BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Política hereditaria: ¿los hijos son responsables por los logros y desaciertos de sus padres?

“A menudo los hijos se nos parecen,
así nos dan la primera satisfacción;
esos que se menean con nuestros gestos,
echando mano a cuanto hay a su alrededor”

Keiko Fujimori. Foto: Agencias - 20minutos.es

Keiko Fujimori festeja tras las elecciones del domingo. Foto: Agencias – 20minutos.es

La frase del gran cantautor Joan Manuel Serrat sabe un poco amarga en este contexto.

Poniendo en práctica lo aprendido en las elecciones de 2011, Keiko Fujimori intentó formar una imagen propia, proyectada en sus hijas y su esposo, para intentar separarse de su padre. Sin embargo el autogolpe, las esterilizaciones forzadas, la lucha contra Sendero Luminoso y la amnistía pesaron en la campaña.

Hace una semana Lima vivió la manifestación más grande de su historia desde la vuelta de la democracia: más de 30 mil personas tomaron las calles para rechazar la candidatura de Keiko Fujimori y el autogolpe que dio su padre el 5 de abril de 1992.

Dos mujeres quechuahablantes víctimas de violaciones de los Derechos Humanos encabezaron la manifestación portando flores en recuerdo de las esterilizaciones forzadas de alrededor de 314.605 mujeres de pueblos originarios.

“Unas enfermeras fueron a mi casa a recogerme y me llevaron en una ambulancia. En ese cuarto yo les dije que quería ir al baño para escaparme, pero nos vigilaban. Nos pusieron un candado para que no escapemos. Me quitaron a mi hija. Las mujeres tenían miedo y lloraban”, relató a BBC Rute Zuñiga, víctimas de las esterilizaciones. La ataron de pies y manos para que no se pudiera defender. Tres enfermeras y un doctor le hicieron una ligadura de trompas sin su consentimiento después de chantajes y hostigamiento.

Sin dudas, Fujimori tiene una deuda con el pueblo peruano. En Perú todavía hay 15 mil personas que continúan desaparecidas en fosas comunes tras dos décadas de guerra interna.

Por eso la campaña de Keiko consisitió en recorridas, sonrisas, desayunos con sus hijas y su esposo. Personajes más televisables que su padre. Pero aunque la estrategia de campaña haya sido alejarse la imagen del expresidente, la historia política de Keiko estuvo siempre atada a la figura de Alberto Fujimori.

La primogénita de los Fujimori-Higuchi inició su carrera política a los 19 años como primera dama, tras las separación de sus padres. Como congresista, defendió las reformas ejecutadas por su padre durante los ’90 y lideró la oposición al gobierno de Alan García. Pesa sobre Keiko la especulación de que una vez en el poder hará lo posible por indultar a su padre, que cumple una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad.

Aún así, la candidata se impuso y lideró las elecciones del domingo. No logró evitar la segunda vuelta, pero llegó más lejos que las elecciones de 2011: esta vez es la favorita. Logró que millones de peruanos olviden la peor parte de la herencia fujimorista y depositen su voto en las urnas. De aquí se desprende una pregunta inquietante: ¿Los peruanos votaron a Keiko por su padre o a pesar de él? ¿Los hijos son responsables por los logros y desaciertos de sus padres?

Esta semana en Argentina hubo una ola de procesos judiciales que también dio a pensar hasta qué punto los hijos son consecuencia de sus padres.

Francisco Macri, padre de Mauricio, se responsabilizó por la aparición de su hijo como director de una empresa familiar en los Papeles de Panamá. Según explicó el presidente argentino, la sociedad familiar fue creada para un negocio en el extranjero que luego nunca se ejecutó y no fue declarada ante Hacienda porque “no percibió ningún ingreso”. Sin embargo, un fiscal federal inició una investigación y se requirió que el mandatario presente la información financiera ante la Justicia.

Al mismo tiempo y con sólo horas de diferencia, un empresario amigo de la familia Kirchner fue detenido a raíz de una investigación por lavado de dinero porque su hijo aparece contando dinero – muy difícil de justificar -, en las cámaras de seguridad de una financiera.

La imagen de su hijo y el riesgo de que sea detenido, produjo que el supuesto testaferro de los expresidentes empezara a hablar, desencadenando una serie de “traiciones” que llevaron a la imputación de Cristina Kirchner en la causa denominada “la Ruta del Dinero K”.

A veces la política pervierte todo. Incluso a los padres y sus hijos, esos “locos bajitos” que, parafraseando a Serrat:  “cargan con sus dioses y su idioma, sus rencores y su porvenir”.

3 comentarios

  1. Dice ser jess

    En principio, no tiene por qué (aunque todo se pega con al cercanía), pero es curioso que tengan que ser hereditarios los buenos puestos o trabajos, cuando hay tanta gente hoy en el mundo, y seguramente más válida.

    12 abril 2016 | 11:21

  2. Dice ser Fox

    El Sistema más extendido en todos los países es Gobierno Representativo, al que erróneamente se le denomina democracia. En este modelo nacido en la Revolución Francesa los burgueses apartaron a los reyes del poder para alcanzarlo ellos.
    En todos los países son los burgueses los que obstentan el poder y en tan solo 200 años de Gobiernos Representativos ya se está consolidando la idea Monárquica-Imperial-Faraónica de la “Dinastía” y el Gobierno Hereditario.
    De igual forma se está consolidando en países que se denominan socialistas.
    Fujimori padre e hija el último ejemplo, pero tenemos a…
    Bill Clinton y Hilary
    Nestor y Cristina Kirchner
    George Busch padre e hijo
    Fidel y Raúl Castro
    Kim Jong-iI y su hijo Kim Jong-un

    Este modelo mal llamado democracia es en realidad “Gobierno Representativo” que si extendemos la reflexión de Aristóteles sobre la degradación de los gobiernos llegamos a que lo que realmente prevalece en el mundo entero es el:

    NEPOTISMO.

    12 abril 2016 | 12:46

  3. Dice ser Huechu60

    Estas “democracias “, heredadas, sin tener formación, vocación de servicio y ni siquiera intenciones ciertas de mejorar las condiciones de vida de los habitantes de cada país, en muchos casos, solo por portación de apellido o parentesco, es lo más parecido a las sucesiones reales,y lo único que demuestra es que los gobiernos no son más que grandes negociados de gente inescrupulosa,y sin principios en muchas veces.
    Creo que los hijos no deben ser juzgados por las acciones de los padres, pero si deben tener méritos propios y formación, que demuestre que han podido, a pesar de haber sido criado por esos padres, recorrer otro camino y mostrar que son otros tipo de personas, y no pasa por mostrarse en público como familias de anuncio televisivo.

    13 abril 2016 | 01:57

Los comentarios están cerrados.