BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

20 ilustradores independientes acusan a Zara de robarles sus diseños

Collage de los supuestos plagios de Zara a ilustradores independientes / Instagram

Collage de los supuestos plagios de Zara a ilustradores independientes / Instagram

“Una vez es un error. Todas estas veces no tienen excusa”. Una veintena de ilustradores independientes acusan a Zara de haberles robado decenas de sus trabajos. La diferencia de poder entre el gigante de la moda y pequeños diseñadores busca su fin en shoparttheft, la web desde la que los organizadores piden una compensación justa y el fin de los plagios.

El caso de una de ellas, Tuesday Bassen, se hizo viral con 43.600 me gusta cuando decidió romper su silencio: “durante el pasado año, Zara ha estado copiando mi trabajo”, anunciaba en su cuenta de Instagram, en la que comunicaba también que su abogado se había puesto en contacto con la marca. La respuesta, según la diseñadora, fue que ella era “una diseñadora indie y ellos una gran corporación y no mucha gente la conoce como para que el caso sea relevante”. Pero Zara subestimó el poder de las redes sociales que han llevado la historia a diversos medios de comunicación en todo el mundo.

A pesar de la atención mediática, las reclamaciones de Tuesday Bassen ya le han costado 2.000 dólares de abogados. Al principio, la artista rechazó las ofertas de los fans que querían ayudarle económicamente, ya que la artista reconocía haberse gastado casi todos sus errores en “reclamar lo que es legalmente mío”. Se limitó a pedir a sus seguidores que mencionaran a Zara en sus redes sociales para concienciarles. Pero pronto otros artistas en su misma situación se pusieron en contacto para unir sus reclamaciones. Adam J. Kurtz fue uno de ellos, elaborando primero una imagen en la que comparaba los diseños de la artista con los supuestos plagios de Zara y uniéndose después a ella para crear la web shoparttheft, en la que diversos ilustradores ponen a la venta las obras que habrían sido copiadas para que quien quiera pueda comprarlas y apoyar así sus reclamaciones.

Tuesday Bassen decidió un par de semanas después cambiar “a un abogado más agresivo” para presionar a la marca. “Quiero que Zara sepa que no está bien robar el trabajo de un artista, sea el mío o el de cualquiera de los otros creadores afectados”, posteaba en sus redes sociales. A raíz de esa presión, el principal emblema de Inditex se puso en contacto con ella y desde entonces, discute con su abogado.

Hasta ahora, son ya una veintena de ilustradores independientes los que se han unido para denunciar el plagio de Zara. Su objetivo es que la marca responda y compense “de manera justa” a los artistas. Gracias al apoyo de sus seguidores, han detectado más supuestas copias en otras firmas de Inditex como Pull&Bear, Stradivarius o Bershka.

“Nos sorprendió mucho descubrir que nuestro trabajo creativo estaba en muchos productos de Zara, en forma de pins, chapas, prints en camisetas… y a pesar de que muchos eran simples frases o iconos, las réplicas de Zara son casi idénticas y la escala masiva de este robo a diversos artistas supone una elección consciente por parte de las marcas de Inditex, que ni se preocupan de hacer modificaciones a los diseños”, declara Adam J. Kurtz. “Ninguno de nosotros ha firmado ningún acuerdo para que se utilicen sus diseños”, añade.

Animados por la agresiva respuesta de la marca al primer contacto de Tuesday Bassen, el resto de artistas se animó a denunciar posibles plagios de Zara. “Es casi imposible llegar a saber el alcance de los robos porque Zara opera en diferentes países del mundo y cambia constantemente su línea de productos”, reconoce Kurtz, que aclara que han elaborado la lista de supuestas copias a través de los catálogos de Inditex online y gracias a los fans de sus trabajos.

Los artistas se quejan de una de las últimas respuestas de Zara a los medios de comunicación, en las que la firma culpa a un “proveedor extranjero” de infringir las leyes de copyright: “si los ilustradores independientes pueden asegurarse de no copiar el trabajo de otros, seguro que la empresa de moda más grande del mundo tiene empleados que pueden pasar una hora en Google Imágenes y Pinterest para asegurarse de que no están plagiando a nadie”, explica Kurtz.

Medios de todo el mundo, desde la BBC a El País han cubierto la denuncia de los ilustradores. Ellos mismos explican que el hecho de que sus reclamaciones hayan dado la vuelta al mundo se debe a que “nadie lo había intentado antes y por eso Inditex estaba actuando con tanta impunidad”. Pero aunque les alumbren los focos, se sienten “bastante solos”. Saben que el trabajo de muchos artistas “se usa sin permiso ni compensación todo el tiempo y muchos a menudo no hacen nada para cambiar la situación”, confiesan. Por eso, piden la colaboración de los internautas, a los que solicitan fotos que sigan probando plagios.

Desde que empezaron a denunciar el caso, han detectado que muchos de los productos han desaparecido de las webs de Zara. A pesar de ello, continúan mostrándolos en su web, “sobre todo en apoyo de Tuesday Bassen, la primera en alzar la voz” y como archivo que anime a otros ilustradores a romper el silencio.

2 comentarios

  1. Dice ser otro lado

    Bah, son dibujillos del montón, si a mi me dieran un euraco por dibujillo del montón ya estaría viviendo de las rentas.
    Ahora hacer dibujillos es ser artista, ayyyy

    12 septiembre 2016 | 22:23

  2. Dice ser Daniel

    Amigo, espero que tu comenrario sea en broma, por que un robo es un robo, de lo que sea. Espero que tu superes tu estupidez algún día

    21 septiembre 2016 | 01:50

Los comentarios están cerrados.