BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Archivo de Marzo, 2016

Así es una gala de Gran Hermano VIP… desde la casa de Guadalix: todo lo que vi allí

Ahí me tenéis haciendo el japonés autorretratándome en la sala de debate.

Ahí me tenéis haciendo el japonés autorretratándome en la sala de debate.

¡Hola a todos!

Bueno, bueno, bueno. Como sabéis, anoche estuve en la rueda de prensa/debate/carajal en la casa de Guadalix, durante la gala de Gran Hermano VIP.

¡Voy a contaros todos los oscuros secretos que descubrí! Bueno, en realidad descubrir, descubrir… con deciros que yo estuve en la tumba de Tutankamón antes que Howard Carter y no me fijé en que había un tesoro…

Total, que la aventura arrancó (porque íbamos en bus y tenía que arrancar) a las 19.32 h. A esa hora ya estábamos los medios acreditados camino de Guadalix. No había peli en el bus. Quedé desolado. Yo he hecho un Madrid-Albacete-Murcia sólo por ver pelis gratis.

No, lo desmiento: el chaval que aparece a la derecha de la foto no soy yo repetido, es Juan M. Fdez, de Bluper. Y sí, me senté delante, como los niños buenos. Cerca de la profe. Bueno, y cerca de la salida. Por si hay que echar patas.

Camino de la casa de Guadalix.

Camino de la casa de Guadalix.

Hay dos caminos para ir a la casa de Guadalix: uno de personas y otro que le pondría los testículos de corbata a Fernando Alonso por las curvas que tiene. Fuimos por el primero. Igual que haría Alonso, pero nosotros más rápido.

La gente se había puesto guapa para ir a la gala. Yo hice voto de fealdad así que llevé una camiseta roja de Cálico Electrónico vestido de sadomaso. Saber estar que tiene uno… Yo he hundido bodas con unas chanclas y unos pantalones cortos de pana que tengo.

Al llegar a Guadalix y sus gentes nos recibieron con alborozo. Ah. No. Que no se enteraron. Es raro porque yo iba haciendo calvos a diestro y siniestro. Es lo que pasa cuando no hay peli. Si saben cómo me pongo ¿para qué me invitan?

STOP: No hicimos caso, seguimos adelante.

STOP: No hicimos caso, seguimos adelante.

Esta es la casa de Guadalix. Por fuera. Sí, es más fea que un sobaco. Ya os lo he contado alguna vez, está a las afueras del pueblo, en una colina y la componen una serie de naves industriales dentro de las cuales están todas las dependencias. El camino que sube hasta la casa es como si estuvieras yendo a Supervivientes. En esas zarzas se ha perdido más gente que en el Triángulo de las Bermudas.

2016-03-31 20.26.28

El autobús había pasado la ITV

Una vez dentro nos habían habilitado el antiguo apartamento de GH 16 para la prensa. Hice pis en el mismo retrete en el que Maite Galdeano hacía sus cosas. Cuando tiré de la cadena sonó la cancioncilla de los papeles del camión. Me dio miedo.

El Súper más súper de todos, Floren Abad, nos contó cómo iba a ir la cosa. Como no quería que me echaran como me echaron de los últimos diez bares, iglesias y cárceles en las que he estado, procuré no decir que iban a salir los concursantes uno por uno, por no jorobar la sorpresa.

Y aquí hemos hecho pis Laura Galdeano y yo.

Y aquí hemos hecho pis Maite Galdeano y yo.

Nos dieron bocadillos y gominolas. No las cogí porque quería mantener mi independencia como medio independiente de la independenciedad. Perdonad las erratas pero aún me estoy sacando paluegos: sí, comí.

Bueno. La cosa fue en la sala de pruebas. Me he coloqué en primera fila. Se han visto buitres leonados tardar más en lanzarse a una oveja muerta que yo pillando silla. Me doy a mis fans. Y si queréis saber más de mí, siempre sé dónde ponerme en los cáterings para pillar primero de las bandejas de los camareros. Así sobrevivo.

Los concursantes flipaban al entrar en la sala. Salían por una puerta que comunicaba con el salón. Como al entrar la gente les aplaudía a saco creo que pensaban que habían ganado el concurso. Si no, no se entiende que Lozano, Rappel y Laura estuvieran a punto de llorar en los primeros segundos.

Luego se les pasaba cuando la gente les preguntaba y les caían hostias como panes de hogaza de dos kilos y del mes pasado. Me gustó una cosa que nos dijo Sandra Barneda antes de empezar, “recordad que vosotros les veis como personajes, pero detrás hay personas, pensad en la persona”, para que no fuéramos muy duros.

Para el caso que se le hizo lo mismo podría habernos dicho la fórmula de la Coca-Cola, quién mató a Kennedy y que si queríamos arroz, Catalina.

Os diré que Carlos Lozano parece más guapo en persona y que estaba en su salsa. En la sala había además de la prensa bastante público y eran mayoritariamente fans de Carlos, aunque había seguidores de Laura Matamoros, también entre los periodistas.

Sí, es inexplicable, lo sé, pero a la gente también le gusta el Bitter Kas y Paquirrín ha conseguido reproducirse dos veces.

El caso es que se coreó mucho el nombre de Carlos, incluso en las pausas de publi y cuando no había directo y a Laura se la abucheó bastante. Eso hundió un poco a Laura. La primera vez salió sonriente, pero la cara se le fue transmutando hacia la ira/pena/cabreo. Era como mirar a Falete cuando se le acaba el plato.

Y ¿por qué está tan renegrida? No es que se haya puesto morena, es que la han dejado demasiado tiempo en el tostador. Pero esa capa de hollín no se la sacas rascando con el cuchillo. Esta muchacha puede hacer de Baltasar en la próxima cabalgata sin maquillarse.

Os diré que en las distancias cortas Laura Campos mejora. Sí, es más basta que limpiarse el culo con lija, pero es muy maja, se lo pasa bien, saluda a todo el mundo y parece buena chica. Rappel… en fin. Me dio la sensación de ser más malo que hacerte un porro con polvo matarratas y fumártelo mientras saltas de un quinto piso a un foso lleno de estacas afiladas.

Y joder, cómo se enrolla. Es de los que para contarte que se le ha escapado el autobús comienza narrando los inicios de la invención de la rueda y luego va paso por paso con detalles pormenorizados sobre la evolución de la automoción. Si estáis jubilados ya no dejéis que Rappel os cuente nada porque acabáis vuestros días en esa conversación, que van a poneros los nietos flores a la tumba y está allí Rappel con una túnica acabando de contar la historia.

Me dijeron que se lió parda en el plató entre Matamoros y Javi, ¿no?  Pues es raro… los dos parecen el tipo de gente que ha ido al club de debate de la facultad y que prefiere el intelecto a los bíceps… Espera, ah, no, que pensé que estaba hablando de otros dos. Estos chavales ven a una paloma blanca con una rama de olivo en el pico y la revientan a patadas. Pacifismo puro.

El momento de la expulsión fue muy tenso. Es curioso, pero Laura Matamoros estaba especialmente inquieta, ¿pensaría que podía irse ella? Ya sabéis que se fue Dani, al que le iba a preguntar que qué iba a hacer con el dinero del premio… ja ja ja ja ja.

Hablando de preguntas. Muy buenas respuestas de todos a los que les pude calzar una, véase Lozano, Matamoros y Campos. Sandra Barneda tuvo paciencia conmigo y me dio la palabra cuatro veces. Creo que mis gestos amenazantes cada vez que me miraba hicieron efecto. Bueno, eso haber secuestrado a su perro una hora antes.

Ya sabéis que mi rollo no es ‘hater’, así que preferí preguntar a mi estilo: haciendo el canelo. Espero que os gustara. Me hizo especial ilusión leeros en los comentarios y en las redes. ¡Os quiero con un huevo y vestido de Lagarterana 😉 !

Si queréis SEGUIRME: Twitter @realityblogshow; Facebook Gus Superviviente Hernández. 

El canturreo del Cara al Sol de Laura Matamoros en Gran Hermano VIP ¿Deberían expulsarla?

Laura, con la cara más alegre que es capaz de poner.

Laura, con la cara más alegre que es capaz de poner.

Hola a todos y todas.

Expongo los hechos: Laura Matamoros, en el jardín, mientras hacía ejercicio, tarareó unas notas del Cara al Sol, ese himno liberal y pacifista que tan hermosos recuerdos trae (modo irónico on).

Y se ha liado la de Dios es Cristo. Mucha gente está pidiendo su expulsión por este canturreo (desafinado, encima) y hay quien la compara con Argi, de GH 14 a la que expulsaron por hacer una (desafortunada) broma sobre ETA.

Y yo, en mi profunda sabiduría como gañán y mangarrán que soy, en verdad, en verdad os digo: No nos volvamos locos, cohone.

No estuve de acuerdo con la expulsión de Argi y no estaría de acuerdo con que echaran a Laura Matamoros (cosa que no va a ocurrir). Y eso que Laura me cae mal tirando a no te soporto.

El subconsciente es el subconsciente y esa canción por desgracia aún se oye demasiado. Y es pegadiza. Una caca como la diarrea de un diplodocus, sí, pero pegadiza.

OTRA COSA: 

Alejandro de fue anoche. Abandonó (y ya son cuatro abandonos este GH VIP) porque a su hijo le van a hacer una importante prueba médica que llevaban mucho tiempo esperando y quería estar con él. Chapó. Ole. Este chaval es el más noble de todos los que han pasado por el concurso.

La verdadera razón de por qué Sandra Barneda tuvo que echar a Maite Galdeano y cómo se convirtió en eso

Maite Galdeano, expulsada por Sandra Barneda.

Maite Galdeano, expulsada por Sandra Barneda.

Anda, mira por dónde, la cría aquella de cocodrilo de estuario que adoptamos ahora mide 4 metros y se ha comido al perro y al jardinero. Qué cosas. Quién lo iba a decir…

Y esa es la historia de Maite Galdeano y Gran Hermano y Telecinco.

A mí a veces estas cosas me recuerdan a las pelis de Gozilla. Ya les pasó con Aída Nízar, hasta que destruyó Tokio, y entonces era mala y dejó de aparecer. Pero nada, han vuelto a hacer experimentos nucleares en la misma zona porque total, ¿qué puede pasar?

Gran Hermano primero y Telecinco después han alimentado el monstruo de Maite y ahora van a tener que abandonar el cocodrilo en un parque y que sea lo que Dios quiera.

No. A Maite (que por si os lo estáis preguntando fue concursante de GH 16)

Vemos el desarrollo de los acontecimientos que provocaron la expulsión del plató:

Gran Hermano VIP había decidido que entraran a la casa tres concursantes de GH 16 para que los concursantes de ahora les hicieron la cena. Sí, para ser una casa en la que los concursantes están aislados ahí entra más gente que en el metro a las siete de la mañana (han entrado tres comensales cada día).

Entre ellos estaba Maite, que es más polémica que llevar a tu hijo de dos años a pasear al parque cogido con una correa al cuello y lanzarle un palo para que te lo traiga.

Según entró se lanzó a Carlos Lozano que creo que el presentador todavía está en posición fetal en la ducha bajo el agua caliente. Sí, le lanzó unas indirectas tan sutiles que se podrían hacer butrones con ellas. Y claro, como no podía ser de otra manera, Carlos Lozano pasó de Maite como de meter el pene en un avispero y ponerse a golpearlo mientras grita ¡no tenéis cojones de picarme, hijas de abejaaaaaaaa!

Pero Maite es impermeable a la realidad. A esta mujer la secuestra la KGB y se piensa que el interrogador está intentando ligar con ella y que las descargas eléctricas de los electrodos de los pezones significan que hay chispa entre ellos.

“Le he visto muy receptivo hacia mí. A ver lo que pasa cuando salga de la casa”, dijo Maite al llegar al plató. Bueno… eso sería verdad si “receptivo” fuera sinónimo de “alérgico a mí y le ha dado un shock anafiláctico y se ha quedado tieso en el sitio”.

“Le he visto muy emocionado, me ha tocado el culillo con disimulo”, añadió. Sí, con tanto disimulo que eso nunca pasó. Siguiendo la forma de ver las cosas de Maite a mí Scarlett Johansson me hizo el amor seis veces en una noche mientras Jennifer Lawrence miraba y aplaudía.

Ahí intervino Kiko Hernández, que tiene la mano rota, probablemente porque él mismo se mordió, y recordó que Amador Mohedano (el ex de Rosa Benito, excuñada de Rocío Jurado) le ha puesto una demanda por decir que había estado con él. Yo me lo creo. Maite para estar con alguien sólo necesita cerrar los ojos y pensarlo muy fuerte.

“Me meo de la risa. Es su palabra contra la mía, ¿no? Ay, que bien”, dijo Maite, demostrando un maravilloso respeto por el mundo judicial.

Ylenia, que estaba entre los tertulianos y que también es una muchacha serena y equilibrada como un kilo de dinamita en una fogata, llamó a Maite “sinvergüenza” y luego añadió: “Evidentemente, ¿vale? ¿Te puedes callar, ridícula? Tengo otros valores, como la dignidad“. Sí, Ylenia tiene los mismos valores que la bolsa de Nueva York en 1929.

Afortunadamente Maite no cayó en la provocación: “Esta señorita saco de huesos…“, dijo.

Y OH, SORPRESA: Ylenia no se lo tomó bien y le respondió: “Ridícula, ordinaria, vergonzosa, que eres la madre más ridícula que ha salido en la televisión, muerta de hambre”.

Si Ylenia hubiera participado en los debates ético-políticos entre Sócrates y los sofistas los habría ganado todos ella.

Y Maite contraatacó con la frase que le valió la expulsión: “Límpiate la nariz para hablar conmigo”.

Sandra Barneda en ese momento agarró a Maite del brazo con la fuerza de un portero de discoteca con 15 años de profesión y le dijo “fuera del plató” con una energía que podría haber expulsado a Sauron de Mordor pidiéndolo por favor.

No sé… ¿a qué se refería Maite? Porque todo el mundo reaccionó como si le hubiera dicho algo muy grave… ¿Si le hubiera dicho “límpiate la nariz” a la Madre Teresa de Calcuta el resto de comentaristas habría saltado de sus asientos para consolarla?

El caso es que Ylenia reaccionó gritando: “¡Demanda, demandita para la señora!”.

Quiero solidarizarme con el juez al que le toque leer esa demanda. “Y me dijo que me limpiara la nariz, señor juez”.

Dios los cría y ellas se arañan y se tiran de los pelos.

Expulsan al Pequeño Nicolás de GH VIP por segunda vez y se mete en un lío diciendo quién es ‘Luis el Cabrón’

Llora como un niño la demanda que no supiste defender como un hombre. (TELECINCO)

Llora como un niño la demanda que no supiste defender como un hombre. (TELECINCO)

ATENCIÓN: BLOG DE HUMOR (MALO, MALÍSIMO).

– Oh, que día más bueno hace… voy a joderme un poco la vida.

El Pequeño Nicolás. Cada día de su fucking vida.

Sí, amigos. Este chaval no es que se meta en berenjenales, es que se revuelca en ellos como un gorrino en un lodazal. Es como el padre de Pepa Pig en el campo de las berenjenas.

Anoche en la Gala de Gran Hermano VIP, ese programa que hace llorar al niño Jesús día sí, día también, el exagente del CNI, amigo de Corina, mediador en el conflicto catalán, el carente de vello púbico, el Pequeño Nicolás, dijo quién es el ‘Luis el Cabrón’ que aparece en los documentos del caso Bárcenas.

Tampoco es que fuera un secretazo, ya se había insinuado por ahí, pero dijo: “Luis el Cabrón no es político, está relacionado con una constructora y se llama Luis Delso“.

Cuando Nicolás dijo eso, en algún lugar, un juez de guardia se despertó sobresaltado en su cama, empapado en sudor. Eh, bueno, que no pasa nada, que lo mismo al citado no le molesta que le acusen de algo así en un programa que ven 2,5 millones de personas…

Sí, amigos, este chaval es un agricultor. Uno que cosecha demandas. Y es el mejor. Lleva una temporadita que si le dieran un euro cada vez que tiene que ir al juzgado tendría tantos que podría prestarle dinero al Fondo Monetario Internacional.

Pero no adelantemos acontecimientos. Empecemos por el principio, que sé que os gusta el orden como a Carlos Lozano una discusión.

MUY IMPORTANTE:

Jordi González dijo que la semana que viene la prensa irá a la casa de GH VIP en directo para una rueda de prensa con los concursantes en la que podrán preguntarle lo que quieran.

A tenor de esto tengo dos preguntas que haceros:

¿QUERÉIS QUE VAYA VUESTRO VIEJO AMIGO GUS O QUE SE QUEDE EN CASA NARRANDO LA GALA?

DE QUERER QUE VAYA, ¿QUÉ PREGUNTA QUERÉIS QUE HAGA Y A QUIÉN?

Y no seáis cabrones/as y me pidáis que le pregunte a Laura Matamoros cuándo fue la última vez que sonrió porque me puede morder o algo.

Vamos al lío.

¿A que no sabéis qué? Hubo bronca el martes con los contraalegatos. Vaya por dios. Si es que es raro, tú pones a tres personas a punto de perder el trabajo a decir mierdas de sus rivales y hay una discusión. ¿Quién podría pensar que eso ocurriría?

Es como si coges un cartucho de dinamita y le prendes la mecha, ¿quién podría prever que fuera a explotar?

Total, que vimos un vídeo en el que el Pequeño Nicolás salía bailando. Era como si coges a una comadreja y le atas los cables de una farola a los pezones. Se retorcía en ángulos que ningún ser humano debería ser capaz de adoptar.

NICOLÁS ES DE FIAR. Sí. Puedes confiar en él como en meterte una cobra por el culo y esperar que no te muerda.

Una vez que los tres estaban en las sala de expulsión (Carlos, Alejandro y Nicolás) les pusieron el vídeo en el que el exagente del CNI mentía a Carlos diciéndole que había ido gente a las afueras de la casa a gritar “Carlos cornudo”.

Que manera de meter el dedo en la llaga. ¿Sabéis el soldado romano ese que le clavó la lanza a Cristo? Pues se llamaba Pequenium Nicolae y era antepasado de este muchacho.

En fin.

De entre las broncas de esta semana… jolin. Se me acaba de ocurrir que podríamos hacer Los 40 Broncales, con una lista del 40 al 1 con las mejores broncas de la semana… bueno, mientras encuentro patrocinador, al lío.

Vienes aquí vendiendo que eres un amigo que te pees…“, abroncó Laura Chonicampos a Carlos. A la persona antes conocida como humana y ahora conocida en las clínicas Tetix, le molesta que Carlos tenga mucha “psicología”.

Yo no sé por qué Cervantes se liaba a escribir cosas complicás cuando podía haber dicho: “Quijote y Sancho eran amigos que te pees”, “esos molinos que no se pasen ni una cala”, o “voy a desfacer este entuerto por mi santo toto”.

El caso es que en la discusión Laura dijo: “Mientras esté en esta casa Laura dirá lo que piensa y mientras esté en el convento me cagaré dentro”. Joder. Era como escuchar a Martin Luther King dando un discurso. Qué oratoria. Qué mensaje. Qué olor a mierda.

“Eres una persona que en el jepeto se te nota todo”, le dijo Laura a Lozano. ¿Hay algún traductor de Chonilés en la sala? Creo que quería decir que su expresión facial delata sus sentimientos.

En la sala de expulsión pusieron un vídeo de Nicolás diciéndole a Charlotte que estaba muy operada, con la consiguiente depresión de la rubia. Y a Lozano siendo el pañuelo de lágrimas de Charlotte. Para consolar a Charlotte hay que tener mucha sensibilidad y unos brazos muy largos para poder abrazarla sin que te deje los pulmones dados la vuelta de la presión en el pecho.

Vaya por dios, eso provocó una discusión en la sala de expulsión. “Me pasé, me pasé”, dijo Nicolás, que añadió que su fallo fue “que bebí y yo cuando bebo…”. La excusa más vieja del mundo. Lo mismo le pasaba a Jack el Destripador, que el chupito de después de cenar en el chino le sentaba mal y claro…

“Siempre que hay un débil yo doy la cara”, dijo Carlos en directo. Joder. Carlos. Me has llegado a la patata. Es un héroe. Gandhi era un mierda egoísta e interesado al lado de Carlos Lozano. Maldita sea, quiero el premio Nobel de la Paz para Carlos Lozano. Si no fuera porque Carlos siempre lleva el pecho lobo al descubierto, pensaría que al abrirle la camisa encontraríamos un uniforme rojo y azul con una gran C amarilla en el pecho.

Rosa Benito atacando es más inútil que un chihuahua intentando preñar a un cocodrilo. “¿Tú has convivido con él?”, le preguntó al amigo de Carlos. No, está ahí en plató defendiéndole porque pasaba por allí.

“Se le ve que la parte gay no le mola, se le nota, pues se lo digo para joderle”, dijo en directo Lozano por la broma de decirle a Nicolás que le van los hombres y que su novio es un diputado. “Se lo digo para que vea que da igual ser gay, no gay“, amplió Lozano, que además de un salvador de débiles es un defensor de los gays y gatito en árbol que ve, gatito que baja.

No hay vieja que cruce pasos de peatones a la que no la haya ayudado Carlos Lozano. Si estáis en casa solos y os tenéis que depilar la espalda, poneos delante del espejo y decid tres veces “Carlos Lozano, Carlos Lozano, Carlos Lozano” y se aparece el tipo con la cera caliente en un cazo.

“Yo no tengo en contra de los gays, para nada, para nada, tengo amigos gays“, dijo Nicolás, que es lo mismo que decir que sí, que le dan grimilla, pero que los tolera. Siempre que no les vea, no se besen, no aparezcan en la tele y no existan.

INCISO: ¿Por qué Carlos Lozano llama siempre a todo el mundo “hermano”? Creo que Carlos Lozano piensa que es negro y que nació en el Bronx. Seguro que si pudiera llevaría el pelo a lo afro y los pantalones vaqueros cagaos.

¡¡Y A LA CALLE EL PEQUEÑO NICOLÁS!!

Alejandro se quedó más triste que Julián Contreras viendo el asesinato de Mufasa. Estaba más jodido que una muñeca hinchable en una despedida de soltero. Él se quería ir y ni por esas.

Lozano hizo lo que hace siempre: hablar solo. Creo que Lozano sería la única persona sobre la faz de la tierra que no lo pasaría mal si hubiera un virus que destruyera a la humanidad y se quedara él solo. Es más, probablemente ni siquiera notaría la diferencia.

Pero Alejandro se recuperó enseguida, porque les dijeron que entran en la fase final y eso significa que queda poco concurso.

Laura, contenta, como suele. (TELECINCO)

Laura, contenta, como suele. (TELECINCO)

El regreso a la casa de los dos salvados produjo un nuevo mundo de posibilidades en lo que a la cara de penuria de Laura Matamoros se refiere. Anoche vimos el Catálogo Kabrea 2016. Qué capacidad de expresión facial. Qué forma maestra de mostrar asco y reventamiento.

Nada más entrar al plató ya como expulsado, el Pequeño Nicolás le pidió perdón a Charlotte por haberla llamado muñeca de plástico y esas cosas. Y Charlotte, que es muy elegante y naaaaaada rencorosa, le dijo.

– Te digo una cosa, Francisco… que te perdone Dios.

– Como es jueves santo me va a perdonar, le respondió Nicolás.

Sí, en esas cosas está pensando Dios, en perdonar a Nicolás, que al parecer piensa que el jueves santo es como el Happy Hour del perdón.

Para no haber pedido perdón (de verdad) aún por lo del cepillo de dientes, Charlotte es muy dura con las disculpas de los demás, ¿no?

Mi objetivo nunca fue ganar… pero he ganado mucho“, dijo el muchacho. Creo que se refiere al pastizal que se ha llevado como sueldo… Ah, no, dijo que es porque la gente ahora le llama Fran. Sí, claro, eso es lo importante. Puedes ir a comprar el pan con eso.

– Uh, señor tendero, no tengo dinero, pero la gente ahora me llama Fran.

– Ah, nada, nada, llévese el pan gratis. Y coja mi coche y desvirgue a mi hija.

Señor, qué cruz.

Vimos un vídeo de Nicolás hablando con Laura: “A mí me puedes dar de comer caviar y chopped”, le dijo Nico a la madre de todas las Chonis, en una metáfora en la que Laura era el chopped.

“Hay veces que el chopped vale más que el caviar de 800 euros“, le respondió Laura, que es muy de mantener las metáforas. “Anda que no te pone el chopped”, le dijo después. No sé, en eso estoy con Laura. Te puedes hacer un bocata con chopped, pero no te lo puedes hacer con caviar.

Grandes obras de arte (pero será mejor que no seáis un leopardo, no se llevan muy bien con Los Morancos).

En mi vida he llorado cinco veces y de ellas dos aquí, en Gran Hermano“, dijo Nicolás, que tiene las veces que llora contadas. Que tío más duro. Hace que Chuck Norris parezca Chenoa después de romper con Bisbal. Cuando era un bebé la Madre de Nicolás le daba la teta a ojo, porque él prefería pasar hambre que llorar para pedir leche.

En su alegato para ganar Laura Matamoros dijo:

  • “Entré con un propósito que sólo diré si llego a la final”. ¿Qué será? ¿Operarse los músculos de la cara para ser capaz de sonreír?
  • “He seguido la misma línea desde el principio”. Sí, una línea descendente.
  • “No me considero una persona ambiciosa, no voy por el premio a matar”. No. Estás ahí porque te gusta el aire de la sierra.
  • “He sido yo desde el principio”. HOSTIAS. Menos mal. Yo pensaba que era Jaimito Borromeo imitando a Laura Matamoros y que no era ella.

Más de la entrevista con Nico. El chaval estaba preocupado por que se supiera quién era su novia. Sabemos que se llama Ana y que tiene a 22 personas de servicio trabajando en su finca y 6 en su casa de Madrid. Qué de empleos. Creo que Francisco Nicolás sale con el INEM.

Vimos un vídeo en el que Raquel Bollo se enfadaba mucho porque el Pequeño Nicolás dijo que Sálvame a veces parecía un circo. Amos no me jodas. Es como si se ofende Nacho Vidal porque le dices que a veces se le ve el pene.

Ostras. Vimos los primeros porcentajes y había uno que llevaba casi el 50% de los votos a los pocos minutos de abrir las líneas. El siguiente el 30%. Luego uno con un 17% y tres que apenas llegaban al 1%. A esos tres les han votado sus padres y poco más.

Y hasta ahí la gala. ¡ACORDÁOS DE DECIRME SI QUERÉIS QUE VAYA A LA RUEDA DE PRENSA Y QUÉ QUERÉIS QUE PREGUNTE!

Decídmelo en un comentario o en Twitter: @realityblogshow.

¡MUCHOS BESOS Y GRACIAS POR LEERME!

La entrevista al expulsado Pequeño Nicolás en GH VIP

Sólo hay una cosa peor a que te echen de Gran Hermano VIP. Que te echen dos veces.

JA JA JA JA

Nada más entrar el Pequeño Nicolás le pide perdón a Charlotte por haberla llamado muñeca de plástico y esas cosas. Y Charlotte, que es muy elegante y naaaaaada rencorosa, le dice.

– Te digo una cosa, Francisco… que te perdone Dios.

– Como es jueves santo me va a perdonar, le respondió Nicolás.

Para no haber pedido perdón (de verdad) aún por lo del cepillo de dientes, Charlotte es muy dura con las disculpas de los demás, ¿no?

“Mi objetivo nunca fue ganar… pero he ganado mucho”, dice el muchacho. Creo que se refiere al pastizal que se ha llevado como sueldo… Ah, no, dice que es porque la gente ahora le llama Fran. Sí, claro, eso es lo importante. Puedes ir a comprar el pan con eso.

– Uh, señor tendero, no tengo dinero, pero la gente ahora me llama Fran.

– Ah, nada, nada, llévese el pan gratis.

MOMENTO ALEGATOS.

Han de responder a la pregunta ¿por qué deberías ganar GH VIP?

Carlos Lozano dice que eso lo dirá la gente, pero que vamos, que se ha salvado de seis nominaciones, que ha sentido el cariño de la gente y que le han puesto a parir sus compañeros. “He hecho lo que he podido, he discutido todo y más”, destaca.

Lo voy a poner en mi puñetero currículum: “Discuto todo y más”.

Alejandro por su parte dice que él lo que quería era promocionarse porque ser Mister España ya no es lo que era. Y que se quiere comprar una casita y poco más. Que salao. Ah, no, que parece un menú para hipertensos.

Vídeos de Nicolás.

Entró en la casa en plan destroyer. Con

“¿Tú no te has burlado de que yo lleve diez años llorando por la muerte de mi madre? ¿Que se había suicidado?”, le pregunta en directo Julián Contreras. “El problema no es que seas un tipo mediocre, ni que hagas daño, si no que te gusta hacer daño”, dice Julián, hablando con una calma que acojona. Es como cuando el psicópata de le peli te dice algo antes de comerse tu hígado.

“A mí me puedes dar de comer caviar y chopped”, le dijo Nicolás a Laura Choni, en una metáfora en la que Laura era el chopped.

“Hay veces que el chopped vale más que el caviar de 800 euros”, le respondió Laura, que es muy de mantener las metáforas. “Anda que no te pone el chopped”, le dijo después.

No sé, en eso estoy con Laura. Te puedes hacer un bocata con chopped, pero no te lo puedes hacer con caviar.

“Luis el Cabrón no es político, está relacionado con una constructora y se llama Luis Delso”, dice ahora Nicolás. Chan Chan.

Veo denuncias, denuncias everywere.

Vídeo de los mejores momentos de Nicolás. Lo único que parece avergonzarle es que tuvo un sueño erótico con Sofía, de GH y con Charlotte. Mira tú por dónde.

“En mi vida he llorado cinco veces y de ellas dos aquí, en Gran Hermano”, dice Nicolás, que tiene las veces que llora contadas. Nicolás prefería pasar hambre que llorar para que le dieran teta cuando era un bebé.

ALEGATOS

Dani pide el voto para ganar llevando sólo 14 días en la casa y dice que oye, que sería una novedad que ganara GH VIP alguien que solo concursara 30 días y que ya que ha estado en otros dos GH que no ha ganado, pues que a la tercera va la vencida.

Tiene más moral que el Alcoyano.

Laura Matamoros.

“Entré con un propósito que sólo diré si llego a la final”, dice. ¿Qué será?

“He seguido la misma línea desde el principio”, alega, sí, una línea descendente.

“No me considero una persona ambiciosa, no voy por el premio a matar”, asegura.

“He sido yo desde el principio”, revela. HOSTIAS. Menos mal. Yo pensaba que era Jaimito Borromeo imitando a Laura Matamoros y que no era ella.

Rappel. “Soy una persona ya mayor, el más viejo que ha entrado en Gran Hermano”, destaca. Y es por eso por la que las pirámides de Egipto son una de las siete maravillas, por viejas, no por otra cosa.

“Me he hecho un hueco en la sociedad con mi profesión y tener la oportunidad de ganar Gran Hermano sería el broche de oro”, dice. Mira, si promete retirarse como vidente yo le voto para que gane.

Laura Choni. “No vería justo que ganara, así que voy a pedir el voto para Laura, que es la que más se lo merece, y si no, Alejandro que sé que le hace falta el dinero. Pero que me dejen hasta lo último”.

JA JA JA

Una empresa de estudios en el extranjero ha becado a Nicolás para que sepa dónde está Australia y mejore su inglés.

Y vemos a Rappel intentando reírse de Nicolás diciendo que Australia es un continente. Pero no. No es un continente.

“Has puesto Australia en el mapa”, le dice Jordi González. “Es que mi primo vive allí”, dice Nicolás. Pues menos mal que no ha querido ir a ver a su primo, porque eso habría sido como Marco buscando a su madre.

Fran está preocupado por que se supiera quién era su novia. Que se llama Ana y que tiene a 22 personas de servicio trabajando en su finca y 6 en su casa de Madrid. Qué de empleos. Creo que Francisco Nicolás sale con el INEM.

Vemos un vídeo en el que Raquel Bollo se enfadaba mucho porque el Pequeño Nicolás dijo que Sálvame a veces parecía un circo. Amos no me jodas. Es como si se ofende Nacho Vidal porque le dices que a veces se le ve el pene.

Despedida de la casa.

A Alejandro le dice que tiene mucho apoyo fuera y que tiene que ganar. Se lo acaba de inventar, claro. A Carlos le dice que “está todo en orden”. A Laura (abucheos del público) que le haga pollo con curry. A Rappel que “bueno, hay que mejorar el comportamiento”, a Laura que está todo bien. A Dani que se lo ha pasado bien.

Emocionantísimas palabras.

“Os habéis comido unos huevos que nos han hecho salivar”, dice Jordi. Se refiere a los de pascua, pero podría ser una frase de película para adultos.

Ostras. Primeros porcentajes y hay uno sólo que lleva casi el 50% de los votos ya. El siguiente el 30%. Luego uno con un 17 y tres que apenas llegan al 1%. A esos tres les han votado sus padres y poco más.

Y se acabó lo que se daba, amigos. Mañana, como siempre, resumencito de la gala.

¡Gracias por estar ahí, os quiero!

Y el expulsado de Gran Hermano VIP es… ¡¡EL PEQUEÑO NICOLÁS!!

Vamos que nos vamos

30% y 55,7%, esos son los porcentajes más votados. CHAAAN CHAAAAAAN

Vamos con el vídeo de los cuernos.

¿Por qué Carlos Lozano llama siempre a todo el mundo hermano? Creo que Carlos Lozano piensa que es negro y que nació en el Bronx.

Ja ja ja ja “Como vea que va por mal camino le destruyo”, dijo Nicolás de Carlos. Y añadió que “tiene dossieres”. Este chaval vive en una película de James Bond y piensa que él es 007. Lo malo es que en realidad vive en Marcelino Pan y Vino y él no sale en la película.

“Va a hacerme daño a mi, a mi familia”, dijo Nicolás porque Lozano le hizo una broma sobre que salía con un diputado. Sí, Nicolás piensa que ser gay, o que alguien te diga que lo eres hace daño a tu familia. Cristo Bendito.

“Si vamos a hacer daño, vamos a hacer daño y no solo le voy a hacer creer lo de su novia, sino que su hija se lo está diciendo en la carta”, dijo el Pequeño Nicolás. Es un bendito. La típica persona cristiana (él pedía ir a misa) con mucha moral y ética y escrúpulos.

El día que este muchacho casque, va a ir al infierno y Belcebú le va a dejar el puesto de mandamás del infierno.

Vídeo: Dani echándole las cartas a Rappel. Se lo inventó todo y aún así acertó más que Rappel. Y como no tenía nada mejor que hacer, pues el chaval propuso hacer una Ouija.

Rappel contó que una vez hizo una de esas y el marido muerto de una señora se apareció y Alejandro contó también una presencia que había golpeado las persianas. Y Dani acabó cagándose la pata abajo. Eso le pasó por ir de listo. Tenía más miedo que un tomate viendo una furgoneta de Orlando.

Vamos a la expulsión.

¡¡A LA CALLE EL PEQUEÑO NICOLÁS!!

Alejandro se ha quedado seco. Está más jodido que una muñeca hinchable en una despedida de soltero. Él se quería ir y ni por esas.

Lozano hace lo que hace siempre: hablar solo. Creo que Lozano sería la única persona sobre la faz de la tierra que no lo pasaría mal si hubiera un virus que destruyera a la humanidad y se quedara él solo. Es más, probablemente ni siquiera notaría la diferencia.

Vídeo. Los enfrentamientos de Carlos con Dani y Laura Choni.

Dani, que acaba de entrar, piensa que los dos millones de personas que ven GH VIP no sabe cómo es Lozano y que lo ha descubierto él. Dani es capaz de ir al Valle de los Reyes de Egipto e ir diciendo que ha descubierto tumbas.

“Se me mueve el corazón de los nervios que me ha puesto”, dijo en un momento dado. Sí, porque normalmente lo tiene parado. Carlos Lozano es como un desfibrilador.

OJO, ALEJANDRO DICE QUE QUIERE ABANDONAR

Vemos vídeo de Alejandro discutiendo con Laura Penurias. Alejandro tiene eduación, Laura, no. Ese es el mejor resumen.

Total, que mandan a Lozano y Alejandro de vuelta a la casa. Nueva sesión de caras de decepción cuando la banda de la pena vea volver a Carlos. “¡Que sorpresón!”, dice Laura Choni. Laura Penurias pone cara de estar estreñida y haberse comido una fabada.

OJO.

A partir de hoy se vota ya al ganador de Gran Hermano. En el post de mañana haremos una cosa: os preguntaré si preferís que narre la gala o que vaya a la rueda de prensa del jueves. Y… ¿Qué os parece si me decís qué preguntas queréis hacer?

Salen al jardín y cogen unos huevos de pascua dentro de los cuales están los números para votar.

A ALEJANDRO LE HA DADO UN SUBIDÓN. Más que nada porque como ya es la final, sabe que le queda poco tiempo dentro de la casa y eso le ha puesto más contento que unas castañuelas.

“He visto un vídeo que me llamabas hijo de puta”, le dice Carlos a Laura Choni. Y Laura le responde “ya te lo dije”, como si eso lo justificara todo.

– Le has dicho a mi madre que sodomicé a su gato y luego me limpié en las cortinas del salón.

– Pero ya te lo dije que se lo había dicho.

– Ah, pues nada, nada, entonces olvidado.

Y así.

Hostia. Hostia. Mi vida ya tiene sentido. Acabo de ver a Rappel haciendo la croqueta. Ya puedo morirme tranquilo. Madre mía que cogorza se cogió Rappel con el lambrusco.

CAMBIAMOS DE POST PARA LA ENTREVISTA

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

A punto de comenzar la gala de Gran Hermano en la que Carlos Lozano o el Pequeño Nicolás se la juega

Ay.

Tampoco es que estén muy bien avenidos, pero lo de esta noche es el fin de los mosqueteros. ¿Saldrá El Pequeño Nicolás? ¿Carlos Lozano? ¿La otra persona conocida como Alex?

El caso es que Laura y sus penurias llevan toda la semana diciendo ¿te imaginas que se va Carlos? No flipéis.

Ojo, que comienza la final. O sea, que a partir de esta noche, cada jueves los menos votados irán saliendo. El jueves que viene, además, habrá debate con los concursantes y rueda de prensa…

¡¡AHÍ ESTARÁ GUS!!

Mandan a Alejandro a la sala se expulsión. Se ha pasado la semana más triste que Laura viendo Los puentes de Madison. El muchacho dijo que se quería ir, así que le pusieron al teléfono con su padre. Fue la misma conversación que tenía yo con mis padres cuando no quería hacer los deberes.

Lo que pasa es que la de Alejandro debió haber acabado con un sopapo de los que hacen que los dientes suenen como un xilófono, porque qué pesado es el chaval.

Y vemos cuán graciosos son El Pequeño Nicolás y Alejandro, que como esta semana han discutido con Carlos, decidieron joderle con el tema de su novia, inventándose que habían oído a alguien fuera gritando “cornudo”.

Bueno, se lo inventó Nicolás, y luego envió a Alejandro como el que envía a su hermano tonto, a decírselo a Carlos.

Se va a liar la de Troya el día que el caballo cagó lo que llevaba dentro. Van a ponerle a los tres el vídeo en cuestión.

Nicolás a la sala de expulsión. Se va dando por hecho que es él el que se va. Laura Choni le dice “se te va a echar de menos”.

Uy, que sospechoso. Resulta que a Nicolás se le ha olvidado en la casa la chaqueta y en directo, en medio de la gala, el Súper le ha dejado salir de la sala de expulsión y volver a la casa para cogerla… ¿será porque se va él?

¿A que no sabéis qué? Hubo bronca el martes con los contraalegatos. Vaya por dios. Si es que es raro, tú pones a tres personas a punto de perder el trabajo a decir mierdas de sus rivales y hay una discusión. ¿Quién podría pensar que eso ocurriría?

Es como si coges un cartucho de dinamita y le prendes la mecha, ¿quién podría prever que fuera a explotar?

El caso es que alguien sin otra cosa mejor que hacer, se fue a las afueras de la casa a corear el nombre de Carlos Lozano. Os informo: la casa de Guadalix está en la sierra, en medio de la nada. Irse allí, con el frío que hace, a gritar… en fin. Que si alguien quiere tirar su vida, está en su derecho.

Vemos en un vídeo al Pequeño Nicolás bailando. Era como si coges a una comadreja y le atas los cables de una farola. Se retorcía en ángulos que ningún ser humano debería ser capaz de adoptar.

Carlos a la sala se expulsión. La despedida de sus compañeros ha sido más fría que el culo de un pingüino.

Volvemos al asunto del Pequeño Nicolás intentando joder a Carlos. Como Alejandro pasó de ir con el cuento inventado del cornudo, pues se lo dijo él. Es muy retorcido. Mucho. Primero le estuvo dando coba en plan ¿qué tal tu novia cuando vino? ¿Estaba normal? ¿Qué decía en la carta? Y después le dijo que había oído lo de cornudo fuera de la casa.

NICOLÁS ES DE FIAR. Sí. Puedes confiar en él como en meterte una cobra por el culo y esperar que no te muerda.

Vídeo: “Vienes aquí vendiendo que eres un amigo que te pees”, dijo Laura Choni para hacerle un reproche a Carlos. A Laura la recauchutada le molesta que Carlos tenga mucha “psicología”.

Yo no sé por qué Cervantes se liaba a escribir cosas complicás cuando podía haber dicho: “Quijote y Sancho eran amigos que te pees”. Poco después Laura Choni añadió: “Me explico como el ojal”.

“Eres un anodino”, le dijo Carlos a Nicolás, “¿sabes lo que és?” añadió. “No”, dijo Nicolás. Este chaval tiene menos cultura que un hámster disecado.

La llegada de Laura Choni le ha venido que ni pintada a Laura Penurias, porque le ha quitado el papel de broncas y así la Penurias está en un segundo plano pasando desapercibida y sin desgastarse, sin enfrentarse a Carlos.

“Mi amigo no es broncas, pero cuando se meten con él, hay que saber discutir”, dice el amigo de Carlos. Completamente de acuerdo.

Rosa Benito atacando es más inútil que un chihuahua intentando preñar a un cocodrilo. “¿Tú has convivido con él?”, le pregunta al amigo de Carlos. No, está ahí porque pasaba por allí y le pusieron a defender a Lozano.

Entre los mayores detractores de Carlos está Dani Pajaritas: “Las cosas que deberían ser castigadas las valoran positivamente, lo digo por Carlos”, dijo en la radio.

“Mientras esté en esta casa Laura dirá lo que piensa y mientras esté en el convento me cagaré dentro”, aportó Laura Choni. Joder. Era como escuchar a Martin Luther King dando un discurso. Qué oratoria. Qué mensaje. Qué olor a mierda.

“Eres una persona que en el jepeto se te nota todo”, dijo Laura. ¿Hay algún traductor de Choni en la sala? Creo que quería decir que su expresión facial delata sus sentimientos.

Volvemos al directo.

Estamos en la sala de expulsión. Los tres van vestidos igual, con vaquero y camisa blanca. Sólo les falta una servilleta, una bandeja y ponerse a llevar cañas a las mesas de una terraza.

MOMENTO VÍDEOS.

Vídeo de Nicolás diciéndole a Charlotte que estaba muy operada, con la consiguiente depresión de la rubia. Y a Lozano siendo el pañuelo de lágrimas de Charlotte. Para consolar a Charlotte hay que tener mucha sensibilidad y unos brazos muy largos para poder abrazarla sin que te deje los pulmones dados la vuelta de la presión en el pecho.

Vaya por dios. Discusión en la sala de expulsión. “Me pasé, me pasé”, dice Nicolás, que añade que su fallo fue “que bebí y yo cuando bebo…”. La excusa más vieja del mundo. Lo mismo le pasaba a Jack el Destripador. Pobre.

“Siempre que hay un débil yo doy la cara”, dice Carlos en directo. Joder. Carlos. Me has llegado a la patata. Es un héroe. Maldita sea, quiero el premio Nobel de la Paz para Carlos Lozano. Si no fuera porque Carlos siempre lleva el pecho lobo al descubierto, pensaría que al abrirle la camisa encontraríamos un uniforme rojo y azul.

Vamos con más vídeos:

Momento en que Nicolás eligió salvarse él en la nominación en detrimento de Carlos Lozano. Ahí se inició el cisma de los Tres Mosqueteros. Ahí cayó el Imperio de Lozaniente.

Había dos sub bandos: Lozano y Nicolás. Luego está Alejandro, que es como la bola de un pinball, cuando algo le golpea sale disparado para el otro lado.

“Se le ve que la parte gay no le mola, se le nota, pues se lo digo para joderle”, dice ahora en directo Lozano por la broma de decirle a Nicolás que le van los hombres y que su novio es un diputado. “Se lo digo para que vea que da igual ser gay, no gay”, dice Lozano, que además de un salvador de débiles es un defensor de los gays.

“Yo no tengo en contra de los gays, para nada, para nada, tengo amigos gays”, dice Nicolás, que es lo mismo que decir que sí, que le dan cosa y que si no los ve, mejor.

CAMBIAMOS DE POST PARA LA EXPULSIÓN.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Descubren el producto que Diego Matamoros le pasó a Laura de contrabando en Gran Hermano VIP

Sandra Barneda, con la mierda incautada.

Sandra Barneda, con la mierda incautada.

Antes de nada: Feo/a el primero que ponga un comentario preguntando si esto es una noticia, o diciendo que es una mierda de noticia, que a nadie le interesa o en su defecto que hace unfollow. Qué risas. Porque esto es un blog, de HUMOR (que puede ser malo, pero es humor).Mierda

El juego ha comenzado…

Vamos al lío.

Esto ha sido como una película sobre Pablo Escobar, como Corrupción en Miami, como The Wire, como la Cañada Real un día cualquiera. Pero con mucha más emoción, porque es… ¡¡GRAN HERMANO VIP, DROJA EDITION!!

Os pongo en antecedentes (penales): el día de la gala, en la que los familiares se reencontraban con los concursantes y viceversa, Diego Matamoros le dio a su hermana Laura Matamoros una cosa con la mano matamoros, que todos vimos.

Así que el súper desplegó por la casa un equipo de los GEO que consiguieron intervenir el contrabando. Bueno, en realidad llamó a Laura al confe y le pidió que le devolviera lo que le había entregado:

¿Qué era?

Chaaaaaaaaaaaaaaan, chaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan: dos gominolas con forma de sandía envueltas en una servilleta. 

Buena mierda, amigos, buena mierda.

Diego Matamoros es un camello fetén, si no fuera porque hace los intercambios con el mismo sigilo y discreción que una carroza del Orgullo Gay. Sí, amigos, le pillaron. Cuando le preguntaron por el asunto dijo que lo había hecho “en un acto de amor de hermano, porque a Laura le gustan las sandías”.

Menos mal que no tiene una hermana adicta al crack, porque le veo entrando a la casa con una pipa de cristal y papel de plata cortado en cuadrados.

– Tienes que dejar esta mierda, Laura, tienes que dejarla.

– Trankilho Diesgo, que yo kroooontrolo, tío, que pudeeeeeedo dejar las sandiiiiiiash cuando kiera.

Por otro lado, han hecho una especie de prueba en la que se intercambiaban los roles. Hay dos tipos de sitios y situaciones en las que se emplea esto del cambio de roles:

1.- En psicología, para ayudar a dos o más personas a empatizar y ver sus propios defectos y virtudes y resolver un conflicto. Siempre hay un mediador, un profesional, que dirige el ejercicio para que llegue a buen puerto.

2.- En Gran Hermano VIP, para que haya más vísceras que en una merienda de buitres leonados. Aquí lo que se busca es que haya navajazos de los que te dejan con el intestino más expuesto que Letizia cuando manda wasaps. No hay moderador, es más, se abre una puerta, lanzan dentro unas pistolas y mariquita el último.

Y claro, todos aprovecharon para hacer sangre a los demás, exagerando las cosas más que mi madre cuando me pilla practicando sexo con mi hámster y me dice que lo puedo matar.

Uno de los mejores fue El Pequeño Nicolás, que se suponía que hacía de Laura y que oye, si te lo encuentras en una discoteca a la cuatro de la mañana…

La Pequeña Nicolasa, donde va, arrasa.

La Pequeña Nicolasa, donde va, arrasa.

Seguiremos informando con noticias igualmente interesantes, trascendentes e inprescindibles.

El plan de Belén Esteban se viene abajo y echan de Gran Hermano VIP a su compañera Raquel Bollo

Vaya por Dios.

La princesa del pueblo ha perdido su infinito poder para (pastorear) mover a las masas y que se haya pasado la semana vendiendo a Raquel Bollo que le ha faltado pedir su canonización, no ha servido para nada y ayer fue la expulsada de Gran Hermano VIP con una mayoría absoluta que quien la pillara en el Congreso.

Pero claro, es lo que pasa cuando estás semanas machacando a tu compañera del alma diciendo que no se la ve, que es un mueble y la llamas estafadora, (sí, Belén Esteban dijo que Rosa Benito y Raquel Bollo estafaban a la audiencia) y luego cambias de opinión y la intentas vender.

– ¿Este coche es bueno?

– Es una puta mierda que tiene más averías que la chepa de Quasimodo. Es la muerte con ruedas.

– Ah, entonces no lo quiero…

– Es un coche maravilloso, prácticamente nuevo, es el mejor puto coche del mundo, tiene que comprarlo.

Así de coherente.

Pero claro, es que la tesis de Belén Esteban es que Raquel Bollo cambió después de que la Princesa del Pueblo estuviera en la casa. Sí, amigos, el ego de Belén Esteban es tan grande que para medirlo lo tienes que pesar en una báscula para camiones. Ella lo salva todo. Si Dios llega a elegirla a ella en lugar de al blandengue de Jesús, ella va a la última cena y después no tienen cojones de crucificarla y salva a la humanidad con un “¿mentiendeeeeeeeeeeeees?”.

Belén Esteban estuvo en la casa y Raquel Bollo fue mejor persona. Belén Esteban visita en la cárcel a Charles Manson y al año siguiente le dan al señor el Nobel de la Paz. Belén Esteban se come un chihuahua muerto y caga un pastor alemán con el pelo lustroso.

Lee el resto de la entrada »

Las nominaciones de Gran Hermano VIP… a la cara

Tocan nominaciones a la cara.

Empieza Laura Campos. 3 puntos al Pequeño Nicolas, por las discusiones, 2 a Carlos, no he entendido muy bien por qué y 1 a Alejandro, por descarte. Y UNA MIERDA, VAN CLARAMENTE A POR LOS NO-PENURIAS.

Nomina Alejandro. 3 a Matamoros, porque tiene rencillas contra él. 2 a Rappel, que no tiene nada en contra, pero han discutido, 1 a Dani, porque no le conoce.

Vídeo del karaoke. Era como si estuvieran estrangulando gatos. Laura Totita cantando es como si arañaras un tenedor con un plato.

Antes de que entre Raquel Bollo la Benito dice “ha sido auténtica, muy auténtica y me parece que eso no se premia”. Mujer es que las piedras son auténticas.

Nomina Dani. 3 puntos a Fran por falta de contacto. 2 a Alejandro por descarte y 1 a Alejandro. LOS NUEVOS, CORTADOS POR EL MISMO PATRÓN.

Nomina el Pequeño Nicolás. Dice que no quiere nominar a nadie. 3 a Dani, porque es nuevo. 2 a Laura y 1 a Rappel, por menor afinidad.

Nomina Carlos. 3 al Pequeño Nicolás, porque dice que él lo ha pedido. 2 a Laura Campos, porque ha dicho que no la ha defendido, 1 a Dani, por descarte. O sea, que se los devuelve.

Entra en el plató a Raquel Bollo. Entra gritando y diciendo ¡TE COMO, TE COMOOOOOO! A todo lo que se mueve. Joder, parece el gordo cabrón en una convención de enanos.

Y venga a chillar. Y a chillar. Y vuelve y berrea, y grita y da saltitos. Por favor, que le pongan una vía y le metan tila a presión. 51,6% de votos es su porcentaje.

A Charlotte se le ha reventado el vestido. Normal, si es que va embutida como chicha de gorrino en un chorizo.

Vamos con los vídeos. Vemos a Raquel Bollo sacando a relucir lo de la ex de Carlos, diciéndole que a ella no le humilla, pero lo decía mientras ella le chillaba y movía las manos como si estuviera haciendo equilibrios.

“Tiene una capacidad de manipular y de a los dos días intentar dar buen rollo…”, dice Raquel Bollo. Que le acusa de “jugar y saber que el espectáculo es lo que vale”.

“A lo mejor ver una persona tranquila gusta menos”, dice Raquel. Si no es que no guste la gente tranquila, es que no nos gusta la gente a la que hay que tocarla con un palo para ver si está viva.

Y vídeo de la bronca de las naranjas. Queda meridianamente claro que la culpa fue de Raquel Bollo, que fue la que provocó a Carlos, y oh, casualidad, justo cuando le habían dicho que parecía un mueble y se había ido su amiga.

Vemos a Carlos tranquilo y a ella encarándose, levantando el dedo, insultando, chillando… y acusándole de recordarle a algo que le han hecho. Y como dice Carlos, qué culpa tendrá el de eso.

“Mucha gente no te perdona que hayas llamado maltratador a Carlos”, le dice Jordi a Raquel.

Ella dice que “verbal”, y que le parece “una persona muy agresiva verbal”. “Es que se le pone hasta la mandíbula blanca”, le reprocha. Vaya por dios.

Raquel Bollo se golpea la teta y dice que ahí tiene un corazón blanco y limpio y que a Lozano le falta. Mira tú, la cardióloga. Y reitera que Carlos se acojonó cuando Julián le señaló con el dedo. JJA JA JA JA JA SÍ, ACOJONADO. Ni de coña.

Julián Contreras no da miedo ni con una motosierra en la mano.

“Me han pegado palizas tíos como tú”, “eres igual que ellos”, le dijo Raquel Bollo a Carlos. Y ahora dice que no, que se refería a “verbal”. Ya, pero eso está dicho.

Raquel no hace más que contradecirse, me parto. Dice “Carlos no pide disculpas y con Charlotte le pidió disculpas”.

“Su actitud me parece chulesca, prepotente”, “se sube con las mujeres”, dice otra vez. Qué pesada. Qué forma más ruín de explotar lo de las mujeres.

Que esta mujer, que vive de trabajar en un programa que se dedica a poner a parir a todo el mundo esté dando lecciones de moral y de respetar a los demás… La bronca de las naranjas la montó ella, no Carlos.

“Las discusiones no son naturales, son impostadas, Carlos va a ofender para buscarlas”. Vaya por Dios.

Y vemos otra bronca, esta vez con Alejandro. El modus operandi de Raquel es:

– Te digo algo ofensivo.

– Me respondes y te digo que te subes mucho conmigo.

Y ¿a que no sabéis qué? La bronca que Raquel tuvo con Alejandro también fue culpa de Carlos Lozano. Encima del meteorito que extinguió a los dinosaurios iba montado Carlos Lozano con cara de loco y ánimo destructor.

Para meterse con el Pequeño Nicolás dice Raquel “él no supo el país y lo supe yo”. JA JA JA Sí, coño, porque se lo dijeron, así que dice “me lo dijeron y lo localicé”. Pues hala, medalla de oro de la Sociedad Española de Geografía.

Y vídeo de la entrada de Aguasantas. La muchacha entró a tocar los ovarios como si estuviera exprimiendo limones.

“A mi compadre Luis Rollán, que es su cumpleaños, le digo que te como tos tus huevos”, dice Raquel Bollo. Joder, que bonito. Mira, ahí sí. Mis amigos/amigas nunca me han dicho nada tan bonito. Lo mismo porque saben que si me lo dicen antes de que acaben de decir huevos ya los tienen haciéndoles compañía a la campanilla.

“Belén Esteban ha dicho que has cambiado mucho y lo ha dicho todos los martes, que había cambiado de opinión”, le cuenta Jordi.

Ahora Raquel dice que claro, que los jóvenes que entran lo tienen más fácil cuando entran. Si está claro, ella es la que más sufre. Bueno, viendo cómo grita la verdad es que sí.

Seguimos con las nominaciones:

Nomina Laura. 3 a Alejandro, porque no para de decir que se quiere ir. 2 a Dani, porque acaba de entrar. 1 a Fran.

Rappel nomina con 3 a Dani, con 2 a Carlos y 1 a Fran.

Aquí veo yo acojone por la salida de Raquel Bollo.

NOMINADOS: PEQUEÑO NICOLÁS, DANI Y ALEJANDRO.

Pero ojo, porque Rappel y Dani pueden salvar a uno, por lo que si se salva Dani, subiría Carlos. Rosa, que para nada está resentida, empieza a decir “QUE BIEN, QUE BIEN”.

Raquel ve su vídeo de los momentos más divertidos y se aburre. Ni una sonrisa. Luego dice que no es un mueble.

Raquel se despide de la casa. Laura pone cara de estar viendo la muerte de Bambi. Bollo le dice a Matamoros que es su ganadora. Que sea como ella es, pero que “filtre un poquito”. O sea, que no sea como es.

A Rappel que siga con sus momentos divertidos. No sé si se refiere a cuando se queda dormido…

“Al trío na de na…” y la interrumpe un grito de “¡¡GANADOR!!” y a ella le revienta, por lo que dice “¡Qué ganador, qué ganador, Carlos, lo dice uno ná más!”, dice.

Jordi lee las nominaciones. Rappel y Dani, como era de esperar, salvan de la nominación a Dani, así que nominados definitivos:

NICOLÁS, CARLOS Y ALEJANDRO.

“Quería que subiera para poder salvarle luego”, revela Rappel. Vaya, vaya, ¿quién va con estrategia? El asunto es así: Rappel y el grupo penurias sabía que si de primeras nominaban a los tres mosqueteros, luego iban a tener que salvar a uno. Peeeeero, si nominaban a Dani, le salvaban a él y luego subía otro.

Y se acabó lo que se daba, amigos. Mañana como siempre, resumencito de la gala y ¡vídeo!

¡Gracias por estar ahí!

La gala de los familiares en Gran Hermano VIP, las broncas más grandes y ¡¡A LA CALLE RAQUEL BOLLO!!

Todo el mundo dice que siempre montan las broncas los martes y los jueves. Joder, normal. Si los martes haces los alegatos y siempre hay alguien que se ofende, ¿cómo no se van a montar las broncas?

Hoy, en Los diagnósticos del Dr. Carlos, cuando una persona habla mucho de sí misma, diciendo yo, yo, yo, se llama “yoísmo”. Así es amigos. Nada de egocentrismo, ni mierdas académicas de esas. “YO-IS-MO”. Si estáis estudiando psicología que sepáis que es todo una farsa.

Volvemos a la sala de expulsión. Jordi ya tiene el sobre. Mira, como si fuera del PP.

Total, que el expulsado es… ¡¡RAQUEL BOLLO!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAA

No es que me caiga especialmente mal, la verdad, pero sólo por el bofetón que esto supone para Belén Esteban merece la pena. Pues no, no le han hecho caso sus fans.

Ahora ojo a los caretos del grupo de las penurias cuando vean regresar a Carlos y Alejandro.

Pero antes, vemos el encuentro con Rappel, que está a punto de quedarse dormido. Que somnolencia la de este hombre. Si le pones a conducir el tren Madrid-Barcelona llega Londres y no se entera.

Total, que entra su hija. Al abrazarle y pasar el brazo por la nuca, la coletilla de Rappel queda aislada de su cabeza y parece una culebrilla dorada. Ahora aparece Frank Cuesta y nos la enseña con el palo.

Si yo hubiera sido la hija le habría hecho un favor y le habría dicho que dejara de hacer predicciones. Rappel se pone a llorar y saca, de algún sitio de la túnica, un pañuelo de tela para secarse las lágrimas. Un pañuelo de tela, amigos y amigas. Qué elegancia.

Me voy a comprar un pañuelo de tele y lo voy a usar a todas horas, ya sea para secarme el sudor o sonarme los mocos, o las dos cosas a la vez. Sí, eso me va a subir la elegancia más que ponerse calcetines blancos.

Vídeo: Fiesta. Laura peloteando a Rappel y Rappel peloteando a Laura (Totita) y es que los dos nuevos han entrado con la firme intención de apoyar al grupo de las tragedias.

Rappel se ha entregado en cuerpo y alma al peloteo a los dos. Laura y Dani tienen el culo tan lamido por Rappel que parece que se lo han lijado.

Volvemos al directo.

Meten en la sala a los perros de Rappel y los pobres bichos intentan huir de él como pueden. Pero Rappel es como un velociraptor y los captura. Se pone a achucharlos mientras pone voz de estar hablándole a un vegetal. ¿Por qué la gente pone esa voz de monguer cuando habla con los animales y los niños?

Llega la sorpresa del Pequeño Nicolás.

Pueden traerle a un juez, a un agente del CNI o a Rajoy con un tanga de leopardo.

Total, que esta semana hemos visto llorar al Pequeño Nicolás, que ha dicho que él siente pesimismo por todo y que tiene que ir al psicólogo para que le vea eso.

El muchacho está preocupado por si se está hablando mucho de él fuera. Bueno, pues… los tres últimos post de este blog llevan su nombre en el titular.

Ya en directo y en confe, le ponen un vídeo (delante de Laura y Dani). Sale Javi, que le dice que lo está haciendo muy bien y que nadie le está criticando fuera. A ver… Dani añade “todo el mundo te quiere”. Tampoco es cosa de mentir al pobre muchacho.

Total, que entra en la sala de encuentros y tiene una carta de sus padres. Se pone a llorar el muchacho. Pobrino.

Se pone a leer la carta. Joder, parece un mensaje de Hacienda, con su encabezado de fecha y ciudad.

“Te reitero el cariño de todos los que te conocemos”. Jolin. Es bonita, pero a mí mi madre me dice “te reitero el cariño” y pienso que ha sido sustituida por un alien que intenta dominar el mundo.

“No te preocupes por lo de Australia, que algún día iremos”, le dice su madre en la carta. JA JA JA. Así como va a sacar buenas notas el chaval, si se lo consienten todo. ¡Que lo castiguen sin merendar, joder!.

Total que vuelve a la casa muy emocionado. Fijaros si está mal que se abraza a Rappel.

Laura Toti y Dani vuelven a la casa. “¿¿Y NOSOTROS??”, dice Laura. Joder, que has entrado hace una semana.

Vídeo: Nicolás diciendo que se va a ir dos años a EE UU a vivir. Bueno, eso es si lo encuentra. Y ahora vemos un vídeo de Nicolás hablando en sueños y llamando a Charlotte. UUUUUY, picarón, miraleeeee, con lo que criticó a la muchacha…

“Sería una pesadilla”, dijo Nicolás. Sí, sí, pesadilla de las que acaban con una polución nocturna.

¿Soy yo o esta gala está siendo un coñazo?

Total, que Carlos y Alejandro vuelven a la casa.

Laura se ha quedado más planchada que una blusa en una tintorería.

“Se ha ido bien, se ha ido rápido”, le dice Carlos a Laura, como si acabara de palmar el abuelo. Le ha faltado decir “estaba sedada y el cogotazo ha sido certero, ni se ha enterado”.

Vídeo: “Soy el Rafa Mora de Burgos”, dijo Dani de sí mismo. Sí, porque en Burgos hace mucho frío y ha encogido. Y luego de puso a mirarle la almeja sureña a Laura, que llevaba unas mallas que parecían un molde. “Deja de mirarme el potorro”, le dijo Laura, con esa finura que le caracteriza.

Ya en directo, mandan a ambos a la sala de los encuentros. A Laura le ponen un vídeo de su madre, que le dice que dure en el concurso que ella se lo pasa muy bien en Telecinco. Y un vídeo de la madre de Dani diciéndole que se lo pase bien y que fume menos.

Los dos se ponen a llorar. Laura llora porque su madre no le ha nombrado a “pelofrito”, que es su novio. Un apodo precioso para su novio.

Se enfadan porque no están sus familiares. Joder, que los habéis visto hace siete días. Laura llora a moco tendido porque piensa que algo pasa con su novio. Al parecer ayer alguien fue a gritar fuera de la casa y alguien dijo algo de “pelofrito”. Dios, qué drama.

El drama de pelofrito.

CAMBIO DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Comienza la gala en la que sabremos si Belén Esteban sigue metiendo mano en Gran Hermano VIP

Hola amores.

Belén Esteban, esa mujer que piensa que es más santa que Teresa de Jesús y que se equivoca menos que Jordi Hurtado jugando al Trivial, ha estado toda la semana haciendo campaña para que sus seguidores salven a Raquel Bollo.

¿Lo habrá conseguido?

Empezamos

Esta noche hay visita de familiares. Están todos ya metidos en el confe. Hay mucha tensión. Mucha. Eso parece la mesa de los sueltos en una boda.

Los porcentajes están claros: hay uno con 53,5 y otro con 36,8%.

Esta noche hay actuación. Mandan a los concursantes al pabellón a ver a un grupo que va a tocar y que para variar yo no conozco. ¿Por qué nunca llevan a Queen, Nirvana, o Janis Joplin?

Volvemos al confe. Jordi saluda a la novia de Carlos Lozano que ha venido de Perú y ha dormido menos que Pocholo en Nochevieja.

En el confe están los perros de Rappel, que han ido a verle. Pobres animales, para unos días de tranquilidad que tenían los bichos. Uno de los perros está tan aburrido que lo mismo se le para el corazón.

“Como siempre es muy soberbio, pero montañas más grandes han caído”, dice en el plató Rosa Venenito y cuando Jordi le corrije y dice “torres”, ella dice “Y MONTAÑAS”. ja ja ja ja Pa soberbia yo y para chulo mi toto.

En fin. Alejandro se reencuentra con su padre. Se dan un abrazo por cada dos palabras. “Oye, ¿me he enterado que fumas?”, le dice su padre. JA JA JA  Le falta castigarle ahí mismo.

Entra la madre. Debacle de lloros y besos. Se abrazan que si los quieres despegar tienes que usar disolvente y una espátula. JA JA JA Segunda bronca de su padre: “Quillo, esas palabrotas”. O se van pronto o el señor acaba soltándole un guantazo y  mandándolo a su habitación.

Vídeo: El Pequeño Nicolás y Alejandro haciendo planes para nominar. Es como ver a Kruela DeVil hablando de cachorritos. Lo que pasa es que si estos dos hubieran planeado el desembarco de Normandía ahora todos hablaríamos alemán.

Encuentro de Lozano con su novia.

Ella llora porque le echa de menos y él le pide perdón porque dice que sólo pensaba que iba a estar una semana.

Madre mía, la confianza es la base de esta pareja. Él le hace jurar por dios que se ha “portado bien”. Y ella le dice que porqué no lleva puesto su collar y sus cosas.

“Ya sabes que te amo, ¿es que no te lo he demostrado lo suficiente?”, le dice ella y Lozano le dice que sí, pero que como “el idiota éste” está siempre con lo mismo, pues claro.

Lozano le dice que busque a una tal Yolanda que la “cuide”. Y luego se lo dice doscientas veces más, porque la muchacha es gilipollas y no sabe cuidarse sola.

El fondo de corazón de la sala es de lo más fino y elegante. He visto infografías así en clubes de esos que están al pie de la carretera y que sólo abren por las noches. ¿Eh? ¿Que por qué he visto yo eso? Esto…

Sigamos.

Jordi dice ahora que la hija de Carlos iba a recibir un mensaje en vídeo de su hija, pero que la madre, Mónica Hoyos, ha dicho que no cuando se ha enterado de que venía la novia de Carlos. Eso es resentimiento y lo demás son tonterías.

Y vemos la bronca de Carlos Lozano con Alejandro y El Pequeño Nicolás. Lo peor de todo no fue que los tres se pusieran a gritar, si no oír de fondo a Laura Totita chillar con esa voz estridente que podría hacer que le sangraran los oídos a un gato de escayola.

“Tú sabías quién era el marido de Raquel”, dijo Nicolás en un momento del griterío, sin venir a cuento y a los gritos añadimos los de Raquel Bollo. Joder. Tú llevas ahí a los de Montruos S.A. y con esos gritos tienen energía hasta el año 2050.

El caso es que en un momento Carlos tocó a Nicolás, poniéndole la mano en el hombro y empujando ligeramente. Uy, el Pequeño Nicolás, se puso a pedir la expulsión de Carlos.

Al final la bronca derivó a un intercambio de actitudes adultas entre Alejandro y Laura la del abrigo que debe oler ya a mofeta con colitis del tiempo que lo lleva puesto. Cuando la bronca subió de tono Laura empleó tácticas de intercambio de opinión que se usan en el Club de Debate de Yale, tales como ponerse a hacer la flamenca, a decir “ole, ole, ole”, y demás.

El “habla chucho que no te escucho” es el arma secreta de Laura.

“Carlos debería ponerse un burka, porque tiene una carita para la edad que tiene…”, dice ahora en el plató Rosa. Y vuelve a sacar el tema de que Carlos Lozano sólo discute con las mujeres. Teniendo en cuenta que Lozano ha discutido hasta con las plantas del jardín, es una acusación bastante estúpida.

“Es posible que el público tenga ahí a Lozano para que piense que va a ganar y cuando vea el premio, eh, la torre para fuera. Como si le estuvieran haciendo un castiguito”, dice Rosa. Sí, Rosa, sí. Y si ves una mariposa blanca y le pides un deseo, se te cumple.

Me parto con Alejandro. El pobre muchacho va como pollo sin cabeza de unos a otros y en cuanto alguien le muestra que está a disgusto con él se pone más nervioso que una langosta en la pecera de una marisquería.

Raquel a su reencuentro.

Sale su hijo en vídeo y la mujer pega un grito que habría espantado al niño de La Profecía. Le ponen el videoclip del niño y ella se pone a llorar.

Y justo después aparece el muchacho en persona y Raquel Bollo se pone a berrear que en China están los 1.300 millones de chinos mirando hacia acá acojonados y preguntándose qué cojones ha sido eso.

Madre del amor hermoso. Esta mujer cuando va a una reunión familiar tiene que ir con exorcista para que le eche agua bendita cada 5 minutos y evite que se parezca a la niña del exorcista en un día malo.

Entra la madre de Bollo, o sea, la masa madre, y ella ya chilla como si se se estuviera lavando los pies en un volcán. Joder, qué chillidos. Qué berridos. Qué longitud de onda, qué poderío, qué volumen. Esta mujer te chilla en el salón y te jode el WIFI.

Llaman a Matamoros al encuentro.

Se encuentra con su hermano. Se pone a llorar. ¿Por emoción? No lo creo. Seguramente es por el jersey que lleva su hermano, que es más feo que aparcarle el coche mal a tu padre para que se lo lleve la grúa.

De hecho, cuando Laura lo ve se descojona. Es que es una especie de vómito de lentejuelas y avalorios. Como si alguien le hubiera arrojado ácido al arcoiris y Matamoros se hubiera hecho un jersey con el desecho.

Y ahora el muchacho la coge en volandas y ella, cariñosa como es, le dice “que se me ve el culo, ¡gilipollas!”. Ah, Laura, esa mujer tierna y dulce. Como una planta carnívora de tierna y dulce.

CAMBIO DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Un retortijón y un pis en la ducha acaban con El Pequeño Nicolás llorando y amenazando con irse

El Pequeño Nicolás, llorando como Marco el día de la Madre.

El Pequeño Nicolás, llorando como Marco el día de la Madre.

Los pequeños detalles son los que desatan las peores guerras. Y entre esas pequeñas cosas las peores son las que provienen de un colon cabreado, de esos que cuando dicen ahora es AHORA.

Por ejemplo Alejandro, que vive bajo el control de su propio sistema digestivo, que es quien le dice lo que tiene que hacer y cuándo. Es su tutor legal. Cuando era pequeño, a Alejandro las notas del cole se las firmaba su intestino.

Así que estaban todos en la sala de pruebas dados a la prueba semanal cuando Alejandro recibió la llamada. Y no precisamente la llamada de la fe, si no de esa que te llama desde dentro, como si tuvieras voces, lo que pasa es que en lugar de estar en tu cabeza, las voces están en tu esfinter y gritan ¡LA PRESA SE ROMPE, NO AGUANTARÁ, EVACÚEN, EVACÚEN!

Vamos, que le dio un retortijón de esos que son como cuando mueven un hígado para un trasplante: cada segundo cuenta para que todo tenga un final feliz.

Así que para evitar acabar con los pantalones como un tarro de Nutella, Alejandro abandonó la sala, lo que está prohibido durante las pruebas, lo que despertó la indignación de Laura la Totita, que al parecer es la Harry el Sucio de las normas de las pruebas.

“No tenemos tres años para no poder aguantarnos. Súper nos pones unos pañales aquí o algo“, dijo, con una piedad por los problemas de su compañero que en comparación harían que la Madre Teresa de Calcuta pareciera un aficionado del PSV.

Y ahí metió baza El Pequeño Nicolás, que lo mismo hace de espía en Cataluña que defiende a un amigo (aunque piense que ese amigo debería llevar una etiqueta con la dirección de su casa por si se pierde)

“Sí, para no mearte en la ducha”, le dijo a Laura, que sí, se mea en una ducha que usan otras diez personas.

Me he meado sólo una vez, pero vamos que hoy me voy a mear otra vez“, dijo Laura, que es muy de reconocer los errores propios y que acepta una crítica con la misma elegancia de una zarigüeya acorralada.

Y Nicolás, en atención a los hábitos meones de Laura le llamó “Guarra”.

Y la Totita muy de mantener la higiene no es, que te vas a duchar allí y te empapas bien los pies con los efluvios de su vejiga, pero la educación y la templanza la lleva muy bien. ¿Cómo? Ah, no, que saltó como si se hubiera sentado encima de un cable pelado enganchado a una farola.

“Eres un pedazo de sinvergüenza y un flipao. Eres un friki, a mi no me insultes. Que vas de súpereducado“, le dijo. Habráse visto, qué desfachatez la del Pequeño Nicolás, ir de educado. Qué vergüenza.

“Es que me meo al lado de su cama”, añadió Laura, que la pones en un careo con Mike Tyson antes de un combate y acaba llorando el boxeador.

El caso es que El Pequeño Nicolás acabó en el confesionario llorando como un angelito, que daban ganas de entrar a sonarle los mocos, darle un abrazo y de peinarle lamiéndote la mano con saliva.

Y le dijo al Súper que no podía más, que se iba, que lo dejaba, que no tenía por qué soportar eso. Pero… una cosa es decirlo y otra hacerlo, así que ahí sigue. Criaturita.

 

El Pequeño Nicolás le toca el culo a su compañera Laura y se lleva la bronca que merecía en Gran Hermano VIP

El Pequeño Nicolás y Laura, en el momento flagrante

El Pequeño Nicolás y Laura, en el momento flagrante. (TELECINCO)

La cosa es simple:

Si no es tu culo y no te han dado permiso para tocarlo, NO LO TOQUES.

¿Es fácil verdad? Tanto como localizar Australia en un mapa, pero es que el protagonista de nuestra historia no sabe hacer eso tampoco.

¡SÍ, EL MANOSLARGAS ES EL PEQUEÑO NICOLÁS!

Señor, hay tanto… maleducado de éstos. Estaban en una fiesta todos de buen rollo y en un momento dado Laura y El Pequeño Nicolás se pusieron a bailar en plan mueve tu cucu, culito con culito, caja de pedos VS caja de pedos, como prefiráis.

En un momento dado, por el páramo desierto y lleno de matojos rodantes que es el cerebro de Nicolasín, se pasó la nada brillante idea de darse la vuelta y darle unas palmaditas en el culo a Laura. Bueno, no es que fuera una idea poco brillante, es que el puto fondo de la fosa de las Marianas parece una tienda de lámparas en comparación con esa idea.

Pero Laura ejerció su derecho de rectificación, que en este caso no fue rectificarle las cervicales de un guantazo, si no hacerse valer y decirle que la respetara. Nicolás, que sabe darse cuenta de que ha metido la pata igualito que una ameba en un cepo para osos, lejos de arrepentirse se puso en plan guasón.

“A mí respétame”, le dijo Laura (con dos ovarios) “por lo menos pide perdón, ¿no?“, añadió. Y El Pequeño Nicolás, al que alguien en un momento aciago le dijo que molaba y que era un crack y que se ponía el mundo por montera y NO, se puso chulito: “perdón… perdonada“, dijo.

JO, QUE TÍO TAN GUAY, TAN INGENIOSO Y QUE SÚPER BIEN CONSERVA SU ORGULLO DE MACHOTE

Señor, que cruz.

En fin, aquí el momento (gracias @farandulario_ )

 

Por otro lado, el muchacho está preocupado por qué se pensará fuera de que no supiera encontrar Australia en un mapa gigante. “Me lo he tomado como si hubiera cometido el error más grande del mundo. Seguro que dirán: mira, el inculto ese que va por la calle“, dijo. Pues sí, muchacho, algo de eso habrá.

Lo que no es de recibo es que Rappel, que es como el señor que va cogiendo mierda de un montón y esparciéndola por el césped, se metiera con Nicolás por fallar, teniendo en cuenta que él mismo señaló tres países, incluido Rusia, antes de acertarle a China. “Australia es un continente. ¿Y este señor está en tercero de derecho? Es como decir que 2 por 2 son 17”.

Bueno, Rappel, corazón tú aún no has acertado ni una predicción en lo que va de concurso y nadie duda de que tengas un título en adivinación y profecías. Porque lo tienes, ¿no? Ah, que no existe, perdón.

 

 

 

 

 

 

El Pequeño Nicolás no es del CNI: No sabe dónde está Australia y su gran ridículo en Gran Hermano VIP

Es que me imagino a 007, al mismísimo James Bond diciendo “¿Ande?” cuando le mandan de misión al extranjero. Y también me imagino al Pequeño Nicolás, diciendo que ha trabajado para el CNI y que ha influido en gente muy poderosa y que después llega a Gran Hermano y no es capaz de señalar Australia en un mapa. Australia, leche, que está ahí sola y enorme, que es como la puñetera diana de la geografía.

Sí, amigos, El Pequeño Nicolás hizo el mayor ridículo de la historia después de aquella vez en que Napoleón pensó que había encontrado el baño en la Ópera de París y empezó a cagar en el palco real en medio de Las bodas de Fígaro.

Pero empecemos por el principio y en orden, como Dios y mi Madre mandan.

¿VIP? ¿Very Importan Person? ¿En serio? Tiene más personas importantes la Cienciología que Gran Hermano VIP. Madre del amor hermoso, si han buscado unos sustitutos que si te descuidas no les conocen ni en el Registro Civil… Dani el friki de GH 12, Laura de GH 12+1 y Samira Salomé, que no, no es un personaje de una telenovela marroquí, es una que salió en Mujeres y Hombres y Viceversa, ese programa que es inversamente proporcional a la cantidad de libros que se editan en el mundo.

Ya en directo Belén Roca estaba en plató. Empezó a hablar de lo enferma que está su madre, pero esa parte se acabó pronto, porque Jordi se encargó de que fuéramos al turrón: oooootra vez el tema del cepillo de dientes, que las dos rubias metieron en el váter. Y SE CONFIRMÓ QUE CARLOS LO USÓ.

Si estabais pensando en darle un beso con lengua cochinera a Carlos Lozano, propietario del cepillo enmierdado, pensadlo dos veces, porque es como besar a Pato WC. “Es una broma de mierda”, dijo Javi en el plató. Se reía él solo. Un cómico murió en alguna parte en ese mismo instante.

“Se nos fue de las manos, no queríamos atentar contra la salud de Carlos”, dijo Belén. Joder, faltaría más, sólo les faltó rociarlo con cianuro, limpiar una barra de uranio con él y luego dárselo a chupar a un zombi.

“Son bromas que haces cuando eres pequeña, en un campamento”, argumentó Belén, que está ya talludita, que cada teta suya pesa como un niño de campamento. “No estuvo bien, pero…”. Sí, se la vio arrepentida. Lo mismo que a Hannibal Lecter cuando se come el hígado del cartero, así de arrepentida.

Mientras, esta semana en la casa Charlotte ha estado más atacada de Constantinopla en la Edad Media. Los que la han estado asediando son El Pequeño Nicolás, que cuando la toma con alguien es como un pitbull mordiendo una salchicha, y Alejandro, que ha encontrado a alguien a quien le puede colgar el muerto de ser el más tonto de la casa (para quitárselo él).

Atención al comentario progresista, igualitario y feminista de Nicolás: “Te veo que tienes barriga“, le dijo a Nicolás a Charlotte y cuando ella le dijo que también tenía él, Nicolás le respondió “yo soy hombre”.

GAÑÁAAAAAAAAAAAAAAAAAN

En fin. Que Carlos, cuyo primer mandamiento es “Ama a Carlos sobre todas las cosas” y los nueve siguientes son iguales, sacó a relucir la palabra “acosador” para referirse a los dos muchachos. Y claro, a los zagales les sentó como si les hubiera tratado las almorranas con aloe vera. Pero sin pelar la planta.

Más que nada porque Charlotte se agarró a eso, como se agarraría a una oferta 2×1 en tinte de pelo, para atacar a los dos premios Nobel que son Alejandro y El Pequeño Nicolás, que a este paso va a ser la nueva Aída Nízar.

A Laura le sentó mal que Carlos le dijera que va por detrás. Raro, pues lo ha hecho, ya que el deporte preferido de Laura es apuñalar gente por la espalda.

-Hola Laura, ¿jugamos al padel?

-No, he reservado pista para echarme unos apuñalamientos espalderos.

-Ah, claro, que vas a las olimpiadas con eso…

Así que se chivó a los dos amiguitos de que Carlos había dicho lo del acoso a Charlotte. Y se inició la Tercera Guerra Mundial. Más que nada porque Charlotte comenzó a gritarles a los dos jovenzuelos “ACOSADOOOOOOR”.

“Soy ecuánime”, les dijo Carlos cuando se lo reprocharon. Alejandro dijo “qué ecuánime ni ecuánime“. De ahí se fue al confe a pedir un diccionario. Para él ecuánime es que un chaval llamado Ecu se anime.

Pero aprender palabras puede ocupar mucho espacio en una cabeza dedicada en cuerpo y alma a llevar pelo para estar guapo, así que mejor le hizo una “cruz gitana” a Carlos Lozano. Y dijo que le nominaría con tres puntos. OOOOOOH, NOOOOOOOOOOOOOOOOOO

No sé que hacen las Naciones Unidas que no amenazan a Kim Jong Un con darle tres puntos, porque se rinde fijo, entrega las armas nucleares y convoca elecciones en Corea del Norte.

Mientras se montaba el pollo en la casa, mientras todos discutían, a Laura Matamoros sólo le faltaba acariciar un gato de angora mientras se mecía en un sillón de orejas.

Entraron en la casa Dani, Laura y Samira.

Laura y Samira son otras dos mujeres de esas que se ponen las tetas como el que carga un asno con dos alforjas. No me entendáis mal, me encanta que cada cual se sienta bien con su cuerpo y se arregle lo que le de la gana y en ocasiones queda perfecto (doy fe).

Pero eso es una cosa y ponerse unas tetas que el cirujano las tiene que mover con cadenas y una polea es muy diferente. Un par de kilos de diferencia. Tú te llevas esas seis tetas para sellar Venecia y no les vuelve a entrar agua.

-Hola, quería ponerme tetas.

-¿De qué talla las quiere, señorita?

– Veamos… imagine que viniera Gozilla a ponerse mamas, ¿cuáles le pondría? Pues esas.

“Tenéis todos cara de no me hace ni puta gracia que entre gente“, dijo Laura al entrar en la casa y todos respondieron al unísono: “NOOOOOOO”. Jaja ja ja ja Y una mierda. Les pateaba el hígado.

En otro orden de cosas vimos que Rappel está acojonado, ya no tiene redaños para hacer predicciones sobre quién se va, porque ha fallado más que un elefante intentando tener sexo anal con un chihuahua. Es que no acierta ni por aproximación. A Rappel le preguntas quién va a ser el próximo presidente de los EE UU y te dice que Rita Barberá.

“En mi profesión soy el mejor desde hace 50 años y soy conocido mundialmente“, decía Rappel de sí mismo. Claro que no llegó a decir qué profesión es esa… porque si Rappel es el mejor vidente de España, el peor debería buscar un trozo de cuerda y una rama de árbol gorda. Es más fácil que un vietnamita le acierte un tiro a Rambo a que Rappel acierte una predicción.

Joder, que pestañas falsas enormes se había puesto Charlotte. Los esclavos abanicaban a sus señores con plumas de avestruz y las avestruces se abanican con las pestañas de Charlotte.  Qué exageración. Esta chica se cae de un avión y planea. Os juro que parpadeaba y en mi salón entraba brisa.

¡¡VOLVIERON A LA CASA LAURA Y RAPPEL, SALVADOS!!

“Que estoy de vuelta, cojones”, dijo Laura Matamoros al volver a la casa. Raquel Bollo se agarró a ella como si hubiera entrado por la puerta la Virgen de Lourdes repartiendo billetes de 500 euros. A Laura la alegría la duró seis segundos. Esta muchacha tiene la alegría como el caviar en el El Corte Inglés: con alarma para que no se la saquen.

Vimos un vídeo de Rappel en el que contaba cómo se dedicaba a despedir empleadas del hogar. Que ojo, no habla como si fueran empleadas, si no como si fueran esclavas compradas en un mercado africano del siglo XVIII. A una la despidió porque se le ocurrió contrariarle un día que se levantó a las once de la mañana con antojo de pan frito. Si la próxima reforma laboral la hace Rappel, la ley va a permitir los azotes para los empleados díscolos.

“Epopeya es la mujer de Popeye”, dijo Raquel Bollo. Filólogos y profesores saltando por un acantilado en ese momento mientras un grupo de lemmings les miraban flipando en colores. Aquí una imagen del salón de plenos de la RAE anoche durante la gala:

¡¡Y A LA CALLE CHARLOTTE Y SUS CHARLOTTAS!!

VÍDEO: El Pequeño Nicolás se dedicó a sacar mierda que parecía un anuncio de laxante. Por ejemplo, le recordó a Laura la ocasión en que ésta le rompió la nariz a un portero de discoteca. “Me tiró por las escaleras y le devolví la que pude”, se justificó Laura. Lo normal, vamos. ¿Quién no le ha dado una paliza a un gorila de discoteca?

Y a Laura le molestó que eso saliera a la luz. Aunque claro, a Laura le molesta que haga sol y que no lo haga. Si llueve se enfada y si no, también. Si le hablas le caes mal y si no, mal le caes. ¿Y a quién culpó Laura de ese chivatazo? Pues a Javier. Sí, amigos, Laura piensa que Javier es el responsable de la extinción de los dinosaurios.

Y LLEGÓ EL MOMENTO NOMINACIONES: OJO.

El súper les explicó que debían sacar una bola de una caja. En ellas había nombres de países, de entre los 80 países en los que se ha emitido GH. Tenían que abrir la bola, ver qué país tenían, señalar el país en el mapa y llamar al país en cuestión.

Quien respondiera debía decir: “¡Viva Gran Hermano!“, si lo conseguían se hacían con 3 puntos extra para nominar.

“¿Y si no sabes dónde está el país?”, se preguntó Raquel Bollo. Pero no lo preguntaba por ella, era para una amiga.

El primero fue El Pequeño Nicolás. La bola se la tuvo que abrir Lozano. Le tocó Australia. ME CAGO EN ROCA. MARCÓ GROENLANDIA. Y ALASKA. Y LUEGO RUSIA, como si fueran Australia.

Pero como no era eliminatorio, él seguía probando. “La otra Australia”, le dijo el Súper. Y él ahí, mirando el mapa como una vaca delante de una ecuación astrofísica. Y nada, no lo conseguía.

Australia, ¿estás ahí? (TELECINCO)

Australia, ¿estás ahí? (TELECINCO)

QUEDA DESCARTADO QUE SEA UN AGENTE DEL CNI. Porque no me jodas. A no ser que CNI signifique Conocimientos Nulos Inexistentes.

Regresó a la casa y la gente no se lo creía. “Voy a quedar de retrasado mental“, dijo El Pequeño Nicolás.

Vídeo: Nicolás hablando de su supuesta novia. Es rubia. Espero que no sea australiana. Dijo Nicolás que espera “casarse y tener hijos”. Pues espero que se le de mejor encontrar vaginas con el pene que países con el puntero, porque si no esa muchacha muere virgen.

A Laura le llegó a coger el teléfono un alemán, pero no le dio tiempo a decirle nada y colgó sin despedirse. Otro motivo para que nos odie Angela Merkel.

¿Sabéis eso de “todos los tontos tienen suerte”? Pues Alejandro no es una excepción: le tocó España. Llamó a su madre.

MA MAAAAAAAAAAAAAAA, OLE MI COÑO“, dijo. ¿Es o no es para estar orgulloso de la criaturita?. Y en lugar de decirle lo que tienía que decir se puso a charlar con ella de sus cosas. Le faltó pedirle unos tuppers de ensaladilla. Y se puso su hermana también y la chiquilla comenzó a llorar que salían los mocos por el lado del teléfono de Alejandro. Al final su madre lo dijo y pilla los 3 puntos.

“¡SOY UN PUTO MÁQUINA!”, dijo Alejandro. Joder, anda que sentirse orgulloso por eso… ¡¡SÉ DÓNDE ESTÁ ESPAÑA, OJOOOOOOO!! ¡¡OLE MIS COJONEEEEEES!! Y ESTOY QUE LO PARTO, QUE OS SEÑALO MURCIA A LA PRIMERAAAAAAAAAAAAAAAAA

Y así.

TURNO DE RAPPEL

Le tocó China. Joder, otro que buscaba. TOCÓ RUSIA. SÍ, OS LO JURO. RUSIA. Bueno, es normal, China es un país pequeño de reciente creación en medio de África Central… total que a la tercera la enconró. No llamó porque no pudo, porque se puso con el teléfono como una abuela con un iPhone 7: no fue capaz de marcar.

TURNO DE CARLOS LOZANO.

Otro con una flor en el culo: le tocó Perú, donde trabaja. DIOS BENDITO. Marcó Chile y Argentina y a la tercera, haciendo la ruta desde España, Perú. Pero para nada, porque no fue capaz de marcar el número. Joder. Esta gente, qué nervios pasan. Como para ponerles a elegir entre el cable rojo y el azul de una bomba.

“Pero que no pasa nada” es la frase preferida de Carlos Lozano. “Eh, que has atropellado a mi madre con la excavadora, pero que no pasa nada”.

Seguimos con Charlotte, su entrevista en plató y sus broncas con Lozano. Vimos la gran bronca tras la que ellas empezaron a decir que Lozano era un machista y poco hombre y viejo…

Y vídeo del cepillo. Por enésima vez. A Charlotte le seguía haciendo gracia la broma. Aseguró que no le dijo que no había cambiado el cepillo para que no la pegara. Pero ojo, fue ella la que dijo que pegaría a Carlos Lozano y que si su hermano estuviera allí le pegaría él.

Total, que Charlotte dijo “pero no se murió”. A tope. Pues nada. Todos a meter cepillos de dientes y tenedores en las tazas de váter. Para darles un agua.

Y es que estas dos muchachas piensan que un reproche hacia ellas es un insulto a todas las mujeres. ¿Por qué? Porque ellas son las representantes de todo el género femenino. Si Dios es mujer, Charlotte y Belén son sus representantes.

TURNO DE RAQUEL BOLLO.

“Ay, si hace 22 años que dejé de estudiar”, se quejó. Le tocó Canadá. “Si yo no he salido de Cádiz ni de Barbate…“, dijo y claro, ni en Cádiz ni en Barbate hay mapas y no pudo mirarlos. Pero como se lo chivaron, pues acertó.

“Plis ripit viva Gran Hermano”, dijo cuando le descolgaron el teléfono, pero colgaron. Normal, el pobre canadiense pensaría que era de Jazztel.

NOMINADOS: CARLOS, RAQUEL, ALEJANDRO

Y ENTRARON COMO SUSTITUTOS DANI Y LAURA GH 12+1

Y vimos un vídeo de Charlotte maquillándose. Bueno, no se maquilla, se hace una chapa y pintura con la que podrías renovar un Seat Panda. Hay cuadros de Dalí que tenían un proceso pictórico más sencillo que el maquillaje de Charlotte.

Y la mujer que quiere casarse “con un mafioso” se despidió de la casa. Le dijo a Rappel que es único (menos mal), que le da muy buenos consejos. Y que le quiere ver ganador (sí, y al final del arcoiris hay un caldero con oro).

¡No os perdáis en unas horas mi vídeo comentando la gala a lo tonto!

Y si queréis seguirme (como hizo durante unos meses Irina Shayk) estoy en Twitter: @realityblogshow y en Facebook: Gus Superviviente Hernández.