BLOGS

Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Entradas etiquetadas como ‘pura anarquia’

Pura Anarquía. Woody Allen. Crítica: Por favor, que no deje el cine.

Qué de moda está, últimamente, meterse con Woody Allen (Nueva York, 1935-morirá en el 2012, en Francia, pero aun no lo sabe nadie). Decir que sus películas son una mierda, decir que “Match Point” fue un churro o demasiado valorada por la crítica. Woody Allen es un creador que no para: cada año, una película. Normal que algunas le salgan malas pero ¿Quién va a ser el mongoloide que me va a discutir que es uno de los directores de toda la historia del cine con más obras maestras en su haber?

………

Os ofrezco el diálogo de una de mis películas favoritas de Woody Allen, “Todo lo demás”.

-Biggs ¿Tú te masturbas?

-No me gusta.

-¿Por qué? ¿Se te duerme la mano mientras lo haces?

-No. Es que me parece un mal sustituto del original.

-¿Mal sustituto? ¡Es maravilloso! Anoche mismo me masturbé imaginando que estaba con Marilyn Monroe y Sophia Loren. E hicieron un buen trabajo. Es más, si no estoy equivocado, creo recordar que fue la primera vez en la vida que ambas actrices trabajaron juntas.

………

Corrí hasta la librería en busca de su último libro, “Pura Anarquía”. Continuación correcta de sus “obras completas” hasta la fecha, recogidos en esa Biblia del humor titulada: “Cuentos sin plumas” que ahora usted tiene incompleta: pues los 18 relatos que conforman el nuevo volumen (algunos escritos por encargo en la revista “The New Yorker”) están escritas con el mismo tono e ironía… pero con menos humor: “Pura Anarquía” es un punto seguido que proviene de “Cuentos sin Plumas” pero sin a penas gracia. Ni evolución en su narrativa ni leches. Un Woody Allen que te hace reír una vez cada 5 páginas de dolor de cabeza. En cada relato encontrarás 50 chistes malos por uno maravilloso, eso sí, ese chiste que encuentras sólo un genio podría concebirlo y vale el precio del libro… dos muestras:

“Aquellos folletos incluían consejos prácticos sobre cómo conseguir energía espiritual, sobre cómo vencer el estrés mediante el amor, y sobre exactamente adónde ir y qué formularios rellenar para reencarnarse”

“Mi compañero se llama Mike Sweeney (…). Mike es grande como un oso y fácilmente podría pasar por un oso, y de hecho varios zoos se han puesto en contacto con él para proponerle que sustituya al oso auténtico cuando se pone enfermo.

Allen ha declarado, varias veces, que hace películas porque le es menos costoso que ponerse a escribir novelas. Pero que si un día se le negara hacer películas, sin duda, se dedicaría a la literatura.

¡No, por favor! ¡Woody, sigue en el cine si vas a escribir libros como este de malos!

En cine, Allen tiene un estilo propio. Y por cada tres películas malas, hace una maravillosa. En literatura, tiene un tufo a Wodehouse, sus personajes neyorkinos bien podría ser un Bertie Wooster cualquiera. Lo único que tiene Woody es el humor, pero en “Pura Anarquía” demuestra que tiene la mecha húmeda. No sé que le lleva al guionista Rafael Azcona a decir, tras se supone leer “Pura Anarquía”, que “Woody Allen debería recibir el Premio Nobel de Literatura”. Bueno, quizá una buena cantidad de dinero desembolsada por la editorial Tusquets que ha puesto esa frase en una cinta roja que envuelve cada ejemplar que se vende del libro o, quizá, el abuso de la cocaína o una borrachera. No lo sé ni me importa.

Es que a estos intelectuales no hay quien los entienda sin sentir vergüenza. Por ejemplo Fernando Trueba ha afirmado que “los tres libros de relatos y ensayos de Woody Allen son las obras que más veces he leído en mi vida. Siguen siendo una fuente inagotable de carcajadas que, a veces, despiertan a mi mujer violentamente en medio de la noche”.

Oye, que a mi también me gustan mucho esos tres libros de ensayo y relatos de Woody Allen. Pero lo único que despierta violentamente a mi novia por la noche, soy yo con ganas de guerra. Pero claro, la cosa cambia cuando tu novia se convierte en tu mujer y la pasión muere. Es entonces cuando, libros aburridos como este, te gustarán y despertaran “violentamente” a tu mujer en mitad de la noche. Si no, reposarán tranquilamente en tu mesilla de noche mientras te dedicas a despertarla de manera más agradable para ambos. Porque la pasión es una hija de puta caprichosa causante de la gran mayoría de las desgracias de la humanidad. Y porque leer es una cosa que se hace sólo si no se está follando.