BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘India’

Por qué deberías preocuparte si tienes zapatos de cuero

Trabajadores senegaleses en la industria del cuero en Italia / Setem

Trabajadores senegaleses en la industria del cuero en Italia / Setem

Hace más o menos un año publicábamos un artículo sobre la industria de los zapatos y las insufribles condiciones de los trabajadores de su industria, además de las consecuencias para el medioambiente. Lejos de mejorar, la situación ha empeorado: esas condiciones laborales deplorables se sufren también en Europa. La campaña Cambia Tus Zapatos, de la ONG Setem, denuncia la precariedad de decenas de trabajadores en suelo europeo. Italiano, concretamente. Lee el resto de la entrada »

India inauguró la instalación de paneles solares en techos más grande del mundo

La planta solar tiene 331.842 metros cuadrados y se sitúa en Punjab, al norte de India. Buscan reducir el consumo de carbón, una de las principales fuentes de energía del país.

Uno de los paneles instalados en Punjab, India. Fuente: Twitter

Así se ve la instalación de paneles en Punjab, India. Fuente: Twitter

Lee el resto de la entrada »

India: violación impune

Dos mujeres protestan contra la violación en grupo en Nueva Delhi / FLICKR

Dos mujeres protestan contra la violación en grupo en Nueva Delhi / Rames Lalwani – FLICKR

Ser hombre y vivir en India es un privilegio. Da igual la casta a la que pertenezca, su nivel económico, su religión o el color de su piel. Da igual, incluso, si es un violador, porque abunda el discurso de que las víctimas “sólo son mujeres”. Hace menos de una semana, el país asiático recibió la impactante noticia de la liberación de uno de los seis violadores, quien por aquel entonces era menor de edad, que acabaron con la vida de la estudiante Jyoti Singh en un autobús en Nueva Delhi en 2012. Fue una violación colectiva, de las que abundan en India, y la joven, que tenía 23 años, murió días después por las lesiones que le causaron. El crimen fue tan brutal que la realizadora británica Leslee Udwin decidió realizar un documental sobre el caso para la BBC.

Singh había ido al cine con un amigo y ambos subieron a un autobús para irse a casa, sobre las 8 y media de la tarde. Dentro estaban los seis violadores quienes, después de pegarle una paliza al chico, violaron a la joven sin que nadie, ni siquiera el conductor del autobús, hiciera nada por evitarlo. Entre las justificaciones que los criminales dieron después del ataque, fue muy repetida la que apuntaba a que la joven no debía estar en la calle a esas horas. En definitiva, insistían en que ella se lo había buscado. A Udwin le sorprendió enormemente la total falta de arrepentimiento de los violadores a los que entrevistó, así como la visión de “normalidad” del caso que tenían muchos de los participantes en el documental. Ahora, uno de los criminales es libre, libre para repetir, si lo desea, el crimen que cometió con nuevas víctimas.

Lee el resto de la entrada »

Kailash Satyarthi: “No habrá paz sin educación”

Kailash Satyarthi en su conferencia del pasado jueves en A Coruña /  Foto: CARLOS PARDELLAS

Kailash Satyarthi en su conferencia del pasado jueves en A Coruña / Foto: CARLOS PARDELLAS

Kailash Satyarthi es un hombre de apariencia tranquila, afable, con una media sonrisa permanentemente dibujada en la cara. Ganó el Premio Nobel de la Paz 2014 por su lucha de más de 3 décadas contra la explotación infantil pero, a pesar de la fama y la gran expectación que despierta, no vino a A Coruña para hacerse la foto. Cuando le pedí hacerme una foto con él, después de su conferencia del pasado jueves, me di cuenta de que no estaba cómodo, como sí lo había estado escasos minutos antes hablándonos de paz, de educación y de lucha por los derechos de la infancia. Satyarthi no es un simple premio Nobel, es un Gandhi, un Mandela. Me recordó mucho a Madiba por la nula hostilidad que despierta al tiempo que transmite mensajes duros sobre la cruda realidad que viven los niños en este mundo de desigualdad.

Crecer en la desigualdad, luchar contra ella

Nacido en el seno de una familia acomodada en India, Satyarthi se dio cuenta enseguida de la gran injusticia que envolvía a los pobres: “Yo nací para ir al colegio y convertirme en ingeniero, y otros niños nacieron para trabajar a costa de su infancia, salud, educación y, lo que es más importante, su libertad”. Y quiso cambiar esa realidad. En 1980 comenzó su lucha en India contra la esclavitud infantil (laboral y sexual) y el analfabetismo usando el arma implacable de la educación, “un derecho que abre el camino de todos los derechos, un poder que puede transformar el mundo”, y así consiguió liberar del abuso infantil a decenas de pueblos en India, como Rajasthan. Su premisa, apelar a la compasión que sentimos ante cualquier niño para ver a todos los niños del mundo como si fueran “nuestros propios hijos”. Porque cambiar el mundo, dice Satyarthi, es nuestra responsabilidad, está en nuestras manos.

Lee el resto de la entrada »

“Las trabajadoras textiles asiáticas sufren una triple discriminación económica, social y de género”

Trabajadoras en huelga en una fábrica textil al sur de la India / Foto: No Dust Films

Trabajadoras en huelga en una fábrica textil al sur de la India / Foto: No Dust Films

Las injusticias de este mundo merecen ser contadas. El silencio es un arma de doble filo que, por un lado, perpetúa el sufrimiento de los desamparados y, por otro, alimenta la ignorancia de los más privilegiados. La productora No Dust Films es una de esas pequeñas contribuciones a la justicia social que visibilizan los problemas del día a día. Los cuatro jóvenes que la integran acaban de preestrenar su documental “Las costuras de la piel”, donde las trabajadoras de fábricas textiles del sur de la India denuncian la explotación laboral a la que están sometidas -en este blog hemos tratado varias veces la problemática de la explotación en las fábricas textiles de Asia, que afecta muy especialmente a mujeres y niñas de India y Bangladesh-. Hemos tenido el honor de charlar sobre el documental con Marc Soler, uno de sus propios artífices.

¿Cómo surgió No Dust Films? ¿Quiénes lo integráis?

No Dust Films somos un grupo de cuatro jóvenes -Marc Soler, Eduard Valls, Cèlia Vila i Enric Escofet- quienes, finalizados nuestros estudios y ante la falta de perspectivas laborales, decidimos hacer el documental con nuestros propios medios. Los cuatro estudiamos Comunicación Audiovisual en la Universitat Autònoma de Catalunya, donde nos conocimos, y juntos decidimos empezar este proyecto con el que queríamos seguir aprendiendo y disfrutando haciendo lo que más nos gusta: comunicar; a la vez que conociendo y dando a conocer.

¿Por qué decidisteis lanzar el documental “Las costuras de la piel”? ¿Fue algo accidental u os planteasteis tratar ese tema desde el principio?

Un día llegó a nuestras manos el informe Captured by cotton, sobre las condiciones de trabajo y de vida en las fábricas textiles de Tamil Nadu (India), donde miles de niñas son engañadas, recluidas en las fábricas y forzadas a trabajar. De alguna manera nos sentimos parte del problema, en tanto en cuanto nosotros consumimos parte de la ropa producida en estas condiciones. Fue en ese momento cuando decidimos viajar hasta allí y conocerlo de primera mano.

¿Es un documental ilustrativo o tiene también una vertiente crítica?

 Siempre tuvimos claro que la voz del documental debía proceder de las propias trabajadoras. Son ellas las protagonistas del film, a las que acompañamos en sus vidas domésticas y en su activismo. Como realizadores, hemos intentado situarnos al margen, sin apenas intervenir ni en el rodaje ni en el montaje, pero a la vez manteniéndonos muy cerca de ellas. Sin embargo, partimos de una posición muy crítica que ha sido el motor de todo este proceso, y que se muestra latente durante todo el film. De hecho, lo primero que hicimos cuando llegamos a India fue materializar nuestro punto de vista en un cortometraje, “Revision”, que puede verse online.

Lee el resto de la entrada »

¿Nacidas para coser?

Trabajadoras de una fábrica textil en Bangalore (India) se manifiestan contra sus condiciones laborales / Captura del documental "Las costuras de la piel"

Trabajadoras de una fábrica textil en Bangalore (India) se manifiestan contra sus condiciones laborales / Captura del documental “Las costuras de la piel”

Si hay una injusticia en este mundo que se escribe con letras mayúsculas es el hecho de ser pobre o rico por razones de nacimiento. Es un hecho: dime de dónde eres y te diré qué nivel de vida tienes.  Pero, si además de ser pobre eres mujer, el problema se incrementa en forma discriminación por género, explotación intimidatoria, violencia física en general y sexual en particular. Las trabajadoras textiles de la India y Bangladesh lo saben muy bien -aunque, por desgracia, son sólo un ejemplo de muchas en todo el mundo-. Ahora, por primera vez, las trabajadoras de una fábrica textil en Bangalore (una de las principales zonas exportadoras de ropa a nivel mundial) se han puesto en pie de guerra contra sus jefes, y hasta han fundado un sindicato, saltándose la estricta prohibición.

Así lo muestra el documental “Las costuras de la piel”, realizado por No Dust Films, que ha sido posible gracias a la financiación colectiva y que se preestrenó el pasado 6 de febrero en los cines Maldà de Barcelona. El documento nos muestra la cruda realidad de las trabajadoras textiles de la fábrica Goldenseam, quienes cobran unos 2,50 euros diarios trabajando más de 60 horas a la semana y bajo unas condiciones deplorables, con unos niveles de toxicidad química que las hacen enfermar. Ellas afirman sufrir chantajes diarios por parte de sus superiores para disuadirlas de protestar por su situación laboral y aseguran recibir maltrato físico y psicológico. Pone los pelos de punta ver cómo los superiores de estas mujeres, todos hombres, enmudecen de impotencia al verlas defendiendo firmemente sus derechos como trabajadoras y como mujeres. ¿Es este un caso aislado? No, es uno de tantos.

Lee el resto de la entrada »

India: internación significa tortura

Un informe de Human Rights Watch reveló que las mujeres y niñas con discapacidad en India son forzadas a ingresar en hospitales e instituciones psiquiátricas, donde afrontan condiciones insalubres, se arriesgan a ser víctimas de violencia física y sexual y reciben tratamiento involuntario, incluyendo terapia de electroshock.

Crédito: World Bank

Crédito: World Bank

Lee el resto de la entrada »

Dow Chemical: 30 años lavándose las manos

Pintada de protesta contra el presidente de Union Carbide frente a la planta química abandonada en Bhopal / Flickr:  jbhangoo

Pintada de protesta contra el presidente de Union Carbide frente a la planta química abandonada en Bhopal / Flickr: jbhangoo

Están a punto de cumplirse 30 años del mayor desastre industrial ocurrido en India, donde murieron más de 22.000 personas. Ocurrió en Bhopal el 3 de diciembre de 1984, al producirse una fuga de gas en una planta química de la empresa Dow Chemical. A pesar de los continuos requerimientos de los tribunales indios contra la multinacional, ésta continúa negando su responsabilidad en los hechos y esquivando dichas demandas.

La tragedia de Bhopal no sólo dejó decenas de miles de muertos, sino también unos 600.000 damnificados por los altos niveles de gas tóxico a los que se expusieron, y que aún hoy les acarrean graves problemas de salud. Además de que la planta, hoy abandonada, se ha convertido en un gran foco de contaminación que afecta al suministro local de agua, según denuncia Amnistía Internacional (AI). Todo apunta a que la fuga se produjo por una falta de mantenimiento en las instalaciones de la planta, según revelaron investigaciones posteriores.

Lee el resto de la entrada »

Treinta millones de rostros esclavos

Una niña trabaja en la india (Jean-Baptiste Rabouan. GTRES)

Una niña trabaja en la india (Jean-Baptiste Rabouan. GTRES)

Para nuestro imaginario, tal vez, queda lejos la imagen de esclavitud que nos transporta a los barcos del siglo XVIII que cruzaban el Atlántico para transportar a los africanos a territorio americano para trabajar en las plantaciones. Sin embargo, la realidad es que es un problema bien cercano, ya que en el mundo hay casi treinta millones de esclavos, algunos de ellos, obligados a realizar trabajos forzados, otros, a la antigua ultranza, lo son desde que nacen. Así, en el siglo XXI, la esclavitud se ha transformado con lo que se conoce hoy como la esclavitud moderna.

“La esclavitud moderna toma muchas formas y es conocida por muchos nombres. Ya la llamen trata de personas, trabajo forzado, esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud (una categoría que incluye servidumbre por deudas, matrimonio forzado o servil, venta o explotación de niños incluso en conflictos armados), las víctimas de la esclavitud moderna tienen su libertad negada y son usadas, controladas y explotadas por otra persona con fines de lucro, sexo o la emoción de la dominación”, precisa Walk Free Foundation en su informe con cifras del 2013 y publicado ahora.

Según el Índice Global que ha publicado esta organización, en total hay 29,8 millones de esclavos, la mayoría de ellos en India, 13,9 millones, seguido de China, 2,9 millones y Pakistán 2,1 millones. Actualmente, el 75% de las víctimas de este fenómeno se concentran en diez países. Además de estos tres, la lista también incluye: Nigeria, Etiopía, Rusia, Tailandia, República Democrática del Congo, Myanmar y Bangladesh. Cabe destacar, por eso, que India y China son los dos países más poblados del mundo, así que, por eso, también son los que tienen un mayor número de esclavos en términos absolutos.

Ahora bien, si tenemos en consideración la proporción de esclavos según su población, el primero es Mauritania, donde el 4,2% de la población es esclava, seguido de Haití (2,1%), Pakistán (1,17%) e India (1,12%). En este caso, China ni tan siquiera aparece en la lista de los diez que países con mayor proporción de esclavos en la que también están: Nepal (5 lugar), Moldavia (6) y Benín en el (7), los tres últimos son Costa de Marfil (8), Gambia (9) y Gabón (10).

Lee el resto de la entrada »

Asia del Sur: más de dos millones de chicos mueren por causas evitables

Por Verónica Furlan

UNICEF presentó un informe que revela que hubo mejoras en la zona debido al progreso económico, pero que las inequidades siguen patentes en la región. La directora regional, Karin Hulshof, dijo que “más de dos millones de chicos mueren antes de su quinto cumpleaños” y que esas muertes “son evitables”.

A pesar del crecimiento económico asiático y las mejoras en la difusión y cumplimiento de los Derechos del Niño, la región que comprende India, Nepal, Afganistán, Bhutan, Pakistán, Bangladesh, las Maldivas y Sri Lanka sigue siendo uno de los peores lugares para ser menor de 5 años.

El informe de ONU, que revisa los avances en nueve áreas clave durante los últimos 25 años, muestra que hubo algunos avances, pero que sin duda son insuficientes si tenemos en cuenta algunos de los datos alarmantes que muestra: como el hecho de que el 38% de los niños de la región tiene malnutrición crónica y la afirmación de que el sur asiático es uno de los peores lugares para quedar embarazada y dar a luz.

“Demasiados niños son casados y demasiados mueren antes de nacer”, dijo enfáticamente la directora regional de UNICEF.

Otros indicadores señalan que aproximadamente 8 millones de chicos menores a un año no reciben vacunas; el 45% de las niñas se casa antes de cumplir los 18 años y el 18% antes de los 15. Asia del Sur es el hogar del mayor número de chicos que no llegan a su talla por la malnutrición; más de 700 millones de personas todavía defecan al aire libre y aproximadamente 100 millones de chicos menores de 5 años no son registrados al nacer.

“A pesar del despegue económico de la región y las mejoras consecuentes en los derechos de los niños, sigue habiendo disparidades masivas que no permiten que estos chicos vivan con dignidad y alcancen su mayor potencial para poder decidir sobre su futuro”, declaró Hulshof. “Lo bueno es que tenemos el conocimiento y la experiencia para mejorar las cosas y permitir que esto pase”, agregó. Esperemos que así sea.

Crédito: UNICEF

Crédito: UNICEF