BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

2014. ¿Unas elecciones europeas decisivas?

Las próximas elecciones son importantes para la Unión Europea, cuya legitimidad ha sido cuestionada en los últimos años.  Desde que empezó el proyecto europeo de integración, la idea de la “Europa unida” ha convivido con la voz euroescéptica, reforzada en un contexto de crisis. Se espera poca participación y muchos votos para los partidos euroescépticos.

Los comicios en el Parlamento tendrán lugar en mayo de 2014, donde se va a elegir al nuevo Presidente de la Comisión,  y la campaña informativa ya ha empezado.

Con el Tratado de Lisboa se quiso resolver la falta de democracia en Europa, reforzando el Parlamento Europeo, única institución elegida por los ciudadanos. Esta institución se ha vuelto ahora más influyente en las políticas que se toman conjuntamente con la Comisión Europea.

El lema “Esta vez es diferente” esboza estos cambios. Pero, ¿es diferente de verdad? Es cuestionable si la adopción de ciertas medidas fue suficiente para abordar el problema del déficit democrático. Quizás tendría que haber una nueva Lisboa… y promocionar un amplio debate que incluya a todos los ciudadanos para elegir el futuro de Europa.

¿Qué es lo que fomenta el euroescepticismo? La crisis de la legitimidad de la UE tiene una evidente relación con la crisis financiera, el desempleo y un cúmulo de frustraciones que llevan a los ciudadanos a sentir que tienen que pagar por el comportamiento de otros. Tenemos un déficit democrático, muchos no creen que sus opiniones influyan para nada en Bruselas y la mayoría de votantes tiene poca información acerca de la influencia del Parlamento y sus actividades.

Un error de esta desinformación podrían ser los partidos nacionales, que deberían informar bien sobre las políticas europeas  y la responsabilidad conjunta de los Estados miembros en vez de echar las culpas a la Unión Europea.

votingCon tanto euroescepticismo, ¿de verdad creemos que estas elecciones serán decisivas para cambiar Europa?

Difícilmente serán decisivas. Se tiene que fijar un rumbo político europeo, se necesita un proceso constituyente con gran participación del que surja una Constitución Europea que otorgue una legitimidad suficiente a sus instituciones.

Y para que estas elecciones funcionen se necesitan tres cosas difíciles de conseguir:

– Una expectativa de alternancia política.

– El desarrollo de una campaña centrada en cuestiones comunes. En España, por ejemplo, lo comicios no deberían ser un examen para el Gobierno de Rajoy, sino para la visión de ajustes, recortes y contención del gasto impuestos desde Bruselas. El eje esencial de los discursos de los partidos tiene que ser crear un modelo europeo para salir de la crisis, estos deben examinar su discurso y su alcance transnacional.

– Y, por último, ver la trascendencia de nuestro voto en nuestra vida. Eligiendo una Europa que se refleje en nuestros gobiernos.

Si no se fomenta la información sobre los programas, objetivos, candidatos a las elecciones, etc., las elecciones no van a tener sentido. ¿Vosotros cómo vais? ¿Os llega la campaña? ¿Os sentís informados…?

Maria Gobern

maria.gobern@gmail.com

@mariagobern

Los comentarios están cerrados.