BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Dow Chemical: 30 años lavándose las manos

Pintada de protesta contra el presidente de Union Carbide frente a la planta química abandonada en Bhopal / Flickr:  jbhangoo

Pintada de protesta contra el presidente de Union Carbide frente a la planta química abandonada en Bhopal / Flickr: jbhangoo

Están a punto de cumplirse 30 años del mayor desastre industrial ocurrido en India, donde murieron más de 22.000 personas. Ocurrió en Bhopal el 3 de diciembre de 1984, al producirse una fuga de gas en una planta química de la empresa Dow Chemical. A pesar de los continuos requerimientos de los tribunales indios contra la multinacional, ésta continúa negando su responsabilidad en los hechos y esquivando dichas demandas.

La tragedia de Bhopal no sólo dejó decenas de miles de muertos, sino también unos 600.000 damnificados por los altos niveles de gas tóxico a los que se expusieron, y que aún hoy les acarrean graves problemas de salud. Además de que la planta, hoy abandonada, se ha convertido en un gran foco de contaminación que afecta al suministro local de agua, según denuncia Amnistía Internacional (AI). Todo apunta a que la fuga se produjo por una falta de mantenimiento en las instalaciones de la planta, según revelaron investigaciones posteriores.

Se cuentan por cientos los supervivientes y activistas que llevan tres décadas pidiendo justicia, exigiendo que la multinacional reconozca su responsabilidad sobre las víctimas y los supervivientes de la planta de Bhopal. Sin embargo, Dow Chemical se lava las manos responsabilizando de todo a su filial, la estadounidense Union Carbide Corporation (UCC) que, si bien era la propietaria mayoritaria de la planta el día que se produjo la fuga de gas (junto con el gobierno indio), ésta está “totalmente participada” por Dow Chemical desde 2001, según AI. Así, la organización sin ánimo de lucro sostiene que los gobiernos indio y estadounidense “deben hacer más por garantizar que Dow cumple las órdenes de los tribunales indios”.

Es triste ver cómo las empresas quedan prácticamente impunes ante casos como el de Bhopal. Pero más triste todavía es ver los rostros cansados de las víctimas que, sin embargo, no cesan en su empeño de que se haga justicia. El tiempo pasa, pero algo tan doloroso no se olvida. Y algo que también es triste, pero sobre todo profundamente injusto, es ver cómo los gobiernos dejan hacer a las empresas y no ejercen el más mínimo control sobre el perjuicio que éstas puedan causar a la sociedad. Estamos desprotegidos frente a una política neoliberal que convierte a las personas en daños colaterales de las multinacionales. Y más en un país tan desigual como India.

 

5 comentarios

  1. Dice ser Angel

    No habeis redactado bien la noticia, porque no fueron 22.000 las personas muertas sino 22.000 personas POBRES muertas, por lo que ni a la justicia ni a las políticas de las supuestas democracias occidentales les importan un carajo. Aunque eso si, no dudes de que si aquí llamamos “hijo de puta” a alguno de los directivos o políticos supuestamente relacionados con el GENOCIDIOS, rápidamente la “justicia” nos echaría mano por atentar contra el honor de esa persona…

    27 noviembre 2014 | 18:09

  2. Dice ser Ivan

    Vivan los yankis!!! si hubiesen asesinado a 22.000 yankis, ellos habrían tirado una bomba atómica sobre el culpable! Y entonces digo yo, porque la india no tira una puta bomba atómica en yankilandia a ver si de una vez por todas nos deshacemos de ESOS PIOJOS PARASITOS IMPERIALISTAS????
    La justicia en la India DEBE obligar a esos parásitos yankis a pagar por lo que han hecho, y si los yankis se hacen los locos, que los servicios secretos indios busquen a esas ratas, y las ejecuten en donde se encuentren, que es lo mismo que harían los yankis si se lo hiciesen a ellos!

    Ojo por ojo, y diente por diente!

    1saludo.

    27 noviembre 2014 | 20:35

  3. Dice ser Antonio Larrosa

    Un pobre vale menos que una cucaracha desde el punto de vista de los ricos.

    Clica sobre mi nombre

    27 noviembre 2014 | 23:36

  4. Dice ser ETL

    Dow Chemical compro Union Carbide varios años despues de la tragedia… http://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_de_Bhopal

    28 noviembre 2014 | 08:25

  5. Dice ser contestataria

    Esto es cuestión de que la protección medioambiental puede ser esquivada en los países pobres, con el pretexto de la pobreza. Si todos los países unánimemente adoptaran fuertes medidas de protección ambiental que no permitieran el “dumping” (es decir, que las empresas occidentales vayan a contaminar al Tercer Mundo), esto no pasaría. Es hipócrita poner leyes que se pueden evitar por las grandes multinacionales, no por todas las empresas, simplemente cambiando de país, aparte del paro que causan en el país occidental. Se pasan de listos, porque no quieren pagar a los trabajadores ni invertir para evitar la contaminación, pero pronto no habrá nadie que pueda comprar sus productos por baratos que sean, tendrán que darlos gratis.

    28 noviembre 2014 | 09:13

Los comentarios están cerrados.