BLOGS Deportes
Bravo, Fernando – Fórmula 1 Bravo, Fernando – Fórmula 1

El blog de Fórmula 1 de 20minutos.es, por un alonsista.

Honda prepara su ‘botón mágico’ para la calificación

Fernando Alonso se monta en el McLaren (Foto: McLaren).

Fernando Alonso se monta en el McLaren (Foto: McLaren).

El motor Honda ha dado un gran paso adelante este año, sobre todo en calificación, donde Fernando Alonso ha sido capaz de colarse en la Q3 en tres Grandes Premios, algo que fue totalmente imposible en 2015.

Desde Honda, no obstante, consideran que esa mayor potencia todavía no es suficiente y, por supuesto, no les falta razón.

El fabricante japonés es consciente de que en los entrenamientos libres o, incluso, en la Q1 de los sábados, el McLaren está más cerca de sus rivales que en el momento clave, cuando llega la Q2 o cuando han logrado meterse en Q3.

Eso se debe al llamado ‘botón mágico’ que tienen el resto de sus competidores: Mercedes, Ferrari y Renault. Lo de ‘botón mágico’ no es más que un nombre coloquial, pero en realidad se trata de un mapa de motor capaz de maximizar el rendimiento de la unidad de potencia en una vuelta y que los equipos utilizan para mejorar sus cronos en calificación.

Sin duda alguna, el equipo Mercedes es el que cuenta con mayor ventaja cuando utiliza ese mapa de motor tan agresivo porque sus pilotos son capaces de ganar hasta medio segundo, una ventaja decisiva que les permite llevarse la pole casi siempre.

En Honda todavía no disponen de ese mapa de motor, pero su director, Yusuke Hasegawa, asegura que están trabajando en ello y que próximamente estará en funcionamiento:

“Es justo admitir que necesitamos más potencia, sobre todo en calificación, pero en Japón estamos en continuo proceso de desarrollo. Tenemos que esperar un poco para introducir esa especificación, no puedo decir en qué Gran Premio estará disponible, pero estamos haciendo un gran esfuerzo en eso”

PD. Más que botón mágico, lo que necesita Honda es un botón milagroso…

McLaren aún puede convencer a Alonso y evitar su retirada

Fernando Alonso (Foto: Efe).

Fernando Alonso (Foto: Efe).

Hoy nos hemos levantado alarmados por una entrevista de Fernando Alonso en el diario francés L’Equipe en la que el asturiano especula con su retirada de la Fórmula 1. En ella deja entrever que esa despedida está más cerca que lejos.

La razón no es otra que la imposibilidad de pilotar un coche competitivo, ya que McLaren no está cumpliendo con sus expectativas y el resto de puertas parecen a día de hoy cerradas: Mercedes, Red Bull y Ferrari.

Alonso acaba contrato en 2017 y, según deja entrever en esa entrevista, ese podría ser su último año en la Fórmula 1 si McLaren no consigue darle un coche competitivo.

Pero hay razones para ser optimistas. McLaren y Honda tienen los medios y la capacidad suficientes como para conseguir la próxima temporada un monoplaza capaz de convencer a Fernando para que continúe con ellos en el Mundial.

Además de los recursos tecnológicos de McLaren, que cuenta en Woking con una de las factorías más avanzadas de la Fórmula 1, y del potencial económico de Honda, dispuesta a invertir lo que sea necesario para limpiar su imagen de estos dos últimos años, el reglamento FIA también juega a favor.

En 2017 el cambio en la normativa será radical porque se enterrará definitivamente el sistema de tokens, que está bloqueando la evolución de los motores desde 2014.

Este sistema de tokens ha impedido desarrollar los propulsores con libertad y ha entregado en bandeja tres campeonatos al equipo Mercedes, que fue el fabricante que homologó el mejor motor hace ya dos años.

Mercedes hizo mejor el trabajo, es cierto, pero la FIA ató de pies y manos a sus rivales para que nadie pudiera recuperar el terreno perdido durante tres largos años. En 2017, todos empezarán de cero y tanto McLaren como Honda saben cómo hacer un coche ganador.

PD. No tengo duda de que si Fernando se encuentra en 2017 con un coche mínimamente competitivio, seguirá en la Fórmula 1.

Williams batió dos récords de la Fórmula 1 en el circuito de Bakú

Bottas adelanta a Hamilton en Bakú (Foto: Williams).

Bottas adelanta a Hamilton en Bakú (Foto: Williams).

El equipo Williams no pisó el podio del GP de Europa, pero también fue protagonista en el circuito de Bakú al pulverizar en un mismo fin de semana dos récords históricos de la Fórmula 1.

El primero fue el récord de velocidad máxima, hasta el pasado fin de semana en poder del colombiano Juan Pablo Montoya, que en 2005 alcanzó los 372,6 km/h en el circuito de Monza al volante de un McLaren.

En Bakú, el finlandés Valtteri Bottas destrozó ese registro al alcanzar los 378 km/h con el Williams aprovechando la recta más larga del Mundial, de casi 2,2 kilómetros de longitud.

Hay que decir, no obstante, que este récord es oficioso porque la FIA no registró esa marca de Bottas y, según sus datos, el piloto de Williams ‘solo’ llegó a los 366,1 km/h, siendo, eso sí, el piloto con más velocidad punta del fin de semana.

Fue el propio equipo Williams el que emitió una nota en la que aseguró que sus datos de telemetría indicaban que Bottas había alcanzado los 378 km/h, siendo esta la máxima velocidad alcanzada en la historia de la Fórmula 1.

El otro récord pulverizado por Williams en Bakú fue el del pit-stop más rápido de la historia, que estaba en poder de Red Bull desde el año 2013, cuando los mecánicos energéticos tardaron 1,923 segundos en cambiar los neumáticos de Mark Webber en Austin.

El pasado fin de semana, los mecánicos de Williams rebajaron la marca y solo tardaron 1,92 segundos en dejar listo el coche de Felipe Massa en el trazado azerí. Aquí podéis ver el pit-stop perfecto de la escudería británica:

PD. He visto cierta confusión en algunos medios sobre el anterior récord de velocidad de Montoya (372,6 km/h) y me gustaría aclararlo. Algunos diarios han publicado que lo consiguió en 2004 con Williams, pero no es cierto. Lo que hizo ese año en Monza el colombiano fue lograr la velocidad media más alta de la historia en una vuelta, que es diferente a la velocidad punta más alta de la historia. Ese último récord, insisto, lo logró al año siguiente con McLaren.

Vettel explica por qué desobedeció las órdenes de Ferrari en Bakú

Vettel, junto al box de Ferrari en Bakú (Foto: Efe).

Vettel, junto al box de Ferrari en Bakú (Foto: Efe).

Sebastian Vettel no quiso seguir las instrucciones de los estrategas de Ferrari en el pasado GP de Europa y se negó a entrar en boxes cuando le llamaron desde el muro del equipo para efectuar su primera parada.

“¿Estáis seguros? Estoy notando bien el coche”, dijo Vettel por radio cuando Ferrari le llamó a boxes en las primeras vueltas.

Sobra decir que el piloto alemán está escarmentado después de que los estrategas de Ferrari se la jugaran en el pasado GP de Canadá, y en Bakú no se fio de las indicaciones de sus ingenieros.

El alemán ha explicado por qué no hizo caso a su equipo:

“Básicamente me llamaron para responder a la entrada en boxes de Ricciardo y protegernos de un undercut, pero yo tenía buen feeling con el coche y mi ritmo era bueno, así que pedí quedarme en pista. Daniel paró tan pronto porque sus neumáticos estaba sufriendo”

Hay que decir que al final la jugada le salió bien a Vettel porque acabó segundo, lo máximo a lo que podía aspirar en Bakú. No obstante, el piloto alemán necesitó que Kimi Raikkonen, que sí paró antes, le cediera su posición para no perder tiempo en pista.

Sebastian, por supuesto, aprueba que el finlandés le cediera la posición por cuestiones de estrategia:

“Perdí la posición con Kimi, que nos hizo un undercut, pero jugamos bien como equipo y nos aseguramos de que cuando salí detrás de él, con neumáticos frescos, no perdiera ritmo y pudiera asegurar el segundo puesto”

PD. Checo Pérez ha asegurado que le habría peleado esa segunda posición a Vettel de no haber sufrido una penalización en parrilla.

Hamilton se hace un lío y no sabe qué botones debe tocar en su volante

hamilton

Lewis Hamilton ha protagonizado una de las anécdotas del día en el GP de Europa al atascarse con los controles de su volante.

El piloto inglés ha informado por radio de que su coche tenía un problema, pero en Mercedes no han podido ayudarle debido a la prohibición de la FIA, que impide a los ingenieros aportar información a sus pilotos en carrera.

Esa limitación en las comunicaciones ha propiciado una cómica conversación entre Hamilton y su ingeniero de pista:

Hamilton: “Estoy perdiendo potencia, ¿hay alguna solución?”
Mercedes: “El problema parece estar en tu configuración actual…”
Hamilton: “No sé a qué te refieres, no sé qué está mal. Esto es ridículo, no puedo estar tocando los controles cada cinco segundos”
Mercedes: “Lewis, no es que estés haciendo nada mal, es una configuración incorrecta”
Hamilton: “No puedo terminar la carrera así, voy a intentar cambiarlo todo. ¿Puedo hacer sugerencias y me decís si es buena idea?”
Mercedes: “No, no está permitido”

Al final, y después de toquetear todos los botones de su volante, Hamilton ha conseguido solucionar el problema, pero su lentitud a la hora de encontrar una solución le ha costado el podio en Bakú.

Su compañero Nico Rosberg ha sufrido el mismo problema, que se debía a un defecto de software de Mercedes, pero, al contrario que Hamilton, ha sabido solucionar el problema rápidamente y ha ganado la carrera. Nico no ha dejado pasar la oportunidad de meter el dedo en la llaga de su compañero:

“Sí, yo he tenido el mismo problema, pero lo he reconfigurado y ya está. Se ha solucionado”

Cambiando de tema, la carrera de Bakú ha sido dramática para McLaren, que no ha podido contrarrestar su enorme déficit de potencia en la recta de 2,1 kilómetros del circuito, y ha sido incapaz de meterse en los puntos. La guinda ha sido el abandono de Alonso por un nuevo problema mecánico. Mucho trabajo todavía por hacer para Honda.

PD. Bakú ha sido una carrera aburrida que se ha decidido en las rectas, donde los mejores motores han marcado las diferencias.

Vettel se queja de Alonso en Bakú: “Va de turismo en un autobús”

vettel

Que Sebastian Vettel está muy nervioso esta temporada es algo que ya nos había dejado claro hace varias carreras a través de sus mensajes de radio. En esas conversaciones con su equipo, hemos escuchado al tetracampeón de Ferrari quejarse prácticamente de media parrilla, ya sea por molestarle en carrera, por no dejarse doblar a tiempo o por intentar adelantarle de forma demasiado agresiva.

El GP de Europa no ha sido una excepción y esta vez le ha tocado el turno a Fernando Alonso. En la segunda sesión de entrenamientos libres, Vettel se ha quejado de que el piloto asturiano iba demasiado lento y eso le estaba impidiendo calentar bien sus neumáticos. Esto ha dicho por radio el alemán:

“Estoy perdiendo temperatura en los neumáticos como un loco porque Alonso, no sé por qué, va delante como si estuviera haciendo un tour por Bakú en autobús turístico”

A Sebastian habría que decirle que si tan lento iba Alonso, solo tenía que adelantarle para quitarse el problema, sin necesidad de llorar por radio. Sin embargo, como he comentado antes, parece que Vettel le está cogiendo el gusto a eso de quejarse por radio. Sin ir más lejos, esta temporada ya se quejó de Kvyat, de Ricciardo, de los Renault… eso sin contar sus numerosas quejas contra los pilotos doblados por no apartarse a tiempo.

Dicho esto, Mercedes ha dominado las dos sesiones de entrenamientos libres y ha dejado claro que vuelven a ser los grandes favoritos en el nuevo circuito de Bakú. La larga recta de 2,1 kilómetros es perfecta para que el motor Mercedes ponga sobre el asfalto su ventaja de potencia y marque diferencias en la tabla de tiempos.

McLaren, no obstante, se ha defendido hoy razonablemente bien. La recta principal de Bakú no ha sido tan demoledora como se esperaba para el motor Honda y el resultado mañana podría ser mejor de lo esperado.

El circuito urbano de Bakú también ha demostrado que podemos ver un buen espectáculo. Hay varias frenadas interesantes, como en la curva 15, y el estrecho tramo de la muralla es visualmente espectacular.

PD. Las banderas rojas y el safetycar pueden ser decisivos en carrera porque, además de haber pocas escapatorias, hemos comprobado hoy que las grúas de asistencia necesitan bastante tiempo para retirar los monoplazas accidentados.

Cachondeo a costa de Vettel en la rueda de prensa de Bakú

Vettel, dando explicaciones en la rueda de prensa de Bakú (Foto: Efe).

Vettel, dando explicaciones en la rueda de prensa de Bakú (Foto: Efe).

Mucho cachondeo ha habido este jueves en la rueda de prensa del GP de Europa a costa de Sebastian Vettel y sus ya famosas gaviotas.

Para los que no sepáis de qué va el tema, os recuerdo que Vettel se quejó de que un par de “gaviotas suicidas” le hicieron perder tiempo en el pasado GP de Canadá al tener que esquivarlas para no atropellarlas. Aquí os paso la imagen del momento:

vettel

Hoy, los periodistas le han recordado a Sebastian esas declaraciones. Esta ha sido, por ejemplo, una de las preguntas que le han lanzado, ante la que el alemán ha respondido como ha podido:

  • Pregunta: “Hola Sebastian, ahora estamos en una zona costera y, probablemente, va a haber una gran cantidad de gaviotas alrededor, así que ¿cómo crees que eso va a afectar a tu carrera?”
  • Vettel: “Bueno, técnicamente creo que esto es un lago, no un mar (mar Caspio). Eso creo porque he leído algo antes de venir aquí, creo que hace unos años leí que era el lago más grande del mundo, así que no debería de tener miedo a las gaviotas. Habrá algunas, pero espero que no se pongan delante del coche”

Y no ha sido la única pregunta sobre las gaviotas. Otro periodista ha sido aún más irónico al recordarle el asunto, aunque esta vez Vettel no se ha extendido tanto en su respuesta:

  • Pregunta: “Sebastian, después de Canadá ¿has recibido alguna oferta de la World Wildlife Found (WWF), PETA u otra organización de protección de los animales?”
  • Vettel: “No”

PD. Lamento decirle a Sebastian que en el mar Caspio también abundan las gaviotas.

Bakú: un circuito anti-McLaren

El tramo junto a la muralla del circuito de Bakú (Foto: Baku Street Circuit).

El tramo junto a la muralla del circuito de Bakú (Foto: Baku Street Circuit).

Casi sin tiempo para digerir el complicado GP de Canadá para McLaren, llegamos este fin de semana a Azerbayán, territorio virgen para la Fórmula 1 y que esconde un circuito que parece diseñado para fastidiar a la escudería de Woking.

Estas son las tres características que hacen del nuevo trazado urbano de Bakú un circuito anti-McLaren:

  1. Recta interminable: Aunque se trata de un circuito urbano, teóricamente lento y bueno para McLaren, Bakú es el circuito urbano más rápido jamás diseñado y se pueden alcanzar velocidades superiores a los 340 km/h. Destaca la interminable recta de meta de 2,1 kilómetros, la más larga del Mundial, que puede ser especialmente larga para el motor Honda.
  2. Consumo de combustible: El motor Honda consume demasiada gasolina y eso ha sido un lastre para Fernando Alonso en circuitos como Sochi o Canadá, donde tuvo que ahorrar combustible durante buena parte de la carrera. Ese hándicap puede ser aún mayor en Bakú porque se estima un consumo de 2,1 kg por vuelta, uno de los más elevados del calendario.
  3. ERS: La exigencia del sistema de recuperación de energía también se prevé muy alta en Bakú, dado que el circuito demanda un despliegue alto de potencia. El ERS ha sido una de las grandes debilidades del motor Honda.

Afortunadamente, el circuito también tiene una zona muy técnica, aunque excesivamente corta, que es el tramo comprendido entre las curvas 8-12, que discurre junto a la muralla medieval de la ciudad.

Este es un tramo estrecho, con pendiente y sin apenas escapatorias, todo un aviso para aquellos pilotos que acostumbran a calcular mal las distancias.

PD. Otro dato positivo es que Fernando Alonso es uno de los pilotos que menos tiempo necesita para adaptarse a un circuito nuevo. Os recuerdo que Fernando ganó en las inauguraciones de Singapur o Corea del Sur.

El consumo de gasolina dejó a Alonso sin puntos en Canadá

Alonso, en el GP de Canadá (Foto: McLaren).

Alonso, en el GP de Canadá (Foto: McLaren).

El responsable de Honda, Yusuke Hasegawa, ha explicado en el portal F1i, que el excesivo consumo de combustible fue el lastre que dejó a Fernando Alonso sin puntos en el pasado GP de Canadá, donde el asturiano cruzó la meta undécimo.

“Sabíamos que estábamos en torno al noveno o el décimo puesto, pero el consumo de combustible fue muy alto en ese circuito y Fernando tuvo que ahorrar gasolina durante toda la carrera. Eso nos costó mucho tiempo, creo”

No es la primera vez que el consumo de combustible se convierte en un problema añadido para el ya de por sí débil motor Honda. En el pasado GP de Rusia, McLaren ya admitió que la necesidad de ahorrar gasolina le costó a Alonso 50 segundos en carrera.

Además de ser un lastre añadido, el excesivo consumo de combustible del motor Honda es un pez que se muerde la cola, una especie de círculo vicioso del que es complicado salir. Me explico:

El motor Honda consume demasiada gasolina y tiene poca potencia, eso obliga a los pilotos a exprimir al máximo el motor para no perder ritmo, lo que incrementa aún más ese consumo. A eso hay que añadir que un elevado consumo obliga a llenar al máximo el depósito de gasolina, incrementando el peso y por lo tanto la necesidad de potencia.

PD. Es absurdo que en la máxima competición del automovilismo mundial, los pilotos tengan que ir con el freno de mano puesto para ahorrar gasolina.

El polémico mensaje de Alonso en Canadá: “¿Puedo parar el coche?”

Fernando Alonso, en el GP de Canadá (Foto: McLaren).

Fernando Alonso, en el GP de Canadá (Foto: McLaren).

Una conversación de radio entre Fernando Alonso y su ingeniero de pista creó cierta confusión en las últimas vueltas del GP de Canadá. Se produjo a cinco vueltas del final de la carrera y fue así:

Alonso: “¿Puedo parar el coche ahora?”
McLaren: “No, hay coches luchando duro entre ellos por delante, todavía hay oportunidades (de puntuar)”

Ese mensaje escuchado fuera de contexto en las retransmisiones televisivas llevo a muchos a pensar que Fernando había pedido al equipo abandonar el GP de Canadá. Los antialonsistas de turno tardaron escasos segundos en afirmar que Alonso tiraba la toalla y quería retirarse como protesta contra su equipo por el escaso rendimiento del McLaren.

Otros, entre los que yo me incluyo, pensamos en un primer momento que Fernando quería retirarse porque el equipo le había informado previamente de un fallo en el motor Honda. Esta posibilidad no era nada descabellada viendo el currículum de Honda y la avería previa que había sufrido Jenson Button (Fernando no es de los que tira la toalla).

Pero la conversación entre Alonso y su ingeniero tenía una razón de ser y es que Fernando había preguntado previamente si podía entrar en boxes para cambiar neumáticos y montar el ultrablando con el objetivo de divertirse un poco en las últimas vueltas, ya que veía imposible puntuar (estaba rodando P11 en esos momentos).

La FOM, sin embargo, ocultó la conversación previa y solo mostró la segunda parte, contribuyendo así a crear confusión entre los aficionados.

Alonso, atendiendo a Sky Sports tras la carrera.

Alonso, atendiendo a Sky Sports tras la carrera.

Después de la carrera, muchos periodistas le preguntaron a Fernando por su polémico mensaje de radio y tuvo que explicar la verdad:

“Pregunté por la posibilidad de montar neumáticos frescos para las últimas vueltas, porque había hecho más de 50 con los mismos neumáticos y los pilotos de delante eran mucho más rápidos que yo, pero creo que era demasiado arriesgado porque estábamos rodando P11 y si ocurría algo delante teníamos la posibilidad de sumar uno o dos puntos”

Explicado este incidente, tengo que decir que el rendimiento de McLaren fue decepcionante en Canadá, aunque también tiene un pequeño matiz: El set-up del coche de Alonso estaba preparado para una carrera en mojado y finalmente fue en seco, algo que, sin duda, lastró su rendimiento.

Más preocupante me parece el problema de motor de Button. Un año y medio después, Honda no puede permitirse seguir sufriendo problemas de fiabilidad.

PD. Excepcional fue la carrera de Carlos Sainz, que acabó noveno después de salir en el puesto 20. Creo que el madrileño merece el premio al ‘Driver of the day’ en Canadá.