BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

A la tercera no va la vencida, quizás a la cuarta…

agco-africa-summit.com

agco-africa-summit.com

Los conflictos internos, la inmigración ilegal, a raíz de la tragedia de Lampedusa, la amenaza yihadista y la situación de la República Centroafricana, con luz verde desde ayer para el lanzamiento de una operación militar europea, son los temas que centran la cumbre que empieza hoy en Bruselas. Una cumbre en la que participan más de 80 dirigentes europeos y africanos, en un contexto de tensiones postcoloniales y una creciente influencia económica de China en África. Al final de las negociaciones será adoptada una declaración política conjunta, que abarcará diversos temas relativos a las relaciones entre UE y África y además permitirá consolidar un fondo, en el que la UE ha invertido 1.200 millones de euros, desde hace 10 años, para ayudar a África a resolver y prevenir sus numerosas crisis, desde Malí a Somalia.

Ésta es la cuarta cumbre Europa-África, la anterior fue en 2010. En las últimas décadas las políticas de cooperación entre ambos continentes han progresado. Unas relaciones que empezaron en 1975, el año de la primera Convención de Lomé: acuerdos que facilitaron el libre acceso de casi todos los bienes producidos en los países ACP (África, Caribe y Pacífico), al mercado europeo.

En un inicio, las políticas europeas hacía países terceros eran puramente comerciales y económicas, con los años, se han centrado en cuestiones como la protección de los derechos humanos, el estado de derecho, la paz y la seguridad, el cambio climático, entre otros. En África, el cambio se inicia en la Cumbre de Lisboa en 2007, momento en que reconoce a la Unión Africana como un interlocutor de la UE en África. eu-au2014_logo_

Los expertos mencionan los Acuerdos de Asociación Económica (EPA, por sus siglas en inglés), que se fundaron en 2000 y deberían haber finalizado en 2008 como instrumento clave de cooperación económica. En vista de que ninguna de las cinco macro-regiones del continente africano ha definido del todo su EPA y de la sucesión de acuerdos multilaterales y bilaterales en los que han participado solamente 18 países; la Unión Europea, ha puesto de plazo hasta el próximo 1 de octubre para concluir los acuerdos de asociación económica provisionales. Los países africanos que no los firmen perderán la oportunidad de beneficiarse del actual trato preferente que les otorga la UE.

¿Y porque no ha triunfado esta asociación económica?

Algunos expertos creen que, a pesar de las reiteradas declaraciones sobre la igualdad entre las partes, la Comisión Europea mantiene una posición negociadora innegable de supremacía y que se ha priorizado la liberación económica y no la distribución de la ayuda al desarrollo y cooperación.

Más información: http://www.euroxpress.es/index.php/noticias/2014/4/1/cumbre-ue-africa-una-mirada-al-pasado-para-comprender-el-futuro/

Con una media de 20.000 millones de euros por año, la cuota de la UE representa 45% de la ayuda total recibida por África.

En materia de intercambios comerciales, Europa pretender mantener posiciones frente a la poderosa China, en un continente cuya tasa de crecimiento supera el 5%. Desde 2009 China se ha convertido en el primer socio de los países africanos.

En la cumbre que empieza hoy en Bruselas se discutirá cómo relanzar actividades y proyectos con un mayor compromiso por parte de la UE, que debe demostrar la importancia que concede a su relación con sus socios en África.

Será necesario esperar hasta mañana para ver los resultados de esta cumbre, que sirve para revisar estas relaciones Europa-Africa que des de un buen inicio viajan en una montaña rusa de altibajos.

 

MARIA GOBERN

@mariagobern

maria.gobern@gmail.com

 

Los comentarios están cerrados.