BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

La verdadera oportunidad para los cubanos

El presidente de EEUU Barack Obama saluda su homólogo cubano, Raúl Castro, en la Cumbre de las Américas. (EFE)

El presidente de EEUU Barack Obama saluda su homólogo cubano, Raúl Castro, en la Cumbre de las Américas. (EFE)

Esta semana Obama anunció la reapertura de la embajada estadounidense en Cuba el 20 de Julio. La mayoría de países tienen algún tipo de relación diplomática con Cuba y la mayor parte de estos tienen embajadas establecidas. Sin embargo, desde que Estados Unidos y Cuba rompieron sus relaciones diplomáticas en los sesenta sólo había una oficina diplomática en la embajada de Suiza en Cuba llamada “Sección de intereses”. Ahora, como parte del proceso de normalización de sus relaciones, anunciado oficialmente en diciembre, se dará paso a la reapertura de las embajadas.

Este es un símbolo más de los que se irán viendo en los próximos meses, mientras este proceso de ‘deshielo’ o normalización sigue su curso en un camino que será más largo que corto. Algunos de estos momentos simbólicos que ya hemos visto pasan, por ejemplo, por la Cumbre de las Américas en Panamá, momento en el que pudimos ver el primer encuentro oficial entre un presidente estadounidense, Obama, y uno cubano, Raúl Castro, en los últimos cincuenta años. O como cuando a finales de Mayo el Departamento de Estado retiró a Cuba de la lista de ‘Estados patrocinadores del terrorismo’.

El levantamiento del embargo a Cuba, la flexibilización de las restricciones para el comercio y los viajes a la isla o el aumento del límite de envío de remesas de 2.000 dólares al año a 8.000– en 1993, tras el colapso económico de Cuba derivado del fin de la Unión Soviética Fidel Castro empezó a permitir el envío de ‘remesas’ o de dinero a Cuba desde el exilio- podría dar un respiro a una economía que hace estragos. Por ejemplo, el PIB per cápita –10.200 dólares- lo sitúa en el número 132 del ranking mundial, según el CIA World Factbook, y su economía depende en gran parte del turismo pero también del negocio del petróleo y la exportación de productos como el azúcar, el tabaco o el café.

Con todo, según la misma fuente, el nivel de vida promedio de los cubanos se mantiene en un nivel más bajo que antes del colapso de la Unión Soviética y la crisis resultante de la década de 1990. Desde finales de 2000, Venezuela ha estado proporcionando petróleo en condiciones preferenciales, y suministra casi 160.000 barriles por día de productos petrolíferos. Cuba ha estado pagando por él, en parte, con los servicios de personal cubano en Venezuela, incluyendo unos 30.000 profesionales de la medicina. Sin embargo, en 2013 los problemas económicos de Venezuela obligaron una reducción del 24% en las exportaciones de petróleo a Cuba, una tendencia a la baja que continuó en 2014. Entre el ‘top 5’ de socios comerciales de Cuba está China, que representa un 18% de las importaciones cubanas y un 30% de las exportaciones.

Obama debería exigir también medidas que mejoren la situación de los derechos humanos en Cuba

Lo que aquí preocupa es que esta normalización pase por un mero interés de Estados Unidos de sacar partido de una relación más estrecha con Cuba si bien este momento debería ser una oportunidad para exigir también medidas a favor de los derechos humanos en el país de los Castro. Lo advertía el Washington Post en un editorial: desde diciembre, ha habido más de 3.000 detenciones políticas en Cuba, de acuerdo con fuentes de la disidencia. Según Human Rights Watch el gobierno cubano continúa reprimiendo a personas y grupos que critican al gobierno o reivindican derechos humanos fundamentales. “Los funcionarios aplican una variedad de tácticas para castigar el disenso e infundir temor entre la población, incluidas golpizas, actos de repudio, despidos y amenazas de largas penas de prisión”, aseguran. Pues muchos cubanos, no contentos con el sistema político y económico en el que viven encarcelados y controlados, aseguran que querrían huir del país si tuvieran ocasión. De hecho según una encuesta, cerca de la mitad dejaría el país.

Es por ello que, como dice el editorial del periódico mencionado, “Obama podría haber solicitado una garantía, por ejemplo, que a las Damas de Blanco, formado por las familias de los presos políticos, se les permitirá llevar a cabo sus marchas semanales pacíficas sin arrestos o golpes; como lo es, los ataques contra el grupo han aumentado considerablemente”. ¿Dejará Estados Unidos que Cuba sea la nueva China, donde conviven el capitalismo y el comunismo más feroces? ¿O aprovechará esta ocasión para dar una verdadera esperanza a los cubanos?

3 comentarios

  1. Dice ser J Dilla

    Normalmente no comento en artículos y noticias, pero esta vez mi opinión es tan contraria a lo que leo que me veo obligado a hacerlo.

    Mi crítica no se refiere ni siquiera al artículo completo; tan solo se limita a los últimos párrafos.

    En primer lugar desconozco su ideología, lo que me limita a la hora de interpretar por qué dice lo que dice. En cualquier caso, la intuyo.

    Comenta usted que “el PIB per cápita –10.200 dólares- lo sitúa en el número 132 del ranking mundial, según el CIA World Factbook, y su economía depende en gran parte del turismo pero también del negocio del petróleo y la exportación de productos como el azúcar, el tabaco o el café.”. Que Cuba este en el puesto no sé cuántos de un ranking de PIB per cápita no me dice nada sobre qué o qué no tiene su pueblo. Considero más interesante referirse al ranking IDH (Índice de Desarrollo Humano, que se basa en parámetros como la esperanza de vida al nacer, la educación y la riqueza), en el que Cuba está en el puesto 43 con 0,815 puntos[1]. Por supuesto, no podemos olvidar que Cuba es un país pobre, como viene a serlo la mayor parte de América Latina. Sin embargo, desde la revolución cubana a mediados del siglo XX, Cuba es un país con un gobierno digno, que trabaja por y para el pueblo sin aceptar las injerencias de quienes mantuvieron su nación como un patio trasero convertido en burdel y enorme azucarero. De hecho, en 1960, el ex embajador norteamericano en Cuba, Earl Smith, declaró que “hasta la llegada al poder de Castro, los EEUU tenían en Cuba una influencia de tal manera tan irresistible que el embajador norteamericano era el segundo personaje del país, a veces aún más importante que el presidente cubano”[2]. Y si Cuba se sigue manteniendo sobre el azúcar, el tabaco o el café, hay que retrotraerse a toda su historia colonial y neocolonial y a la imposibilidad de una revolución industrial, entre otras cosas, por el embargo yankee.

    Posteriormente comenta: “Lo que aquí preocupa es que esta normalización pase por un mero interés de Estados Unidos de sacar partido de una relación más estrecha con Cuba si bien este momento debería ser una oportunidad para exigir también medidas a favor de los derechos humanos en el país de los Castro”. Primero, Cuba no es el país de los Castro, es el país de los cubanos. ¿Por qué no se refiere a EEUU como el país de Texaco, Walmart o Boeing, que son algunas de las empresas que realmente controlan el país?

    Y está bien, que EEUU pida respeto a los DDHH en Cuba. Por pedir, que no quede. Pero que pida Cuba y usted, ya que está interesada en USA y los DDHH, que estos también se respeten allí, donde el racismo, el hambre, la falta de vivienda y otros tantos males siguen campando a sus anchas en uno de los países más desarrollados del mundo. Que pida la liberación o una pena acorde a su edad para los 79 niños menores de 14 años condenados a cadena perpetua[3]. O que pida, como ya ha hecho y ha conseguido, liberar a los presos políticos en Estados Unidos de nacionalidad cubana, los Cinco de Cuba.

    “Pues muchos cubanos, no contentos con el sistema político y económico en el que viven encarcelados y controlados, aseguran que querrían huir del país si tuvieran ocasión. De hecho según una encuesta, cerca de la mitad dejaría el país.”. Me gustaría saber la fuente de esta información. En cualquier caso dudo que este dato sea real, dado que “presos políticos” “acogidos” por España durante el gobierno de Zapatero pidieron poder volver a Cuba porque allí vivían mejor, teniendo luz, agua, alimento, vivienda, educación y sanidad garantizada.[4] Curioso que un “disidente” pida volver. Y aunque el dato fuera cierto, tal vez el problema es que los cubanos no saben lo que implica vivir en el capitalismo, tal y como explica el disidente antes mecionado.

    “¿Dejará Estados Unidos que Cuba sea la nueva China, donde conviven el capitalismo y el comunismo más feroces? ¿O aprovechará esta ocasión para dar una verdadera esperanza a los cubanos?” Estas dos últimas frases, sinceramente, no hay por dónde cogerlas. Primero: Estados Unidos, aunque lo haga, no es nadie para dejar a un país soberano dejar o no dejar convivir los sistemas que el estado de cada nación decida. Segundo: en China no convive el capitalismo y el comunismo. Con la muerte de Mao y la subida al poder del reformista Deng Xiaoping, el socialismo (el comunismo nunca ha llegado a desarrollarse en ningún estado socialista) tanto económica, como social o culturalmente, por ejemplo, desapareció de China, para quedar un libre mercado controlado por un gobierno dirigido por el PCCh, que solo es comunista de nombre. Que se mantengan símbolos no implica nada. La lucha de clases sigue estando en un estado de victoria total para la burguesía.

    Por último, y no se equivoque, los únicos que han dado esperanza a Cuba han sido los cubanos revolucionarios. EEUU nunca ha dado ni dará esperanzas reales ni a Cuba ni a Latino América ni al mundo.

    [1] El IDH ha subido en Cuba a 0.815 <>

    [2] GALEANO, Eduardo. Las venas abiertas de América Latina. Ediciones SigloXXI. México. 1971

    [3] EEUU tiene a 79 niños con menos de 14 años condenados a cadena perpetua. <>

    [4] “Queremos volver a Cuba” <>

    PD: Ya siento el “tocho” pero creía que era necesario expresarme sin limitarme en exceso. Lo lea o no, responda o no, un saludo.

    06 julio 2015 | 14:08

  2. Dice ser J Dilla

    Vaya, parece que los links los elimina…. Si los desea para comprobarlos se los indicaré sin problema. Un saludo

    06 julio 2015 | 14:09

  3. Dice ser UnCubanoMas

    J Dilla otro esbirro mas de la dictadura castrista defendiendo lo indefendible. Que escribe cosas lindas de la revolucion desde un 2do pais rodeado de abundancias, vete a la mierda idiota.

    06 julio 2015 | 15:28

Los comentarios están cerrados.