BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

La Cumbre del Cambio climático en Lima se tiñe de rojo

Amazonas

Una vista en Street View del Amazonas / Google

La Cumbre sobre cambio climático que tuvo lugar este diciembre en Lima ya empezó manchada de sangre.  A finales de noviembre José Isidro Antún, un líder indígena shuar de Ecuador, desapareció. Una semana después, el 28 de noviembre lo encontraron enterrado con los brazos y las piernas atados.  Antún tenía previsto hablar en la Cumbre de los Pueblos, que se celebraba en Lima paralelamente a la de Cambio Climático que organizaba la ONU, pero lo callaron unos días antes. El ecuatoriano era uno de los que se oponía a un plan minero a cielo abierto para la extracción de cobre en el Sur de la Amazonia, frontera con Perú, de la empresa china Ecuacorriente.

Pero este no es el primer caso de asesinatos de ambientalistas en América Latina. En noviembre, se inició en Costa Rica el juicio contra los asesinos de Jairo Mora de 26 años, quien fue brutalmente torturado y golpeado el 31 de mayo de 2013, por traficantes de huevos de tortuga en una playa del sur del Caribe costarricense. En total, hay siete imputados y veintiséis testigos, mientras que Jairo se ha convertido en un héroe o mártir para los ambientalistas del país por proteger los huevos de las tortugas baula.

La verdad, por eso, es que no todos corren la misma suerte que Mora y muchos casos se quedan sin resolver como el del ambientalista español que fue asesinado en Brasil pocos meses después que Jairo Mora. Gonzalo Alonso Hernández fue hallado en la cascada del Parque Chunnhambebe, cerca de su casa en el Estado de Río de Janeiro. Se cree que primero lo torturaron, luego le dispararon en su domicilio y, una vez ejecutado, lo lanzaron al río.

Lo único que se llevaron de su casa fue el ordenador, donde guardaba las denuncias que interpuso ante la justicia contra cazadores ilegales que actuaban en el parque natural, así como contra pirómanos que quemaban los parajes para luego dedicar esos campos a la actividad ganadera, por lo que su mujer y las autoridades creen que lo mataron por defender el medio ambiente.

Mural COP20

El graffiti “Futuro” de los artistas españoles Javier Serrano y Pablo Purón se exhibe ante el muro de la Cumbre de Lima/EFE

Y en Perú, donde del 1 al 12 de diciembre se celebró XX Conferencia Internacional sobre Cambio Climático o vigésima Conferencia de las Partes (COP 20) de la ONU, desde el 2002 han sido asesinados 57 ambientalistas en ese país.

América Latina, precisamente, es un continente rico en biodiversidad y recursos naturales, por lo que paisajes tan espectaculares como el Amazonas, el pulmón del mundo, viven bajo la presión de grandes empresas mineras, petroleras, agrícolas, madaderas, ganaderas, entre otras, que amenazan su existencia, así como la de los pueblos y animales que habitan en esa región. Pero eso, no solo sucede en el Amazonas, sino que es una tónica que se extiende por todo el continente. Por eso, no es de extrañar que la región con más asesinatos de ambientalistas sea Latinoamérica, según la ONG Global Witness.

Según un informe publicado por esta organización en abril, el asesinato de ambientalistas aumentó drásticamente del 2002 al 2013. Entre estos años se ejecutaron 908 personas en 35 países por proteger los derechos de la tierra, la mayoría de ellas en Brasil (448), seguido de Honduras (109) y Filipinas (47).  Otro de los datos que pone de relieve este estudio es que la mayoría de estos delitos quedan impunes, ya que solamente se han condenado a 10 personas por la muerte de ambientalistas entre el 2002 y 2013, lo que representa menos de un 1% del total de los crímenes.

Cumbre de Lima

Y mientras hay personas que dan su vida por proteger el medio ambiente, en Lima se aprueba una resolución bajo mínimos para combatir el cambio climático y acordada en una hora para desencallar dos semanas de parálisis.

Ministra

La ministra española y medio ambiente, Isabel García Tejerina, posa junto a otros asistentes en la Cumbre de Cambio Climático / EFE

De esta cumbre, se esperaba que los delegados que representaban a los 196 países participantes sellaran un acuerdo a escala a nivel mundial, pero finalmente rubricaron unas propuestas no vinculantes de cara a la próxima Cumbre sobre cambio climático que tendrá lugar a finales del 2015 en París.

Entre los principales acuerdos destacan el compromiso de que todos los países harán en la cumbre de la capital francesa una propuesta de cómo van a reducir su emisión de gases contaminantes, algo novedoso, ya que hasta ahora tan solo lo hacían los países más desarrollados. Otro de los puntos relevantes es que los países más industrializados también deberán de dar apoyo financiero a los que están en vía de desarrollo y son los más vulnerables a los efectos del cambio climático.

“El texto pasó de débil a más débil y de más débil a realmente muy débil”, concluyó Sam Smith, director de la política climática del grupo ambientalista World Wide Fund for Nature (WWF) en referencia al acuerdo de Lima, según unas declaraciones que recoge en su web BBC Mundo.

1 comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Mucho bla bla bla y luego todo queda en cuatro fotos y agua de borrajas.

    Clica sobre mi nombre

    16 diciembre 2014 | 19:49

Los comentarios están cerrados.