BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Archivo de la categoría ‘prueba semanal’

Joaquín y Marta consuman en Gran Hermano 12

Pues sí, amigos, se trata del primer edredoning oficial de Gran Hermano 12:

Joaquín y Marta se han conocido en el sentido bíblico de la palabra.

Como siempre, las imágenes más truculentas se las guardan para ‘El debate’ y la gala, pero ya hemos podido ver el culeo conejero debajo del edredón amén de una frase de Joaquín que pasará a la historia: “Quítate que me corro”.

¿A dónde quería que se fuera la pobre Marta? ¿No les han dado condones a esta pobre gente? ¿Será por la visita del Papa, que cuando llega los condones se esconden?

Por otro lado, el pequeño Marcelo está ya coronado como rey del corazoncito choni de Laura, que se ha rendido al amor, porque “sobre tu corazón no mandas, tío”.

En la casa guay ya se están tirando de los pelos por la falta de comida y en la casa del futuro también, porque tienen comida, pero también tienen a Julia, que es insoportable.

La prueba semanal consiste (básicamente) en que deben estar todo el día al menos cuatro personas bailando en una sala de guateque que les han montado. Si pasan más de 30 minutos sin que haya cuatro bailando perderán. Chan Chan.

En Gran Hermano 11 han asesinado la música

Es horroroso.

Que la S.g.a.e se pase la vida jorobando con lo de la piratería y no diga nada de esto…

Hablo, queridos amigos, de la prueba semanal, en la que se tienen que pasar el día cantando, para aprenderse las letras de las canciones, que luego interpretarán sin el karaoke el último día.

Pero antes de meternos de lleno en el análisis de las puñaladas que los concursantes le dan a las canciones, nos ocuparemos del culebrón Indhira-Carol.

Lo he visto en GH 24

Indhira ha tirado la toalla, o al menos trama algo. Se pasa el día en chándal por la casa, con unas zapatillas rosas y comiendo como si le fuera la vida en ello. Mientras, Carol se pone para estar por el salón como el que se va de fiesta por la noche.

A Arturo se le van los ojillos y el otro día le tiró un pellizco a la morena… Teniendo en cuenta que como mínimo les quedan juntas otros diez días, ya se lo puede tomar con calma Indhira.

Y ahora, amigos y amigas, analicemos la manera de cantar de los concursantes:

GERARDO: Es como si en lugar de cantar estuviera intentando sacarse una espina de la garganta. Eso sí, el tío pone voz y cara de galán y alarga las “s” unos 15 segundos cada vez. A mi me recuerda al tapicero que pasa con la furgoneta por mi barrio: “El tapicero en su propio domicilio, se tapizan sillas, tresillos, descalzadoras…”.

INDHIRA: Sale a cantar con las citadas zapatillas rosas de andar por casa. Oírla se parece mucho a escuchar como estrangulan a un gato. Pero el glamour que no falte, que para eso la ama España, y hace gestitos con el micrófono como Britney Spears, eso sí, en sus malos tiempos. El día menos pensado se rapa la cabeza.

ARTURO: Canta igual que hace el resto de las cosas: como un flipado. Parece un pastillero que se anima a cantar porque le están grabando los de Callejeros. Es una mezcla entre Julio Iglesias y Pocholo. Los demás le miraban e intentaban seguir el ritmo de la canción con la cabeza, pero no podían. No daba una el tío. No se ha cumplido lo de “Arturo, dos cantantes por un duro”.

Lo he visto en GH 24

ÁNGEL: Es el que lo hace un poco mejor, aunque sólo sea porque se pasa la vida por la casa cantando. Eso sí, hoy ha salido con un gorro negro que parecía Darth Vader en un karaoke. El tío es el rey del falsete, como el lado oscuro de Bustamante.

LAURA: No importa cuál sea la canción ni la melodía, ella lo rapea todo y con el mismo tono. Esta mujer piensa que afinar es sacarle punta a un lápiz. Además, va tan deprisa que la letra se le acaba siempre antes que la canción. Hoy el cámara, que debe estar amargado, se ha arrancado a mover la cámara arriba y abajo. Parecían las trompetas del Apocalipsis y el terremoto final.

CAROL: Creo que esta muchacha sube a cantar bebida. Mucho. Es como una cantante de rancheras que fracasó en la clínica de desintoxicación. Creo que le ha llamado la CIA para que vaya a las cárceles secretas a torturar a los presos. A mi me la ponen y confieso hasta la muerte de la madre de Bambi.

SISCU: Parece que más que cantarte está pensando en partirte la cara, en plan me has mirado mal el La sostenido, te mato. De cada 4 estrofas, se pierde en una. Eso sí, para darle ritmo canta sin camiseta, pero con la mano libre metida en el pantalón (en el bolsillo).

SARAY: “La voy a hablar” dice antes de que empiece la canción, y eso hace. En el trabajo, cantando los números del bingo, no le debe ir mal, pero aquí… El caso es que no entona mal, pero le toca una canción en inglés y es como si cantara Marianico el Corto.

TATIANA: Se sube con unas pedazo de gafas de sol que acomplejarían hasta al Chaval de la peca. Creo que en el mundo de la canción hay un hueco para ese acento rusandaluz. Eso, si cuando canta no pareciera una sesión de espiritismo que ha salido mal y ha acabado con la médium cantando el Asturias Patria Querida.

CAROLINA: No sé cómo definirla. Canta como Michael Jackson, pero ahora. Es que más que cantar parece que está hablando por teléfono, cosa que no me extraña, teniendo en cuenta que se pone el micro en el hombro… Ha cantado la de “Dueeeeeleeeeeee, y dueeeeeeeeeeleeeeeeee”. Con toda la razón, era como oír cantar a alguien en la consulta del dentista, mientras le pasan el torno por la encía.

TOSCANO: Es algo así como Carmen de Mairena constipada. Si le oyera Leonardo Dantés se arrancaría las orejas. El tío canta y es como si estuviera encargando una hamburguesa doble por el micro del Burguer. Creo que la máquina de karaoke ha pedido la baja por depresión.

PILARITA: Ay, Dios. Es como una Amy Winehouse que se hubiera caído en un tanque de agua oxigenada y tras el cambio de color de pelo se hubiera ido de juerga para salir después a cantar. Es como oír cantar misa, pero de la satánica. No se, como si la estuvieran estrangulando y hubiera decidido morir cantando. Si la oyen los músicos del Titanic hunden antes el barco.

En fin, que un desastre. Y además, ya os digo que no pasan la prueba, porque uno de los requisitos es que cantaran con entusiasmo…

La prueba de la Luna y la segunda parte de Gerardo

Además de para comprobar las dotes de mando que tiene ese líder natural llamado Gerardo, la prueba de la Luna ha valido para ver cómo se lanzaban los grandes hermanos en la tirolina y para descubrir que sí, pueden estar peor.

Tatiana, poseída por la niña del exorcista, criticó a Gerardo antes de la resolución de la prueba: “QUÉ CALENTORRO ME PONÉIS, ME VOY AL JACUZZI”, decía la rusa imitando a Alejandro Magno.

Lo de la prueba fue un fallo estrepitoso de cálculo por parte de los muchachos, que van a pasar más hambre que Lazarillo de Tormes.

Gerardo el activo ha monopolizado la semana con su momento glorioso de “eres Bruno el actor”. Claro, Saray y Tatiana, alias “para que luego digan que las rubias no son tontas”, estaban convencidas de que era Bruno y me da a mí que se va a llevar una desilusión.

Han confesado los robos, le han dicho que le llaman bocachancla, han insinuado que era la única forma de entender que fuera tan insoportable…

Indhira tiene su propia teoría: que en el plató hay un grupo de personas y la gente llama para pedir quien quiere que entre. En el fondo es normal que se les vaya la perola hasta estos puntos: Gran Hermano se la suele jugar a los concursantes y son muchos días encerrados.

Aún así, Indhira no va del todo desencaminada… dice que Saray, Hans y Ángel se conocen de antes. Claro, que pedir un coche a cambio…

La prueba semanal…

¡¡A QUIÉN LE IMPORTA LA PRUEBA SEMANAL!!

¡Queremos saber quién se va!

(Por cierto, la pasaron)

La prueba semanal… A mi no me ha gustado

La verdad, no me parece bien que se muestre que los animales son un divertimento pasajero…

Así nos va, considerando que un animal se puede usar para hacer espectáculo

El tema de las cabrillas era de lo más revelador…

“Los animalitos han vivido como reyes” dice el súper, pero luego dice que han visto dejadez…

O sea, que no pasaron la prueba.

Las italianas lo van a flipar, van a pasar más hambre…

La prueba semanal mete en la casa a todos los antiguos concursantes

Pues sí, esta misma mañana se lo han dicho (lo de mañana es un decir, porque se han levantado casi a la una…)

El caso es que la nueva prueba consiste en que tienen que decorar 146 monigotes de madera con forma de muñeco de nieve.

En la cabeza, pegarán la foto de un concursante antiguo, y el cuerpo lo pintarán con lo más característico de ese concursante: Íñigo con el polo verde, Fresita de rosa…

Tienen que trabajar ocho horas al día ni una más y ni una menos. Según vayan haciendo los monigotes deben ir colocándolos por la casa, excepto los 9 ganadores, que los tienen que poner en un podio en el jardín.

¡También están los de sus compañeros! Entre las carpetas que les han dado con las fotos de los concursantes había una con sus propias fotos.

Deben trabajar vestidos de pintores tipo francés

De hecho, Almudena, ese remanso de buenas formas y paz, les ha abroncado por estar mirando las fotos mientras ella les contaba la prueba.

Lo he visto en GH 24

El súper no les ha dado ni un respiro y han tenido que empezar de inmediato, con gran disgusto para Liz, que quería comer algo antes…

¡¡ESTA NOCHE SEGUIMOS LA GALA EN DIRECTO!!

A mi me va a dar algo. Estoy que no duermo y no como… ¡¡Por Dios, que echen a Almudena!!

Sutilezas en Gran Hermano 10 “Cuando te maten sufrirás más”

Esa es mi Eva. Bien es cierto que la oveja no la entendía, pero tampoco es para ser tan crudo. Eva estaba apañando las ubres de una de las ovejas y antes las evidentes muestras de disgusto del bicho le ha soltado “tranquila, cuando te maten sufrirás más”. Yo soy la oveja y le doy la leche, la lana y el nombre del tipo que mató a Kennedy.

Malas noticias en la casa buena. NO HAN SUPERADO LA PRUEBA. ¿Y por qué? Por falta de fluidez, les ha dicho la súper. Para cualquiera que lo haya visto estará claro: Almudena y su número de E.T. fallaron. La simpática y sincera cartagenera les deja un último regalo a sus compañeros: hambre.

Mirentxu, muy previsora, ha decidido esconder el aceite por las noches, para que nadie coma a deshoras. ¿Se creerá que está en el Lazarillo de Tormes?

Yo si fuera ellos tampoco me preocuparía tanto. Pueden comerse a Palomares, en plan Viven, porque es el más tierno, y además, tiene el culo como dos congas, como dice Julito.

Dicen que en navidad pasarán hambre. Yo no lo creo, como siempre la organización les proporcionará una comilona de aúpa. Habrá que fijarse en Mirentxu, por si guarda cosas en tuppers.

Ahora la organización les pone villancicos para despertar. A mi me hacen eso, despertarme a machete con canciones navideñas, y aparezco en la sala de realización, atravesando monitores en plan Godzilla y me como al director, al súper y a siete redactores. Para mí que esta gente ha trabajado en Guantánamo. ¡Qué forma de torturar!

Pasemos a la casa 1. Las tres de la repesca han comentado ya sus filiaciones para con sus vecinos. Ana y Gema odian a Iván, Eva le defiende. Las tres odian a muerte a Almudena, por falsa, y las tres le tienen tirria a Julito y a Palomares, por limpiar e ir de súper majetes…

¿A quién dejabais vosotros sin cena de navidad?

Caras moradas, grises y brillantes en Gran Hermano 10

Cambiar sobre la marcha (o no) los devenires del programa a veces plantea problemas que se resuelven mejor o peor.

¿Os habéis fijado de que en la web de Telecinco cuando un concursante se va le ponen la cara en gris, como decolorada?

Pues ahora, como hay 3 que se habían ido, pero han vuelto, les han coloreado de violeta-morado-fucsia.

(La foto es una captura de la web de GH de Telecinco)

Pero no son todos los colores de la casa.

Estoy deseando ver cómo se las apañan los siete que quedan en la casa para organizar, con lo mal que se llevan, la prueba semanal.

Tienen que hacer un pase de teatro negro. Ésta es una disciplina del teatro muy chula, cercana a los efectos especiales del cine.

Se hace así: Se pone un fondo negro, y muchos de los actores van por completo de negro, las caras incluidas, de forma que se “camuflan” o mimetizan con el fondo.

Delante están los actores “normales” y los de negro les ayudan a hacer como que vuelan, que se mantienen en el aire, que las cosas flotan…

os pongo un par de ejemplos, de unos profesionales, y de otros seguramente más cercanos a lo que harán nuestros chavales de Guadalix.

¿Comerán la semana que viene?





Una prueba para chimpancés en Gran Hermano 10

Varios hospitales y centros psiquiátricos se pusieron en contacto con la organización de Gran Hermano (mentira cochina) para advertir que de seguir en esa línea, los concursantes podían morir de inanición.

Al parecer, el equilibrio entre capacidad y e interés y el nivel de las pruebas estaba roto.

Vamos, QUE LOS CONCURSANTES SON UNOS ZOTES Y O REBAJABAN LA DIFICULTAD DE LAS PRUEBAS O EN ESA CASA SE IBA A COMER MENOS QUE UN CAMPO DE PRISIONEROS CAMBOYANO.

¿Os habéis fijado?

Mira que las primeras pruebas tampoco es que fueran para ganar el Nóbel, pero es que entre que pasaban de todo y que no les da más la mollera (o la tenían ocupada en despellejarse) no había prueba que superasen.

Así que para evitar tener una casa llena de cadáveres o reproducir imágenes de canibalismo tipo Viven (Gisela se zampa a un compañero en cinco minutos y a Almudena de postre, untada en nocilla) creo que han decidido bajar el nivel.

Así que ahora los tienen plantando semillitas, cantando (mal, muy mal, por cierto) coloreando vaquitas, que les ha faltado ponerles números para que los unan y un punzón y unas tijeras de punta roma.

Ahora, la última prueba que les han puesto, recordar secuencias de colores y reproducirlas. ¿Eso no se hace con los chimpancés para entrenarlos?

En fin… Les pasan siete veces al día una secuencia de colores, que deben recordar entre cuatro personas y reproducirla al final del día, con la ayuda de uno de ellos, que será comodín.

¿Serán capaces de hacerlo? ¿Enloquecerá Gisela si se quedan sin comida? ¿Por qué se parecía tanto Almudena a Speedy González con el gorro de mariachi?

P.D.: El monopoli de la Wii ¿es una prueba o una publicidad? Porque la ley dice que si es publicidad deben poner que lo es…

Gisela, de morros porque le han llamado gorda

Al menos eso dice ella.

Las chicas (las guais) de las casa están ahora de acoso contra Liz. ¿Es que ninguna de estas chicas ha visto nunca Gran Hermano?

Van a conseguir justo lo contrario de lo que quieren, porque cuando en la casa se acosa a alguien la gente reacciona apoyando al débil, al acorralado.

El caso es que el otro día estaban hablando de no se qué y Liz comentó que por la tele a Gisela se la veía rellenita. Cosa, que es bastante sutil, porque está criando un pandero…

El caso es que Giselita y su grupito de arpías chachis se la han jurado.

Liz no es precisamente un dechado de simpatía, pero es que estas tres son lo más falso que hay. ¡¡Se pasan horas y horas despellejando al personal!!

A mi me recuerdan a las pelis de instituto estadounidenses en las que siempre hay un grupito que va de popular y que se dedica a mirar por encima del hombro a los demás, y cuidando mucho que en su círculo elitista no entre nadie.

Loli es la líder del grupo, la más guay, Gisela la tontita y Nani la confidente de la jefa. ¡¡Son clavadas a la peli de la Lohan!

De hecho, Loli, alias me paso la vida tumbada allá donde esté, trata a Gisela como si fuera tonta. El otro día le echaron la bronca por no pelearse con Iván, y cuando la otra como un perrillo fue y se embroncó con él Loli le dijo “dos semanas más y te espabilo, tía“.

¡QUE ASQUITOOOOOOOOOOO!

En el debate salió que alguien llevaba más de un 60% de los votos para ser expulsado… ¡¡Loli se las pira seguro!!

Hoy Jorge Javier ha hecho un comentario muy acertado: “No me acuerdo de la última vez que vi a Loli de pie en la casa“.

El careto de la rubia repintada y de sus amiguitas va a ser fenómeno cuando digan eso de… ¡La audiencia ha decidido que debe abandonar la casa Loli!

La prueba semanal

Tras plantar 4400 semillas de árboles ¡han pasado la prueba! Aunque claro, si fallan eso, que era una prueba tipo Rainman…

¡¡Han pasado la prueba!!

Era de esperar… La mujer ésta no iba a quedar mal dejándolos sin comer…

Aunque habría sido la risa, si llega y en su cara les dice que no

A ver si habrían estado todos llamándola guapa como ahora…

Y es que han pasado un hambre del 15. Llevan la semana comerciando y cambiando tabaco por comida, como en las cárceles

Lo mismo meten al Cachuli un día, para que esté en su ambiente…

Siguiente grupo, los de Palomares bailan

El baile de Coyote Dax es bastante más fácil que el de los otros.

Ja ja ja, ¡Ellos se han pintado barbas y bigotes y parecen de los Village People!

Palomares se ha emocionado y le ha puesto una pasión desatada.

Milá ha amenazado a la directora, Pepa, que si no pasan la prueba la va a ver con unas pistolas…

Pero la jurado es la Poyeya. ¡Ella tiene el poder!

Están poniendo los vídeos de los ensayos de los bailes esta semana. Liz ha estado despotricando de Iván, porque al parecer éste no le ha puesto mucho entusiasmo…

¡¡¡ME HA ENCANTADO LA DE ORLANDO Y NANI!!!

Ella se vistió de hombre y él, de mujer (Orlando de mujer no está nada mal…)

¡¡Comienza la prueba semanal!!

Han comenzado los del grupo de Iván, los bebés.

Lo han hecho bastante bien, todos, incluido Iván. A mi no me ha gustado Loli, que estando en el suelo en uno de los pasos se ha dedicado a romper la postura para echarse su pelo lleno de extensiones para atrás. Es presumida hasta para eso…

Mira, hoy la Milá va muy guapa vestida de Cordobesa. Uy que romántico, dice que le recuerda al amor, porque su primer amor era un andaluz llamado Luis Toro…

¿Para que valen las pruebas semanales de Gran Hermano?

Pues valen para muchas cosas.

Primero, para dar juego, o sea, para que los concursantes no se queden todo el día metidos en la cama o derramados en el sofá, y generen vídeos interesantes, se relacionen, enamoren, discutan…

Además, el que las pasen o no viene bien para dejarles sin comer, que siempre ayuda a calentar los ánimos.

Por otro lado, tienen el benévolo fin de que los grandes hermanos no se vuelvan locos. ¿Os imagináis estar 24 horas en un sitio ni nada que hacer?

Bueno, sí, al principio aburrirse puede ser hasta un lujo, pero a la larga todos acabaríamos como en El resplandor, con un cuchillo en la mano y oyendo al loro diciendo “mátalos, mátalos“.

El caso es que las pruebas les aportan un objetivo en el que centrarse, algo en lo que ocupar el tiempo.

El caso es que este año, con eso del homenaje y todo el rollo, se están haciendo algo aburridas… ¿Se les han acabado las ideas?

Una prueba o dos… eso sería un homenaje, pero todas repetidas… ¡¡Eso es un tostón!! Al menos las podían haber actualizado o haberlas pensado un poquito, para darlas un aire nuevo.

LA PRUEBA DE ESTA SEMANA:

Lo he visto en GH 24

Cómo no, es repetida.

Se trata de que hagan dos grupos de seis, mixtos, y preparen dos coreografías. Una es On desire, de Jakarta, y los que la bailan deben ir vestidos de bebés. La otra es No rompas mi corazón, de Coyote Dax (ese Mozart de la música pachanguera) y a los que les ha tocado van vestidos de vaqueros.

(El de los vaqueros lo forman Julito, Palomares, Carlos F, Mirentxu, Liz y Almudena, y el de los bebés Iván, Carlos H, Orlando, Nani, Loli y Gisela)

Además, se han unido por parejas, chico-chica, porque cada pareja debe preparar otra coreografía, secreta, y hacerla el último día. La mejor pareja se lleva una recompensa.

Para seguir innovando, las canciones son las del disco ese que venden, con temas casi inéditos, como La mayonesa, Yo quiero Bailar, Vivir, o ese superéxito del momento Tu cu mine.

Además, deben ensayar un número de horas al día (3 por la mañana y 3 por la tarde), hacer un ensayo general diario y con vestuario, y mantener las coreografías por parejas en secreto.

En cuanto sepa las parejas que han hecho os las pongo.

Mientras un juego. Ayudemos a Gran Hermano 10… ¿Qué pruebas nuevas propondríais?

La prueba semanal: No superada por zotes

Pasan hambre porque quieren. No le ponen atención a las pruebas, y luego ponen cara de besugo cuando les dicen que no la han superado.

Se han pasado la semana remando cada uno por un lado, llegando a encender el faro casi siempre tarde y se han equivocado con las poesías mil veces.

Además, como de costumbre, se hacen turnos y luego nunca se enteran de cómo van.

De hecho Orlando y Nani se saltaron un turno, y le tocó hacerlo a Liz, que se enfadó.

A Almudena le cuesta estudiar lo que a mi correr la maratón a la pata coja, o sea, un huevo.

La cagó Iván, la cagó Almudena (me parto viendo cómo se lo inventa y cómo Mirentxu tiene que ir al baño porque se mea) la cagó Julito, la cagó Mirentxu…