BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

América, el primer consumidor de cocaína

    Sudamérica se convierte en el segundo consumidor de cocaína del mundo / Archivo 20MinutosSudamérica se convierte en el segundo consumidor de cocaína del mundo / Archivo 20Minutos

Sudamérica ha desplazado a Europa, como la segunda región que más consume cocaína, la primera es Norteamérica, principalmente, Estados Unidos, según detalla la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen (ONUCD).

A nivel mundial, se considera que una de cada veinte personas consume algun tipo de droga, es decir, 250 millones de personas entre 15 y 64 años. En el caso concreto de la cocaína, un 0,4% de la población consume esta droga, una media que se dispara hasta el 1,6% en Norteamérica y al 1,5% en Sudamérica.

“Tras un período de estabilidad, desde 2010 también ha ido aumentando el consumo de cocaína, debido principalmente al aumento del consumo de esa sustancia en América del Sur”, resalta el resumen ejecutivo informe anual (en español)  del ONUCD.

El primer consumidor de cocaína en Sudamérica es Uruguay, donde un 1,8% de la población usa esta droga, una media que supera a la de Norteamérica, pero por debajo del 2,1% de Estados Unidos. El segundo mayor consumidor de la región es Brasil (1,75%), seguido Chile (1,73) y Argentina (0,73%). La lista de los diez países sudamericanos, la cierra Ecuador donde tan solo un 0,08% de su población consume cocaína, se precisa en la versión completa del informe (inglés).

Según, Angela Me, jefa de la investigación y análisis de tendencias de ONUCD y autora del informe, el aumento del consumo de la cocaína en la región es que ha incrementado el poder adquisitivo de la población. “La cocaína solía ser una droga para gente rica, pero ahora tenemos países como Brasil donde la cocaína se usa por otros estratos de la sociedad”, detalla Me en unas declaraciones que recoge BBC Mundo.

Incremento de la producción

Por otro lado, el informe relata que en 2014 se incrementó un 10% el consumo de la planta de coca a nivel mundial respecto al año anterior. Pese este aumento, fue la segunda cifra más reducida en cuanto a cultivo de coca desde finales del 1980 y se mantuvo entre un 24% o un 27% por debajo del máximo que se alcanzó en 2007.

En la región andina (Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia) es donde se cultiva la coca, que luego se consume en todo el mundo. Por lo que hace a las incautaciones de la cocaína, entre 2009 y 2014, Colombia lideró el número de decomiso en Sudamérica. En total, realizó el 56% de las incautaciones de cocaína que se hicieron en América del Sur ( y más de un tercio a nivel mundial). Le siguió Ecuador con un 10% de los decomisos, gracias a que endureció su legislación en esta materia, después Bolivia y Brasil, ambos con un 7%.

En el panorama mundial, el estudio revela que se habría recuperado el continente africano como uno de los puntos clave del tráfico de cocaína. Por otro lado, existen indicios que se ha incrementado el tráfico de cocaína con destino a Asia, en concreto, Asia Orienta, sudoriental y Oriente Medio. “En dicho continente se ha triplicado la incautación de esa droga, que pasó de una media de 0,45 toneladas anuales en el período 1998-2008 a 1,5 toneladas anuales en el período 2009-2014”, detalla el informe.

Una actividad que contamina

Más allá de los problemas que comporta para la salud humana, el cultivo ilícito de coca conlleva un problema medioambiental, ya que contribuye a la deforestación de las zonas boscosas. A menudo se realiza en lugares con una importante biodiversidad, lo que implica que se destruya bosques y ecosistemas. “Aunque las pruebas empíricas y un análisis riguroso no corroboran la afirmación de que el cultivo ilícito es el principal factor de la deforestación, las investigaciones indican que la falta de desarrollo rural propicia ese fenómeno”, destaca el informe.

También resalta, que el narcotráfico, incrementa la deforestación “debido a la construcción de infraestructura como pistas de aterrizaje y caminos ilegales, así como indirectamente mediante la privatización de tierras públicas para crear ‘narcohaciendas’”.

Además, para la elaboración de la cocaína se utiliza productos químicos que, cuando se eliminan, también “puede repercutir negativamente en el medio ambiente, al agravar la contaminación y los riesgos sanitarios para las comunidades rurales”, concluye el estudio.

3 comentarios

  1. Dice ser jos

    y pensar que en la selva he visto a los campesinos pagar maíz y pollos con gramos de cocaína, mirad: https://www.youtube.com/watch?v=S_9rsWkhoXQ

    03 julio 2016 | 19:36

  2. Dice ser Fran

    Dices en el artículo: “A nivel mundial, se considera que una de cada veinte personas consume esta droga, es decir, 250 millones de personas entre 15 y 64 años. En el caso concreto de la cocaína, un 0,4% de la población consume este tipo de droga, una media que se dispara hasta el 1,6% en Norteamérica y al 1,5% en Sudamérica”.

    ¿Te ha fallado el corta-pega o las cuentas? 1 de cada 20 de cualquier cosa es un 5%. Si la “cocaína” es un caso concreto de algo, entonces “esta droga” será el caso genérico, sintácticamente hablando.

    ¿Acaso querías decir que el 5% de la población consume drogas, siendo entre ellas la cocaína un 1.5%? Bueno, al menos me alegro de pertenecer a ese otro 95%.

    03 julio 2016 | 19:49

  3. Dice ser Sebas191

    Es que ya no somos nada…

    04 julio 2016 | 10:39

Los comentarios están cerrados.