BLOGS
Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Medellín, una fiesta para el periodismo en español

Medellín, Colombia, entrega de Premios Gabriel García Márquez de Periodismo. Foto: David Estrada Larrañeta/FNPI.

Entrega de Premios Gabriel García Márquez de Periodismo en Medellín, Colombia. Foto: David Estrada Larrañeta/FNPI.

En Medellín se ha celebrado una fiesta del periodismo. Mientras en España los profesionales de los medios de comunicación andan alicaídos entre ERE, despidos, reducciones de sueldos, en América Latina los ánimos son distintos. Sin duda, esa es una de las primeras conclusiones que se pueden alcanzar tras seguir las tres jornadas que ha organizado la Fundación García Márquez (FNPI) en Medellín, Colombia, con el objetivo de elegir a los ganadores de la segunda edición de los premios, en cuatro categorías:  Texto, Imagen, Cobertura e Innovación. A la final llegaron 12 trabajos seleccionados entre los 1.400 que se presentaron procedentes de 30 países.

Además de escoger a los ganadores y entregar los premios, en los primeros días de octubre, realizaron talleres, debates, tertulias y presentaciones donde han participado periodistas como Jon Lee Anderson, Juan Villoro, Alberto Salcedo Ramos, Martín Caparrós y Jean-François Fogel, entre una larga lista donde también aparecen unos pocos españoles, como Joaquín Estefanía, Gumersindo Lafuente y Miguel Ángel Bastenier.

El periodista Eduardo Suárez ha sido el primer español en ganar un premio, que algunos comienzan a denominar como el Pulitzer español. Se dio la paradoja de que a la vez que recibía el premio, abandonaba el periódico que había publicado sus textos.

Los medios españoles que hasta ahora prescindían de la experiencia de los periodistas más veteranos, también se permiten desaprovechar el talento de periodistas jóvenes.

PREMIO DE TEXTO: EXXON VALDEZ: UNA MANCHA DE 25 AÑOS

El periodista español Eduardo Suárez (1979) ganó el premio García Márquez de Periodismo en la categoría de texto con un reportaje que realizó en Alaska 25 años después de la catástrofe ecológica del Exxon Valdez. El premio le fue concedido al mismo tiempo que dejaba El Mundo, un diario donde ha trabajado durante 15 años. Los últimos siete años ha sido corresponsal en Londres y Nueva York (junto con su esposa María Ramírez). En las últimas semanas, la pareja se hizo cargo de la corresponsalía de Bruselas antes de acogerse al plan de salidas voluntarias del periódico. Merece la pena la lectura de la crónica de esa “jornada extraña”, que realizó Manuel Jabois.

La opinión del jurado:

Este trabajo plantea un conflicto ambiental de gran relevancia. El autor hace que un tema de hace 25 años resulte actual. Además, logra volver atractivo, desde el punto de vista narrativo, un tema que suele ser árido. Lo logra con un relato sobrio que jamás sacrifica lo periodístico en aras de lo literario. El texto ofrece dos posibilidades de lecturas complementarias muy interesantes: cada capítulo suelto es una crónica que va a al detalle en primer plano, y todos los capítulos juntos son un reportaje que muestran desde lo macro un problema social de gran magnitud.

PREMIO DE IMAGEN: LA MUERTE DE JAIME ROLDÓS

Manolo Sarmiento (realizador, abogado y periodista) y Lisandra Rivera (jefe de producción en la televisión ecuatoriana y en varias películas), han sido los ganadores del premio en la categoría de Imagen con un documental de 125  minutos de duración que parte de la muerte en 1981 del presidente de Ecuador, Jaime Roldós, y de su esposa Martha Bucaram en un sospechoso accidente de aviación. “El filme examina sus dos muertes: la probable conspiración generada por su política de defensa de los Derechos Humanos en el continente y el drama shakesperiano de sus tres hijos, enfrentados a la manipulación de la imagen de sus padres por un partido populista creado por miembros de su propia familia”, según explican en el texto de presentación del trabajo.

La opinión del jurado: 

Este trabajo es un objeto periodístico fuera de lo común. Por su duración, su ambición y su voluntad de abarcar tanto la historia política de un país como la naturaleza del equilibrio estratégico en un cierto periodo, esta película es una obra total. Sus autores fueron además capaces de imponer un ritmo propio en la narración, tanto en el uso de la voz como en el montaje de las imágenes. La complejidad de una historia política mezclada con un aparente accidente de avión entrega a esta obra una doble dimensión, política y humana, asumida con gran éxito a lo largo de sus distintos episodios.

Más allá del caso específico presentado, este trabajo es una muestra de lo que puede ser el periodismo en el momento de enfrentarse con temas mayores, como la Historia de un continente en una época específica. El jurado saluda la ambición asumida por el autor que no renunció a su visión personal dentro del tratamiento riguroso y amplio de un episodio histórico.

PREMIO DE COBERTURA: SUCESOS DEL 12F

El equipo de Últimas Noticias de Venezuela realizó un reportaje multimedia sobre el ataque a manifestantes el día 12 de febrero de 2014 en Caracas. Ese día murieron por disparos de armas cortas el joven Bassil Da Costa y el líder de un colectivo chavista, Juancho Montoya.

La opinión del jurado: 

En una situación altamente volátil, el equipo de Últimas Noticias consiguió establecer la responsabilidad del gobierno en las dos primeras muertes de las protestas que estallaron en Caracas el 12 de febrero de 2014. Lo hicieron utilizando herramientas novedosas: recopilaron gran cantidad de fotos y videos tomados por ciudadanos y los analizaron para armar el rompecabezas de un episodio confuso que la mayoría de los involucrados y el gobierno nacional preferían mantener en las sombras. Así consiguieron identificar a los asesinos: funcionarios de las fuerzas especiales del Estado.

Ante el intento de censura de la dirección del periódico, que pretendió callar los resultados de la investigación, la mayoría de la redacción se plantó y obligó a publicarlos. El trabajo de César Batiz y su equipo es el ejemplo de una cobertura valiente e innovadora, y de la determinación de un grupo de periodistas que no aceptaron los límites que el poder intentó imponerles.

PREMIO DE INNOVACIÓN: RADIO AMBULANTE

Sin duda, Radio Ambulante es una de las experiencias en español de periodismo en Internet más interesantes que se están llevando a cabo ahora mismo. Se trata de un proyecto de periodismo narrativo en la radio que tiene su base de operaciones en San Francisco, California. Como explican ellos mismos, Radio Ambulante “utiliza todas las herramientas tecnológicas disponibles para grabar, editar, producir, y distribuir contenido a una audiencia amplia, en más de 100 países. El contenido se distribuye de manera gratuita en el sitio web, a través de múltiples plataformas digitales, aplicaciones para móviles y en emisoras en Argentina, México, Estados Unidos, y Colombia. Radio Ambulante cree en, y apuesta por, una historia bien contada y bien producida, combinando la tradición oral de América Latina con el rigor periodístico y el dinamismo narrativo de la crónica escrita”.

La opinión del jurado: 

Radio Ambulante reúne todos los criterios  del premio: su calidad periodística es indudable e impecable tanto en los reportajes de audio como en el trabajo de presentación de todos los elementos radiofónicos. La calidad narrativa y técnica de los reportajes y ficciones es equiparable con lo que se hace de más alto nivel en el mundo radiofónico. Los temas elegidos son relevantes de una u otra manera para la totalidad de la sociedad latinoamericana y la comunidad latina en Estados Unidos.

El carácter innovador del proyecto se destaca en el propósito de crear un nuevo concepto de radio. En primer lugar, una radio sin emisora, que utiliza los recursos de la red para compartir sus contenidos, tanto a emisoras clásicas como al mundo de los usuarios (podcasts, posibilidad de ‘embeber’ el player, etc.). En este sentido, Radio Ambulante es más un dispositivo de difusión múltiple que una radio en el sentido clásico.

En segundo lugar, se nota el concepto colaborativo del proyecto: no solo llamando a la contribución de los usuarios que quieran proponer sus reportajes o ficciones audio (o video), sino también proponiendo un verdadero manual periodístico que permite darle una homogeneidad al conjunto de los reportajes. Al escuchar las diferentes historias se nota también el trabajo final de edición del equipo editorial de Radio Ambulante.

En último lugar, el modelo económico del proyecto, sin ánimo de lucro, y permitiendo la contribución de los oyentes, también se encaja en los modelos innovadores del momento.

1 comentario

  1. Dice ser alenoc

    Que bien que publiquen cosas buenas de colombia no solo cosas malas. Allí también hacen mucha cultura.

    06 octubre 2014 | 14:56

Los comentarios están cerrados.