BLOGS
Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Yahoo y Google promueven en Madrid debates sobre periodismo

Con lo mal que está la cosa, ¿qué tiene el periodismo para que empresas tecnológicas con facturaciones millonarias inviten a debatir a probos periodistas sobre el futuro de los medios y de su profesión?

En menos de una semana, Yahoo y Google han convocado en Madrid dos jornadas de charlas sobre periodismo. En la de Yahoo, la participación de Pedro J Ramírez despertó mucho interés. Google traerá como figura estelar a Jeff Jarvis, periodista, columnista de The Guardian y profesor de la New York Graduate School of Journalism. En una semana que se esperaba tranquila, al departamento de comunicación de Google en España le tocará lidiar con las declaraciones de Julian Assange a Javier del Pino en la SER, donde acusó a Google de permitir leer a la NSA y al FBI los correos electrónicos de sus usuarios.

La jornada de periodismo de Yahoo fue el viernes pasado. En una pequeña sala, y retransmitida por Internet, se desarrolló un interesante programa de la Yahoo Academy donde participaba Pedro J Ramírez, quien se estrenaba en Facebook ese mismo día. Antes de ir a la charla, el ex director de El Mundo publicó en su muro un comentario donde anunciaba su presencia en la academia de Yahoo a la vez que habría varios melones “informativos” sobre su futuro. Decía Pedro J:

«Buenos días. No entiendo aún las reglas de este muro pero espero que me ayude a derribar algunos otros. En cierto modo hoy es el primer día del resto de mi vida. Puesto que me borraron de la foto del XXV Aniversario, asumo que yo nunca fundé nada. De hecho la mítica bola verde que durante un cuarto de siglo sirvió de reclamo en el quiosco ya no existe. Mejor así. Con su pan se lo coman. Por eso acabo de cambiar mi perfil en Twitter. Donde ponía Fundador, 25 años director y columnista de EL MUNDO, ya sólo pone Periodista. Eso es lo único que soy y sólo miraré adelante, ligero de emociones. Hoy empezaré por asistir a la #YahooAcademy más como alumno que como profesor. Tengo prisa por aprender de los periodistas jóvenes».

tuit Pedro JEn comentarios en Twitter y en el debate de Yahoo se especuló sobre el posible anuncio de Pedro J del lanzamiento de un nuevo medio digital. Por otra parte, en algún tuit, Pedro J daba a entender que la carta dominical no saldría publicada ayer en El Mundo. La carta se publicó y Pedro J no reveló sus planes para montar un periódico digital.

Mientras tanto, Casimiro García-Abadillo, sin despeinarse, recomendaba a su antiguo jefe en una entrevista en El Mundo que creara cuanto antes un medio:

«Él (Pedro J) es como un pez al que sacas de la pecera y lo pones en la mesa. Se muere. Ya no tiene el agua para vivir. Él estaría más feliz teniendo un medio propio y dirigiéndolo y no en esta posición tan incómoda que le hace decir cosas que no me gustan.

Pedro J, que reconoció que “todavía no sabe qué es un periódico digital”, está avanzando en “tierra incógnita” y considera que hay que “madurar todo esto”. Así que una lectura sencilla de los comentarios del periodista hace pensar que está trabajando para poner en marcha un nuevo digital, pero las circunstancias no son las mismas que le permitieron lanzar El Mundo hace 25 años. La clave, más que en el dinero, puede estar en que no conoce el ecosistema donde se mueven los medios digitales, un examen que los directores de papel no suelen aprobar con facilidad.

GOOGLE QUIERE CONSTRUIR EL FUTURO DEL PERIODISMO MIENTRAS ASSANGE ACUSA A LA COMPAÑÍA DE PERMITIR A LA NSA Y AL FBI LEER LOS CORREOS ELECTRÓNICOS

 WhenGoogleMetWikileaksLa jornada que organizará Google, que curiosamente no se retransmitirá por streaming y a la que solo se puede acceder por invitación, el miércoles a partir de las 9,30, “Construyendo juntos el futuro del periodismo y los medios digitales”, tiene como objetivo abordar cómo los medios de comunicación están afrontando el desafío de la revolución tecnológica“. El programa, de lujo, incluye, como se ha dicho, a Jeff Jarvis, Frederic Filloux —con quien Pedro J estuvo recientemente en París, según explicó en su intervención en la Yahoo Academy—, Robert Shrimsley de FT.com, Ignacio Escolar, director de ElDiario.es, Nacho Cardero, director de ElConfidencial.com y Montserrat Domínguez, directora del Huffington Post español, entre otros participantes.

El pasado sábado, Javier del Pino entrevistó en “A vivir que son dos días”, el programa de las mañanas de los fines de semana de la Cadena SER, a Julian Assange, quien acusó a Google de facilitar la lectura de los correos electrónicos de sus usuarios a la NSA y al FBI:

 «Google ha puesto en marcha un sistema llamado Prisma que permite a la NSA a leer los correos cuando están en Google, y también al FBI. Incluso en una aburrida comisaría local de policía o un juzgado puede tener acceso a esos emails sin orden judicial».

La acusación es grave. Muy grave. Tanto que, de ser cierta, habría que pensar que Google se pasa por el arco del triunfo nada menos que uno de los derechos básicos de las personas, como es la inviolabilidad del correo y de las comunicaciones personales. Les recomiendo que lean o escuchen la entrevista completa de la Cadena SER. Teniendo en cuenta que Assange está promocionando su libro Cuando Google encontró a Wikileaks, se podía esperar una entrevista donde el entrevistador y el entrevistado no se salieran del carril, pero Javier del Pino realizó un excelente trabajo. Al resultado me remito.

Marisa Toro, la directora de comunicación en España, respondió con rapidez en el mismo programa que “”Google nunca ha colaborado con las agencias de seguridad estadounidenses, las acusaciones no son ciertas y esto es todo lo que se tiene que decir”, repitiendo la respuesta oficial del presidente ejecutivo de Google.

No podré asistir el miércoles a la sesión de periodismo de Google en Madrid, pero estoy seguro de que alguno de los ilustres periodistas invitados preguntará a los ejecutivos de Google por las acusaciones de Assange. Si la respuesta es la misma que la que ofreció la directora de comunicación y no añaden más información, nos tendremos que preocupar y cambiar de herramienta para gestionar el correo.

3 comentarios

  1. Dice ser Marco

    Gran parte del periodismo actual es una basura. Me da vergüenza ajena http://goo.gl/NCF6CI

    27 Octubre 2014 | 12:04

  2. “Internet es una tecnología y Facebook un programa que la usa. Las tecnologías surgen de equis necesidad, y los programas, de equis propósito. Si de veras necesitamos de muchos amigos, si realmente nos resulta indispensable localizar a la novia de ayer o al compañerito de primaria, adelante… ¡Facebook!. Cuando siendo adolescente pateaba las calles de una gran ciudad y ejercitaba la concentración mental para asesinar al director de mi escuela, solía detenerme en los escaparates de las librerías. Un libro que estaba en todas llamaba mi atención: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie.

    A pesar del exultante cintillo que lo recomendaba (¡millones de copias vendidas!), nunca lo compré. Me bastó abrirlo y leer la primera recomendación para constatar que la obra iba contra mis ideales: No critique, ni condene, ni se queje.

    En el ciberespacio hay redes y… telarañas. Internet es una red (de redes), y Facebook una telaraña (de personas). Internet vincula, Facebook captura. Ambos sistemas enlazan. Sólo que Internet fue diseñada con fines públicos y Facebook, así como el libro de Carnegie, manipula lo público con fines privados.
    ¿Qué ideología profesaban los jóvenes de la Universidad de Stanford que a finales de los sesenta exploraban las potencialidades de la red? Digamos que el proverbial pragmatismo de la elitista democracia yanqui los invitó a responder una puntual petición del Pentágono: crear un sistema de comunicación descentralizado, capaz de resistir un ataque nuclear.

    Como el proyecto no mencionaba que el sistema evitara la censura (o que se inspirara en la igualdad de derechos entre las fuentes de información), el Estado no reparó si los investigadores apoyaban la guerra de Vietnam o acudían a recitales para cantarle We shall overcome a Ronald Reagan, gobernador de California. Licencias del american way, que no volverán.

    Internet fue concebida con el espíritu desinteresado de una comunidad de científicos, y Facebook surgió de la traición de Mark Zuckerberg a los amigos que, junto con él, diseñaron el programa para hacer amigos. Una historia que Ben Mezrich contó en Multimillonarios por accidente (Planeta, 2010) y que los reacios a la lectura pueden apreciar en La red social, la buena y simplona película de David Fincher (2010).

    Zuckerberg es el dueño de Facebook (el hombre del año según la cavernícola revista Time), y Peter Thiel (inventor del sistema de pago electrónico PayPal) opera como piedra angular de su ideología. Por motivos de espacio, remito a Google el perfil de este ciberdinosaurio del mal. De mi lado, me detengo en René Girard (1925), filósofo y antropólogo francés, y alter ego de Peter Thiel.

    En julio de 2008, en una revista de la derecha mexicana que presume de libre (y no menos manipuladora que Time), se dijo que “…la teoría antropológica de René Girard empieza a ser considerada la única (sic) explicación convincente sobre los orígenes de la cultura”. ¿Cuál sería esta ignota teoría? Nada menos que la vapuleada mímesis del deseo que, según Girard, configuramos gracias a los deseos de los demás.

    Las piruetas intelectuales de Girard rinden tributo a sicólogos racistas, como Gustave Le Bon (1841-1931), y encajan en la mentalidad de tipos como Thiel: la gente es esencialmente borrega y se copia una a otra sin mucha reflexión. El sitio Resistencia Digital (RD) puso el ejemplo de la burbuja financiera: cuando Bill Gates compró parte de las acciones de Facebook, los tigres de Wall Street dedujeron que valía 15 veces más.

    El segundo inversionista de Facebook se llama Jim Breyer (miembro de la junta de Walmart) y el tercero es Howard Cox, de In-Q-Tel, ala de inversión en capital de riesgo de la CIA. El Proyecto Censurado (iniciativa de la Universidad de Sonoma State, California, que ventila los temas que ocultan los medios) dice que la FBI recurre a Facebook en remplazo de los Infragard creados durante el primer gobierno de W. Bush: 23 mil microcomunidades o células de pequeños comerciantes patrióticos, que ofrecen los perfiles sicopolíticos de su clientela.

    Facebook y su experimento de manipulación global acabaron con las teorías conspirativas. Por izquierda y derecha, millones de personas, que en principio estiman la democracia y la libertad (valores que para Thiel son incompatibles), parecen no reparar en que la privacidad es un derecho humano básico.

    Atrapados en la cultura neoliberal (auténtica red de redes), gobiernos, instituciones y usuarios le entregan a Facebook redes de contacto, relaciones, nombres, apellidos y fotografías que se prestan al reconocimiento facial, la geolocalización móvil, la estadistica ideológica y los perfiles de mercado y sicológicos.

    En ese sentido, Facebook es un subproducto ideológico de la imparable metástasis totalitaria que se expande en Estados Unidos. En lugar de las ambidextras obsesiones del púdico George Orwell, Facebook se nutre de la profecía que Jack London describió en El talón de hierro (1908): la instauración de un Estado policiaco, plagado de alcahuetes anónimos”.

    Por José Steinsleger
    Fuente : Red Latina Sin Fronteras

    20 Julio 2011

    27 Octubre 2014 | 20:32

  3. Dice ser Jorge

    Tengo que decir que impresionante la respuesta recuperada de José Steinsleger. Sin darnos cuenta, estamos sometidos a la vida que quieren que vivamos. Muy interesante…

    16 Diciembre 2014 | 00:47

Los comentarios están cerrados.