BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Las recetas económicas de Obama

lehman brothersHace cinco años desde que Lehman Brothers cayó y eso desato la crisis económica actual. ¿Qué ha pasado en estos cinco años? Esta crisis básicamente ha afectado a los países ricos, pero la Unión Europa y Estados Unidos han realizado políticas totalmente diferentes.

En Europa la crisis ha azotado, básicamente, a los países del sur (Italia, Grecia, España y Portugal) y a sus enormes déficits. Desde el norte, se les ha impuesto medidas de austeridad, que han conllevado recortes en sanidad, educación, pensiones, reducción de salarios, despidos de funcionarios, la flexibilización del mercado laboral (facilitar los despidos) y se han subido los impuestos. Estas medidas han llevado a incrementar las diferencias entre ricos y pobres y a un empobrecimiento de la población. En España, por ejemplo, del 2007 al 2011 aumentó la pobreza un 8% se situó en el 21,8% de la población.

Sin embargo, desde el otro lado del Atlántico se han aplicado medidas diferentes, Estados Unidos apuesta por una reactivación de la economía a través de la inversión estatal. En el primer año de la administración Obama (2008-2012), se acordó otorgar préstamos a corto plazo a las empresas pequeñas para que puedan sobrevivir y generar empleo.

Además, se bajaron los interés al 0,25% con el objetivo de facilitar la compra de productos y, por ende, reactivar el consumo. Asimismo, la Reserva Federal imprimió más billetes con la finalidad de tener más dinero en circulación y devaluar la moneda para que esta sea más débil. Con esta medida, consigue que sus productos sean más baratos respecto o a los de sus competidores y, consecuentemente, aumentar sus exportaciones. También invirtió dinero estatal en renovar las infraestructuras y, de este modo, generar empleo.

Recientemente, Obama explicó cuáles serían las líneas económicas de su segunda legislatura: apoyar a la clase media. Esto, dijo, lo hará no solo por una “cuestión moral”, sino también porque la clase media es la que consume. En el actual sistema económico mundial está basado en el consumo, por lo que si la gente no compra, la economía no crece, las empresas tampoco y, por ende, no se genera empleo.

Así pues, paradójicamente, mientras que en los supuestos estados del bienestar se están haciendo medidas que ahogan a la clase media con la finalidad de reducir los déficits desmesurados, en el sistema neoliberal estadounidense deciden apoyar a la clase media para reactivar la economía.

Además, Obama dijo que invertirá en sanidad y educación.  “Y si creéis que la educación es cara, esperar a ver cuánto cuesta la ignorancia en el siglo XXI”.  Aquellos países que invierten en educación y en I+D, son aquellos países que lideran la producción mundial, ya que son los que investigan y crean nuevos productos que luego se distribuyen en todo el mundo, por eso, no es casual que empresas como Apple, Microsfot, Facebook o Google o Silincon Valle sean estadounidenses. Tampoco es casual que los grandes centros de investigación científica y tecnológica estén en ese país y repletos de especialistas de todo el mundo.

De todos modos, aunque Estados Unidos esté realizando medidas diferentes a las de Europa y, parece que le está dando frutos, pues este año el PIB de EEUU, de momento, ha crecido un 2,5%, este país tiene que lidiar con grandes problemas como la bancarrota de Detroit, una ciudad que vivía de la industria automovilística. Aunque Washington inyectó enormes sumas de dinero para salvar este sector y que siguiera generando empleo, las empresas del motor decidieron cerrar sus fábricas en Detroit para abrirlas en México.

Tal vez pasaran diez años, veinte o treinta, pero de esta crisis saldremos. Sin embargo, más allá de qué receta económica es mejor para salir de la crisis, la realidad es que el actual sistema económico internacional no funciona. Eso lo demuestra que en menos de un siglo hemos vivido dos grandes crisis: el crack del 29 y la del 2008. Por eso, se requiere un nuevo modelo económico que ayude a evitar burbujas económicas que terminan con crisis profundas, porque la gente, las empresas y los países no pueden pagar sus deudas. Así pues, se necesita un modelo económico menos especulativo, más social, más humano.

Núria Segura Insa

Twitter: Nuriasein

Blog: nuriasegura-sein.blogspot.com

1 comentario

Los comentarios están cerrados.