BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Convertir el dolor en esperanza

Tras décadas de conflicto, en la zona de Oriente Medio se concentran infinitas historias personales marcadas por el dolor, que a menudo, alimenta el odio hacia el otro lado. Pero la historia de Rami Elhanan es distinta. Tras perder a su hija, quiso hacer del dolor la causa de su lucha particular por la reconciliación entre israelíes y palestinos. Para él, todos son víctimas.

rami “Estaba completamente distanciado del exterior. Yo cuidaba de mi familia y me preocupaba de mis clientes así que no le daba demasiada importancia a aquello que sucedía fuera de la burbuja.” Así es como Rami Elhanan se describe a sí mismo unos años atrás, cuando después de haber luchado en tres guerras –la del 69, el 73 y el 82- con el ejército israelí, su vida se alejaba de lo vivido en aquellas guerras a través de su trabajo como diseñador gráfico. “Entonces la burbuja estalló y sentí que podría volver a mi vida como si nada hubiera sucedido…pero nada volvería a ser normal nunca más.”

De repente, todo se tambaleó. Era 4 de Septiembre de 1997. Una fecha que quedaría fijada para siempre en la familia de Smadar. La joven, de 14 años, había ido con unas amigas a una librería de Jerusalén, en la calle Ben Yahuda. Era jueves por la tarde. Debía ser un día más, uno cualquiera, pero Smadar nunca volvió a casa. Lo siguiente que supo su familia es que estaba muerta, que había sido una de las cinco víctimas causadas por un doble atentado suicida. “Fue el principio de una oscura noche”, dice con voz triste Rami.

Un año después la oscuridad de esa noche seguía allí. Con cierto cinismo Rami asistió a un encuentro de familiares de víctimas del conflicto organizado por The Parents Circle-Families Forum (PCFF). Le había invitado Yitzhak Frankenthal, su fundador, que creó la organización en 1995 con el objetivo de difundir la idea que la reconciliación entre israelíes y palestinos era posible. “Lo que realmente me cambió fue la reunión con familias palestinas que habían perdido un ser querido por culpa del ejército israelí.”, confiesa Rami. “Tengo que admitir que ni siquiera miraba los palestinos como seres humanos, nunca les conocí y no fue hasta esta primera reunión, cuando me abrazaron y lloraron conmigo, que abrí los ojos”, cuenta Rami.

Después de la experiencia su familia se sumó a la causa. Su mujer, Nurit Peled-Elhanan fue co-ganadora del Premio Sajarov 2001 de Derechos Humanos y la Libertad de Expresión, otorgado por el Parlamento Europeo. Sus dos hijos mayores, Elik y Guy, están en Combatants for Peace, una organización formada por excombatientes de las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) que, junto con palestinos, han cambiado las armas por la paz. El menor de todos, Yigal, ha rechazado la opción de ser un combatiente en las FDI. “Estoy orgulloso de ser el miembro menos activo de mi familia”, dice Rami riéndose.

Desde esa primera reunión hace quince años, Rami se ha convertido en un conocido defensor de la paz y trabaja a diario para que israelíes y palestinos se reconcilien y cooperen para convivir en paz. Hoy, cerca de 600 familias participan en los proyectos y actividades del PCFF, que utiliza recursos en materia de educación, reuniones públicas y medios de comunicación para difundir estas ideas. “El dolor es algo muy poderoso, puede revolucionar el mundo…la cuestión es qué haces con él…”, dice Rami. Y después de un largo suspiro termina la frase: “Debemos convertirlo en esperanza”.

OTRAS ORGANIZACIONES QUE TRABAJAN PARA LA PAZ

Hand in Hand es una asociación que promueve la creación de escuelas públicas en las que se enseña a niños israelíes y palestinos en las mismas aulas. A través de una educación bilingüe, el profesorado trabaja para fomentar la tolerancia, la coexistencia y el respeto entre la comunidad árabe y la hebrea. Actualmente, existen cuatro escuelas de este tipo: en Jerusalén, en Wadi Ara, en Haifa y en Galilea.

All for Peace es una radio árabe-israelí sin ánimo de lucro creada por personas que querían que los medios de comunicación tuvieran un rol positivo en la resolución del conflicto. Actualmente tiene más de 33.000 oyentes y es una estación multilingüe que llega a muchas partes de Israel y la Autoridad Palestina.

Yesh Din es una organización israelí formada por voluntarios que trabajan en la defensa de los derechos humanos de la población civil palestina bajo la ocupación israelí. Con la Declaración Universal de los Derechos Humanos como principal respaldo, trabaja para supervisar el sistema de aplicación de la ley israelí en los territorios palestinos.

Si quieres saber más sobre la historia de Rami Elhanan te recomendamos el documental Within the eye of the storm (En el ojo del huracán), dónde se narra con detalle la conmovedora amistad que forjan Rami (israelí) y Bassam Aramin (palestino).

BLANCA BLAY

blanca.blay@gmail.com

@BlancaBlay

Los comentarios están cerrados.