BLOGS

Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Archivo de la categoría ‘poesia’

Predicción importante para el verano que está a punto de llegar

En el infierno va a ser verano todo el año.

Desde que te fuiste, el infierno es mi casa.

No tengo agua por los grifos. Sólo fuego.

Estoy desnudo.

Los ruidos de los vecinos me asustan.

Escondido bajo la cama.

Sudando semen en la bañera.

No va a ser el mejor de mis veranos.

Pero va a ser el mejor de mis infiernos.

Haberte tenido. Haber descuidado el cielo.

El amor únicamente existió cuando te fuíste.

Sin ti, el aire es una puta mierda.

Poesía para bacterias

Sergi Puertas no se explica porqué, en plena era You Tube, la poesía no triunfa. “Un poema es el equivalente literario de un spot publicitario, de un videoclip; en un poema cada palabra es la estrella y todas y cada una de ellas están minuciosamente dispuestas para conseguir el efecto pretendido. Los tiempos muertos duran menos de un segundo. Un poema es una super producción de metraje reducidísimo donde se mima el más nimio detalle. Hay giros imprevistos, escenas inauditas, conclusiones que caen como losas sobre nuestros cráneos desnudos”.

Ofrece varias respuestas sobre el motivo de que, cada vez que vemos un libro de poesía, salgamos corriendo como si nos hubieran tirado agua hirviendo en el culo:

1.-La carga emocional de un poema produce rechazo en esta sociedad donde la ligereza y la frivolidad son los estándares. El lector medio es un cretino sin alma.

2.-Que la gente cree que leer poesía es difícil.

3.-Que ni poetas ni editores han sabido vender el producto: la poesía.

Me acuesto en la cama. Leo el libro. Encuentro buenos poemas, sobre todo, buenas historias que producen películas en mi cabeza. Me encantaría filmar o ver en una película youtube esta escena. Os copio un fragmento (este poema es de Salva Dávila).

No te olvides nada

Se lo dije en la puerta:

¿No te olvidas nada? (…)

En el maletero

van dos cajas

llenas de mentiras

por si te sirven

para cualquier otro.

El sexo compartido lo puedes tirar

porque huele a podrido.

Los hijos que no tuvimos,

las promesas por cumplir

y la confianza traicionada

van en el asiento de atrás.

Lo mucho que te quiero

te lo mandaré cuando te olvide,

para que te eches unas risas.

No, ya está todo

me dijo.

Y la muy cabrona se había dejado

su olor encima de mi almohada.

Me identifico con un poema escrito por Mario Fernández. A mi me pasa exactamente lo mismo. Os copio un fragmento:

Alienado

Aquel trabajo

te desgastaba más que

media docena de

mujeres.

Volvía todas las

noches.

cenaba

algo.

Ni chicas

ni amigos.

Decía “buenas noches” y

me iba

a ver

videos de

Lucha extrema

bajados de la

red

(…)

Hoy tengo

una novia

bonita

y un tajo

decente.

El futuro

no sonríe

pero al menos

mira

apático.

Y aun así hay

noches

en que “eso”

vuelve como un

herpes.

(…)

“Poesía para bacterias” (colección BALA RASA, Editorial “Cuerdos de Atar” es un recopilatorio de nuevos poetas que acaba de salir a la venta: incluye poemas de Juan Bonilla, Javier Corcobado, Safrika o Hernán Mingoya entre otros muchos. Muy recomendable.