BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Voluntario estadounidense condenado a 40 años por agredir sexualmente a niños huérfanos en Kenia

Matthew Lane Durham, un ex misionero de Oklahoma, fue sentenciado a 40 años en una prisión federal de Estados Unidos esta semana por abusar sexualmente de menores en un orfanato en Nairobi.

El joven, ahora con 21 años, había sido voluntario en más de tres ocasiones desde 2012 en el orfanato, que se especializa en niños abandonados. Los hechos por los cuales se le acusa habrían ocurrido entre abril y junio de 2014, periodo en el cual trabajó como voluntario en el orfanato Upendo, situado a cinco kilómetros del centro de Nairobi.

Durham fue arrestado en 2014 en casa de sus padres en Estados Unidos. El exmisionero ha sido acusado de abusar de más de diez niños, algunos de ellos de tan sólo cuatro años de edad. La fundadora del hogar de niños Upendo, Eunice Menja, dijo al FBI que Durham admitió agredir entre cuatro y diez niños. Entre los documentos aportados al juicio se encuentra una carta supuestamente escrita por el voluntario en la que confesaba y detallaba cómo obligó a una joven para tener relaciones con él.

“En un periodo de sólo 33 días”, escribieron los fiscales a la corte, Durham “violó a tres niñas –de cinco, nueve y quince años- al menos ocho veces. Durante el mismo periodo, molestó sexualmente a un niño de 12 años en dos ocasiones”. Además, los fiscales dijeron que Durham “no solamente abusó sexualmente de esos niños”, sino también “los dañó psicológicamente” al tomar ventaja de la confianza que él recibió de ellos.

En junio, un jurado de 12 personas declaró a Durham culpable de siete cargos de conducta sexual ilícita en el extranjero, pero el juez David L. Russell absolvió a Durham de tres de los cargos en enero según El Diario de Juárez. Cinco de los niños y algunos de los funcionarios del orfanato viajaron desde Kenia para declarar en el juicio. Los niños, que hablan swahili, declararon por medio de un intérprete y solamente después que Russell despejara la galería y se cerrara el acceso a la sala del público y la prensa.

La sentencia también obliga a Durham a pagar una ridícula cantidad (unos 14.000 €) como indemnización.

En el orfanato Upendo han celebrado la sentencia del tribunal de Oklahoma y han colgado sus reacciones en un vídeo en Youtube titulado “los niños de Upendo celebramos la Justicia”.

Lamentablemente no es el primer caso de estas características. El año pasado, el jefe de misioneros de la caridad del Reino Unido, Simon Harris, fue sentenciado a más de 17 años de prisión por un tribunal británico acusado de abusar sexualmente de niños en las calles de la ciudad agrícola de Gilgil en el Valle del Rift de Kenia, entre 1996 y 2013.Y la semana pasada, British Airways se comprometió a pagar una cantidad a los niños que fueron abusados sexualmente por uno de sus pilotos, Simon Wood, en Kenia, Uganda y Tanzania.

2 comentarios

  1. Dice ser yo misma

    Es su cultura, son occidentales.

    10 marzo 2016 | 19:50

  2. Dice ser Javier

    Me parece incorrecto que solamente a una persona se le responsabiliza por unos actos que debieran no haberse producido ya que una organización o una institución debe vigilar que no se produzcan. Y seleccionar a personas que no sean proclives a comportamientos inadecuados para lo cual hay herramientas psicológicas de selección de personal igual que en todos los departamentos de las grandes empresas. Por eso no se puede culpar y condenar solamente a una persona sino a todos los responsables de velar por los derechos y la seguridad de los menores… y las autoridades son las que deben garantizar la integridad física.

    16 marzo 2016 | 19:19

Los comentarios están cerrados.