BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Stopdesahucios: Antes de que la sangre llegue al río

Foto de la "Marcha por la dignidad" a su paso por Zaragoza / PAH

Foto de la “Marcha por la dignidad” a su paso por Zaragoza / PAH

Cuando una herida sangra, lo primero que hay que hacer es taparla. La que causan los desahucios en España es más que una hemorragia cualquiera, es un derramamiento de sangre al que el Gobierno de Mariano Rajoy puso en su día una tirita -el código de buenas prácticas para los bancos, que es como decirle a un niño que no se coma el caramelo en la puerta del colegio- y después dejó que llegara al río.

Para como todo río, el agua siempre desemboca en el mar. Y el mar es en esta ocasión, el Parlamento Europeo. Seis miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Córdoba, emprendieron el 1 de julio un camino muy largo para llegar a la Eurocámara y reclamar su apoyo para lograr la paralización automática de los desahucios en nuestro querido país. Han recorrido a pie 2.600 kilómetros durante 87 días.

Antonio Raya no es víctima de ningún desahucio. Por solidaridad, se unió a la marcha en Perpiñán. Ante los medios, ha manifestado que esperan que la Eurocámara “obligue al Gobierno español a que pare los desahucios automáticamente” y que escuche sus tres reivindicaciones “más urgentes”: la paralización automática de los desahucios, la dación en pago y el alquiler social para las personas que pierdan su casa. Después se han reunido con el presidente del Parlamento, el alemán Martin Schulz. “Al presidente le vamos a pedir que tenga en cuenta nuestro problema y que como mínimo se interese por las tres o cuatro reivindicaciones que tenemos más urgentes”, ha explicado Raya.

Cuando una herida es grande, puede herir a otros órganos. La problemática de los desahucios está dejando de ser sólo española. También en Francia se están produciendo injusticias, como ha señalado Leonor Infante, otra de las integrantes de la marcha: “En París ha sido devastador lo que hemos estado viendo”, ha reconocido, insistiendo en que “no es un problema ya solo español” sino “a nivel europeo”.

¿Y cuál es la injusticia? Irene lo define bien: “lo que no puedes ser es que comiences pagando una hipoteca de 500 euros y que en seis meses tengas que estar pagando 1.200 euros. Eso no se puede tolerar”. Además, cuando alguien deja de pagar, su deuda se multiplica con unos intereses desorbitados y esa deuda no desparece cuando se entregan las llaves de la casa. Queda pendiente, impoluta, acechando a quien ya lo ha perdido todo.

Antonio Jurado Checa ha denunciado que el artículo 47 de la Constitución español sobre el derecho a una vivienda digna “no se está respetando” y que los directores del BBVA “están amenazando a una familia con que va a ser desahuciada y les iban a quitar los hijos”. Falta regulación y mano dura, pero con los bancos. En la Europa de los Derechos Humanos, un derecho fundamental como el de la vivienda se viola con total impunidad. La diferencia entre la protección al ciudadano, al que se le están robando desde sus derechos laborales hasta su techo, pasando por la sanidad y la educación, hasta la máxima protección que reciben nuestros bancos, rescates multimillonarios mediante, es indignante, abusiva e ilegítima.

Lo triste es que después de más de 2.000 kilómetros, los activistas de la plataforma han tenido problemas con el personal de seguridad para entrar a la Eurocámara por las camisetas verdes con el lema ‘stop desahucios’, por ser una “consigna política”. Y aún hay más, a la comparecencia que organizaba el eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, han acudido sólo tres políticos más: el socialista español Vicente Garcés, el belga ecológico Philippe Lamberts y la comunista portuguesa Ines Zuber.

En julio de 2014 son las elecciones al Parlamento Europeo, donde se decide el 80% de las leyes que se aplican en España. Lo digo por si quieren sacar la libreta y apuntar algunos nombres. Antes de que la sangre llegue más allá del río.

ESPERANZA ESCRIBANO, Bruselas

@equilibrio_y_yo

Los comentarios están cerrados.