BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Día Internacional de la Niña: 62 millones son aún analfabetas en el mundo

Proyecto Girl Child Education / Oliver Roura

Proyecto Girl Child Education / Oliver Roura

Sravani tenía 6 años cuando su familia se trasladó de Thane a Marol, en la India, y su vida cambió. Su padre abandonó a su madre, con lo que ella tuvo que ponerse a trabajar todo el día y con ella sus dos hijas, que empezaron a vender en la calle. Así Sravani no podía ir al colegio, a pesar de lo aplicada y constante que es, según Sonrisas de Bombay, la ONG que la becó con el proyecto Girl Child Education para que pudiera volver a estudiar. Hoy tiene 13 años, cursa 9º en St. Rocks School, una de las escuelas con las que colabora la Fundación, y su sueño de ser abogada está más cerca. 403 niñas más volvieron a estudiar gracias a esta iniciativa, pero 103 millones de jóvenes en el mundo, de los que más del 60% son mujeres, no tiene la misma suerte.

La India, a pesar de ser una potencia emergente y muy atractiva para los inversores internacionales -el 73% tiene teléfono móvil- bate récords de desigualdad: frente al 82% de tasa de alfabetización entre los hombres, la de las mujeres es sólo del 65%, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Aunque Sonrisas de Bombay es una de esas organizaciones que aplican la perspectiva de género de forma transversal, ha decidido que en casos como el de la educación de las más pequeñas es necesaria una respuesta concreta.

En Bombay el 60% de la población -son 20 millones, ni más ni menos-, vive en los llamados slums o barrios de chabolas y bate el triste récord de tener el más grande del mundo. No es difícil imaginar la exclusión social y la violación sistemática de derechos que sufren sus habitantes y la doble discriminación por motivos de género que padecen las mujeres. Aunque en la India la educación es obligatoria hasta los 14 años desde 2009, muchas niñas abandonan los estudios a la edad de Sravani para trabajar, cuidar de la casa, casarse o peor aún, ser víctimas de la trata. Distintas ONG como Sonrisas de Bombay luchan por romper el círculo de dependencia posibilitando la reincorporación a la escuela de muchas jóvenes: en 2014 fueron 232 niñas y en 2015 casi el doble, 403.

En la batalla por la democratización de la educación, la ONG juzga indispensable la implicación de las familias, que muchas veces no valoran la educación de sus hijas. Por eso trabajan con ellas y tratan de empoderar a las jóvenes a través de talleres formativos, pero también dándoles acceso a revisiones médicas, porque la salud es también fundamental. El objetivo es cambiar el paradigma y que las niñas puedan ser “agentes del cambio, socias de primer nivel de un desarrollo sostenible en el que no hay lugar para la pobreza”, señala Sonrisas de Bombay en un comunicado.

1 comentario

  1. Dice ser julio

    y cuantos niños? o esos no importa porque no creo sean muchos menos…queréis igualdad cuando os interesa, pues en la India hay millones de niños trabajando en condiciones infrahumanas y tampoco van a la escuela.

    No pienso participar de un proyecto sexista.

    Día internacional de la niña…y luego más tarde con unas camisetas diréis somos todos iguales, hipocritas

    10 octubre 2016 | 18:47

Los comentarios están cerrados.