BLOGS

Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Entradas etiquetadas como ‘henry miller’

“Opus pistorum” El libro más polémico de Henry Miller

Uno ha de enfrentarse a los libros de Henry Miller sabiendo que no son novelas al uso, sino textos que contienen un amasijo de pensamientos, historias y filosofía contadas, a menudo, sin orden alguno: uno ha de enfrentarse a los libros de Henry Miller pensando que es un amigo quien te habla, un amigo que quizá te parezca que está hasta arriba de marihuana pero que, en realidad, está exaltado por su espíritu alegre, su amor al arte en general y, quizá, por un poco de vino.

Henry Miller es un Bukowski elegante. Más o menos la filosofía de vida de ambos es igual, aunque ambos la plasman de forma diferente. Bukowski es directo y su filosofía la encontramos desprendiéndose entre las líneas de sus cuentos; de forma más directa, en su poesía. En cambio, a Henry Miller le importa muy poco la historia a desarrollar. Simplemente te habla, te da una charla maravillosa sobre sexo, arte, vida, celos, rebelión a lo establecido. Sus libros suelen ser un 80% ensayo y un 20% acción narrativa. Y bebía muuuucho menos que Bukowski (aunque Henry se iba más de putas).

Pocas veces en su obra, Henry Miller se saltó esta manera de enfrentarse a un texto. En sus primeros intentos literarios, escribió una novela lineal que nadie publicó en su momento, llamada “Polla Loca”. El otro libro lineal, más al uso se llama “Opus Pistorum” que fue publicado en 1984 en España por “Tusquets” y que actualmente podemos encontrar en la librería de debajo de nuestra casa en una edición de bolsillo de “Quinteto”.

Este libro no se hubiera podido escribir en la actualidad, por lo menos en España. Si lo hubieras escrito tú, en tu ordenador del siglo XXI, hubieras sido detenido por la policía y su publicación detenida. En este país vivimos una censura e hipócrita repulsa de todo lo que no es políticamente correcto. En esta España actual no podría haberse originado una serie de dibujos animados llamada “Los Simpson”, mucho menos “Padre de familia”. Miles de hordas de organizaciones que aparentemente cuidan por los derechos de la infancia o de la mujer, pero que en realidad únicamente buscan justificar la subvención millonaria que reciben cada año del Estado, se hubieran tirado al cuello de los autores intelectuales de dichas series. A los hechos me remito. Uno tiene la sensación de que el tiempo no pasa: es cómo cuando salieron las películas de Superman y las querían prohibir porque los niños las veían y había un miedo generalizado de que quisieran imitar a su super héroe favorito tirándose por el balcón. Es cierto que, en España, hay muchos telespectadores gilipollas, pero creo que en cantidad hay más personas inteligentes que saben que los personajes que salen en una serie, película o blog no representa a todos los de su sexo. Ni todos los hombres somos “Torrente” ni todas las mujeres unas putas. En donde sí que hay mucho gilipollas es en los organismos oficiales que dan subvenciones, nuestro dinero, a esas organizaciones lideradas por “listos”.

De “Opus Pistorum” no se tenía conocimiento hasta el año 1983 cuando, Milton Luboviski se persono en la Embajada de los Estados Unidos, en Paris, para declarar bajo juramento en qué circunstancias él mismo había encargado a Henry Miller la redacción de este libro. Su medida cautelar no era para menos. En las páginas de “Opus Pistorum” encontraremos entretenidas historias donde se muestran casi todas las perversiones sexuales (creo que sólo falta la zoofilia y la necrofilia). En sus páginas encontraremos hasta encuentros ficticios sexuales de Henry Miller (aquí se hace llamar Alf) con una niña de 9 años a la vez que con una prostituta; y delante del padre de la niña. Así empieza la escena:

“Llama a Marcelle. La niña no quiere apartarse de mí, pero me la quito de las rodillas… Casi agradezco verme libre de ella. Por qué quiere ser una … esto, una niña mala, le pregunta. No responde, se queda entre las rodillas de la muchacha y la puta le toca su desnudo cuerpo ¿Hace estas cosas con papá cada noche? Sí, todas las noches, cuando están en la cama… se muestra provocadora, triunfante… ¿Y cuando papá está trabajando, durante el día, cuando no está en casa? A veces los muchachos quieren que les haga cosas…nunca lo hace con ellos, ni con los hombres que quieren llevarla a dar un paseo.

Su padre sale irritado de detrás del biombo. Joven, tenga la bondad de no hacer preguntas a la niña… Saca una botella y los tres tomamos una copa de coñac abrasador. Para la niña, un culito de vino blanco.”

Henry Miller escribió este libro pornográfico e inmoral porque estaba bastante necesitado de dinero. Luboski le pagaba un dólar por cada página que Henry le entregaba. Hoy en día “Opus Pistorum” está considerado como una de las cumbres de la literatura erótica.

Nota.-Lea más sobre Henry Miller en mi otro interesantísimo post sobre el autor: Las cartas de amor de Henry Miller (84 años) a la joven Brenda Venus.