BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

José Hernández tenía razón

Río de la Plata estuary

Río de la Plata (Photo credit: Wikipedia)

Había una vez un confín del mundo. En ese confín, al sur… bieeeen al sur… había dos países atravesados por un río. Ese río los unía, les daba un espacio para comerciar, rocío para sus campos, bebida para saciar la sed de sus ganados, pescado para sus familias y agua, potable, dulce, fresca. Hoy ese río los divide.

Se sabe que las cosas no van del todo bien entre Argentina y Uruguay. En el último mes, los países se cruzaron amenazas de cortes internacionales y ultimatums por el anuncio de que la pastera UPM (ex Botnia) multiplicaría su producción.  Ahora llega la parte II de la saga: Montes del Plata, una nueva empresa de capitales chilenos y finlandeses abrirá una sede en Punta Pereyra, a 48 km de un barrio bonaerense de San Isidro.

Esta nueva pastera todavía no está terminada pero ya viene mal parida. Se fundó en este lugar específico porque las 1.300.000 toneladas de papel que producirá al año serán fácilmente trasladadas por los dos puertos de Conchillas y además porque al estar a la vera del Río de la Plata, rige sobre ella la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) que tiene un funcionamiento muy similar a la CARU, que regula el Río Uruguay – donde se encuentra la problemática UPM-, pero con una diferencia importante: no contempla “mecanismos de consulta previa” para obras sobre el río.

El gobierno argentino, ocupado con las elecciones legislativas y la salud de la presidenta, no ha emitido palabra reciente al respecto. Sin embargo, ya son varios los medios uruguayos que denuncian un boicot a las importaciones como forma de represalia que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tomó contra su par Mujica por los conflictos con las pasteras.

En este renovado interés del gobierno kirchnerista, que permite la práctica del fracking y la minería con cianuro, por el medio ambiente, cae bastante mal a los uruguayos, que un poco en serio y un poco en chiste, dicen tener “lástima” por el país vecino. Sin embargo, las obras de las pasteras continúan y son escasos los informes del Rìo Uruguay y del Río de la Plata que determinen el nivel de contaminación heredado de la producción de papel.

Yo mientras pienso que hay una frase del Martín Fierro – El Quijote rioplatense – que dice: “si entre hermanos se pelean, los devoran los de afuera”. Eso es precisamente lo que está pasando entre dos naciones que por cultura, lengua y tradición deberían ser hermanas.

Mi nombre es Verónica Furlan. Soy argentina, patagónica, pero mi abuelo, como tantos otros abuelos, era uruguayo. Así es la historia de miles de argentinos y uruguayos. Tenemos historias cruzadas, y sin embargo, los altavoces de nuestras sociedades, nuestros representantes, están empecinados en ahondar en las diferencias. Y mientras ellos se entretienen, los de afuera, se hacen la fiesta. Al final, José Hernández tenía razón.

Los comentarios están cerrados.