BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Más allá de la sangre: palestinos e israelíes que viven en paz

La escalada de violencia entre Israel y Palestina vuelve a llenar las páginas de los periódicos. Aparece y desaparece con la pasmosa facilidad con la que nos hemos acostumbrado a ver la muerte en directo, por televisión. El conflicto más antiguo de nuestra era sigue masacrando vidas, escalando en la espiral del odio y violando con total impunidad cada resolución de la ONU, ante la inacción de la comunidad internacional.

Equipo femenino de Runners without borders / Itay Akirav

Equipo femenino de árabes y judías / Runners without borders: Itay Akirav

Todo lo que planea sobre Oriente Medio son sombras. Pero incluso aunque todo parezca sombra, sigue necesitando la luz. Hablando con Ofer Laszewicki, compañero y amigo periodista, mientras estaba en Israel escribiendo historias de esa fantástica tierra, comprendí que los medios entramos en esa espiral. No, el periodismo no está para ser responsable, está para contar lo que pasa. Pero no neguemos que hay cierta obsesión con la sombra y a veces nos convertimos en buscadores de sangre. Si, además, le damos la vuelta a la tortilla, veremos que por lo general la noticia es que un hombre muerda a un perro y no al revés; así que por excepcional, puede que haya llegado el momento de que la luz entre Palestina e Israel ilumine con sus buenas noticias nuestras portadas más a menudo. Así que no se me ocurre otra idea mejor que reseñar dos proyectos que, poco a poco, tienden el puente que separa a dos pueblos condenados a entenderse o desaparecer.

Media hora al norte de Tel Aviv, en Kfar Vitkin, Hummus Bar decidió hace algo más de 15 días ofrecer un 50% de descuento a los judíos y árabes que se sentaran a comer juntos. En su facebook, como recogía Takepart, colgaron un post en el que anunciaban así la oferta: “¿miedo a los árabes? ¿miedo a los judíos? Para nosotros no hay árabes ni judíos, estamos con las personas”. Con casi 8.000 me gusta, la idea tuvo tanto éxito que el restaurante ha lanzado un nuevo órdago e invita a todos los restaurantes de hummus del mundo a poner en marcha este 50% de descuento a árabes y judíos que compartan algo más que mesa.

Equipo masculino de Runners without borders / Itay Akirav

Equipo masculino de Runners without borders / Itay Akirav

Runners without borders es otra de las iniciativas que quieren hacer germinar la paz entre árabes e israelíes. Israel Haas y Shoahana Ben David han conseguido conectar a jóvenes que viven en el este y el oeste de Jerusalén a través del running. Fue justo después del “terrible” verano de 2014, como lo define Haas en conversación con este blog. Querían construir algún tipo de lazo entre los dos extremos de la ciudad y como lo que les gustaba era correr, decidieron crear un grupo conjunto de judíos y árabes corredores.

“Puedo decir que no fue fácil, pero al final la gente vino”, cuenta Haas. Al proyecto se ha unido tanta gente que el equipo de las chicas participó el año pasado en la maratón de Milán y el de los chicos lo hizo en la de Berlín. Son entre 10 y 12 personas por equipo, divididas en cuatro equipos, los de chicos y chicas hasta 18 y los de hombres y mujeres a partir de los 20. Su plan en el futuro es llegar a contar con 20 personas por equipo e incluso conquistar otro sueño: “que nazcan nuevos equipos mixtos en ciudades en zona de conflicto como Haifa, Tel Aviv o Jaffa”, concluye Haas.

Cuando conoces al otro, el miedo se desmonta. Iniciativas como estas son, a pesar de todo, escasas y minoritarias. Con el ánimo de darles bombo, os preguntamos: ¿conocéis otras? ¿nos animamos a que la luz gane a la sombra?

8 comentarios

  1. Dice ser Yop

    Que maravilla de artículo y que ejemplo para todos. Siempre habrá un justo en Sodoma

    30 octubre 2015 | 10:48

  2. Dice ser ciudadanokane

    Muy bonito, pero lamentablemente no es la realidad, ya lo hemos visto estos dias..

    30 octubre 2015 | 15:10

  3. Dice ser yaya

    el problema radica en el machismo de los hombres de esas culturas y la educación que les enseñan. culturas tan arcaicas donde no se valora la vida de un ser humano deberían de desaparecer. autoinmolarse por una fe radical, con un pensamiento tan absurdo como es el de ir al cielo por quitar la vida de otros, quien crea eso es que tiene un coeficiente mental de un mono.

    30 octubre 2015 | 16:35

  4. Dice ser Pelagatos

    Ciudadanokane, te equivocas: Esta es la realidad de Israel. Lo que vemos en las noticias en Europa es lo que la canalla periodística nos quiere hacer creer, pero es algo así como decir que hay atentados de ETA cada dos minutos en toda España. No es así. En Israel conviven casi dos millones de musulmanes con 6 millones de judíos, comparten los mismos autobuses, los mismos mercados, las mismas universidades, los mismos hospitales… Muchos musulmanes sirven en el ejército de Israel, incluso alguno ha llegado a general. Y hay muchos palestinos que están felices de ser israelíes y se sienten orgullosos de ello.
    Luego está el 5 ó 10% de extremistas que intenta joder la convivencia a los demás y que, a veces lo consigue. Pero lo primero no vende periódicos, y lo segundo sí, así que esto es lo que te venden.
    Y si no me crees, ve a Israel y compruébalo tú mismo.

    30 octubre 2015 | 16:40

  5. Dice ser El Andoba

    Mientras exista La Torá y El Coran y ademas imbeciles que los dirijan
    No habrá nunca paz en el mundo. Hay que hacer desaparecer las religiones, a partir de ahi la gente empezará a preocuparse por sus necesidades, no por la religion.

    30 octubre 2015 | 16:50

  6. Dice ser el ser humano libre es maravilloso

    La gente inteligente, de buen corazón, superan los muros heredados e impuestos por otros tiempos y otras circunstancias. Gente buena, que no prejuzga al otro por clichés, que sabe hallar corazones amigos allí donde hablan los interesados de siempre en el eterno enemigo.
    Todas estas manifestaciones de buen rollito entre los seres humanos superan suavemente con la mejor luz los mayores muros heredados de sombra de otro tiempo.
    Ojalá fueran todxs así y se enterrara para siemrpe el odio y el rencor, y naciera el amor sin cadenas entre todos los pueblos.
    No es más valiente quien impone a la fuerza, quien violenta. Es mas valeroso humano el que supera el poder de las bombas y la separación irracional con una mano abierta al perdón y la paz en común.

    30 octubre 2015 | 17:20

  7. Dice ser Carlos

    Pelagatos. Claro y sobre Gaza no caen bombas, el aeropuerto funciona perfecto, no existen los check points. No hay asentamientos de israelís en Cisjordania, el agua se reparte a partes iguales y todo tu mundo de piruleta es perfecto

    30 octubre 2015 | 20:59

  8. Dice ser Pelagatos

    Carlos, bonito, antes de escribir hay que aprender a leer. ¿Quién ha hablado de Gaza o de Cisjordania, o ya puestos, de Siria o de Libia? Yo he hablado de Israel.
    Hala, vuélvete a la cartilla escolar que te has perdido unas cuantas páginas.

    30 octubre 2015 | 22:52

Los comentarios están cerrados.