BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘desigualdad’

Nacer indígena en América Latina

Un niño indígena asiste a una ceremonia en Brasil (EFE/ Marcelo Sayao)

El hecho de nacer de padres indígenas aumenta marcadamente la probabilidad de crecer en un hogar pobre. Así lo asegura un reciente informe del Banco Mundial que radiografía la situación de la población indígena de Latinoamérica. Si bien se calcula que sólo cerca del 8% de la población latinoamericana (42 millones de personas) es indígena -según datos de los últimos censos correspondientes a 2010- la pobreza afecta al 43% de los hogares indígenas de la región. 

El informe constata que a pesar de que durante la primera década del milenio América Latina estuvo marcada por el crecimiento económico y la reducción sin precedentes de la desigualdad -más de 70 millones de personas lograron salir de la pobreza- la experiencia de los indígenas fue diferente.

Lee el resto de la entrada »

La desigualdad en el mundo tiene silueta de mujer

Chad-0604-620x413

Las mujeres van juntas al pozo para evitar peligros (Chad). Imagen: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

“Nacer mujer en algunas partes del mundo sigue siendo un infierno en vida”, decía la filósofa Amelia Valcárcel en una conferencia en Madrid hace unos meses. El Día Internacional de la Mujer, que se celebra este martes, sigue recordando que a diario millones de mujeres son discriminadas, o privadas de recibir una educación, que el camino es largo y que queda mucho por andar.

El camino, sin embargo, es más largo en unos países que en otros. Basta con mirar el último informe de Desarrollo Humano elaborado por las Naciones Unidas para ver las diferencias entre los países en vía de desarrollo y los desarrollados. Mientras que en Afganistán o Sierra Leona los años de escolarización esperados para una mujer son 7,2 mientras que en países como Australia o Nueva Zelanda superan los 19 (en España son 17).

Otro indicador del informe es el Índice de desigualdad de género, que tiene en cuenta dimensiones como el empoderamiento económico o la salud sexual y reproductiva. Este indicador sitúa Eslovenia como el país más igualitario, seguido de Suiza y Alemania. El peor país es Yemen y otros en el que el índice de desigualdad es muy alto son Chad, Níger, Afganistán o la República Democrática del Congo, entre otros.

Lee el resto de la entrada »

Nos olvidaremos de Nepal

Varias personas intentan rescatar a un hombre de entre los escombros de un edificio derrumbado por el terremoto en Nepal / EFE

Varias personas intentan rescatar a un hombre de entre los escombros de un edificio derrumbado por el terremoto en Nepal / EFE

Cifras, otra vez cifras. Un temblor, miles de hogares y miles de vidas que se derrumban. Vidas que se convierten en un baile de cifras a medida que pasan las horas, pero son vidas, personas, al fin y al cabo. Han sido horas interminables de temblores y réplicas que convierten vidas humanas en polvo y escombros; otras tantas, las que sobreviven al desastre, se vuelven un infierno para salir adelante. Pero esto no es Estados Unidos ni Europa, esto es Nepal y en unos días lo habremos olvidado.

La naturaleza tiembla, erosiona, arrasa civilizaciones, escupe lava y nos recuerda una y otra vez quién es la que manda, además de lo pequeños y vulnerables que somos. Así ocurrió en Haití, en Filipinas, en Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia y próximamente podría pasar en Chile. Nos impacta, claro que sí, y de una forma brutal, porque en la parcela del mundo en la que nos ha tocado vivir no vemos esas cosas todos los días. Nos impacta, claro está, durante unas horas. Y recordaremos esos desastres naturales y por lo tanto humanos de pasada, cuando se cumpla el primer, quinto o décimo aniversario del “desastre que conmocionó al mundo”. Porque no, esto no es la maratón de Boston, es la cara menos afortunada del mundo y por ello estamos destinados a olvidarla.

Tal como han destacado diversos medios hoy, en el terremoto de Nepal ha muerto un importante ejecutivo de Google. También han fallecido decenas de alpinistas por avalanchas originadas en la cordillera del Everest. Gracias a su rango y a su nacionalidad, estas víctimas tienen nombre y apellidos en los medios. El resto son números, pero hay que hablar de esos números porque, aún sin identidad, también son personas.

Lee el resto de la entrada »

Davos: opulencia, desigualdad, yihadismo y Grecia

Davos

Al Gore y Pharrell Williams en una coferencia conjunta el primer dia del Foro de Davos / EFE

Esta es aquella semana en que cada año, entre esquíes y nieve, los hombres más ricos del mundo se reúnen en Davos (Suiza) para debatir las políticas económicas que deberían regir en el transcurso del año en todo el planeta. Este  2015 son 2.500 personas que debaten el futuro de los 7.000 millones de habitantes que tienen el mundo.

¿Quién va a Davos? Pues bien quien puede pagárselo, claro.  En el Foro Económico Mundial de Davos hay diferentes categorías y no todas cuestan lo mismo, la entrada de membrecía corporativa  costaba hasta ahora 673.000 dólares (unos 600.000 euros), pero este año estaba previsto que los organizadores aumentaran este cifra, según anunció la agencia especializada en economía Bloomberg. Para una entrada de ejecutivo estándar se debe pagar alrededor de 20.000 dólares (17.654 euros).

Este año, en total, van 40 Jefes de Estado como la alemana Angela Merkel, el francés  Françoise Hollande o el chino Li Keqiang. En el caso de España, Mariano Rajoy no va, pero en su lugar asiste el ministro de Economía, Luis de Guindos. Quien nunca falla a la cita, es la familia Botin del Banco Santander. Hasta ahora, iba Emilio Botin, pero tras su muerte en septiembre de 2014, este año acudirá su hija Ana Patricia Botin y actual presidenta de la entidad financiera.

Obviamente, al encuentro no falta Bill Gates ni Jack Ma Yun, el Bill Gates asiático creador de alibaba.com el Amazon chino. En total, hay representantes de 1.500 empresas. También hay la presencia de ex políticos como Bill Clinton, que tienen una fundación destinada a mejorar la salud y el bienestar de las personas, o quien fue su vicepresidente Al Gore, reconvertido en un luchador contra el cambio climático. Y es que Davos también reluce el negocio de la filantropía, es decir, cómo enriquecerse ayudando a los demás, como denuncia el periodista Andy Robinson en su recomendable libro “Un reportero en la montaña mágica”.

Lee el resto de la entrada »

La desigualdad: el gran problema de Hong Kong

Manifestantes en favor de la democracia duermen frente a las oficinas del Gobierno, durante el quinto día de desobediencia civil en Hong kong (China). Las autoridades chinas han suspendido durante una semana las visitas turísticas de grupos a Hong Kong desde el resto del país. (Dennis M. Sabangan / EFE)

Manifestantes en favor de la democracia duermen frente a las oficinas del Gobierno, durante el quinto día de desobediencia civil en Hong kong (China). (Dennis M. Sabangan / EFE)

Por Blanca Blay

La conocida como “revolución de los paraguas” en Hong Kong, ex-colonia británica desde 1997 con cerca de 7 millones de habitantes, cuestiona como mínimo la satisfacción de su población bajo la máxima de “un país, dos sistemas”.

Las libertades de las que goza la región de Hong Kong en comparación con el resto de China, como por ejemplo un limitado autogobierno o libertades civiles como la de prensa, empiezan a no ser suficientes para la parte de la población representada en el movimiento Occupy Central with Love and Peace. Piden a Pequín el prometido sufragio universal para elegir su líder en las próximas elecciones, en 2017. Pero más allá de este movimiento, esta revolución expresa también un problema que sucede en Hong Kong desde hace años: la brecha de la riqueza. Según el coeficiente de Gini, Hong Kong es más desigual ahora que Estados Unidos o Singapur.

“Hong Kong es la ciudad desarrollada con más desigualdad en el mundo y en gran parte es por culpa de la falta de medidas por parte del gobierno y la presión desproporcionada de la China sobre la ciudad”, explica Dídac Bermejo.

Lee el resto de la entrada »

Los nuevos niños pobres en Europa

Por Maria Gobern.

Imagen archivo Save the Children

Imagen archivo Save the Children

En Europa el 28% de los menores de 18 años están en riesgo de pobreza y exclusión social.Es una cifra bastante elevada y cada vez la diferencia entre los ricos y los pobres se hace más visible. Niños que no pueden acceder a una buena educación, una vivienda digna… La crisis financiera y económica que empezó en 2008 ha hecho aumentar la pobreza infantil, reduciendo la calidad de la nutrición, la salud y también el ocio de los más jóvenes.

Los países europeos con una desigualdad alta en las condiciones de empleo (bajos salarios, etc.) son incapaces de redistribuir la riqueza para beneficiar a los niños más desfavorecidos, éstos tienen las tasas más altas de pobreza y de exclusión social infantil.

Asumimos por naturaleza que los niños al borde de la pobreza son aquellos que viven en países más pobres pero eso no siempre es así, países como Italia y Francia tienen entre una quinta y una tercera parte de sus niños en riesgo de pobreza Irlanda, uno de los países europeos con un producto interior bruto más alto tiene el 34% de sus niños cerca de la pobreza. Y en España el 33,8% de los niños viven en riesgo de pobreza o exclusión social, según los últimos datos los niños españoles están entre más pobres de Europa, sólo por detrás de Rumanía, seguidos por Bulgaria y Grecia.

Lee el resto de la entrada »

El Mundial de Brasil: del amor al odio

201943_BpFH1l3CUAEGzrz

Joven brasileño de 17 años retrata así el Mundial./Difundido en redes sociales

Para estas fechas, poco antes de El Mundial de Alemania leí una noticia en el diario que captó mi atención. En una cárcel de Brasil había una revuelta de los presos para pedir mejores condiciones y muy importante una televisión para ver el mundial. Hoy, ocho años después, el país del fútbol se resiste a albergar este mega evento deportivo en su casa. Ayer, de hecho, fue la inauguración del Mundial de Brasil y su presidenta, Dilma Roussef no asistió porque quiso evitar que la silbasen, pero ¿qué ha llevado a esta situación?

Desde hace 11 años, en Brasil gobierna el Partido de los Trabajadores (PT), primero con Luis Inacio Lula de Silva y, ahora, con la ex guerrillera Rousseff. En este tiempo, 20 millones de personas han salido de la pobreza y la economía ha crecido tanto que, desde 2011, es la sexta potencia mundial.

Sin embargo, en este país de unos 200 millones de habitantes, el 24% de la población vive en condiciones paupérrimas, 18,6% es pobre y el 5,4% está en situación de pobreza extrema, es decir, sobrevive con menos de dos dólares al día, según la CEPAL. Además, sigue siendo uno de los países más desiguales de la región. Según el coeficiente Gini, en el que 0 es la perfecta igualdad y 1 la completa desigualdad, Brasil tiene 0,55 por delante  Colombia (0,53), Chile (0,50) y México y Argentina (ambos con 0,46).

Esta desigualdad no es sólo entre ricos y pobres, sino también entre hombres y mujeres, franjas de edad o entre etnias como blancos, mestizos, afrodescendientes o indígenas. En este sentido, aunque Brasil tiene un desempleo relativamente bajo, del 6%, alcanza el 20% entre mujeres, afrodescendientes y jóvenes.

El Mundial, que ha costado 8.200 millones de euros, ha tenido un sobrecoste del 300% del precio previsto y ha comportado varios casos de corrupción. Además, para construir estas instalaciones se han desahuciado unas 250.000 personas.

Pero aún hay más rostros amargos que escandalizan a la población. Según un impresionante documental del  Mikkel Jensen en Brasil hay escuadrones de la muerte matando niños que viven en la calle e indigentes con la finalidad de limpiar la imagen del país de cara a la llegada de los turistas. Pese que no hay cifras oficiales, ONGs locales cifran en 121 los niños asesinados por este motivo.

Y otro de los dramas de la pobreza es la prostitución infantil. Para el Mundial se calcula que llegaran 600.000 extranjeros en un país donde el trabajo sexual es legal a partir de los 14 años. Aun así se calcula que 250.000 niñas menores de esta edad ejercen la prostitución.

“A los clientes se les cobra alrededor de 60 dólares. La prostituta obtiene la mitad de eso, menos las deudas por vestimenta, drogas, alcohol y cosméticos. La niña consigue un cuarto con lo que paga el cliente”, aseguró a Time Thiago, quien trabajó de proxeneta, según un reportaje de Reporte Indigno.

Pero si la situación económica y social ya es un caldo de cultivo para las numerosas manifestaciones que hemos visto en las calles, además entre los brasileños existe la sensación que Brasil va a perder con esta competición. De hecho, todos los Mundiales han supuesto pérdidas para los países organizadores, ya que la mayoría de los beneficios se los queda la FIFA, concretamente, la totalidad de los patrocinios, derechos de televisión y ventas de mercancía alusivas al mundial. El país organizador tan sólo se queda el dinero de las entradas de los partidos.

Todo esto ha llevado a jóvenes indignados a salir a las calles a pedir cambios sustanciales y que el dinero que se ha gastado en la competición se invierta en servicios públicos como la sanidad, la educación o la generación de empleo. Así es cómo una parte de la población brasileña ha pasado de adorar a odiar el Mundial y más si se hace en casa.

Núria Segura Insa

nuriasegura@gmail.com

¿Quién gobierna realmente en Estados Unidos?

Crédito: Flickr/waywuwei

Crédito: Flickr/waywuwei

Y en el mundo real…lejos de Bruselas, donde los líderes de las potencias más industrializadas del planeta, el G-7, se han reunido esta semana, la desigualdad sigue generando desigualdad.

Desde los años 70, la clase media estadounidense ha ido retrocediendo, de un 51% entonces a un 42% en 2013. Sólo entre 2009 y 2011 -los dos primeros años de recuperación económica tras la crisis- el valor promedio neto de los hogares en el 7% más rico creció en 28%, mientras el valor neto de los hogares en el restante 93% cayó en 4%. Otras cifras, dadas por Oxfam, indican que en Estados Unidos, el 1% más rico acumuló el 95% del crecimiento después de la crisis mientras que el 90% se volvió más pobre.

Así es como, mientras las grandes corporaciones financieras fueron rescatadas, la clase media todavía trata de recuperarse de las hipotecas basura y del estallido de la burbuja que salpicó a todos.

Según explica Jared Bernstein en el número de La Vanguardia Dossier dedicado a La clase media, uno de los motivos que ha llevado al aumento de la desigualdad en Estados Unidos en los últimos años es que los protagonistas de los mercados financieros son mucho más influyentes en la política que los de los mercados de trabajo. “Mientras la riqueza se ha concentrado de forma creciente, las personas con ingresos estratosféricos pueden básicamente comprar la política que quieren bloquear y la que no quieren”, asegura.

Martin Gilens, de la Universidad de Princeton, y Benjamin I. Page, de la Universidad de Northwestern, quisieron comprobar hasta qué punto una afirmación como esta era cierta. Se preguntaban ¿quién gobierna realmente en Estados Unidos? Pues según la conclusión de su estudio, publicado recientemente, Estados Unidos está gobernado por una élite rica y poderosa.  Estados Unidos es hoy una oligarquía, en otras palabras.

Aunque esto es algo que ya nos resulta familiar, mirarse Estados Unidos como una oligarquía propiamente dicho suena un poco raro viniendo de una de las democracias más grandes del mundo. Según el estudio, las élites económicas y los grupos organizados que representan los intereses empresariales tienen un gran impacto en las políticas del gobierno de Estados Unidos mientras que el ciudadano medio tiene poca o ninguna influencia.

Un ejemplo de ello es que tras el derrumbe de Lehman Brothers en 2008 las respuestas de los gobiernos de los presidentes George W. Bush y Barack Obama han permitido a las instituciones financieras evadir, en gran medida, responsabilidades. “La regulación financiera fue débil mientras que la clase media y los pobres no han podido recuperar el terreno perdido a pesar de que las corporaciones lo han recuperado notoriamente”, dijo Gilens en declaraciones a la BBC.

Estados Unidos debe recordar que el país no debe representar a sólo el 1% de sus ciudadanos. Que el peor peligro para la democracia y para la población no depende de un rescate bancario, el peor es venderse al mejor postor. El peor es no representar los intereses de tus ciudadanos sino el de tus empresas. Que Wall Street no es sólo un distrito financiero, es también el espacio que una vez fue tomado por los indignados, que recordaron entre otras cosas la importancia de combatir “big money in politics”.

 

BLANCA BLAY

@BlancaBlay

blanca.blay@gmail.com

 

También te puede interesar:

http://www.huffingtonpost.com/jeffrey-winters/oligarchy-and-democracy-i_b_5206368.html

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/01/140127_eeuu_desigualdad_cifras_obama_tsb.shtml

http://www.aljazeera.com/programmes/empire/rise-of-the-oligarchs/2014/05/it-just-money-it-power-201452412128351328.html

 

Entradas relacionadas:

“Occupy Wall Street”: cómo el desafío a la élite política y financiera llegó a Estados Unidos

Pacto global para salir de la crisis

Las recetas económicas de Obama

La ciudad fantasma en bancarrota

La Sudáfrica de ayer y de hoy

Se habían acabado para siempre buses para blancos y buses para negros. Colas para blancos y colas para negros. Áreas de blancos y áreas de negros. Parecía imposible que algún día aquél sistema de segregación racial instaurado en 1948 en Sudáfrica terminaría.  Pero así ocurrió en 1991: el Apartheid fue abolido.

El Congreso Nacional Africano (CNA), símbolo de la lucha anti-apartheid, había conseguido negociar con el presidente Frédérik de Klerk y la minoría blanca en el Gobierno para que tuvieran lugar unas elecciones en las que la democracia se extendiera a todos, blancos y negros. Y en 1994 el mundo entero seguía aprendiendo de Sudáfrica. El 10 de mayo Nelson Mandela se convertía en el primer presidente negro del país después de 27 años entre rejas, gran parte de ellos en la prisión de Robben Island, convertida hoy en un destino turístico.

Lee el resto de la entrada »