsejan el Pájaro Loco y Carpanta) decidió pedir que a los chicos los masajeara una chica “de buen ver” y a ellas el payaso tarteador.

Así que les dijeron a los concursantes que tenían dos minutos para ponerse el bañador y el albornoz, porque iban a recibir los masajes. En ese momento Sindia ya se puso a reír como si estuviera poseída por la madre cocainómana del asesino de El resplandor.

Y entonces Milá soltó la bomba. Y no me refiero a que me llamase pivón, que lo soy, pero pivón, pivón (si pivón significara que soy desagradable de mirar, o sea, no feo de “eres poco agraciado”, no, feo de “el día que Dios pensó tu cara estaba de resaca, hijolagranputa”).

MIL GRACIAS MERCEDES (sí, ya por el nombre de pila, como si la conociera de toda la vida).

A ver, la cosa queda así:

Anoche hubo nominaciones, pero sin que los concursantes lo supieran, el público no vota esta semana a los nominados para expulsarlos, sino para elegir al que será el primer finalista de Gran Hermano.

O sea, que el más votado de entre los nominados esta semana será el primer finalista. O sea, que el público vota en positivo. O sea, que… Bueno, si no me he explicado bien ya si eso hago un esquema o lo explico con unas marionetas.

Pero eso no es todo, amigos, porque el lunes el finalista saldrá de la casa, creyéndose él y creyéndole sus compañeros un expulsado más.

Y viajará al plató, donde lo meterán en la pecera. Allí verá todos los vídeos de su paso por la casa, los buenos, los regulares y los malos de cagarse la pata abajo.

Y una vez que los haya visto podrá obrar en consecuencia y elegir a un concursante expulsado para que le acompañe de nuevo dentro de la casa, de forma que sus suertes queden unidas.

O sea, que si el finalista gana, también lo hará su elegido, de forma que el finalista se llevará los 300.000 euros del premio y su elegido, 20.000.

¿Me he explicado?

Y llegó el turno de los masajes. Como este Gran Hermano es el GH de “dale la vuelta” y como además, les gusta tocarle las gónadas a los concursantes tanto como a nosotros ver cómo se las tocan, decidieron que a las dos chicas de la casa el masaje se lo daría un maromo y a los chicos, el payaso tarteador.

Aprovecho para decir que el citado payaso ya ha salido más tiempo que muchos exconcursantes, que me cae mejor que muchos ex concursantes y que va mejor maquillado y peinado que muchos ex concursantes.

María fue la primera en recibir su masaje.

El Maromo que los daba, primo carnal de Mortadelo estaba fuera de sí. Hablaba más que un taxista borracho y no paraba de preguntarle a la Arrazopordondepazo ¿Qué te parece? ¿Qué te parece? ¿Que tal?

Joder, pues qué le va a parecer, una tortura, tronco, que así no hay quien se concentre, que no sabes si te están dando un masaje o poniéndote cuarto y mitad de pescadilla en el mercado.

¿Soy yo o el maromo se centraba mucho en el nalgamen de María? Por dios, que se llevó la muchacha la hucha amasada que se podían hacer sobaos pasiegos.

He de decir que Ariadna estaba guapísima en el plató, aunque un poco picajosa para mi gusto. Me faltó que se riera un poco como suele.

Curiosamente, cuando el maromo de los masajes tuvo que amasar a Sindia estuvo más callado. Casualidades de la vida, oye. En el plató, Zerhio miraba el sobo terapéutico de su ¿novia? como el que observa cómo le cortan los filetes por encima del mostrador de la carnicería.

Vimos un vídeo de Dani y su semana. Llevaba una música triste, como de muerte de la madre de Bambi por sobredosis, y el chaval parecía un alma en pena.

Y Ariadna se poso a llorar en el plató como si en el vídeo saliera Dani pidiendo en una calle lluviosa mientras los peatones le miraran con desprecio.

Milá defendió la “maravillosa reacción de Pepe” tras ver el regalo póstumo de Ariadna (una foto dedicada), que básicamente fue dar las gracias. Solo faltaba que Pepe se meara encima de la foto para quemarla después mientras pronunciaba un maleficio…

“Habré babeado y todo” y “que bien me lo has dado”, dijo la buena de Sindia cuando acabó su masaje, para inmediatamente ponerse ciega en la fuente de chocolate, que por poco acaba con las existencias y le cambian el nombre por fuente de agua del grifo.

También supimos que a Hugo, el hombre de la barba que no conoce la higiene, le ha tocado la cama del mal, en la que han dormido muchos de los expulsados.

Unos estudios realizados por historiadores de la universidad de la Sodoma de Parchís han revelado que esa cama está justo encima de un antiguo cementerio indio de Arapahoes que emigraron a Guadalix de la Sierra en el 1.600.

Y llegó el turno de los masajes masculinos. Y cuando digo masculinos quiero decir más culinos, de más culos.

El caso es que ellos llegaban a la sala de los masajes (que es la sala de expulsión, que vale para todo, dentro de nada celebran ahí bodas) y se encontraban con Patricia, una masajista guapa como ella sola.

La muchacha los timaba aprovechando que los varones de la casa se la quedaban mirando como una liebre ante los faros del coche y les ponía un antifaz y unas rodajas de pepino en los ojos.

A partir de ese momento en lugar de dar el masaje ella, aparecía el enano tarteador y les frotaba convenientemente el cuerpo con merengue y chocolate, en plan gorrino diplomado.

Y todos dándole palique a la pobre masajista, tirándole los trastos, sin saber que estaban siendo mancillados por un tipo con melena de color fucsia.

El más cretino fue Hugo, que incluso le pidió el número de teléfono. Os preguntaréis por qué me cae tan mal el hombre de la barba declarada refugio de piojos por la UNESCO.

Pues bien, es el típico pasota que va de guay pero que al final sólo mira por si mismo y por su bienestar y que carece por completo de empatía. Un hedonista. Y ya lo dijo Epicuro el día después de una rave: “Los hedonistas, pa unas copas vale, pero pa ná más”.

De hecho, el hombre de la barba homenaje a las junglas en descomposición (sí, sé que a muchas os parece un complemento atractivo) ha pasado los dos últimos días muy arrepentido por ponerle los cuernos a su novia Julia, porque la vio en su vídeo de presentación (les hicieron un pase a todos).

Y después de decirle a la Arrazopordondepazo en su puñetera cara que quería a Julia y que lo suyo había sido una cagada, se dedica a pedirle el número a la masajista. En el diccionario, al lado de la palabra “Fulero”, hay una foto de Hugo.

Cuando le tocó el turno del sobeteo payasil a Dani pudimos comprobar que el jodío hortera se presentó con sandalias y calcetines. ¡¡QUE LO NACIONALICEN BELGA Y LE ECHEN DE ESPAÑA!!

Y pudimos enternecernos viendo un vídeo del pequeño Milhose acomplejado con su vídeo de presentación, porque dijo que se sentía avergonzado, que se da asco y le daba rabia ser así. “Como se puede ser tan feo, me veo asqueroso, repugnante”. “Encima digo lo de las dos F, feos y frikis, y encima tengo yo las dos”.

Todo esto lo dijo como si no fuera él el del vídeo… Madre del amor hermoso, nunca había visto a nadie ponerse a sí mismo tan a caldo. Que forma de ponerse a parir, eso es crítica de destrucción masiva. A mi me dice alguien la mitad de cosas que se dijo él solo y lo coso a navajazos en un callejón oscuro.

Cuando descubrió que su cuerpo de sílfide apolínea revenida había sido mancillado por las manos del payaso flipó en cinemascope: “¡Qué asco!”, “Te juro que me enfado“, “Te juro que me muero del asco” y “No me mola un pescado” fueron algunas de sus afirmaciones.

Alessandro, al ser el último en recibir el masaje, se llevó de propina un tartazo en la jeta del payaso, que tiene acciones de varias empresas de fabricación de merengue.

A esas horas de la madrugada, Milá se puso en plan Madre Teresa de los Platós, reivindicando algo que comer para sus pobres espectadores, que estaban empezando a comerse los cadáveres de sus congéneres.

Ha fundado la FMM-PAPA, la Fundación Mercedes Milá Para la Alimentación del Público Asistente.

Y llegaron las nominaciones.

En primer lugar, todos tuvieron que salir corriendo, convenientemente vestidos de policías y ladrones, al pabellón de pruebas, donde debían robar un objeto cada uno. Estos objetos estaban numerados. En el orden de esos números entraron a nominar.

La cosa iba así (que día de explicar cosas, este post te lo llevas a una universidad y te lo convalidan por una carrera de ciencias) el concursante debía nominar en un minuto, mientras comía lo que podía de una bandeja extraíble que aparecía de la pared, con la circunstancia de que los que hubieran nominado antes que él permanecerían en el confe comiendo y oyendo sus nominaciones.

La que más disfrutó fue Sindia, que por ser la primera estuvo más tiempo que nadie en el confesionario. Que manera de comer. Me recordó a David Copperfield por la espectacularidad con la que hacía desaparecer la comida.

Que manera de mascar más precisa y quirúrgica, sin desperdiciar ni un solo diente, haciendo a la vez valoraciones sobre el condumio. Y qué elegancia, sobre todo cuando escondía lonchas de chorizo en el sofá del confe, o cuando se metía gominolas y chorizo a la vez en la boca.

Era de una belleza salvaje, como una hiena ante el cadáver fresco de Mufasa. Este vídeo lo usarán en las escuelas de protocolo como ejemplo y en los hospitales para hacer lavados de estómago.

El caso es que quedaron “nominados” Dani, Hugo, Aless y María. O sea, que de esos cuatro saldrá, por votación popular, el primer finalista de la edición de Gran Hermano. Todas las papeletas para Alessandro, amigos.

Y así están las cosas.

Resumen de la gala en la que un payaso se vengó en ‘Gran Hermano 12+1’

Antes de empezar quiero daros las gracias.

Gracias por acompañarme en las galas (que se están multiplicando como si las hubieran metido en una conejera infladas a viagra) y por animarme con vuestros comentarios de apoyo.

Y en segundo lugar, gracias también a Milá por llamarme “tipo genial” anoche en la gala. Hago extensivo el halago a todos vosotros (es por cumplir, ahora tengo el ego como los ojos de Pepe cuando toma redbull).

Ya he hablado con Milá para que en la próxima gala (este jueves) diga que además soy un pivón y pongan sobreimpresionado en pantalla mi Tuenti y mi Messenger.

Y dicho ésto y sin que aporte un carajo os informo de que este resumen lo estoy haciendo a las 2.31 de la mañana sentado en la terraza de un tercer piso mientras veo la luna y el mar (y me pelo de frío, pero es que soy un bohemio hasta las últimas consecuencias).

Entremos en materia.

¿¿¿¡¡¡COMO ES POSIBLE QUE EXPULSARAN A ARIADNA!!!??? Sí, amigos, han dejado a la seta de Alessandro, que si le sientas en medio del campo se lo intentan tirar el resto de níscalos, y han echado a Ari, que es más maja que una máquina de imprimir billetes.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, podemos cruzar la calle y mirar después y como sabe cualquier jovencito al que le hayan impartido educación vial o cualquier atropellado, eso no mola.

La cosa comenzó con Noemí en el plató más nerviosa que Frodo en una joyería. A esas horas de la noche todo el mundo daba por sentado que iba a salir Alessandro y que iba a ver, con Noemí de cuerpo presente, los vídeos en los que ésta enseña a Fael lo fresco que es el marisco español.

Milá nos dijo entonces que la de anoche sería la última expulsión de Gran Hermano 12+1. Pero no nos dijo nada más, así que nos dejó con la intriga.

Por lo pronto, les han clausurado a los concursantes la habitación blanca. Ayer tuvieron tres minutos para desalojarla: lo que quedara dentro lo perderían definitivamente. Faltó un cartel que pusiera: “Sección patrocinada por desahucios Fernández”.

 A todo esto, vimos que el confe estaba forrado con plásticos y que el payaso enano de la noche del terror estaba allí. Yo comprobé que tenía puesto Telecinco, porque pensé que se me había ido el canal a Snuff TV.

Pero no, era simplemente que el payaso había vuelto con ganas de arrear tartazos a los concursantes de GH, cosa que se debería incluir en cualquier terapia antidepresiva que se precie.

Una duda me surgió viendo a los concursantes expulsados en el plató: ¿OCHOA NO HA TENIDO TIEMPO DE TEÑIRSE LAS RAÍCES? Madre del amor hermoso, que parece Mónica Naranjo a lo horizontal. Que de esas raíces puede salir un chopo.

Aquí llegó el calentón de la noche. Y no calentón en plan Dani tocando tetilla en la casa a diestro y siniestro, no, calentón en plan eres tan bruja que debería caerte encima la casa de Dorothy.

La Arrazopordondepazo les dijo a sus compañeros que ella no había hecho Interviú. Nooo, claro y nadie se ha tirado nunca un pedo en una discoteca.

¿Véis, véis, como no ha salido?

Sí, esa que enseña las domingas es la misma que llamó bicho a Noemí por mentirles a sus compañeros.

Pudimos ver la bronca que tuvieron Dani y Hugo. Al barbas mendigueras lo que más le jodió es que Dani le llamara lameculos. Ay, amigos, le dio donde le duele. Hugo tiene la lengua del mismo color y textura y que el ojete de Pepe.

OGTDPP

Que bonitas siglas fonéticas. Ojete de Pepe. OGTDPP. Soy un creador latente.

El caso es que Milhouse, al que he cogido cariño estos días pero al que no dudaría en abandonar en un pozo seco si tuviera que vivir con él, se salvó de la expulsión.

La cara de Hugo al verle regresar fue un poema. Concretamente un poema dedicado a la bilis, al ardor de estómago y al odio porculero: Ah, amarga bilis / que me quemas el barrigo / me traes a la casa gilis / que odio como a los higos.

Uy, os dejo, que me llaman de la RAE para ofrecerme no sé qué sillón. Ah, no, era del 1004.

Sigamos.

Uno de los problemas de que haya dos galas semanales (además de que duermo menos que un gato de escayola) es que no hay contenido para tanta gala, y ayer llevábamos tres horas de gala y no había pasado nada. Espero que las galas no se conviertan en una especie de súper resumen semanal.

Fue en ese momento cuando se produjo la expulsión. ¡¡A LA CALLE ARIADNA!! NOOOOOOOOO

Ya os digo que me quedé tieso. De hecho, ya había escrito que se iba a la calle Aless y tenía el puntero del ratón encima del botón de publicar.

Ari se fue con el 47,4% los demás se quedaron en 29,1 y 23,5%.

Es una expulsión que no entiendo. Esta chica es majísima, tiene un sentido del humor maravilloso, ha jugado, se he enamorado, ha trabajado, ha sido natural y honesta… y digan lo que digan, está de toma pan y moja.

¿PARA QUÉ COJ… NES LA ECHAN?

En fin… en el plató Noemí seguía defendiéndose “Todo el mundo miente“, dijo la muchacha. A Milá le pareció una tontería. A mi no, ¿quién no cuenta una mentirijilla?

Por ejemplo, os lo confieso, no me lié con Jessica Alba y Jennifer Aniston. Sólo con Jennifer.

Milá dijo: “Se te nota en la mirada, que vives atormentada“. Ahora ponedle un ritmillo flamenco y lo completamos con: “te ha acompañado la suerte, has debido de liarte tanto, para que te echaaaaaaaaaaran”.

Tras eso comenzó el examen. Como sabéis esta semana han estado estudiando la historia de Gran Hermano. Era eso o Derecho Romano, pero era más difícil lo de Gran Hermano.

El caso es que durante la gala les pusieron a prueba preguntándole por lo que habían aprendido. Les hacían preguntas en el confe, uno por uno. Si fallaban, el payaso cabrón les arreaba un tartazo. Si acertaban podían elegir a quién querían que el enano de lo diera.

El primero en pasar por el confe fue Pepe.

¡¡TARTAZO EN TODO EL CARETO!! El payaso se quedó a gusto. Le metió merengue por las fosas nasales que Pepe va a estar un año sonándose Sandys. Va a poder poner cucuruchos con la napia.

Cómo sería que el capullo del Súper no podía ni hablar de la risa.

La única pregunta que acertó Pepe de cuatro que le hicieron quiso cascársela a Dani, así que el payaso salió del confe en su busca, haciendo que se cagaran de miedo todos los concursantes. ¡¡CÓMO CORRÍA DANI!!

De hecho, el pequeño Milhouse se dio una buena hostieja en la piscina. Este chaval puede batir el récord de 800 mt si le ponen detrás un payaso.

Aquí podéis ver una pormenorizada relación de los tartazos.

Ari llegó al plató entre sus sollozos y los de sus compañeros. Que lloreras oye. ¿Vosotros sabéis por qué es salado el mar? Porque está hecho de lágrimas de concursantes de GH Egipto y GH Edad de Bronce, que también eran muy de emocionarse.

La muchacha tenía más pena que Falete al acabársele el bocadillo. 

Vimos un repaso por las ocho nominaciones de Ariadna. Esta mujer ha estado más veces al borde de la expulsión que Berlusconi en el parlamento italiano.

Y es como un talismán, la jodía, pero un talismán estropeado, porque persona a la que se acercaba Ariadna, persona a la que echaban. Es como un muñequito de vudú chungo.

Michael le dijo a Ariadna, allí, en el plató, que “había sentido mucho más fuera que dentro“. Lo cual es raro, porque normalmente lo bueno es cuando entras y luego sales y… Esto… creo que me he ido del tema.

Vamos, que el policía local se nos vino a declarar, después de rechazar a Ari unas seiscientas veces y de intentar meter la anchoa en todas y cada una de las latas de conserva que pasaron por la casa.

En la despedida de la casa, Ari le dijo a Pepe que le había dejado un regalo debajo de la almohada. Por un momento pensé que se le había cagado debajo de la almohada, que le había dejado allí mismo un zurullo de despedida, que son maravillosos, baratos y personalizables, pero no, era una foto dedicada.

Y se acabó lo que se daba amigos.

P.D.: Para los que estáis esperando el resumen de Perdidos en la tribu: llegará, tened fe.

¡Un beso a todos!

Resumen de la gala en que Milá tuvo bronca con el que le tocó los pechos

Ah, la primavera, las flores, las alergias, los mocos resbalando labio abajo y la sangre alterada. Sí, amigos, un parque florecido y los enamorados riñendo y reconciliándose con amor después.

O más bien, con el amor antes, y luego lo de la riña de si tengo un menhir a mano te lo comes. Eso es precisamente lo que les ha pasado a Mercedes Milá y a Christian, que tenían un pasado tórrido y romántico y han acabado como el rosario de la aurora.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, primero haremos pis y luego nos bajaremos los pantalones, con la consiguiente debacle para nuestras relaciones sociales.

Aunque en este caso, la cosa comenzó por ahí, por Milá diciéndole a Christian que es un cobarde por ir hablando por detrás. ¿?

Para la ocasión, como supongo que se preveía una gala de castigadora, Milá se había vestido de cuero, para repartir. Le faltó la máscara con la cremallera en la boca y un buen látigo de siete colas.

Yo ya veía a Christian con una bola roja en la boca y a cuatro pat… bueno, mejor no, no quiero verlo.

¡Hace 12 años que empezó Gran Hermano! Sí, amigos, el 23 de abril del 2000.

El caso es que en la casa comenzó a sonar el cumpleaños feliz y Noemí, que no gusta de ser la protagonista para nada, levantó la mano histérica diciendo que eso era por su madre, que cumplía años cerca.

Hala, con dos ovarios. Y si no hubiera sido su madre, pues habría sido una prima segunda suya que vive en un pueblo de Toledo. Noemí es así. Todo gira en torno a ella. En el siglo XII la habrían quemado por decir que el Sol gira en torno a ella.

Pero no, les explicaron por qué era y les adelantaron que la prueba de esta semana irá en torno a la historia de GH y que esa misma noche pasarían una prueba de nivel. No me extrañaría que con los recortes en educación pronto GH se convierta en parte del temario de los chavales.

Nos pusieron un vídeo de la Arrazopordondepazo y de su semana, que no venía mucho a cuento, aunque a mi me viene como picha al culo para recordar que la Jerezana se ha empelotado en Interviú. Ahora se llamará Mempelotopordondepazo. Eso sí, han sido unas fotos elegantes y con mucho estilo. En la línea de la revista.

A todo esto los porcentajes estaban así: 48,4% 50,7% y 0,9%.

Vimos cómo durante la fiesta semanal Dani tuvo los santísimos tubos seminíferos de irse al súper a pedirle que sonaran canciones de Camela. Lo que no sé es cómo no entró en ese momento la Guardia Civil en la casa dando mamporros con el tricornio.

Hay dos cosas por las que a cualquiera le abren una ficha en la CIA: por poner Bin Laden en un correo electrónico y por pedir una canción de Camela. Escúchame, compréndelo, es imposible esa petición.

En un vídeo de Noemí y Ales pudimos ver cómo la chica se pasa el día como Heidi hinchada a hormonas y él huyendo cual liebre de un galgo. Ah, si todas las mujeres fueran como Noemí… Nunca sabríamos la verdad, pero nos pondríamos ciegos a plantar zanahorias. ¡Un mundo ideal!

Y entonces se lió la gorda. Y no me refiero a que mi prima la zampabollos pillara cacho con mi amigo el esmirriao, sino que Milá tuvo bronca con Christian (y con Zerhio, y con Vero…).

Milá y Christian se pasaron la gala lanzándose puyas. “Tengo más educación que tú y sé hablar” o “a unos les haces entrevistas maravillosas y a otros les pones de maltratador”, fueron algunas de las críticas constructivas de Christian.

“A todos no les tratas por igual”, dijo Christian, sobre las entrevistas. “A la gente que está en sus casas, a esos a los que llamas desgraciados, como cuando salió Marta, saben que estás de parte de algunos”, dijo indignado el chaval.

El Tribunal de Estrasburgo ya está investigando semejante violación del derecho inmutable del ser humano a ser igual ante Gran Hermano.

“Cada concursante tiene una entrevista diferente y luego te regalaré un anillo, para que te lo pongas en otra parte si te cabe” o “Los telespectadores saben que si les llamo desgraciados es una broma, ellos lo saben”, contestó la Milá.

Entonces intervino Zerhio, para decir que en su entrevista “se le acribilló” y que a él no le pusieron ni un vídeo bueno. “El día que te haga una entrevista a cuchillo, como yo deseaba haber hecho, te ibas a enterar“, le dijo Milá, ya con los ovarios como pelotas de Nivea.

“Hacemos lo que creemos que es mejor para los espectadores, no para vosotros“, sentenció finalmente Milá sobre los vídeos que se eligen o las entrevistas que se hacen.

¡¡Y MILÁ SE CABREÓ!!

Le dijo a Christian que si quería que se fuera del plató, que si tiene algún problema que ponga una reclamación en Zeppelin. Christian ni se fue ni reclamó nada al señor Zeppelin.

Sí, amigos, así es la vida. Un día tienes los pechos de Milá entre tus manos y al otro estás discutiendo de filosofía granermánica con ella.

Y se fue a la calle Noemí.

Para demostrar que esto es todo muy de verdad, nos pusieron a una señora, al parecer notario (el Luisma daría fe) para asegurar que los porcentajes eran reales. Pero como dudo que la señora contara los votos uno por uno, de lo que dio fe es de lo que aparecía en la pantalla del ordenador. Si le ponen a Bob Esponja, pues da fe de Bob Esponja.

El caso es que Noemí salió por el 52% de los votos, muy igualada a Dani y que a Ariadna no la votó casi nadie.

Lo de las nominaciones fue genial. A mi me ha dejado agujetas en los poderosos y definidos abdominales que tengo (bueno, en la panza) y a los concursantes en el culo.

Ayer, todas las centrales de control de electricidad registraron un pico de consumo eléctrico. Es más, en Guadalix las luces parpadearon varias veces anoche.

El caso es que antes de nominar a cada concursante se le hacían dos preguntas sobre la historia de GH. Si las acertaban les daban dos puntos extras, si las fallaban les daban una descarga eléctrica como para dejarles el ojete como una pila alcalina.

¿Habéis visto las tortillitas de camarones? Pues así se le quedó la caja de los pedos a Pepe después de fallar sus dos preguntas. A partir de ahora Pepe ha muerto, podéis llamarle Culofrito.

La nominación de Sindia, por ejemplo, la patrocinó Endesa. A la mondarinera se la ha podido ver brillando en la oscuridad esta misma noche. Se le ha quedado el cacas como una aurora boreal, lleno de carga eléctrica. Ahora la llaman la Gusiluz.

Para Ari, por poner otro ejemplo, las respuestas eran siempre un despropósito de amperios, los que se llevó su orto, que se le quedó prieto como un asterisco por la contracción.

Ya hay hospitales en España que se han interesado por el sillón del confe para practicar reanimaciones cardiacas.

Un último ejemplo: La Arrazopordondepaso y mempelotopordondepazo se llama ahora la luciérnaga, porque se fue del confe con el culo como una bombilla de 90 w.

La entrevista con Noemí fue comedida dentro de lo esperado. Más que nada porque a Milá no le apetecería dar caña después de que la hubieran acusado de eso mismo. Eso sí, se cabreó:

Al entrar en el plató, la hermana de Noemí la abrazó y le dijo “Prepárate para una entrevista muy dura“, a lo que Milá se puso a gritar “¡No le digas nada hasta después de la entrevista!”.

Era demasiado tarde: a Noemí se le habían puesto los ovarios como a Cobi las orejas y se echó a llorar.

La mentira es una de las cosas que te han sacado de la casa“, le dijo Milá (una verdad como un templo, por otra parte).

Sobre lo de Brasil Noemí dijo: “Tuve algo con Rafa, me hizo sentir bien, pero no hubo sentimientos”. “Puedo decir que quiero a Ales”, y “Nunca pasó nada, Rafa lo intentó mucho bastante. Hubo besos y roce, pero no llegamos a lo que hago con Ales”.

Pues no sé que hará con Aless que no hiciera con Fael, como no sea jugar al ajedrez…

Milá la acusó de inventarse la realidad, lo que no está muy alejado de la ídem viendo la colección de mentiras que ha contado en la casa y en Brasil, que eso parecía una exposición de trolas.

¿Que porqué le mintió a Alessandro? Porque “no tenía el valor para decírselo“, dijo Noemí, y eso sí que es una explicación. Sí, amigos, el mundo está lleno de mentiras cobardes.

Al final ALESSANDRO, DANI Y ARIADNA, NOMINADOS.

La despedida con la casa fue un poco sosa, porque Noemí no se encontraba con fuerzas. Eso sí, su mosquetero le dijo: “La quiero mucho y que me espera ahí afuera y ya veremos”, que para mi es como si hubiera dicho: “Tengo un tío en América“.

Por último, Milá anunció que aún no conocemos toda la casa y que la cosa va a seguir dándose la vuelta. Chaaaan chaaaan.

Y así están las cosas.

Noemí se libra de un enfrentamiento violento entre sus amantes de Gran Hermano

Hola a todos.

Le van a cambiar el nombre al canal. Se va a llamar Gran Hermano, y en ese canal habrá un programa cortito que se llame Telecinco.

Mira que me gusta Gran Hermano, pero que lo veamos por la mañana, por la tarde y por la noche en la parrilla a diario y que encima haya dos galas semanales me parece coger a la gallina de los huevos de oro y meterla en un pasapuré para que cague oro hasta que reviente.

En este vídeo podéis ver a un directivo de Telecinco:

Pero vayamos al grano y empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, primero pondremos el ácido clorhídrico, sí, encima de sulfato de sodio, cloro, no sé, lo que fuera, y haría una reacción que flipas y empezaría a salir gas amarillo por ahí y podría afectar a la gente, que no podría salir de sus casas ni coger sus coches y podríamos liarla parda.

La cosa comenzó con Milá siendo sostenida por dos pequeños pajarillos extraterrestres, capaces de volar sin mover las alas, que la mantenían en pie con unas pequeñas barras de metal sujetas a las orejas de la presentadora.  O eso, o Milá llevaba unos pendientes feos que te cagas.

El caso es que la acompañaba Fael, sentadito con ella en la mesa de las entrevistas.

Entonces fue cuando Milá dijo que todos los que ven Gran Hermano tienen las neuronas justas para no cagarse en los desfiles y que nuestro cerebro es lo más parecido a un mojón de cabra seco y que no somos capaces de encontrarnos el agujero del culo ni con el GPS.

En realidad no dijo eso, pero era lo que quiso decir cuando contó que Fael estaba allí porque Iván Madrazo, que iba a entrar con Pepe y Pedro para jugar un partidillo en la casa, se había hecho daño en la pierna y alguien tenía que sustituirle.

O sea, que debíamos creernos que meten al último ganador de Gran Hermano Brasil, que tiene que venir del otro extremo del mundo, que casualmente se ha liado con Noemí, que a su vez está liada con otro en la casa, en lugar de meter a alguno de los otros diez ganadores de GH España o cualesquiera de los otros cien ganadores de Gran Hermano en el mundo.

Sí, tiene la misma verosimilitud que la afirmación “vamos a hacer otra gala el jueves porque la gente tiene hambre de Gran Hermano”. Eso no se lo cree ni el agente Mulder emporrao.

Poco después, para que el brasileño entendiera el asunto, Milá le dijo: “Fael, en España somos muy golfos“. Sí, porque por desgracia no pudo decir “somos muy investigadores, cultos y cívicos”.

Un día de estos, el Vaticano manda un exorcista al plató de GH y se dedica a excomulgar a cañonazos. Juan y Fael se dedicaron a intercambiarse estampitas de la virgen, que Fael lleva guardadas en su elegantísimo y sombrero de Cowboy. Ah, sí, a todo ésto, Milá rezando en portugués.

Yo creo que en Telecinco saben que Dios libra los jueves y se aprovechan.

Vimos un vídeo diciendo de Sindia diciendo de Zerhio: “pobrecito, se ha ido“, como si en lugar de expulsarle de Guadalix le hubieran expulsado de esta dimensión.

La semana que viene meten a Anne Germaine en la casa, para que conecte a Sindi con su amado.

Después de eso, Milá le dio un poco de caña a Zerhio, porque es costumbre. De hecho, van a hacer una sección fija: Congelados Páez patrocina la sección ‘La hostia al Zerhio’.

Y sí, sin dudas ya, la madre de Sindia va de protagonista. Rechina los dientes y pone cara de muy indignada. Lo mismo hasta hacen pancartas con su cara para las manifestaciones del 15-M. “No queremos acabar así”, rezarían.

¡¡Y SE FUE A LA CALLE LA MUJER DE LA PINZA, EL OSO ROÑOSO Y LA POSTURA CHUNGA PARA DORMIR!!

Ah, amigos, algunas veces los hados de Gran Hermano me hacen caso y echan a quien yo quiero. O eso o tengo treinta monos amaestrados mandando mensajes. Ahí os lo dejo.

Eso sí, he de decir que en el momento, Marta se lo tomó muy bien.

Al no volver su amiga, discípula y ultracuerpo dominado, Pepe puso cara de… la verdad es que no puso ninguna. Es como si su faz fuera un campo de pruebas de bótox experimental. Que poca expresión. Sólo sus ojos de camaleón con síndrome de abstinencia revelaron algún sentimiento.

Milá anunció que le iba a regalar a Messi una silla de esas que se pliegan y se convierten en cuadro, con la foto de Torso (el perro). Sí, seguro que Messi tiene poco espacio en su mansión y le viene de perlas una silla plegable.

Vimos el vídeo en el que Hugo, con precisión y tacto quirúrgico dejó a su novia. ¿Que? ¡Ah! No, perdón, perdón, la dejó con una motosierra y a lo loco. (En el vídeo podéis ver a Hugo en el confe)

El razonamiento es el siguiente: Como me quiero trincar a María y mi novia lo va a ver, pues para no hacerle daño la dejo delante de toda España y digo cosas como que “le suda los cojones lo que haya al otro lado”.

O sea, te voy a pasar por encima de la mano con el coche, pero para que no te duela te corto el brazo antes. Pero lo hago por tí, ¿eh? No eres tú, soy yo.

En un momento dado llamaron a Alessandro al confe, donde le pidieron que eligiera a dos de sus compañeros para jugar el partidillo. Eligió a Hugo y a Christian.

Y mientras ellos tres estaban en el confe entró en la casa Fael, Pepe y Pedro (estos dos últimos estaban de relleno).

Lejos de acojonarse, llorar o preocuparse porque se descubra que miente más que cuando te dicen “no va a doler”, se puso como loca de contenta, que no se cepilló al brasileño allí mismo de puro milagro. 

Chillaba emocionada como si hubiera visto a Elvis viviendo con Marilyn en la casa de Walt Disney.

Como se sentaron juntos en el sofá y la reacción no había sido la esperada por el programa, que oye, sólo metió al chaval para jugar y por eso tenía que entrar en la casa a ver a Noemí, Milá le dio una vuelta a la tuerca diciendo delante de todos los habitantes: “Que curiosa la nueva pareja que hacéis, como se nota que estuviste en Brasil”. Sutil.

Justo después a Milá se le escapó que el Madrid va líder de la liga y Noemí se puso otra vez histérica, como si el equipo fuera suyo o la hubiera poseído el espíritu de Santiago Bernabéu.

Lo peor vino cuando Fael se fue a jugar el partido. Noemí se puso a hacer cosas así:

Y llegó el partido de futbolín gigante, ese por el cual tuvieron que traer a Fael desde Brasil. Nico Abad hizo de comentarista.

El resultado fue de 5-0 para el combinado de la casa, con Hat trick de Alessandro y dos goles de Christian.

Las nominaciones fueron así:

Cada uno de los ganadores de GH, Pepe, Pedro y Fael, llevaban una camiseta oculta con un número de puntos (12 Fael, 7 Pepe y 4 Pedro). Los concursantes debían elegir a uno de ellos para que les acompañara al confe (sin saber nada, claro) y pudieron nominar con el número de puntos de la camiseta del elegido.

Se dio la curiosa circunstancia de que Alessandro eligió a Fael… pero la mayoría eligió a Pepe.

Salieron NOMINADOS: Christian, María y Dani.

Marta llegó al plató.

Ahí sí que se derrumbó. Cuando sus familiares la abrazaron se puso a llorar mientras berreaba y se atragantaba, todo al tiempo. Algo así:

Cuando Marta dejó de hacer sus convulsiones diarias, Milá la recibió con un maternal abrazo.

Milá le dijo que “no hay derecho”. Se debía referir a que después de retorcerse entre lamentos no le había quedado ni un hueso derecho.

“La gente te adora”, le dijo la presentadora. Sí, todos, menos el 57% de los espectadores que votaron para que se fuera.

A los que votaron para largar a la niña de la pinza, el oso roñoso y la postura rara para dormir, Milá, les llamó (en broma) desgraciados.

¡Dejad que los desgraciados se acerquen a mí! ¡Porque ellos son expulsión de mi expulsión!

La muchacha antes conocida como Marta reveló que con Alessandro es con el único con el que ha dejado la pinza, para darle un masaje, “porque está muy bueno”.

Milá no se cortó en elogiar a Marta, que al parecer no merece reproche alguno. A su lado, la madre Teresa de Calcuta era una choni de parking de discoteca.

“Eres la diosa de la amistad, la diosa de la alegría, la diosa de Gran Hermano“, le dijo Milá a Marta. En ese momento a Dios le dio un arrebato y se puso a matar gatitos a centenares.

Mientras, en la casa, normalidad absoluta entre Noemí, Fael y Alessandro. De momento, porque el brasileño se ha ido, pero quedan las dudas…

Y así quedaron las cosas, amigos.

El lunes OTRA GALA. Hala, con dos coj… galas.

Resumen de la gala en la que Milá le metió un lápiz en el culo a Sergio

Hola a todos.

Las lecciones sobre igualdad de género se pueden dar de muchas maneras. Una de las más originales es meter un lápiz por el culo a un concursante de esos sacados de un guión de Cuéntame Cómo Pasó.

Y claro, Milá podía haberlo hecho de otra manera, con razonamientos, historia de la lucha por la liberación femenina, guiñoles, esquemas en una pizarra, colores, juegos interactivos… pero teniendo en cuenta que el alumno era Zerhio, decidió el método empírico y usó su lápiz y el pompis del muchacho.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final primero saltaremos del avión y luego nos pondremos el paracaídas, y claro, la hostia está asegurada.

Como no podía ser de otra manera, la cosa comenzó con Paquirrín, el hombre de los increíbles ojos menguantes. Eso no son ojos, son dos lunares que le rondan la nariz.

El caso es que Milá, que es muy de dar bienvenidas, lo primerito que le dijo es que apestaba a tabaco. Lo tiene todo el muchacho. ¡Eso sí, es un músico a la altura de los grandes! ¡Sí, a la altura de Falete o Demmis Roussos, por ejemplo!

Ya en la casa, llamaron a María y Christian, los repescados, a la sala de expulsión. Como no sabían nada, María puso una cara así como de mucho asombro, con la boca abierta de par en par, que si la pone al lado del túnel del canal de La Mancha, le hacen los trenes el empaste.

De ahí pasamos al tema de la noche: Sindia y Zerhio y los derechos de autor de Zerhio sobre el cuerpo de Sindia.

Al parecer, Zerhio es miembro de la SGAE y claro, se cabrea cuando Sindia enseña lo mínimo de su cuerpo, porque él tiene los derechos de exhibición, adquiridos por vía de noviazgo y que la muchacha enseñe así sea un dedo de chicha es considerado top manta.

A ver si puedo resumirlo: Para Zerhio, su Sindia entró en Gran Hermano siendo una muchacha pacata y decente, que obedecía sin dudar las órdenes de Zerhio sobre su vestimenta como si éste fuera Jean Paul Gaultier y Sindia, Kylie Minogue.

Y ahora, en Gran Hermano, se ha encontrado a Sindia desatada, pero desatada que si sale con Lady Gaga la que da el cante es Sindi.

Y eso no, amigos, eso no, porque Zerhio quiere, palabras textuales, una mujer que se quede en casa y le tenga la comida cuando él llegue de trabajar, que sólo enseñe su cuerpo a él. Lo que se le olvidó es que le gustan los burkas de colores alegres y que una vez a la semana tiene que ser el día de chuletón y mamada.

Como la bronca principal vino porque Sindia enseñó un poco de tanga rojo mientras bailaba, Milá acudió al plató con un tanga rojo en la muñeca.

Mañana me presento en el trabajo con unos gallumbos decorados con anchoa central y puestos en la cabeza para expresar mi libertad. Si me echan los denuncio por represores.

El caso es que Sindia se cargó años de lucha por la independencia y libertad femeninas dando su brazo a torcer y diciéndole a Zerhio que lo mismo llevaba razón. Ay, señor.

“Intento llevarte por el buen camino”, le dijo Zerhio. Madre del amor hermoso. Os juro que esto parece Gran Hermano, regreso a los 50.

Cada vez que alguien dice que Sindia no es “la misma de antes”, Dios mata un gatito.

Y para colmo, le dijo el maromo que cuando salga de la casa se va a pegar un desmadre, porque Sindia no le dejó hacer cochinadas. Sí, es otro argumento moderno donde los haya: un hombre tiene que buscar fuera de casa lo que no encuentra dentro de su hogar. Y es culpa de la mujer, que no cumple con sus obligaciones maritales. Bienvenidos a ‘Gran Hermano NODO’.

¿Sabéis la peli ‘En busca del fuego’? Pues el guionista era Zerhio. Fue su película más rompedora y moderna.

Y llegó el turno de elegir a los repescados.

Los concursantes con plaza fija fueron pasando por el confesionario. Debían coger una opción entre cuatro: que se quedara María, que se quedara Christian, que se quedaran los dos o que no se quedara ninguno.

Por un ajustado margen ¡SE QUEDARON LOS DOS!

Hugo fue uno de los que eligieron que sólo quería que entrara María, así que cuando vio regresar a Christian puso cara de haber sido inspeccionado analmente por un grupo de extraterrestres con las manos como muestrarios de penes.

La contraprestación porque Noemí pudiera cenar con sus mosqueteros fue una tinaja. Que bonita palabra: tinaja.

El caso es que dentro de esa tinaja había bolas de colores, dos de cada. Los concursantes sacaron las bolas al azar de forma que aquellos dos cuyas bolas coincidieran deberán estar atados las próximas 24 horas, llevando unas túnicas dobles. Sólo se podrán separar para poner un pino. Juntitos incluso para los pises.

A Hugo le tocó con María!, a Milhouse con Aless, a Noemí con Ari y a Pepe con Marta. Y en un alarde de preparación minuciosa por parte de la organización, Christian, Sindi y Zerhio se quedaron sin bola de colorcito.

Así que sobre la marcha se decidió que esos tres podían elegir una pareja y uno se quedaría solo. Christian se quitó del medio, pero por poco tiempo porque ¡¡SE FUE A LA CALLE ZERHIO!! y Sindia y Christian quedaron unidos.

Poco después Milá se puso a hacer el Chiquito de la Calzada y tras lo cual y ya haciendo un homenaje a los grandes cómicos de ayer y de hoy, se puso a menear el culo a lo Lina Morgan. Así, porque ella lo vale.

Las nominaciones las hicieron ya emparejados, por lo que esta semana no habrá secretos de quién ha nominado a quién, aunque a estas alturas todo el mundo sabe quién le nomina.

NOMINADOS: NOEMÍ, ARIADNA, CHRISTIAN Y MARTA.

Y menudo susto. Así, sin avisar, ni poner una señal de dos rombos ni nada, nos pusieron la imagen de Paquirrín en el confesionario. De esperar se le había puesto cara de estar esperando a que se abriera una portezuela y saliera un plátano.

Llegó su momento. El momento del DJ de moda. Ah, no, que el de moda estaba ocupado. Pues el momento de DJ Paquirring.

El chaval entró en la casa como Pedro por su casa, muy ufano. Todos fliparon al verle.

Se los llevó a la discoteca del pruebódromo y allí se produjo la exclusiva. Escupo en la cara de cualquiera que se llame artista y no sea el hijo de la Pantoja.

Les puso su canción: ‘Quitate el top’. Es un temazo que fusiona Kamela con Pitingo y toques de Georgie Dann. Los arreglos suenan a patito de goma violado por un sonajero. Un exitazo.

Paquirrín tocaba la mesa de mezclas como si estuviera haciendo algo, pero claro estaba grabado, así que en realidad no hacía nada. Es un DJ de lo más completo. Completo de que llena el plano, digo.

El mensaje de la canción es: “Ay, que se quite el top”. Es una clara referencia a que los poderes no representativos deben ceder su poder en favor de la ciudadanía para una reconversión de la sociedad en una organización más justa y democrática.

O eso o que quiere verle las tetas a una moza.

La entrevista a Zerhio fue muy moderada. Os juro que podía ver cómo Milá se mordía la lengua para contenerse.

Zerhio dijo que Sindia es ella y no es ella, que no es la misma porque antes él le habría dicho “ponte algo arriba y ella se lo pondría”. O sea, que Sindia antes no pensaba y ahora sí.

Como una de las grandes broncas fue porque a Sindia se le veía el tanguilla por encima del pantalón y Zerhio estaba en el plató sentado enseñando la hucha a la altura del ojal, Milá le metió un lápiz por la canaleta del cacas, para ejemplificar que él enseña su navajazo culero y no pasa nada. “Como me lo has dicho, intento que no se me vea”, se justificó el muchacho.

Cabe destacar dos cosas: El lápiz entró casi hasta el fondo, que si no llega a tener un juguetito en el extremo no lo recupera ni una misión de espeleólogos. Por otro lado, Milá recuperó el lápiz, pero ¿qué ha hecho con él? Espero que antes de ir a casa pasara por una incineradora.

Respecto al concurso de biquinis que se organizó en la casa, en el que Zerhio hizo de catador de culos, algo así como muy familiar y limpio, como una cabina de striptease a monedas, Milá dijo: “que espectáculo, el de tocar el culo a tus compañeras, como si estuvierais en un puticlub”. Y añadió “espero que ellas lo hagan con ellos y les toquen el culo y a ser posible un poco los huevos”. Amén.

Zerhio se despidió diciéndole a Sindi que la esperaría. Que suerte tiene la muchacha. Pero no suerte de “me han tocado los euromillones”, no, suerte de “se ha puesto en marcha la batidora cuando estaba limpiando las cuchillas”.

Para acabar, entre bromas, Paquirrín dijo que se quedaba en Gran Hermano, y que le llevaran también a su novia. “No, porque las personas embarazadas no pueden entrar de momento en Gran Hermano”, dijo Milá, dándole un hachazo al hijo de Pantoja.

NOTA: EL JUEVES HAY GALA

Resumen de la gala en la que echaron al cura de ‘Gran Hermano 12+1’

Hola a todos.

Sí, le han largado. Antes que él muchos otros santos alcanzaron la gracia de Dios a través del martirio y ahora el Vaticano ha iniciado ya los trámites para la santificación de Juan, el cura de Gran Hermano, por su abnegada labor dentro de la casa. O lo mismo no.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final, primero nos vamos a comer las judías y luego las vamos a cocer y no lo veo sano.

 La cosa comenzó con J.J.V. vendiéndonos su nuevo programa, en el que va a emular a Isabel Gemio, pero con más barba, mezclado con Paco Lobatón, pero con menos bigote.

 Odio las patochadas que hacen en programación de meter y sacar cabeceras a deshoras para que mañana les cuadren los índices de audiencia…

Y sí, nos la volvieron a hacer. Tener un 24 horas y que te corten las cosas importantes vale para lo mismo que tener una tía en América. En el bar América.

Nos pusieron un vídeo inédito en el que se veía a Zerhio y Sindia dándose al noble arte de la discusión de pareja. Usaron muchos grandes clásicos y puñaladas de las que ya no se ven por la calle, del estilo de “Al próximo novio que tengas le haces lo mismo después de cinco años… como para casarte contigo”.

Así, gallardo y pinturero, entrando a matar con el pie cruzado y la huevera a reventar.

También vimos una bronca de pareja (esto parece Friends escrito por moradores de narcosala) entre Noemí y Alessandro, en la que la muchacha reprochaba al italiano que nunca se moja. “Se”, así, en reflexivo, porque ya se encarga ella de que “moje” a secas.

De hecho, acabaron resolviendo el asunto así, intercambiando fluidos y ruidos bajo las sábanas. ¿Os imagináis que todas las peleas fuesen así? Te peleas con tu jefe y para arreglarlo, te lo trincas debajo de la mesa.  Se pelean Rajoy y Rubalcaba y lo arreglan con una charla íntima bajo la manta. El mundo sería de otra forma. No digo que mejor, ni peor… sería de otra forma.

Siento cómo Pepe se gana un lugar destacado en mi lista de odiados. Sí, le oigo tallar escalón a escalón, con sus mentiras, hipocresías, manipulaciones… Este tipo pasaría desapercibido en un capítulo de The Walking Dead: los mismos ojos desbordando las cuencas, el mismo ansia por comer cerebros, la misma humanidad.

 Y entonces llegó el disparate. Esa casa es como el portal de un burdel: no para de entrar y salir gente con intenciones poco puras.

Para la repesca hicieron que algunos de los que están en la casa le fueran comunicando a los expulsados quiénes reentraban y quienes no. Si hicieran lo mismo con los astronautas al volver a la atmósfera, tendríamos el cielo llenito de señores con casco muertos de asco.

¿Y a que no sabéis quiénes regresaron? CHRISTIAN Y MARÍA.

Esto en el Gran Hermano Chino no pasa. Más que nada porque aquí se empeñan en emparejar a la basca como si no hubiera mañana y la procreación fuera el último recurso de la humanidad.

Entre la organización y los espectadores vamos a conseguir que Gran Hermano 12+1 se lleve el premio Mamporrero 2012. ¡Ni una chirla sin percebe! Ese es nuestro lema.

Eso sí, la arrazopordondepazo va a intercalar el roneo con Hugo, al que va a dejar seco como huevas al sol, y el puteo a Noemí, la de los buenos deseos para “Juilia”. Más de una mentira va a ser destruida.

Y bueno es también que entre Christian, porque Pepe se va a tener que joder y taconearse los gitanales para no morirse del asco al ver a su archienemigo. Bueno, archienemiguín de gran badajo.

Serán los propios concursantes de la casa, que son infalibles como el Papa con la Wikipedia abierta, los que decidirán quién de los dos se queda en la casa.

¡¡Y SE FUE A LA CALLE JUAN!!

Ooooh, que poco corazón tiene la gente. Le vieron triscar alegre con su manada de moteros y una semana después lo largan miserablemente. O a lo mejor fue para eso, porque los chicos con las chicas tienen que estar y los moteros con sus motos, tra la lará. Juan se fue con un 56% de los votos.

La entrevista con Juan fue más pastelera que la hija de la Bella Easo. Vídeos requetevistos, a saber y saber cuáles: el del buen rollo cura guay del campamento, el de las erecciones y calzoncillos, el de su amor por David (ahí los dos se pusieron a llorar en el plató, que faltó que apareciera de nuevo J.J.V. en plan cuña publicitaria).

Cuando Juan vio el vídeo en el que Pepe, el hombre de los ojos como cebollas llorando y Marta, la mujer infecciosa, le ponían a parir sólo pudo decir que “Pepe es el gran estratega y manipulador de GH 12+1”. Ole.

Tras las nominaciones, los candidatos a ampliar la lista de ex grandes hermanos son: Ari, Zerhio y Marta. ¡¡Que se largue la mujer pinza, por favor!!

Y así están las cosas, amores.

NOTA: Sí, el resumen de hoy es escueto, no había mucho material.

Resumen de la gala de ‘Gran Hermano 12+1’ en la que lloró hasta Milá

Los que vemos habitualmente Gran Hermano sabemos que siempre hay una gala de mucho llorar, que es cuando los concursantes se reencuentran con sus familiares.

Lo de anoche no fueron lloros, fueron el disparate de la pena. ¿Pero esta gente de qué carajo trabaja, de plañideras premium?

¡Por el amor de Dios, eso parecía una puñetera factoría de corte de cebollas! ¡Que eso lo hacen en un barco y suben el nivel del mar!

Lloraron los concursantes, lloraron los familiares, lloraron los expulsados, lloró el público del plató, lloró Milá y lloró San Pico Pato Bendito.

Eso no parecía Gran Hermano, eso parecía Gran Tanatorio, el reality cry, qué lamentos.

Pero no me quiero adelantar, amigos. Empecemos por el principio, porque si empezamos por el final naceremos viejos y a nosotros no se nos va a quedar la cara de Brad Pitt.

La cosa comenzó con los familiares llegando a la casa. Unos cuantos se bajaron de la furgoneta asesina, pero eran sólo una parte, porque anoche en esa casa entró más gente que en la Puerta del Sol en Nochevieja (cámbiese por las referencias locales que procedan en cada caso).

¿Os acordáis que se dijo que no iba a haber repesca? Pues también se dijo que el sistema Beta era mejor que el VHS. ¿Triunfó el VHS? Pues la repesca también.

Milá tuvo que decir que se comía sus palabras (había anunciado en repetidas ocasiones que no habría repesca este año) pero que por petición popular iban a rectificar. Esto es lo de siempre, los cuatro o cuatro mil admiradores de cada uno de los expulsados lloran para que el susodicho vuelva a entrar.

Pues mira, este año no me disgusta que entre alguien de nuevo. Excepto si es Arístides, en cuyo caso se me abrirá una úlcera tan grande que la gente la saludará a ella y luego preguntará por mí.

En un momento dado Milá le echó la bronca a Christian por tocarse lo que vienen siendo los cojones, así, que se le habrían pillado con la goma de los calzones. Y se enzarzaron de nuevo y se mascó la tragedia. Afortunadamente la cosa se resolvió sin que nadie enseñara nada.

Y llegó, amigos y amigas, el primer encuentro con familiares de la noche. Pero fue tal, que el vídeo lo deberían poner en las facultades de psicología. Se ponen a analizarlo y se montan un doctorado en trastornos de tó.

Llamaron a Marta al confesionario. Iba hecha un Cristo, así, vestida como con restos de mercadillo. De lo que se queda cuando desmontan los tenderetes digo, que le faltaban unas hojas de acelga pocha decorándole el pelo.

De detrás de los cojines del sofá del confe apareció su hermana, enseñando todo el pavo a causa de un vestido-nevera, de los que mantienen fresco el embutido. Al verla Marta se tiró al suelo llorando y entre convulsiones. Os lo juro. Era como si hubiera visto a la muerte con una motosierra.

La hermana flipó, porque Marta la agarraba mientras berreaba y la asfixiaba, constriñéndola como una Anaconda haciendo la dieta Dukan. Era como una fan hipermusculada de Justin Biever.

También la estampó contra las paredes del confe mientras profería gritos agudos de dolor. No la acuchilló en señal de cariño porque no tenía nada punzante a mano.

Milá intentó intervenir, pero aquí no hacía falta Milá, hacían falta los antidisturbios a caballo.

Hubo un primer plano de un moco entrando y saliendo de la napia de Marta que me perseguirá hasta la tumba.

Y cuando parecía que se calmaba… ¡Regresaban las convulsiones y los abrazos de oso pastillero!

Cada vez que la hermana nombraba a un familiar Marta repetía su nombre como si le estuvieran diciendo que el familiar había muerto al caer dentro de una máquina trituradora y que se lo habían dado de comer en el desayuno.

El caso es que la hermana llegaba para vestirse de Marta (se parecen mucho) y para entrar en la casa y hacerse pasar por ella, de forma que por cada minuto que la hermana pasara en la casa sin ser descubierta a Marta le darían un paquete de pinzas.

Lo peor llegó cuando la hermana le pidió a Marta la pinza para entrar en la casa. ¡Qué cara de terror! Que gesto de síndrome de abstinencia, como si le hubieran dicho que se quedaba sin la metadona, como si le hubieran pedido que entregara el hígado allí mismo.

El caso es que la hermana entró en la casa y la verdad es que pasó desapercibida hasta que el metepatas de Dani, que se cree muy listo, la reconoció (Dani entró hace poco y conocía a la hermana gemela de Marta).

Y encima se puso a reír como si estuviera en una sesión de Sado-Maso aliñada con LSD.

Aprovechando que Juan estaba solo en la cocina (hay que decir que ellos no sabían que anoche había gala) Milá empezó a hablarle. Y Juan debe tener un concepto muy amplio de la divinidad, porque al oír la voz dijo “¿Dios?”.

El caso es que él, como buen pastor, reunió al rebaño en el salón, donde apareció Milá en forma de pantalla/puerta y les dijo que esa noche había gala. Asombro.

A la calle se fue Berta.

Sí, el Dani/Milhouse/Flanders/Flipy/Boris/Lecter se salvó de la expulsión.

Definitivamente, persona que se arrima a Ariadna, persona que largan. Esta mujer es como la parca de las nominaciones.

La sorpresa de Pepe fue una mierda pinchada en un palo. Si taconeaba se le abría una compuerta y tras un cristal aparecían los colegas flamencos de Pepe, que lo único que hacían era cantar y tocar la guitarra. Y ya. Ni hablaron. Eso sí, se cerró la puerta de los colegas y Pepe siguió como los conejos de Duracell, pero inflados a Clembuterol.

Entonces abrieron las webs para votar al repescado. Pueden entrar todos los expulsados, menos David, por haber abandonado voluntariamente.

Lo de Sindia fue un Sindi-ós. A la muchacha le pusieron un árbol lleno de mandarinas, a las que tenía que llegar saltando en una cama elástica. Por cada mandarina que cogía le soltaban a una amiga por un tobogán construido ex profeso.

Eso era como un dispensador de colegas, a las que, a pesar de que resbalar, resbalaban poco, veía fugazmente. A su madre la soltaron al final, en plan bonus.

Si en lugar de mandarinas le ponen a coger Sandías, a las parientes las lanzan con catapulta desde el pueblo de al lado. Por cierto, ooootra que acabó llorando como si tuviera juanetes y le hubiera pisado el pie el increíble Hulk.

La sorpresa de Ariadna también fue un poco sosa. Habían puesto a su madre en la cama de la piscina, pero sin pasarela, de forma que Ari se tuvo que meter en la piscina para llegar hasta ella. UUUUH, desafío extremoooooo.

Además, le metieron a una amiga con traje de neopreno para meterse en la piscina. Joder, si llega a ser en el jardín le ponen armadura y dos guardaespaldas. Resultado del reencuentro: lloros.

Después de mostrarnos a Noemí tras su regreso a la casa buscando un genio en la lámpara maravillosa de Alessandro, le tocó a ella el reencuentro: le pusieron una tabla de surf sobre un muelle y tenía que subirse a surfear para que en una garita en lo alto aparecieran su madre y su hermana.

Le dijeron sus familiares, que exprimiera la experiencia 100%. La experiencia no sé, pero a Alessandro le está exprimiendo de lo lindo. El pobre chaval parece una naranja de zumo.

Noemí y sus familiares empezaron entonces a hablar en un lenguaje hiperacelerado incomprensible. La NASA ya tiene expertos trabajando en ello. Son como el Jhonny 5 del lenguaje. Lloros a mansalva.

Noemí le pidió a su madre perdón por “todo” lo que había hecho. La madre le dijo que le perdonaría todo.

Tocó la sorpresa de Dani/Milhouse/Flanders/Flipy/Boris/Lecter. Lo vimos en el confe, con la boca abierta y un movimiento compulsivo en el cuerpo.

“¿Para que usas la lengua mayoritariamente?” le preguntó el Súper. “Jo, súper, suena muy mal”, dijo él. “Para hablar”, aclaró el Súper. “Ah, sí, claro”, respondió el chaval. No quiero ni pensar para qué usa este chaval la lengua que está por delante de hablar en tiempo de uso. Es que si lo pienso dejo de comer un año del asquito.

El caso es que como estudia chino, le pusieron chinos por la casa y les tenía que ir preguntando dónde estaba su madre. Bueno, no lo hizo mal del todo. Claro que los chinos le ayudaron hablándole en español, lo que ayuda mucho a comprender el chino mandarín.

A mí me pasa lo mismo con el arameo, que si me lo hablan en castellano sí lo entiendo.

Finalmente llegó al confe y tras el cristal estaba su madre. Más lloros.

A Juan le querían meter en la casa a Rouco Varela, pero es que el cardenal estaba ocupado justo anoche en una timba de póker y no podía ir. Así que se llevaron al Páter al  pabellón de pruebas y lo metieron en una cabina de teléfonos.

Una vez dentro se abrieron las puertas y entraron un grupo de moteros, sobre sus motos, y se pusieron a dar vueltas en torno a la cabina, como si le fueran a dar al cura hostias hasta en el alma. Paraos a pensar en eso un momento: hostias hasta en el alma. Todo como muy espiritual y religioso.

Pero no, eran sus colegas. Todos estaban de buen año. Estos son de los que hacen rutas y se paran a comer. Y hacen más horas comiendo que en ruta.

El caso es que le habían llevado su moto y pudo salir montado en su burra a romper la noche. En realidad lo que rompió fue el descanso de los vecinos de Guadalix, porque a las tantas de la noche se dedicaron a recorrer el pueblo con las motos.  Ni en seis años de exorcismos se quita Juan la de maldiciones que debió recibir anoche.

Ahí fue cuando Milá se emocionó. Sí, sus compañeros, que la quieren, le hicieron un precioso plano sonándose los mocos. La mujer lloró con sentimiento. Creo que porque su pare era motero y la emoción le pudo.

No fue la única. Christian también se dio a la lágrima, porque Juan era su más colega dentro de la casa y le daba cosica verlo así de feliz. Criaturita.

A estas alturas ya se había llorado allí como para deshidratar un pantano.

Llegó el turno de Alessandro. La organización de Gran Hermano no quiso caer en tópicos y como es italiano, pues le puso en el jardín una fuente de espaguetis. Así, para ser originales.

El muchacho debía morder un espagueti hasta llegar a la boca de los deseos. Alessandro se quejó del punto de cocción de la pasta y de que le faltaba sal, pero se fue comiendo el espagueti hasta que casi le come los morros a su madre, que estaba dentro de la boca de los deseos.

Intercambio de pareceres y recuerdos. Sin lágrimas en esta ocasión. Más que nada porque la boca de los deseos es como una escafandra espacial: si viertes líquido dentro te asfixias.

Zerhio también tuvo su sorpresa y eso que lleva cuatro días dentro de la casa. Lo hicieron salir al jardín a buscar a su madre. Lo que pasa es que su madre era una de los marines que asaltó la casa de Bin Laden, y claro, de camuflarse sabía un huevo.

La habían llenado de enredaderas de plástico el cuerpo y la habían metido entre unos matojos, de los que salió como Rambo cuando se cargaba a los charlies por docenas.

Lloros. Claro, si es que en cuatro días se acumulan muchas emociones…

El siguiente fue Hugo y esto sí que fue la repanocha. Le dieron a elegir entre tres puertas, una en la que ponía el nombre de su madre, una en la que ponía el nombre de su novia (Julia) y otra en la que había un interrogante en la que estaba la arrazopordondepazoperoengranhermanomehecomíounmojón.

El muchacho eligió la puerta de Julia. Pero Julia no estaba.

Desolación supina.

El chaval se quedó un poco hecho polvo. Para él, que no sabe nada, es una ausencia que puede significar muchas cosas… Este chaval se va a comer más la cabeza que una merienda a base de sorbete de sesos de mono.

La entrevista con Berta fue… Bueno, no fue. Más que nada porque no le preguntaron nada. Estuvo ahí de miranda mientras los demás nominaban.

¡¡PERO NO NOMINARON LOS CONCURSANTES, SINO LOS FAMILIARES!!

Todos dijeron nominar en función de lo que pensaban que nominarían sus respectivos concursantes/familiares representados. Y claro, se montó un carajal y salió nominada media casa: Ari, Juan, Dani, Marta, Noemí y Pepe.

Llegado el momento de que nominara la madre de Hugo, Milá advirtió de que la señora tenía un cabreo como un mono con un plátano de escayola, por no haber podido ver a su hijo.

Tal fue el desconsuelo de la señora, que lloraba como si a su hijo lo mandaran a la guerra, y el cabreo que tenía, que al final Milá se enterneció y pidió a sus jefes que reunieran a madre e hijo. Si Milá llega a tener ese poder un poco antes, la serie de Marco habría tenido dos capítulos sólo.

El caso es que sí, que Hugo fue al confe a ver a su madre. Lloros. Pero no lloros de los de un poco de emoción, no, lloros de no sé si me he meado, porque he calado la ropa.

Para finalizar, Milá les dijo a los concursantes que no habían superado la prueba. Sólo podían tener 12+1 fallos y habían tenido 40. Y además, les leyó las nominaciones.

Y mientras pasaban los títulos de crédito, a Berta le pusieron su vídeo resumen.

Y se acabó. Así están las cosas.