BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

La manzana podrida

El Senado estadounidense acusó a Apple de crear dos compañías en Irlanda como parte de un intrincado plan para evitar pagarle al Estado norteamericano la suma de 74.000 millones entre 2009 y 2012.

Al mismo tiempo, los esfuerzos se redoblan en Europa para evitar que individuos y empresas sigan evadiendo impuestos a través de paraísos fiscales.

Tim Cook, CEO del gigante tecnológico, se defendió diciendo que Apple había pagado todos los impuestos que debía, cumpliendo tanto con la ley y su espíritu. El director aclaró que el año pasado pagó 6.000 millones al Tesoro de Estados Unidos, a una tasa impositiva del 30%. Sin embargo, el Senado sostiene la denuncia que acusa a la empresa de Steve Jobs de evadir una suma equivalente a 74.000 millones de dólares.

Otras empresas como Google, Amazon y Starbucks están también en el ojo del huracán. Según la BBC todas ellas han debido comparecer frente a políticos británicos por sus asuntos económicos en el país europeo.

Este brote de interés sobre las finanzas de las empresas se sustenta sobre la base de un encuentro de los líderes de los 27 países de la UE para combatir el fraude fiscal, un delito con el que se convivía, al punto que países con reglas fiscales lazas como Chipre e Irlanda entraron al selecto club de estados europeos, hasta que la crisis arrasó las arcas estatales.

Ahora, los líderes europeos y estadounidenses buscarán recuperar una pérdida que Intermón Oxfam sitúa en más de 120.000 millones de euros en impuestos para los gobiernos del mundo. En total, se estima que al menos 14 billones de euros pertenecientes a fortunas individuales se esconden en paraísos fiscales de todo el mundo.

Los comentarios están cerrados.