BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Ahora por fin respiras

La paradoja ha sido, querido, que ahora que nos has dejado por fin respiras. Algunos te han dado por muerto antes de tiempo, otros han estado esperando tu muerte e incluso algún valiente se ha atrevido a vaticinar que en el momento en que se publicara su artículo ya habrías muerto.  A los 95 años puedes estar tranquilo, nada has dejado por hacer.

Fotografía: Oskar Guzman, The Guardian

Fotografía: Oskar Guzman, The Guardian

Desde la distancia, lejos de Sudáfrica, de Pretoria, del hospital Mediclinic Heart, todos saben quién eres. Y sí, digo eres, no eras, porqué tú siempre serás. Tu biografía está en infinidad de artículos, documentales y libros, además de en boca de muchos. Sabemos que pasaste 27 años entre rejas, la mayoría de ellos en la prisión de Robben Island, hoy una atracción turística más. Sabemos también que tus convicciones fueron firmes en todo momento y que te ganaste persona a persona, desde el guarda de la cárcel hasta el que entonces era presidente de Sudáfrica, Frederik Le Klerk.

Con todo, tu lección de resistencia pacífica y de perdón dejó al mundo boquiabierto y tus palabras se convirtieron en frases célebres. Tu lucha cambió leyes y mentalidades. Desmontó mitos y abrió esperanzas. África, tu continente, tan castigado desde siempre por las ambiciones irresponsables e irrespetuosas de Occidente, creyó en sí misma por primera vez en mucho tiempo.

La abolición del Apartheid, el sistema de segregación racial que había existido durante casi medio siglo (1944-1991) en Sudáfrica, ocurrió para no volver y tú te convertiste en el primer presidente del país de raza negra. Y quien no comprenda la magnitud de esto no merece decir tu nombre. Nelson Mandela, o Madiba si me permites, ahora por fin, respira tranquilo. Lo has sido todo, hijo, padre, marido, compañero, amigo, “terrorista”, recluso, presidente, Nobel de la paz, y mucho más. En tu vida ha cabido todo, y todo queda en la mejor de nuestras memorias. Mientras te vas me imagino como repasas tu vida y lo hago contigo. Libertad, inspiras, dignidad, expiras, admiración. Exhalas tu último suspiro.

BLANCA BLAY

blanca.blay@gmail.com

@BlancaBlay

Los comentarios están cerrados.