BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

El Reino Unido: dividido por el Brexit

Trabajadores en Londres (EFE)

Trabajadores en Londres (EFE)

El próximo 23 de junio, dentro de sólo dos semanas, millones de británicos decidirán si el Reino Unido se queda (Bremain) o se va (Brexit) de la Unión Europea. ¿Qué va a pasar? Todo escenario es plausible. Las últimas encuestas señalan una división del país por igual entre los partidarios de quedarse o de irse así que la cosa está bastante equilibrada –una media de las últimas seis encuestas apunta a empate– y puede que quien termine por inclinar la balanza sean los indecisos (representan alrededor del 13%). “Al final todo dependerá de cuál de los dos bandos es capaz de apelar con más efectividad al instinto de supervivencia más básico de la especie, el miedo”, escribía en un artículo en El País John Carlin.

Después que el primer ministro David Cameron se comprometiera a celebrar un referéndum antes del final de 2017 si era reelegido primer ministro, el 23J, sólo tres días antes de las elecciones en España, quienes voten deberán responder a la pregunta: ¿Debe el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?

Argumentos a favor y en contra

Los inners defienden quedarse en la UE, especialmente tras el paquete de acuerdos que consiguió Cameron negociar y que serán vigentes si el Reino Unido se queda en la unión tras el referéndum. Para éstos, la llegada de migrantes es un factor de crecimiento económico que ayuda a pagar servicios públicos –en un artículo el profesor Adrian Favell recuerda que el Reino Unido ha sido en los últimos años un gran beneficiado del libre movimiento de trabajo en la UE- y que el comercio será mejor en el si de la unión, como bloque. En aspectos como la seguridad o la acción internacional, también los partidarios de quedarse aducen que la marcha del RU será negativa en este sentido.

Opuestos a estos argumentos, los que hacen campaña a favor de abandonar la UE se basan en la idea de una UE fallida y reivindican que el Reino Unido “recupere el control” de su situación. La crisis económica o la inmigración están también en el centro de este discurso, siendo la intención de los outers  frenar la llegada de migrantes económicos o recuperar el control de las fronteras. Sostienen también que pertenecer a la UE supone un freno para el crecimiento del Reino Unido y rechazan la libertad de movimiento.

¿Qué pasa si gana la opción de abandonar la UE?

Si la campaña Vote Leave da sus frutos y sale SÍ [a abandonar la UE] la negociación sobre las condiciones que marcarán la relación entre el Reino Unido y la UE deberá empezar a tomar su camino. El camino legal para abandonar la UE es el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que permite a un país renegociar los términos o condiciones de su marcha en los 2 años siguientes de notificar la intención de hacerlo. Los corresponsales en Bruselas de The Guardian ensayaban hace unos días en un artículo una especie de predicción de los hechos. Y aseguraban que tras la salida del RU, “con los mercados en crisis, los euroescépticos  envalentonados en toda Europa, la clase política europea se unirá en una declaración conjunta en la que expresarán su determinación de continuar, posiblemente como una Europa más integrada”.

Varios expertos señalan además que no jugará a favor del Reino Unido el hecho que en 2017 Alemania y Francia, dos de las grandes potencias de la UE, celebren elecciones nacionales. Y es que la negociación con el Reino Unido será dura como medida para evitar el contagio euroescéptico y que la opción de irse de la UE con todo ventajas sea vista como una opción.

Si el Reino Unido vota quedarse, la Decisión de los jefes de estado y de gobierno del 19 de febrero para “un nuevo marco para el RU dentro de la UE” tendrá que ser implementada.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

En 2013, ante el crecimiento del euroescéptico UKIP -y la afectación de este hecho al voto conservador- el primer ministro David Cameron prometió que un futuro gobierno conservador renegociaría la permanencia del Reino Unido en la UE y celebraría un referéndum.

El año pasado, en 2015, Cameron ganó las elecciones con una amplia mayoría y empezó a marcar el camino para la celebración de un referéndum antes que terminara el 2017. La fecha elegida finalmente fue el 23-J. Con todo, Cameron está haciendo campaña para que su país permanezca en la UE y la promesa de un referéndum fue una respuesta vista como necesaria para salvar a su partido de las garras del UKIP.

Sin embargo, dentro del partido de Cameron, así como también en la oposición, no hay una posición homogénea en lo que respecta a quedarse o irse de la UE. Figuras clave del partido Conservador como Boris Johnson (Exalcalde de Londres) o varios ministros (Gove, de Justicia; Duncan Smith, de Trabajo y Pensiones; Whittingdale, de Cultura) son partidarios de la salida. Con todo, si gana la salida, Cameron no tendrá más remedio que comparecer el 24 de junio y decir que respetará el mandato de los ciudadanos.

2 comentarios

  1. Dice ser Gente lista estos britanicos

    Entre los Britanicos, que se dan cuenta de que la EEUU es poco más que un golpe de estado encubierto, y los Franceses poniendo el país patas arriba para que no les metan doblada la reforma laboral, me averguenzo de pertenecer a un país en el que el partido mas corrupto sigue aspirando a ser primera fuerza politica..

    Cuanto nos queda por aprender y por culturizarnos..

    08 junio 2016 | 21:33

  2. Dice ser Agustino

    EEUU son las siglas de los Estados Unidos … no de la unión europea . Así que si, te queda bastante por culturizarte.

    09 junio 2016 | 08:41

Los comentarios están cerrados.