BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Vender armas, cerrar fronteras

Patrulla española en la capital de Bagdis (Qala i Nau) / Flickr Commons

Patrulla española en la capital de la provincia afgana de Badghis, Qala i Naw / Flickr Commons

Vender armas a países en conflicto y mostrarse reacio a acoger refugiados ha convertido a los gobiernos europeos en una injusta contradicción. La explicación es fácil: les dan motivos para querer huir, y luego les dicen que aquí no pueden entrar. “No es nuestro problema”, piensan algunos en Hungría o Reino Unido. Pero los datos oficiales demuestran que sí lo es. En España, las organizaciones Amnistía Internacional, Oxfam Intermón, Greenpeace y FundiPau acaban de denunciar que las exportaciones de armas han aumentado un 50,50%, y las autorizaciones de las mismas un 36,78%, durante lo que va de legislatura (2011-2014), en relación con la anterior (de 2008 a 2011). Así se refleja en su informe Armas “Marca España”: más vale prevenir que matar, donde analizan los datos oficiales sobre venta de armamento a países extranjeros como Yemen, Irak, Colombia o Ucrania.

En términos absolutos, en 2014 las autorizaciones de exportación de armas del Gobierno español ascendieron a 16.824,6 millones de euros, y el volumen de las exportaciones realizadas rebasó los 9.702,81 millones. Entre 2008 y 2011, sin embargo, éstas habían sido de 12.300,29 y 6.446,87 millones, respectivamente. Las organizaciones no dejan de recordar que esta cifra se ha multiplicado por 10 en los últimos años y que la venta de armas desde España no para de crecer.

¿A dónde se destinó el armamento?

Entre otros objetivos, las armas enviadas por España a Arabia Saudí podrían haber ido a parar a manos de la coalición de este país que comenzó a bombardear a los rebeldes de Yemen hace unos meses. Pero existe una gran incerteza, por lo que las organizaciones denuncian que los datos gubernamentales no revelan si el armamento ha sido utilizado en esos ataques aéreos contra los rebeldes yemeníes. De ser así, España habría armado a un país del golfo pérsico de tendencia suní para poner freno a una rebelión chií que, cabe recordar, está siendo duramente masacrada por Estado Islámico en todo el mundo musulmán.

No es de extrañar que el Estado español colabore con los saudíes, dado que las relaciones diplomáticas (y especialmente a nivel monárquico) entre ambos países son muy estrechas. El principal problema radica en que cualquier apoyo de un país occidental a otro de Oriente Medio en estos momentos puede involucrar directamente al país colaborador, en este caso España, en el gran conflicto que están viviendo países como Irak, Siria, Afganistán, Arabia Saudí o Yemen. Por ejemplo, convirtiéndolo en un enemigo principal u objetivo a corto plazo de los ataques yihadistas. Las exportaciones de material de defensa a Arabia Saudí superaron los 292 millones de euros en 2014, según el mismo documento, y las ONG señalan la gravedad de estos envíos al tratarse de un país donde “se cometen violaciones graves y sistémicas de derechos humanos” en el cual “en los últimos dos años se ha aplastado sin piedad a la incipiente sociedad civil y a las organizaciones independientes de derechos humanos”.

Otro país a donde fueron a parar armas de origen español es Bahréin (por más de 25 millones de euros), uno de los territorios protagonistas de las revueltas árabes de 2011 y que despierta gran preocupación a las ONG porque el mismo tipo de material fue utilizado en “violaciones de derechos humanos contra manifestantes”, así como en castigos a disidentes. España también destinó armamento a Egipto (unos 182 millones de euros), un país acusado por diversas organizaciones y periodistas de volver a ser una dictadura tras el golpe de estado de Al Sisi, quien fue ratificado posteriormente en las urnas, pero acusado de atentar contra las libertades individuales y los Derechos Humanos. El informe realizado por las organizaciones también reclama que el Gobierno español aclare si las armas que facilitó a Egipto están sienfo utilizadas para “cometer o facilitar graves violaciones del derecho internacional, especialmente en la Península del Sinaí, Yemen y Libia”.

Irak, que actualmente vive una enorme crisis humanitaria derivada en gran parte del conflicto con Estado Islámico, también recibió armas de España, cuyo envío autorizó el Gobierno español en el “segundo semestre de 2014” al Ministerio de Defensa iraquí por un valor de 95,8 millones para hacer frente al grupo terrorista. En este caso, las ONG piden que el Gobierno español aplique el enfoque preventivo que recoge la ley en España y revoque dichas autorizaciones de exportación de armas a Irak dadas las “persistentes violaciones de Derechos Humanos por parte de numerosos miembros de dichas fuerzas armadas”, a excepción de que se establezcan “salvaguardias estrictas” que anulen ese riesgo.

Otras operaciones que las organizaciones califican como “especialmente preocupantes”, dado el desconocimiento de para qué se utiliza finalmente el armamento, son el envío de armas a Israel, por 19,4 millones de euros, y a Pakistán, por 1,4 millones.

Armas y refugiados

Oriente Medio y el norte de África son dos zonas de conflictividad extrema y crisis humanitaria. El drama de los refugiados, que tantas portadas está ocupando en Europa, nos puede parecer cercano por la multiplicación de peticiones de asilo y el colapso en las fronteras. Sin embargo, el conflicto que se vive en sus países de origen se nos presenta como ajeno. Y es que, si bien es cierto que ningún país europeo ha intervenido militarmente en Oriente Medio, el envío de armas es un potente brazo ejecutor que refuerza vínculos entre occidente y los regímenes de la zona o, lo que es lo mismo, nos termina haciendo partícipes de sus guerras civiles.

Son muchas las voces que nos advierten que las grandes amenazas que hoy presentan los extremismos de Oriente Medio las han provocado los países occidentales mediante la provisión de armas y entrenamiento militar en conflictos del pasado. Es obvio que Estado Islámico no surgió de la nada. Pero, lejos de aprender la lección, los países europeos y Estados Unidos continúan suministrando armas a gobiernos y rebeldes, quizá con un fin resolutivo, pero que una y otra vez evidencia el fracaso: el uso de las armas nunca ha garantizado la paz, sino el dolor, el miedo y el rencor. Y la huida de millones de refugiados que, esperando a las puertas de nuestros países, vienen reclamando asilo, y no pidiendo explicaciones.

2 comentarios

  1. Dice ser Alberto

    bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,rebablablá,

    Sobramos la mitad, mejor esa mitad que esta.

    21 septiembre 2015 | 22:17

  2. Dice ser El Andoba

    Lo que hay que hacer es darles armas a todos los desertores que huyen y vienen a Europa
    y que defiendan a su pais, hay casi un millon de hombres …un autentico ejercito.

    21 septiembre 2015 | 22:49

Los comentarios están cerrados.