BLOGS
Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

¿Periodismo independiente?

Captura de pantalla 2015-02-23 a la(s) 21.14.00

Información reciente de El País sobre HSBC.

El periodista Peter Oborne dimitió como corresponsal político del Daily Telegraph por no estar de acuerdo con el trato de favor que ha recibido el banco HSBC en la información que ha dado (o, mejor dicho, que no ha dado) el diario sobre la lista Falciani.

Es absurdo repetir las noticias de los demás“, dice acertadamente Jeff Jarvis. Así que les recomiendo la lectura de “Peter Oborne y la muerte del periodismo (tradicional)”, de Íñigo Sáenz de Ugarte (@guerraeterna) quien explicó muy bien lo de Oborne hace unos días.

En la actual situación de los medios españoles que un periodista renuncie a su empleo como Oborne es casi una heroicidad porque la alternativa a un puesto de trabajo puede ser el paro o, como mucho, el autoempleo.

En El País, un diario que tiene entre los accionistas más importantes de su grupo a HSBC — un 9,6% de los derechos de voto, casi lo mismo que la  suma de Caixabank (4,9%) y Santander (4,6%)— , no han demostrado mucho interés por contar las cuitas del banco. Eso sí, no le ha faltado espacio a la versión del HSBC.

Desde hace semanas circula el runrún de que la vicepresidenta del Gobierno pidió la cabeza de Carlos E. Cué, el periodista que se ocupa de la información del PP en El País. Después de Semana Santa, Cué dejará Madrid para pasar a ser el corresponsal en Buenos Aires del periódico de Miguel Yuste. Francisco Peregil, el actual corresponsal en Argentina, se trasladará a la corresponsalía en Marruecos y Javier Casqueiro, que fue desterrado a Rabat después de ser jefe de Nacional con Javier Moreno, volverá a Madrid para ocuparse del PP y los consejos de ministros. Todo un juego de sillas que les ha costado lo suyo completar a Antonio Caño y su equipo tras semanas de un silencio que se interpretó en la redacción como indecisión.

El problema, aunque no sea un asunto baladí, no es solo que un periódico como El País, que ha sido la referencia en español, quiera complacer al Gobierno actual. Lo grave es que estamos asistiendo, como bien explica Sáenz de Ugarte hablando de las injerencias en las decisiones editoriales, a una espiral viciosa en algunos medios de comunicación españoles que conduce a la decadencia y a la falta de credibilidad. Y lo peor es que no sabemos dónde puede terminar. 

3 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    La propaganda politica es la que maneja a los pocos periódicos que sobreviven a la crisis acentuada por Internet gratis todo, y el que no se doblega a la moda queda automáticamente fuera de juego . Es lo que hay .

    Ahora he cambiado de estrategia porque vendo mucho más desde que descubrí que criticandome con envidia se venden mis novelas más que nunca . Por eso suplico que…Por favor, lean mis novelas y digan que son una mierda , que eso da muy buena suerte.¡Gracias! http://antoniolarrosa.com

    24 febrero 2015 | 13:04

  2. Dice ser rosa

    Lo de siempre, nada nuevo.

    24 febrero 2015 | 18:19

Los comentarios están cerrados.