BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Noruegas, a las filas

El príncipe Haakon visita las fuerzas armadas noruegas en Afganistán (GTRES).

El príncipe Haakon visita las fuerzas armadas noruegas en Afganistán (GTRES).

A falta de una semana para que empiece enero quizás hay algunas mujeres que están preocupadas, las noruegas. A partir del 1 de enero las mujeres noruegas tendrán que completar un año de servicio militar obligatorio, depués de que el pasado octubre el Parlamento de Oslo aprobara esta directiva.

No es extraño que sea Noruega el único país europeo que obliga a las mujeres a realizar el servicio militar, este país ha sido siempre líder mundial en materia de igualdad.

Algunos ejemplos: una mujer dirige el gobierno, Erna Solberg; , una obispo está al frente de la Iglesia luterana; existe una ley que impone a las grandes empresas una cuota femenina de al menos 40% en su equipo directivo y un sistema social que protege la conciliación entre familia y trabajo.

Con esta nueva legislación Noruega se convierte en el único miembro de la OTAN que instaura una medida como esta, distanciándose de sus vecinos europeos y acercándose más a Israel, donde las mujeres deben pasar dos años por el ejército.

Las mujeres participaron por primera vez en el ejército en 1985, producto reivindicativo del feminismo, pero nunca han superado el 10% de los efectivos. En una semana todas las mujeres mayores de edad nacidas a partir del 1997 empezaran “el proceso de selección de reclutas” y a mediados de 2016 empezaran a servir en el ejército. Hasta ahora las mujeres se presentaban de modo voluntario y representaban un 12% del personal militar.

La instauración de esta medida ha suscitado críticas diferentes, entre ellas, el posible descenso de la natalidad.

Hay que estudiar, sin embargo, la letra pequeña de esta legislación: al final sólo asisten al servicio militar las personas más motivadas. De unas 60.000 personas, el ejército selecciona a 10.000. Con la inclusión de las mujeres serán 10.000 de 120.000, así que es probable que las únicas mujeres que participen en el ejército sean otra vez las voluntarias de siempre.

Lo chocante de esta nueva legislación no es que las mujeres estén obligadas a hacer la mili sino que Noruega, país que cada año entrega el premio Nobel de la Paz, mantenga el servicio militar obligatorio. Convirtiéndose en uno de los pocos países, junto los otros nórdicos, Finlandia y Dinamarca, que sigue imponiendo esta legislación a su población. A los 17 años todos los jóvenes deben someterse a una serie de pruebas y explicar sus motivaciones e intereses personales.

Unos 23.00 soldados en tiempos de paz, y 83.000 en el banquillo para entrar en acción en situación de guerra, Noruega sigue esta tradición histórica para protegerse.

7 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    Me parece una medida muy buena ( lo de incluir a las mujeres en el servicio obligatorio, no el servicio en si mismo) con igualdad de derechos se ha de tener igualdad de obligaciones. Todos los países que se enorgullecen por sus medidas de igualdad deberían no ser hipócritas y dejar de aplicar discriminaciones “positivas” y centrarse en una igualdad real, no una impuesta a base de cuotas y subvenciones. En caso de conflicto armado en el que se requiera hacer reclutamiento entre la población civil, las mujeres deberían ser incluidas en el proceso; la época de la mujer frágil que se queda en casa mientras el marido trabaja ya pasó, ahora somos iguales!

    24 diciembre 2014 | 11:05

  2. Dice ser Pobrecitas, que pena.

    ¡Ah!

    Tanto rodeo para expresar tu indignación de que Noruega mantenga el servicio militar obligatorio.

    Entiendo que tu indignación es puntual y dirigida a un solo país de la Unión Europea.

    Concretamente, tu indignación se debe a que en ese país, a la mujer le concedieron la misma obligación de cumplir el servicio militar.

    Pero claro. El problema es que, las feminazis, no quieren las mismas obligaciones. Ellas solo buscan la igualdad cuando se benefician.

    Y después de leer tu texto:

    ¿Sabes lo que es lamentable?

    El que Suecia obligue a las empresas privadas a cumplir con una cuota femenina del 40%, eso es mas que lamentable. A eso se le llama “DICTADURA”.

    24 diciembre 2014 | 11:50

  3. Dice ser krisium

    Interesante, ¿estos países son los modelos que defiende 3,1416 (también conocido como PI) no?

    Ahora harán lo de siempre, decir que sólo defienden unas cosas y otras no, resulta que ellos tienen a llave para abrir la puerta a la prosperidad y paz que nadie ha encontrado, pero lo van a hacer copiando las llaves de otros.

    Ya sabéis “empoderadas” a ir desfilando con el fusil, que eso también es igualdad XD.

    En fin

    24 diciembre 2014 | 11:53

  4. Dice ser Antonio Larrosa

    Los noruegos quieren reforzar su ejercito, porq ue tienen visión de futuro, un futuro que ven tenebroso como yo que felicito estas fiestas asi…Felices fiestas pero cuidad el dinero que en año nuevo vienen los palos,sube todo, hay que pagar impuestos etc antoniolarrosa.com .

    24 diciembre 2014 | 12:30

  5. Dice ser -hermes-

    ” una ley que impone a las grandes empresas una cuota femenina de al menos 40% en su equipo directivo”

    ¿y si no encuentro suficientes trabajadoras competentes como para ocupar ese 40% de puestos?

    en una empresa privada nadie tiene que obligar a nadie a decirle a quien tiene que contratar para que su negocio funcione como quieran sus propietarios.

    24 diciembre 2014 | 13:48

  6. Dice ser ecoloJeta

    Más que loable la medida. La igualdad debe ir en todas direcciones.

    24 diciembre 2014 | 14:15

  7. Dice ser mani

    Pienso lo mismo. Igualdad en todas direcciones y condiciones. Falta les hace a las españolas pasar un rato en el ejercito, a ver si asi pierden un rato la costrumbre del marujeo..

    25 diciembre 2014 | 00:42

Los comentarios están cerrados.