BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Crimea: No estamos en 1914 y esto no es Serbia

 USA-Russia“Éste es probablemente el momento más peligroso desde la crisis de los misiles en Cuba (1962). La clave es si Putin intenta moverse en el resto de Ucrania”, señaló al diario digital La Tercera el analista estadounidense Clyde Wilcox, de la Universidad de Georgetown, en Washington D.C.

La ocupación de Crimea por parte de Rusia ha provocado la mayor crisis entre Este y Occidente desde el final de la Guerra Fría en los años 90.

Al mismo tiempo que la Unión Europea advertía que “ni reconoce ni reconocerá ” la anexión de Crimea, La Casa Blanca calificó las decisiones de Vladimir Putin como “una amenaza para la paz”. Si el año pasado la situación en Siria ya había agregado más tensión a la delicada conexión entre Estados Unidos y Rusia, los hechos en Crimea convierten esta relación en una situación sin precedentes desde el colapso de la Unión Soviética.

Intenciones complejas

La Casa blanca indignada, ¿pero qué puede hacer? Los estadounidenses no están ahora mismo como para intervenciones militares, el pasado miércoles Obama descartó esta opción diciendo “no necesitamos desencadenar una guerra con Rusia”.

No van a suministrar armas o equipo militar a Ucrania, pero es probable que si suministren asistencia financiera, al mismo tiempo que elaboran más sanciones económicas contra los funcionarios rusos, quiénes la casa blanca considera responsables de la crisis.

No cabe olvidar sin embargo, que muchas sanciones económicas están limitadas por beneficios de intercambios comerciales entre estos dos países. Estados Unidos también depende de Rusia en sus rutas de suministro abierto en el Pentágono, que quiere mantener porqué las está utilizando para retirarse de Afganistán. Y dónde Obama siente más presión es en el parteniarado con Rusia sobre las tensas negociaciones con Irán, destinadas a mitigar el programa nuclear de la República Islámica.

La impotente Casa blanca

¿Lo hecho hasta ahora ha servido para parar a Putin? ¿Qué otra cosa está Obama dispuesto a hacer para cambiar el cálculo del presidente ruso Vladimir Putin? Hasta el momento, las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea han hecho poco para disuadir el presidente ruso que seguramente adivina con acierto que no hay mucho que puedan hacer.

putin obama

Vladímir Putin y Barack Obama, en Los Cabos (México). / JASON REED (REUTERS)

Las acciones de Putin han traído a Obama nuevas críticas de los republicanos, quiénes argumentan que el Presidente americano, ya políticamente debilitado en su casa, ahora se tambalea también en el escenario internacional.

Preocupaciones mundiales

A pesar de la dureza de Estados Unidos y Europa, hay preocupaciones prácticas en ambos lados del Atlántico, que miran con recelo las probables decisiones futuras sobre castigar a Rusia.

Las naciones europeas, incluida la poderosa Alemania, tienen grandes lazos económicos con Rusia y temen que Putin podría tomar represalias financieras si la UE ordena sanciones más severas.

Rusia tranquila

Los rusos no están interesados en facilitar esas preocupaciones. Un alto diplomático ruso dijo a la Agencia de noticias Interfax, el miércoles, que Moscú podría revisar su postura en las negociaciones nucleares en respuesta a las medidas adoptadas por los Estados Unidos y Europa.

Ni Estados Unidos ni Europa tienen la voluntad de reaccionar seriamente al movimiento ruso. No estamos en 1914 y esto no es Serbia. El deseo ruso de anexar Crimea era conocido y no hubo ningún intento de Occidente para advertir a Moscú hasta que Rusia actuó.

Los intereses y relaciones comerciales tienen un gran papel en este conflicto y además, ¿está militarmente preparado Occidente para contener a Rusia? Putin ya sabe la respuesta y por eso, duerme tranquilo.

MARIA GOBERN

@mariagobern

maria.gobern@gmail.com

Los comentarios están cerrados.