BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Reordenando el mapa

Joint clearing operation in Mosul

Una niña en la puerta de su casa en Mosul y detrás soldados estadounidenses en 2009. / DVIDSHUB

¿Qué es el Estado Islámico (EI)? ¿De dónde sale? ¿Qué ha hecho que nazca y se reproduzca tan rápido como para llegar a crear su propio califato en el norte de Irak y Siria? ¿Cuál es la solución? Este post, más que un artículo, será un glosario sobre los principales actores que han llevado a la creación y consolidación del EI. Este grupo armado puede llevar a que países tradicionalmente enfrentados se unan. Ya se sabe, si no puedes con tu enemigo, únete a él y más si compartís otro poderoso enemigo.

Conflicto de Siria:

Este conflicto lleva más de tres años y de 190.000 víctimas.  Cuando se inició la guerra civil en marzo de 2011, era un disputa clara entre dos posiciones: el gobierno de Bachar al Asad y los combatientes o rebeldes contrarios al régimen. A causa del bloqueo de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos y Europa decidieron entregar armas a los rebeldes.

Cuando eso sucedió Al Asad advirtió que iba a dejar que Siria se convirtiera en un nido de yihadistas. Así ha sucedido. El régimen ha utilizado la típica técnica de divide y vencerás. En Siria empezaron a entrar combatientes extranjeros que daban su apoyo a los rebeldes, pero finalmente se han convertido en su peor enemigo. Así pues, los rebeldes ya no solo pelean contra Al Asad, sino también contra los yihadistas. Ahora, tal vez, más que nunca se ve el final del conflicto sirio, con los rebeldes casi eliminados, Al Asad se ha convertido en la solución para Occidente para luchar contra el EI en Siria. En tan solo un año, la Casa Blanca ha pasado de estar a punto de bombardear Siria por la supuesta utilización del régimen de Al Asad de armas químicas a ver al gobierno sirio como un posible aliado para combatir el EI en este país.

Conflicto Irak

Tras la invasión de EEUU de Irak en 2003, aparecieron en el país numerosos grupos armados para combatir contra las fuerzas extranjeras, entre ellas la célula de Al-Qaeda en Irak, que fue el primer paso para la creación del EI.

Pese que en Irak la mayoría de la población es chiita, los sunitas han gobernado durante años bajo el brazo de Saddam Hussein. Tras la invasión de Irak, se rubricó un pacto para repartir el poder entre las tres grandes culturas del país: el jefe de Estado tiene que ser kurdo, el primer ministro chiita y el presidente del Parlamento sunita. Desde entonces, los sunitas tienen la sensación que han sido apartados de las grandes esferas de poder.

En 2011, Estados Unidos retiró las tropas de Irak al considerar que las fuerzas del Estado podían hacerse cargo por ellos mismos de la situación del país. No ha sido así. Según el Índice de Estado Fallido realizado por “The Fund for Peace”, Irak es el undécimo país más inestable del mundo.

Estado Islámico (EI)

Ha ido cambiando de nombre en el transcurso del tiempo, pero tiene sus orígenes en Irak con el nombre de Al-Qaeda en Irak, donde tenía su cuartel general en Baquba. La cooperación entre los gobiernos de Bagdad y la Casa Blanca, debilitaron el grupo, que volvió hacerse fuerte con el conflicto sirio. Entonces, cambió su nombre por el Ejército de Irak y el Levante (ISIL) y ahora se hace llamar simplemente Estado Islámico (EI).

En Siria había dos células de Al-Qaeda que trabajaban conjuntamente. Por un lado, estaba al-Nusra formada por yihadistas sirios y, por el otro, el ISIL integrada por combatientes extranjeros. Pese que ambos perseguían el mismo objetivo de establecer un califato islámico en la región, entraron en una disputa de poder entre ellos para ver quién lideraba la célula de Al-Qaeda. Finalmente, el máximo dirigente de esta organización armada, el imán al-Zawahiri, tomó cartas en el asunto y apostó por el comandante de al-Nusra, Abu Mohamad al-Golani, como el líder en Siria, algo que no acató el máximo representante del EI, Bakr al-Baghdadi, que este año rompió sus lazos con al-Qaeda. Este grupo se ha convertido tan fuerte que ha conseguido crear el soñado califato en el norte de Siria e Irak, desde Raqqa (Siria), que es su capital, hasta Tikrit y controlan otras ciudades iraquíes relevantes como Mosul y Faluya.

Toda esta región es una zona petrolera que ahora está bajo el control del EI y, de hecho, la venta ilegal de crudo podría ser su principal fuente de financiación. Algunos gobiernos de Occidente, como Alemania, habían apuntado que Arabia Saudí y Catar también los estaban financiando para acabar con el régimen sirio, pero ambos países lo han negado.

Estados Unidos

Su invasión propició la aparición de grupos radicales como al-Qaeda en Irak y tras su marcha, estos cobraron más fuerza, ya que las instituciones iraquíes eran y siguen siendo débiles. La ONU ha denunciado que en el norte de Irak, controlado por el EI, se está haciendo una auténtica matanza de yazidíes (kurdos) y chiitas. Esto, y la defensa de los intereses y ciudadanos estadounidenses en Irak, ha llevado a la Casa Blanca ha bombardear la región controlada por el EI. Del 8 al 31 de agosto, Estados Unidos llevó a cabo 115 ataques aéreos, principalmente, en la zona de Mosul.

Sin embargo, Washington se niega a iniciar otra guerra con soldados propios en terreno, ya que es muy costoso tanto económicamente como para la imagen del presidente. Cabe destacar, que Obama subió al poder en 2009 con la promesa de retirar las tropas de Irak y no iniciar más guerras, por lo que le concedieron un cuestionado Premio Nobel de la Paz. Por eso, la estrategia que ha propuesto y a la que se ha sumado también el gobierno alemán es la de armar a los kurdos.

Sunitas y chiitas

Tras la muerte de Mahoma en el siglo VII, los árabes se separaron entre sunitas, quienes creían que el líder debía ser un árabe de la misma tribu del profeta tribu Quraish, y los chiitas quienes defendieron como sucesor de Mahoma Ali, su primo y yerno. Actualmente, la mayoría de los musulmanes, más de un 80% son sunitas, mientras que tan solo un 10% son chiitas.

Los grupos armados como Al-Qaeda, al-Nusra o el EI son sunitas que hacen una interpretación radical de la sharia o ley islámica. Por eso, uno de sus principales objetivos es atacar y acabar con los chiitas.

Kurdos

Es un pueblo indoeuropeo que habita, principalmente, en la región montañosa del Kurdistán. Los kurdos son la minoría étnica más grande de Oriente Medio, tienen entre 50 y 60 millones de personas repartidas un 45% en Turquía, un 25% en Irán otro 25% en Irak y un 5% en Siria. En su mayoría son suníes, pero hay un importante grupo que sigue la religión tradicional kurda, el yazidismo, de hace más de 2000 años, por lo que son conocidos como yazidíes y son unos 800.000. Los yazidíes viven principalmente en la zona de alrededor de Mosul y, primero, fueron atacados por Sadam Hussein y ahora por el EI. Por el momento, unos 16.000 yazidíes han huido hasta Turquía.

Por su parte, los kurdos han sido perseguidos tanto en Turquía, Siria e Irán. Ahora, por eso, podrían ser la solución contra el EI. En Siria han conseguido que este grupo armado no entre en su región y en Irak se prevé armarlos para que luchen contra el EI. Sin embargo, esto podría ser un arma de doble filo y el incremento del conflicto sectario en Irak.

Milicias chiitas en Irak

En Irak existe el llamado ejército popular que es una amalgama de milicias chiitas lideradas por Múqtada al Sadr. Tras la invasión de Estados Unidos, en 2004, al Sadr combatió a las tropas estadounidenses y se hizo con la ciudad de Nayaf, al oeste del país. Al final, en agosto de ese año, las milicias chiitas anunciaron una tregua a cambio que no hubiera soldados extranjeros en la ciudad. Ahora, estas milicias chiitas son las que están luchando en el terreno contra el EI.

Irán

Desde el triunfo de la revolución islámica en 1979, Irán es el único país del mundo que su estado es chiita. Desde entonces, vive enfrentado a Estados Unidos un conflicto. Además, Teherán mantiene una relación tensa con los países occidentales, ya que según su gobierno quiere desarrollar un programa nuclear con fines pacíficos, mientras que Occidente cree que es para crear el arma nuclear. Irán ve con muy malos ojos la matanza de chiitas que está perpetrando el EI en Irak, por lo que apoya los bombardeos de Estados Unidos ahí. Además, Teherán es el único aliado de Damasco, porque el régimen de al Asad es alauita, una variante de los chiitas. Así pues, después de años de enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos, ahora el país chiita es una de las piezas claves para acabar tanto con el EI como al-Qaeda y poner punto y final al conflicto sirio.

Núria Segura Insa

nuriasegura@gmail.com

 

Los comentarios están cerrados.