BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

De un presidente afrodescendiente a uno xenófobo

Trump, nuevo presidente de los Estados Unidos / Notimex,Omar Vega

Trump, nuevo presidente de los Estados Unidos / Notimex,Omar Vega

Si algo han demostrado las elecciones de Estados Unidos es que es un país bipolarizado, que es capaz de pasar del primer presidente afrodescendiente a uno xenófobo. ¿Pero qué ha llevado a la victoria de Donald Trump y, además, de una manera holgada?

El magnate neoyorquino ha utilizado un discurso que ha sabido llegar a una clase trabajadora, golpeada por la crisis y la deslocalización de las empresas. Una clase que se siente alejada del poder central, que tiene la sensación de que sus reclamos no son escuchados en la Casa Blanca.

Por eso, en su último discurso de campaña, Trump resaltó que si ganaba iba a “asaltar el establishment corrupto de Washington”, una imagen que encarnaba su rival en la contienda política, Hillary Clinton, exprimera dama de Estados Unidos.

Si Obama en su momento fue la viva imagen del sueño americano, de un afrodescendiente que llegó a ser presidente de Estados Unidos y ganó a un estancado partido republicano. Ahora esta idea, a su manera, la representa Donald Trump, un hombre que viene del seno de una familia humilde y consiguió convertirse en uno de los hombres más ricos del país. Aunque con una figura y un discurso contrapuesto, Obama y Trump han sido vistos como los agentes del cambio que necesita Estados Unidos.

A lo largo de su carrera política, Trump no solo ha tenido que batallar contra Clinton, sino con buena parte del partido republicano que cuando ganó las primarias se desentendió de él por sus declaraciones racistas. Este octubre, apareció a la luz un vídeo de Trump con comentarios misóginos que hizo que los pocos simpatizantes que le quedaban dentro del partido también se distanciarian de él.

Visto desde los ojos de los estadounidenses, Trump ha batallado contra todo el establishment tanto dentro como fuera de su partido. De hecho, en su discurso de victoria de hoy definió su apoyo como “un movimiento” político y obvió hablar del partido republicano.

“Mi padre es lo opuesto a lo políticamente correcto”, dijo Ivanka Trump, en medio de la campaña y antes que su progenitor subiera al atril. Y, precisamente, este políticamente incorrecto es lo que ha alejado a Trump de la clase política, que le ha dado la espalda, pero le ha acercado a las masas sociales que lo ven como un “hombre sincero”.

Discurso contra la migración

A lo largo de la campaña, Trump ha utilizado un discurso xenófobo contra los inmigrantes latinos a quienes ha calificado como violadores o criminales. “Traen drogas, crimen, son violadores y, supongo que algunos son buenas personas”, llegó a decir Trump en junio del 2015.

Un año después de este discurso contra los latinos, Trump hizo otra de sus controvertidas promesas: suspender la inmigración de países con historia de terrorismo.

Estos discursos claramente xenófobos iban acompañados de un mensaje para reforzar la seguridad tanto en las fronteras, construyendo un muro con México, como dentro del país, y también combatiendo con mano duro el terrorismo. Unas propuestas que han calado entre las clases populares.

Pese a ello, y consciente de la fragmentación social, Trump hizo un discurso conciliador después de saber que sería el próximo presidente de Estados Unidos y muy alejado de las radicales palabras de toda la campaña. “EEUU se tiene que recuperar de la división. Es el momento que republicanos y demócratas nos unamos. Me comprometo a ser el presidente de todos los americanos”, son las palabras con las que Trump inició su discurso.

A continuación prosiguió: “lo nuestro no fue una campaña sino un movimiento hecho por millones de hombres y mujeres. Un movimiento que incluye a todos los americanos independientemente de sus razas, religiones y creencias”.

El factor económico

Pese a que la economía de Estados Unidos empieza a recuperarse de la crisis económica, lo hace a un ritmo lento. En el tercer trimestre de este año subió un 0,7% del PIB y en 2015 creció 2,6% respecto el año anterior. Aún así, el país norteamericano sigue siendo uno de los más desiguales del planeta con cerca de 50 millones de pobres, a los que seguramente también han llegado las promesas de trabajo de Trump.

A lo largo de la campaña, el republicano se ha comprometido a generar empleo y potenciar el proteccionismo económico, por lo que anunció que revisará los acuerdos comerciales como el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que están negociando Washington y Bruselas.

También arremetió contra la deslocalización de empresas que ha conllevado los tratados suscritos hasta ahora como Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), que ha hecho que muchas empresas estadounidenses se hayan ido a fabricar a México. Esto ha generado que ahora en Estados Unidos existan ciudades fantasmas como Detroit, que vivía de la industria del motor y en la que muchas personas se quedaron sin empleo cuando las fábricas se trasladaron al país vecino.

En este sentido, a lo largo de la campaña, subrayó que luchará para que las empresas estadounidenses vuelvan a fabricar en este país. “Si puedo hacer que un coche se fabrique aquí, mejor que en China” o “obligaremos a Apple a fabricar sus malditos ordenadores en Estados Unidos”, son algunas de las frases utilizadas por Trump para defender esta idea.

Tras conocerse su victoria, el republicano sorprendió con el anuncio de otro de sus métodos para generar empleo: reconstruir las infraestructuras de las ciudades, crear carreteras, autopistas, etc. Una especie de New Deal aplicado en el siglo XXI.

Franklin D. Roosvelt, tras el crack de 29, apostó para que el estado potenciara la creación de infraestructura civil para generar empleo y que el país volviera a crecer. Ahora Trump parece que sigue los pasos de este demócrata y tiene la misma filosofía para levantar el país azotado por la crisis del 2008.

El presidente electo recordó que viene del mundo de los negocios y que lo que ha aprendido en este campo lo quiere aplicar ahora en su país. “Esto es lo que quiero hacer en mi país, explotar su potencial, una cosa preciosa donde cada americano podrá explotar su potencial”, aseveró hoy Trump al mismo tiempo que se acercó a las clases marginales: “las personas olvidadas del país ya no estarán olvidadas”.

En el plano internacional

En el caso de su política exterior, Trump ha sido claro hoy: los intereses de Estados Unidos, primero. Asimismo, ha asegurado que van a tratar “con equidad” todos los pueblos y que no quieren ser un país de conflicto, sino de asociación.

Uno de los pilares de su campaña ha sido su promesa de que combatirá el terrorismo, frente la imagen de un Obama que no ha sido capaz de acabar con la amenaza de los yihadistas. Aún así, de momento, no ha desvelado cuáles serán sus líneas a seguir. En este campo, una de las incógnitas que se abren ahora es qué papel va a jugar Washington en Siria, donde la administración actual no ha querido entrar en terreno.

Entre los hitos del gobierno de Obama destacan sellar un acuerdo con Cuba y otro con Irán para el desarrollo de su energía nuclear. Durante la campaña, Trump anunció que si ganaba rompería las relaciones diplomáticas con la isla caribeña y también el acuerdo con el país persa. Ahora está por ver si se concretan estos pasos y cómo.

Lo que sí podría mejorar es el entendimiento con Rusia, ya que tanto Trump como el presidente ruso, Vladimir Putin, han profesado una admiración y simpatía mutua.

Otra de las dudas es como quedan las relaciones entre Washington y Bruselas. Trump no solo se ha comprometido a revisar el TIPP, sino también la cuota que paga Estados Unidos en la Organización del Tratado Atlántico del Norte (OTAN). La Casa Blanca es quien financia principalmente esta asociación militar, y ahora, el presidente electo considera que son los europeos quienes tiene que pagar su propia seguridad.

Primera incógnita

Pero el primer misterio se mueve dentro del plano nacional. El partido republicano ha dado la espalda a Trump, que hoy ha recordado que llegó al poder gracias a su movimiento y el esfuerzo de muchas personas, desvinculándose, de este modo, del partido.

Y de ahí la primera gran incógnita, con prácticamente todo el partido en contra, ¿quién va acompañar a Trump en el ejecutivo? Algunos expertos apuestan que el nuevo ejecutivo podría estar formado por varios independientes.

13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Trump Trump Trump

    “obligaremos a Apple a fabricar sus malditos ordenadores en Estados Unidos”
    “Si puedo hacer que un coche se fabrique aquí mejor que en la China”

    09 noviembre 2016 | 11:44

  2. Dice ser Lola

    Habrá que darle un margen de confianza. Ya se sabe que cuando U.S.A. estornuda el resto del mundo se resfría.

    09 noviembre 2016 | 12:01

  3. Dice ser Forg

    Obama es tan afrodescendiente (de Ethiopia que son 40-50% Eurasiáticos de por si) como descendiente de la realeza británica. Pero “mola” más poner que tiene “un chorrito de café”.

    09 noviembre 2016 | 12:23

  4. Dice ser Arioch

    Felicidades a Trump.
    Ha ganado contra todos y contra todo.

    Las feminazis plantearon estas elecciones USA como su gran gesta y su victoria absoluta sobre los hombres.
    Pues bien, su fracaso es TOTAL.
    La gente esta harta de sus sandeces y de mantenerlas porque son incapaces ni de contar hasta 20 sin quitarse los zapatos.

    09 noviembre 2016 | 12:41

  5. Dice ser Anonimo

    Por favor comprueben sus fuentes de referencia, Trump no proviene de una familia humilde, su padre ya tenia una empresa millonaria que el hijo heredo. Si que es verdad que el padre de Trump si hizo su fortuna de la nada.
    Por lo tanto dudo que se pueda decir que Trump es el ejemplo de sueno americano, como mucho lo fue su padre.

    09 noviembre 2016 | 13:01

  6. Dice ser julio

    ver a los perroflautas, feministas y gays, bolleras rebuznando de odio no tiene precio, VIVA TRUMP

    09 noviembre 2016 | 15:18

  7. Dice ser joseluis123123

    estados unidos ha pasado de un bobama a un señor como Donald trump que es un gran empresario que sabe como gestionar la riqueza porque la ha creado y ha dado puestos de trabajo, por tanto en mi opinión han salido ganando.

    09 noviembre 2016 | 16:15

  8. Dice ser sobre cuestiones importantes

    No sñe lo que pensará ahora, pero una persona que niega el Cambio Climático no debería liderar ningún cerco llamado país. Por le bien del resto, no debería poner palos en la autodefensa global.

    09 noviembre 2016 | 19:14

  9. Dice ser Serge

    Discurso xenofobo? Vamos a ver, hoy en dia defender los intereses de tu pais y hacer valer la ley significa ser xenofobo y fascista? Este es el motivo por el cual mi Presidente ha ganado las elecciones. La gente esta HARTA de tanto discurso liberal y politicamente correcto, que es lo que se lleva en Europa. En los EEUU no queremos una inmigracion masiva y sistematica de Mexicanos (se habla de 18-20 millones de inmigrantes ilegales) y sobre todo, estamos en contra de la ISLAMIZACION progresiva de nuestra sociedad. EEUU ha dicho BASTA YA, por eso hemos votado a Donald Trump. Tan dificil es de entender?

    10 noviembre 2016 | 00:00

  10. Dice ser Viva Trump

    Estamos hartos de lo políticamente correcto, estamos cansados de que vendan nuestros países al mejor postor, que las empresas locales, externalicen su producción, estamos cansados de que esto sea un pitorreo en cuanto a la inmigración. Estamos hasta el gorro de no poder decir lo que pensamos bien alto, hartos de que todo lo que a unos pocos les parezca bien, nos tenga que parecer bien a todos, porque es lo moderno, lo chachi, lo cool y lo que se lleva.

    No queremos gente políticamente correcta y que nos la meta doblada, queremos gente que defienda los intereses de nuestros países, de las personas de esos países y no mirar más por el que venga de fuera. Por suerte para USA, ha salido TRUMP y no el feminazismo falso del otro lado y más con las cosas en las que estaba implicada. A ver si os enteráis, ser machista o un bestia hablando es mejor que armar a ISIS a escondidillas haciéndote la progre.

    Bravo por USA, envidia que aquí sigamos anclados en la censura de lo políticamente correcto. Iros al peo.

    10 noviembre 2016 | 13:00

  11. Dice ser Viva Trump

    Por cierto, podéis hacer análisis sesudos todos los que os venga en gana, pero la única realidad es que el pueblo de Estados Unidos ha elegido legalmente a Trump, pero aquí en según que sectores, está muy mal de moda, criticar o no reconocer lo que sale en unas elecciones, si no es lo que a cada uno nos sale de los cojones.

    La mayoría ha votado y ahora a acatarlo… Y es que en este mundo políticamente correcto, mucho votante de Trump, ha tenido que llevarlo en silencio, como algo que no quieres compartir, por miedo a la gente, al que te califiquen y etiqueten y luego en la soledad de la urna, donde nadie te mira o te sopla el cogote, has echado con rabia y todas las ganas del mundo la papeleta con el nombre que realmente querías, diga lo que diga tu vecino progre del 5º, cante lo que cante Bruce Springteen, o se posicione con quien se posicione Oprah Winfrey… pero os jode a algunos reconocer la libertad de voto a otros, este como es blanco, varón, rico y heterosexual os da urticaria, otros con ser más morenos o no tener pene os parece razón suficiente para ponerles en la palestra.

    10 noviembre 2016 | 13:06

  12. Dice ser Joana

    Como os escuece, jeje.

    Si no tienen pan, que coman pasteles.
    Frase erróneamente atribuida a María Antonieta. Pero que hoy resume perfectamente la soberbia, enajenación y superficialidad de los periodistas, lacayos del sistema, aislados totalmente de la realidad del pueblo al que deberían de pertenecer. Ellos ahí, en sus redacciones, pijos en sus coches, con sus casitas en el extrarradio, se dedican todos los días a dar lecciones de moral a gente que ni conocen, ni les importa en lo más mínimo.
    Ahora legiones de periodistas (ya es una palabra más inmunda que “político”) se dedican a llamar despectivamente “blancos pobres y sin educación superior”, a la gente que ha votado por Donald Trump. Gentecilla que como no sirve para nada se metió a estudiar periodismo, que medran alabando a los poderosos, que escriben auténticos bodrios, sin talento, sin información. Sólo ideología cutre y antigua. Deberían de saber que la gente que votó está harta, enfadada. Negros que ven que son más pobres que antes, que Obama no es más que una sonrisita de los de siempre. “Latinos”, que no quieren que USa se convierta en aquello de lo que tuvieron que huir. Pero no importa, da igual. Los periodistas en su torre de cristal, no se enteran de nada. Podrían decir eso de “si no tienen pan que coman pasteles”. Luego… pues ya sabéis lo que pasó. Quien sabe, igual tenemos suerte y se repite.

    10 noviembre 2016 | 15:04

  13. Dice ser Joana

    Todos dicen que Maria Antonieta afrontó su destino con dignidad y entereza. Pero eso es imposible hoy. Estos pijos de mierda, con sus manos que jamás han tocado un fusil… que digo, que ni siquiera han cogido una fregona, estos seres delicados que se sientan en sus redacciones y pontifican sobre gente que desprecian y a la que le deben todo lo que son, no tendrán ni entereza ni dignidad. Suplicarán y se arrastrarán pataleando. Y que mis ojos lo vean.

    10 noviembre 2016 | 15:07

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.