BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

La niña que descolocó al Papa

La pobreza infantil es uno de los mayores problemas en Filipinas / EFE

La pobreza infantil es uno de los mayores problemas en Filipinas / EFE

Se llama Glyzelle, tiene 12 años y no es una niña normal. No lo es porque no le han dejado. Como muchos otros niños en Filipinas, fue abandonada por sus padres y rescatada de la calle por una comunidad eclesiástica. El pasado domingo, durante la visita del Papa Francisco en su país, pronunció un discurso ante 30.000 personas que no pudo terminar por la emoción: “Muchos niños son abandonados por sus padres. Muchos de ellos acaban siendo víctimas y les han pasado cosas malas, como adicción a las drogas o prostitución ¿Por qué Dios permite esto, incluso si los niños no tienen la culpa? ¿Por qué sólo unos pocos nos ayudan?”. Ante estas palabras, el pontífice decidió cambiar su homilía, aunque lo único que pudo decir fue que la pequeña “ha hecho la única pregunta que no tiene respuesta y no le alcanzaron las palabras, necesitó decirlas con lágrimas”, e hizo un llamamiento a la protección de los niños.

Sin embargo, la pregunta de la pequeña sí tiene respuesta, más de una, y la solución probablemente no sólo esté de la mano de Dios. Filipinas tiene uno de los PIB per cápita más bajos del mundo (ocupa el puesto 127 de 183) y una de las tasas de pobreza infantil y de corrupción más elevadas. De hecho, el mismo año de la catástrofe del tifón Haiyan, 2013, se descubrió que varios políticos y empresarios habían estafado dinero del Fondo de Ayuda al Desarrollo Prioritario, unos 170 millones de euros, ingresándolo en ONGs que no existían durante los últimos 10 años. Por supuesto, la sacudida del tifón tampoco ayudó a que las cosas mejorasen y más del 33% de los filipinos viven en chabolas. Por desgracia, la noticia de la corrupción no hizo tanto ruido como la del tifón.

El de Glyzelle Palomar no es el único caso. Ella se presentó ante el Papa acompañada de otro chico, Jun Chura, de 14 años. Ambos fueron recogidos de la calle por la casa de acogida Tulay Kabataan. Son sólo dos ejemplos de los miles de menores de 15 años frecuentemente abandonados en Filipinas, un hecho que les expone a todo tipo de abusos y problemas como la no escolarización, la drogadicción, la desnutrición y la prostitución. Según los últimos datos proporcionados por Naciones Unidas, 1,2 millones de niños viven en la calle en Filipinas, mientras que la Child Protection Network Foundation señaló que el 35,2% de los niños vivía en la pobreza en 2009, último año del que se tiene información.

Los niños representan un porcentaje muy elevado de la cifra total de pobres en el país asiático, más de 1 de cada 4 filipinos, y la pobreza es un problema endémico que no da señales de mejoría debido, en gran parte, a las elevadas cifras de corrupción. Lo datos de 2014 señalan que Filipinas ocupa el puesto 85 de 174 en el ranking del Índice mundial de Percepción de la Corrupción que, si bien supone una mejora respecto al año anterior, sigue siendo un mal resultado.

Días antes de la visita del Papa se había desatado una gran polémica internacional debido a que las autoridades de Filipinas decidieron “limpiar” las calles de niños pobres encerrándolos en centros de detención antes de la llegada del pontífice. El diario británico Daily Mail denunció las condiciones infrahumanas de esos centros, a donde normalmente suelen llevar a los pequeños por robar o dormir en la calle, sin un juicio previo en condiciones, y dentro de los cuales sufren hambre, todo tipo de incomodidades y palizas de los reclusos de edad adulta. El Papa Francisco, al enterarse de lo sucedido, decidió variar su recorrido y visitar uno de los centros de acogida donde sobreviven los pequeños, fundado por la orden jesuíta.

Es evidente que el Papa Francisco no es como los demás. En varias ocasiones ha pronunciado discursos que han hecho tambalearse a la propia Iglesia, especialmente en aquellos temas relacionados con la pedofilia y la criminalización de la homosexualidad. Sin embargo, el pontífice está en este mundo y sabe de los problemas que hay en él, seguramente mucho mejor que muchos de nosotros; sabe quién tiene poder y quién no tiene la menor posibilidad de tenerlo algún día. Sabe que Filipinas es el principal país católico de Asia y que su población tiene una fe muy grande, especialmente en su persona. Desconozco si es competencia o no del Vaticano acabar con la corrupción, algo que el Papa denuncia con frecuencia, pero quizás lo que le falta al líder de la Iglesia es poner nombre y apellidos a aquello que critica y no encomendar todas las soluciones a Dios.

7 comentarios

  1. Dice ser rosa

    Ojalá mis ojos vean el día en el que los niños puedan vivir felices y tranquilos con sus padres. Ojalá, los que cometen abusos contra ellos, los que les pegan, los abandonan, y los políticos corruptos de todo el mundo, que sólo piensan en su ombligo, sean capaces de darse cuenta de todo el año que causan y han causado con sus actos, y el panorama mundial pueda cambiar en positivo.
    Sufro con cada noticia o imagen sobre maltrato, abandono, abuso hacia algún niño, mujer, hombre, animal, etc…
    A veces pienso y he pensado desde niña que no soy de este mundo, porque siempre he sufrido con las injusticias, los maltratos, las humillaciones, etc.., tanto propios como ajenos. Siento que me duele el alma.

    22 enero 2015 | 14:17

  2. Dice ser Maya

    Querida Rosa, sí eres de este mundo aunque, como yo, sientas que no encajas en él. La triste realidad es que el mundo lo mueve la avaricia, la codicia, el egoismo y, ante ellos el dinero. Los sentimientos y las emociones no tienen cabida, desgraciadamente.

    22 enero 2015 | 14:24

  3. Dice ser yo

    pobres criaturas, que los abandonen asta sus propios padres, es una lástima. espero que la cosa mejore por allí con el tiempo.
    pd: este papa es otra cosa, por fin la iglesia tomará mejor camino,
    “pero quizás lo que le falta al líder de la Iglesia es poner nombre y apellidos a aquello que critica y no encomendar todas las soluciones a Dios.”
    dale tiempo, este hombre sabe hablar y hará las cosas como ningún papa las a hecho, bien, pero los edificios no se levantan en un día, y la iglesia tampoco se puede enderezar en un día, poco a poco lo mejorará.

    22 enero 2015 | 15:14

  4. Dice ser UNICEF se debe ocupar de estos temas no la Iglesia Católica.

    Estos temas de la infancia, ¿qué tienen que ver con la Iglesia católica? si los curas se limitaran a la religión sin meterse en la vida de los demás que bien nos iría a todos.

    22 enero 2015 | 15:22

  5. Dice ser Fer

    Como se quedó sin palabras, un abracito y que se pire…

    22 enero 2015 | 16:02

  6. Dice ser Fernando Javier Gomez

    Yo no creo en los políticos.
    Yo sólo creo en Dios.
    Por eso, como el Papa Francisco, rezo por ellos.
    Dios hace milagros.

    22 enero 2015 | 17:30

  7. Dice ser Vaya hombre

    A ver si lo entiendo: Como tú eres un sinvergüenza que abandona a sus hijos, pues ya Dios no existe.

    Máxime teniendo en cuenta que:

    ESTA VIDA ES PARA VER COMO NOS PORTAMOS Y SI NOS MERECEMOS LA OTRA Y NO PARA VIVIRLA SIN DOLORES.

    22 enero 2015 | 18:02

Los comentarios están cerrados.