BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Pacifista y palestina: así es la mejor profesora del mundo

Hanan Al-Hroub se crió en el campamento de refugiados de Dheisha (Belén) / Varkey Foundation

Hanan Al-Hroub se crió en el campamento de refugiados de Dheisha (Belén) / Varkey Foundation

Se llama Hanan Al-Hroub y no es una profesora cualquiera. A sus 43 años, acaba de recibir lo que se conoce como el Nobel de la enseñanza, el Global Teacher Prize, un premio valorado en un millón de dólares por sus clases en una pequeña escuela en las afueras de Ramallah. Su método educativo se basa en juegos que fomentan el diálogo y la confianza en uno mismo de los pequeños, desterrando así el uso de la violencia. Y no pudo tener una mejor acogida entre el jurado de la Fundación Varkey.

“Debemos enseñar a los niños que nuestras únicas armas son el conocimiento y le educación”, afirmó Hanan Al-Hroub tras recibir el galardón, y no duda en señalar la ignorancia como fuente principal de todos los males de la región. La educación como medio para conseguir la paz es un concepto que triunfa en las ceremonias internacionales de entrega de premios, y el caso de la profesora palestina es tan llamativo como el de Malala Yousafzai o Nelson Mandela: se crió en el campo de refugiados de Dheisha, en Belén, y su marido y dos de sus hijas recibieron disparos de soldados israelíes. Pero ella, lejos de buscar venganza, centró su manera de enseñar en la búsqueda de la no violencia. Primero lo comprobó con sus propias hijas, que combatieron el trauma del ataque con su método, y acto seguido se volcó en enseñar a los niños que la violencia no era el camino.

Al-Hroub parte de la convicción de que “las muestras de violencia de muchos niños palestinos no son más que una reacción a la violencia que les rodea”, y lo comprueba cada vez que ayuda a un alumno a abandonar sus comportamientos violentos mostrándole que ese camino no conduce a nada bueno. Porque nadie nace siendo violento. Y porque, muy probablemente, la paz mundial se construye aprendiendo a crearse a uno mismo la suya propia.

La profesora palestina recibió el galardón en Dubai por su sistema educativo basado en la no violencia / Varkey Foundation

La profesora palestina recibió el galardón en Dubai por su sistema educativo basado en la no violencia / Varkey Foundation

¿Cómo se puede responsabilizar a un niño cuando comete un acto violento? No, no se puede. Por eso, en sus clases, la palestina pone especial atención en aquellos alumnos más conflictivos y que, con frecuencia, presentan actitudes de inseguridad. Una inseguridad que aísla de las actividades participativas a los pequeños que eligen la violencia como mecanismo de defensa. Y eso ocurre en Palestina, en México, en Filipinas, en Suecia y en España. La violencia está en todas partes, pero para los niños todavía no es demasiado tarde. Ni siquiera para los palestinos.

Es la misma creencia que comparte el Nobel de la Paz Kailash Satyarthi, cuya lucha contra la explotación infantil de todo tipo en India mediante la mejora en el acceso a la educación de los menores se convirtió en un potente mensaje a nivel mundial que le valió el galardón en 2014. Sacaba a los niños del trabajo forzado y de la prostitución para enviarlos a la escuela y darles un futuro.

Con el dinero del premio, la docente palestina pretende expandir su método de enseñanza a otros educadores, consciente del importantísimo papel que éstos juegan en el desarrollo de los más pequeños. En un mundo donde la educación parece estar atravesando una gran crisis, donde parece que nadie se pone de acuerdo en cuál es el mejor sistema educativo para poner en práctica en las escuelas, docentes como Al-Hroub no tiran la toalla y nos demuestran que hay luz al final del túnel. Quizás basta con vivir un infierno para ser capaz de construir un paraíso.

¿Es Hanan Al-Hroub la mejor profesora del mundo? Probablemente no. Pero sí la precursora de un método que puede hacer de la educación la mejor arma del planeta.

Los comentarios están cerrados.